DeLonghi PrimaDonna a prueba: ¿cafetera superautomática de gama alta con crisis de identidad?

Cuando no puedo dormirme, cuento cafeteras superautomáticas. La mayoría de las veces, de DeLonghi. Los italianos, propensos a coronarse ganadores en mi comparativa de cafeteras superautomáticas son, en concreto, grandes expertos en llenar hasta los topes sus series de máquinas.

Delonghi Primadonna a prueba

Cuando no puedo dormirme, cuento cafeteras superautomáticas. La mayoría de las veces, de DeLonghi. Los italianos, propensos a coronarse ganadores en mi comparativa de cafeteras superautomáticas son, en concreto, grandes expertos en llenar hasta los topes sus series de máquinas.

En las gamas más económicas esto se mantiene más o menos bajo control. Pero cuanto más cara es la cafetera, más arriesgada se vuelve la afluencia de máquinas aparentemente idénticas. Y cuando llegamos a la DeLonghi PrimaDonna es cuando empieza realmente la marcha.

Tecnología de lujo en la gama alta

DeLonghi PrimaDonna

Compra recomendada. Máquina robusta y bien concebida.

Excelente expreso y espuma de leche

Acabados de alta calidad

Manejo sencillo e intuitivo

Fácil de limpiar

Funcionamiento silencioso y ágil

Depósito de agua y recipiente para granos demasiado voluminosos

Los granos se calientan un poco debido a la superficie calientatazas

Hace poco, a esta serie de cafeteras superautomáticas de alta gama se unió un modelo más. Con las cuatro versiones de la PrimaDonna Soul, ahora hay más de una docena de máquinas bajo la etiqueta PrimaDonna.

¿Qué sentido tiene eso? Ni idea. Pero hasta DeLonghi se ha dado cuenta de que esto raya un poco en la manía. Al menos así es como se interpreta la comunicación para el lanzamiento de la Soul.

En cualquier caso, todo este lío crea problemas de comprensión. Basta solo con ver la cantidad de comentarios que se han acumulado desde la primera edición de este artículo. Y es que puedes pasarte semanas sentado frente a las máquinas tratando de descifrar qué hace que una 28.466 MB sea diferente de una DeLonghi PrimaDonna ESAM 6600.

La gente también se pregunta si vale la pena aprovecharse de una oferta a precio de ganga por una Avant (oficialmente ya no disponible) o si las PrimaDonna tienen algo que no tienen otras marcas.

CategoríaEntrada
FabricanteDeLonghi
NombrePrimaDonna
TipoCafetera superautomática
Grupo de infusión extraíble
Material de la carcasaAcero inoxidable
Espumador de leche Automático
PantallaSí (táctil)
App
Perfiles de usuario Sí (máx. 6)
Depósito de agua2,0 l
Altura mín. de la taza8,4 cm
Altura máx. de la taza14,4 cm
MolinilloMolinillo de muelas cónicas de acero inoxidable
Recipiente para granos de café 360 g
Doble compartimento/cámara para granos No
Grados de molienda 13 niveles
Compartimento para café molido
Función «Jarra de café» No
Preparación de bebidas con un solo botón Expreso, café largo, doppio+,
capuchino, latte macchiato o leche caliente
Temperatura del café ajustable
Temperatura de la (espuma de) leche ajustable No
Función dos tazas Sí (no en bebidas de leche)
Función de agua caliente
Función de leche caliente
Dispensar solo espuma
¿Se puede usar filtro de agua?
Peso11,9 kg
Dimensiones (altura x anchura x profundidad) 46,9 x 26 x 36,1 cm

La respuesta corta es la siguiente: sea el modelo de PrimaDonna que sea, no te dará problemas ni estarás comprando una cafetera inservible.

Comparada con la sólida imagen que tienen las cafeteras superautomáticas DeLonghi, esta serie tan repleta de modelos carece de contornos claros y características distintivas evidentes. Pero eso no se debe a las máquinas en sí. Todas ellas son de gran calidad, versátiles y con muchas prestaciones.

Como representante de toda la serie he probado la cafetera superautomática DeLonghi PrimaDonna Class y, además, he grabado un vídeo de YouTube en el que te cuento mi experiencia (de momento solo está disponible en alemán):

También he podido poner a prueba la nueva PrimaDonna Soul antes de su lanzamiento y, por supuesto, te dejo los vídeos para que la veas en acción (de momento solo están disponibles en alemán): en uno encontrarás la prueba de la Soul y en el otro te hablaré del control por app y de la limpieza.

Estos dos modelos de DeLonghi son una prueba clara de que los italianos no tienen por qué temer a las comparativas de calidad o de precio. Ya era hora de que esto ocurriera.

De la DeLonghi PrimaDonna Class a la Elite: lo esencial que debes saber sobre esta serie

El mayor problema de la serie PrimaDonna es la gran cantidad de cafeteras superautomáticas que la integran. Aunque algunas máquinas han desaparecido del mercado desde la primera versión de este artículo, la selección sigue siendo copiosa. Actualmente encontramos las siguientes:

Además, desde octubre de 2020 hay disponibles cuatro modelos de la PrimaDonna Soul. La DeLonghi PrimaDonna Avant probablemente no gustó demasiado, y lo mismo ocurrió con la DeLonghi PrimaDonna S Deluxe. De hecho, estas dos máquinas ya no están disponibles oficialmente.

Si lo miramos con buenos ojos, podríamos ver esta diversidad como una variedad de opciones. No obstante, si somos realistas, parece que todo esto es bastante arbitrario. Sin embargo, sabemos muy bien que DeLonghi es capaz de fabricar cafeteras absolutamente únicas con una imagen clara: la DeLonghi Dinamica solo tiene un modelo. Cuando pienso en la Dinamica, inmediatamente sé qué máquina es y por qué es ganadora calidad-precio en la categoría de cafeteras superautomáticas por menos de 500 euros.

Vista general de la cafetera superautomática Delonghi Dinamica

Mi eterna ganadora de la gama baja, la DeLonghi ECAM 22.110.B, antes tenía mucha competencia dentro de la misma marca, pero sus competidoras prácticamente no tienen ninguna importancia si tenemos en cuenta la superioridad de esta pequeña máquina, que ofrece un rendimiento excepcional.

¿Y qué pasa con la PrimaDonna? En este caso no encontramos claridad en lo que a concepto de diseño se refiere, ni prestaciones que otorguen a esta serie un carácter propio.

Es más, se supone que su esencia se transmite principalmente a través del nombre. De ser así, las máquinas tendrían suficientes argumentos reales que ofrecer en términos de funcionalidad y rendimiento.

¿De qué son capaces las cafeteras superautomáticas DeLonghi de la serie PrimaDonna?

Aquellos que buscan máquinas con nombres como «Elite», «Class» o «Avant», esperan encontrar experiencias de lujo en forma de acabados de acero inoxidable y una calidad del café excepcional. ¿Capuchino barato hecho con una cafetera barata? ¡Ni pensarlo!

No obstante, lo gracioso de la PrimaDonna es que las cafeteras parecen estar hechas de materiales muy nobles pero, por lo general, suelen contener más plástico que acero inoxidable. Al menos en la carcasa. En el interior, todo es elegante y está bien construido, y los componentes como el grupo de infusión dan la sensación de mucha calidad.

Cafetera superautomática DeLonghi Primadonna: acero inoxidable

Más allá de eso, las cafeteras traen un montón de funciones y magníficos detalles. Tanto si se trata de una DeLonghi ESAM 6900 (Exclusive), de una DeLonghi ESAM 6700 (Avant), de una Class, de una DeLonghi Primadonna S Deluxe o de cualquier otra máquina de la línea, en principio siempre obtendrás:

  • Molinillo de muelas cónicas de acero inoxidable con 13 grados de molienda
  • Revestimiento y acabados de alta calidad
  • Manejo intuitivo a través de una pantalla más o menos táctil
  • Conexión parcial por app
  • Muchísimas opciones de ajuste (sin escalonamiento)
  • Máquinas muy compactas para su rango de precios
  • Funcionamiento silencioso y ágil
  • Excelente expreso y espuma de leche
  • Amplia gama de bebidas

Cada uno de estos factores es un punto importante en mi comparativa de cafeteras superautomáticas, y en cada uno de estos puntos las PrimaDonna muestran resultados que van de muy buenos a excelentes.

Por otro lado, si bien estos puntos son criterios típicos de la gama alta, apenas existe una diferenciación con otras marcas y máquinas del mismo rango de precios. Eso sí, como siempre, DeLonghi es (en parte) más barata y sus prestaciones son (en parte) más modernas. 

Si dependiera de mí, a partir de ya DeLonghi ofrecería solo una (o quizás dos o tres) máquinas en esta serie y le daría al último lanzamiento el mayor bombo en términos de marketing.

Cafetera superautomática DeLonghi PrimaDonna Soul: vista general de Arne

Y es que con la DeLonghi PrimaDonna Soul por fin tenemos características distintivas únicas, una dirección clara y, lo que es más importante, argumentos de compra totalmente convincentes. Cuando pienso en la Soul, sé en seguida lo que tengo delante de mí. La Soul hace honor a su nombre y ofrece características impresionantes que llevan el alma del café al siguiente nivel con solo pulsar un botón.

DeLonghi PrimaDonna Soul: lujo, gama alta y sentido común

Aquí te dejo el vídeo de la prueba de la PrimaDonna Soul (solo disponible en alemán por el momento):

En mi reseña sobre la DeLonghi PrimaDonna Soul (próximamente disponible en español) califiqué este nuevo producto para la feria tecnológica de Berlín IFA 2020 como un «un golpe de realidad para la gama alta» y un «lujo con un precio más que razonable».

Ya visualmente, la Soul se aleja un poco de su serie homónima y se acerca, claramente, al lujo de la DeLonghi Maestosa.

Eso es así no solo por la grande y moderna pantalla táctil, sino sobre todo por las importantes características que encontramos en su interior. Y, en este sentido, la PrimaDonna Soul tiene bastantes ventajas sobre sus hermanas de serie:

  • Molinillo electrónico (¡!)
  • Muchas opciones de manejo, desde la pantalla hasta la Coffee Link app
  • Los favoritos de los clientes como el café largo se preparan con una infusión lenta y a baja presión
  • «Bean Adapt Technology» (tecnología de adaptación de granos)

El molinillo controlable electrónicamente, que nos dejó asombrados el año pasado con la Maestosa, ya no cuesta más de 2000 euros en la Soul, ¡sino que se ha lanzado al mercado por más de 1000 euros menos!

Creo que DeLonghi solo ha sacado al mercado la Soul porque la Maestosa, con dos molinillos y un precio enorme, no se vende. Salvo en las empresas, las oficinas o establecimientos similares, nadie necesita tanta potencia en su cocina.

Cafetera superautomática DeLonghi Primadonna Soul: latte macchiato

La PrimaDonna Soul es un modelo más sensato para los consumidores y seguro que seducirá a más compradores, sobre todo porque obtiene la nota más alta en todo: el expreso es excelente, la espuma de leche preparada con el sistema LatteCrema es magnífica, las opciones de configuración a través de la aplicación y la pantalla son más que fantásticas, la limpieza es fabulosa…

El único defectillo que encontramos es que el marketing utilizado es algo estúpido, ya que ha puesto el foco en la poco útil «Bean Adapt Technology», que se ajusta automáticamente a determinados granos de café.

Esta tecnología funciona, pero la intención no siempre es clara. En mi prueba, no he modificado el grado de molienda, solo el volumen y la temperatura. Todos sabemos que, cuando ocurren errores de extracción, siempre venimos aquí primero a reajustar los parámetros.

Sea como fuere, a lo mejor todavía no estoy lo suficientemente familiarizado con la función. De todos modos, lo más importante es todo lo demás que la Soul te ofrece en abundancia. Yo mismo soy un gran fan.

DeLonghi PrimaDonna Class: la clase es la clase

DeLonghi Primadonna Class: vista general de Arne

Mi artículo original sobre esta cafetera es de hace unos años. Pero la PrimaDonna Class, la representante de la serie que utilicé entonces para la prueba, ya no está disponible en su diseño original, al menos en Amazon, donde actualmente solo está disponible en plástico blanco. Tiene que gustarte. Y a mí no me gusta.

Sin embargo, no quiero privarte de los resultados de mi prueba, porque creo que este modelo representa con acierto las características más habituales de la serie.

Con un precio actual de unos 900 euros, el modelo blanco está ahora por debajo del precio medio de esta gama, por lo que podría valer la pena comprarlo.

A pesar de la supuesta antigüedad del producto, sus características son las que podrían encontrarse en el manual de instrucciones de una cafetera superautomática de gama alta:

  • Depósito de agua y recipiente para leche extraíbles por la parte delantera
  • Gran pantalla táctil con conexión a la Coffee Link app
  • Molinillo de muelas cónicas de acero inoxidable con 13 grados de molienda
  • Sistema LatteCrema ajustable en 3 niveles
  • Bebidas de café con espuma de leche programables individualmente
  • 6 perfiles de café y 3 perfiles de usuario (+1 perfil de invitado)
  • Boquilla adicional para el agua caliente insertable
  • Calientatazas activo

Una carcasa de plástico blanco es, lógicamente, de menor calidad que los modelos que tienen desde el grupo de infusión hasta la carcasa de acero inoxidable, lo que probablemente explica el precio actual. Por eso, en los modelos en que está disponible, siempre pedimos la versión de acero inoxidable.

Puesta en marcha y opciones de configuración

Ya sea la Magnifica, la ESAM 6708 o la PrimaDonna Class, con DeLonghi el funcionamiento ultrasencillo está garantizado. Todas las máquinas italianas se explican más o menos por sí solas. Ya verás lo bien que te lo pasas con esa gran pantalla, las imágenes a todo color y todas las virguerías que te ofrece la aplicación.

De la misma manera, el molinillo, ajustable en 13 niveles, probablemente te dé problemas cuando lo ajustes al nivel más fino. Con la Class, por ejemplo, puedes obtener el expreso perfecto solo a partir del grado de molienda 1,5 de 13.

En las preconfiguraciones de las bebidas en sí no tendrás que hacer muchas modificaciones, aunque, como siempre, el volumen de dispensación para el expreso debe corregirse a la baja.

También puedes realizar todos los ajustes (excepto el del grado de molienda) cómodamente a través de la aplicación. Su interfaz de usuario es intuitiva y está bien organizada pero, en comparación con la Soul o la Maestosa, con la Class la conexión Bluetooth, algo obsoleta, me ha resultado un poco inestable, y es mejor que no te alejes demasiado con tu smartphone.

El sistema LatteCrema, con sus tres niveles de consistencia para la espuma (firme, intermedia y fluida), ya era entonces una gran idea, y todavía sigue siéndolo, puesto que DeLonghi no ha prescindido de este sistema. Aunque el barista que hay en mí se muera por tomar la variante fluida, los mejores resultados se obtienen con el ajuste intermedio.

DeLonghi pasa bastante de todo el bombo que hay alrededor de los molinillos de discos cerámicos y apuesta por los molinillos de muelas cónicas de acero inoxidable incluso en la gama alta.

DeLonghi Primadonna: grado de molienda

Considero que esta marca es un excelente ejemplo de cómo el tipo de molinillo (prácticamente) no importa. Puedes leer más sobre esto en mi artículo sobre cafeteras superautomáticas con molinillo cerámico (próximamente disponible en español).

De todos modos, lo más importante es que este molinillo hace su trabajo de manera excelente y que, a pesar de su supuesta calidad inferior con materiales más ruidosos, su sonido es agradable y contribuye, en gran medida, a que la impresión general de la Class sea la de una máquina que hace poco ruido.

Aquí te traigo una advertencia importante (¡y que me pone de los nervios!):

Si desenchufas la cafetera o la apagas por el interruptor principal, los perfiles de usuario que has elaborado con tanto esfuerzo serán eliminados. Es estúpido, lo sé.

Expreso y espuma de leche

Si quieres que el expreso y la espuma de leche hechos con la PrimaDonna Class se conviertan en el capuchino de tus sueños, para poder guardar la configuración en tu perfil antes debes preparar una cantidad mínima de café y espuma.

Sin embargo, la dispensación transcurre de manera silenciosa y muy esmerada (sin salpicaduras, sin traqueteos y sin gorgoteos).

El surtidor se puede ajustar de maravilla y tiene una altura máxima de 14,2 centímetros, con lo que cabe de sobra un vaso de Ikea. La altura mínima de 8,4 centímetros también es aceptable.

Para la prueba elegí un expreso bastante oscuro, con el que pude dispensar una bebida con un perfil de sabor más intenso, que tendía a la calidad del expreso hecho con cafetera con portafiltro. Me convenció la temperatura y la consistencia que seleccioné para la espuma de leche.

Limpieza: supersencilla y diaria

Me gusta mucho que una cafetera superautomática sea impertinente con sus recordatorios de que debes limpiarla regularmente. Para colmo, la DeLonghi PrimaDonna Class se niega a dispensar una dosis más de espuma de leche si no haces un enjuague (automático) entremedias.

Sin embargo, esto también te puede inducir a rellenar el recipiente con leche en lugar de limpiarlo entre preparación y preparación. Pero bueno, de eso tienes que acordarte tú.

DeLonghi Primadonna: depósito de agua

Que el depósito de agua pueda extraerse por la parte delantera es un puntazo para la limpieza. Después de todo, es superfácil de sacar, enjuagar y volver a colocar. Y, como siempre, ¡mejor si lo haces a diario!

El grupo de infusión, la bandeja de goteo y el depósito para posos de café también forman parte del programa de limpieza diaria y resulta igual de fácil extraerlos y volver a colocarlos.

Por cierto, cuando eches un vistazo al depósito para posos de café te darás cuenta de lo secas y compactas que están las pastillas de café. Esto es siempre una señal de que es una máquina bien concebida y que funciona bien, y que además se preocupa por preparar un café excelente.

De ahí que también se incruste menos suciedad en los tubos flexibles y en los conductos de la máquina, pero eso no significa que tengas que limpiarla con menos frecuencia. ¡Eso nunca! Lo mismo se aplica a la descalcificación: utilices o no filtro, es necesaria.

DeLonghi PrimaDonna Elite (Experience): ¿hoy por hoy la primera de la clase?

Tal y como se muestra en el sitio del fabricante (que, por cierto, está terriblemente sobrecargado de máquinas), la DeLonghi PrimaDonna Elite es actualmente la atracción de la serie, lo que me parece curioso, ya que en Amazon las Elite ya no están disponibles o bien solo pueden conseguirse a través de terceros.

Según el fabricante, actualmente se puede elegir entre tres modelos más o menos diferentes:

Entre los supuestos argumentos a favor de la Experience encontramos la función chocolate caliente (un accesorio mezclador que se inserta en el recipiente para leche), la función té (boquilla para agua caliente) y la capacidad de preparar espuma de leche fría.

El accesorio mezclador es realmente un buen invento, ya que prácticamente convierte la cafetera superautomática en un robot de cocina. A continuación te dejo una demostración de cómo hacer chocolate caliente con la Maestosa (solo disponible en alemán):

Por lo demás, muchas cosas siguen siendo las mismas: la conexión por app, la pantalla táctil a todo color, los 13 niveles de molienda, los múltiples perfiles de usuario, el fantástico café, etc.

No obstante, si observamos lo que te he comentado sobre las existencias en Amazon, la Elite probablemente esté de salida, como la Class, al menos en su diseño actual.

Breve observación: sé que Amazon no es el único distribuidor del mercado. Sin embargo, la disponibilidad y la presencia de máquinas que encontramos allí nos da muchas pistas. Si vemos que la cafetera X del fabricante Y ya no está en Amazon, o bien tiene buenas razones (como Jura o Nivona, por ejemplo), o bien es que la máquina se va a descatalogar pronto.

Y, por supuesto, también sabemos que una cafetera superautomática supuestamente vieja no tiene por qué ser de una calidad inferior. Salvo innovaciones claras como pueden ser el molinillo controlable electrónicamente, en este mundo de las cafeteras superautomáticas apenas hay novedades que valgan la pena y que justifiquen una actualización.

Así que, si alguna vez ves una cafetera superautomática a precio de ganga que parezca que tiene sus años, cómpratela con total tranquilidad. ¡Y eso también vale para la serie Elite!

DeLonghi PrimaDonna S EVO: ¿éxito de ventas secreto?

Mientras que de los otros modelos de la gama PrimaDonna podríamos decir muchas cosas, la DeLonghi PrimaDonna S EVO ECAM 510.55.M parece ser una superventas. Y es que la máquina lleva en el mercado desde 2017 pero, comparado con lo que ocurre con sus hermanas, no suele haber problemas para encontrarla en Amazon.

Si lo he entendido bien, la «S» significa «pequeño» (small en inglés). Las dimensiones son en realidad algo menores a la media de la gama. De todos modos, todas las máquinas son bastante compactas en este caso.

En comparación con los modelos más grandes, las prestaciones también se reducen un poco:

  • La pantalla táctil solo tiene 2,8 pulgadas (las más grandes pueden tener hasta 4,3)
  • Solo encontramos dos perfiles de usuario (algunas tienen hasta seis)
  • El depósito de agua es más pequeño (alrededor de 400 ml)

Si comparo lo que nos ofrece y lo que no, el precio no me parece superexagerado, pero no veo una verdadera razón por la que comprarla.

Para ello solo tenemos que echar un ojo a la gama media y a la DeLonghi Dinamica, que ronda los 600 euros. Aquí encontramos más o menos la misma tendencia de fondo con, en parte, muchas más opciones de intervención. Eso sí, la Dinamica no trae app pero, ¿a quién le importa?

Competidoras de la DeLonghi PrimaDonna: comparativa de prestaciones y precios

Si nosotros mismos ya estamos encontrando bastantes alternativas a la mayoría de modelos de la serie PrimaDonna dentro de la propia marca, no nos quedará otra que preguntarnos en qué lugar queda esta serie si la comparamos con otros fabricantes. ¿Encontraremos entonces su rasgo distintivo?

Muchas de las conclusiones que hay en este artículo provienen de los maravillosos comentarios que mis lectores me habéis dejado. ¡Muchas gracias, de corazón! Y, sobre todo, ¡seguid así! ¡Vuestras propias experiencias nos ayudan a todos a elegir la cafetera superautomática correcta!

PrimaDonna vs. Siemens: las elegantes

Cuando comparamos la cafetera superautomática Siemens EQ 9 con una PrimaDonna, el duelo está bastante equilibrado. Ambas cafeteras son de alta calidad, robustas, versátiles y elegantes. Sin embargo, DeLonghi gana puntos por su espumador de leche ajustable y los numerosos grados de molienda.

Además, muchos de mis lectores tienen problemas con Siemens en lo que a la temperatura de las bebidas se refiere, que es definitivamente más alta con DeLonghi. En general, sin embargo, diría que ambas competidoras tienen una calidad similar. Eso sí, siempre y cuando no incluyamos en la ecuación a la PrimaDonna Soul.

PrimaDonna vs. Jura: el duelo más emocionante del mercado

Hace unos años, jamás se me hubiera ocurrido comparar las cafeteras superautomáticas DeLonghi y Jura, pero ahora este duelo está cada vez más cerca, ya que ambos fabricantes están dando pasos agigantados en términos de innovación y están lanzando las mismas ideas al mercado casi de forma simultánea.

Cuando todavía estábamos admirando el lujo de la Maestosa, Jura nos plantó la aún más grandiosa Jura Z8. Con el lanzamiento de la PrimaDonna Soul, seguro que en breve también tendremos una versión más sensata de la Jura.

Cafetera superautomática Jura Z8: dispensar latte macchiato

¿Que quién imita a quién? Buff, eso ya se me escapa. Todo lo que sé es que Jura ofrece una altísima calidad, es duradera y goza de gran reconocimiento. Sobre el maldito grupo de infusión no extraíble no quiero decir nada, pero inevitablemente forma parte de la cafetera.

En términos de prestaciones, ambos fabricantes son (casi) iguales, pero si valoramos la calidad del café, Jura es actualmente imbatible. Sin embargo, en relación calidad-precio la ganadora es, una vez más, DeLonghi.

PrimaDonna vs. Melitta: ¿esnob contra amigo de la familia?

Si comparamos las cafeteras superautomáticas Melitta con las PrimaDonna, queda patente cuánto invierte DeLonghi en su imagen. Por ejemplo, la Melitta Barista TS Smart está en una liga similar a las PrimaDonna más caras con muchas prestaciones, pero parece mucho más accesible e intuitiva.

Sin embargo, eso solo tiene que ver con el diseño y con la marca Melitta. Detrás de la fachada, DeLonghi, esa presunta marca esnob, es en cierto modo más intuitiva y fácil de usar. Además, los italianos también superan por goleada a las Melitta en lo que a funcionalidad se refiere.

PrimaDonna vs. Miele: no es lo suficientemente esnob

Si observamos las cafeteras superautomáticas Miele, ocurre lo contrario que en la comparación con Melitta: aquí las PrimaDonna no son lo suficientemente esnobs. Aquí la cosa va más de aristocracia, pero las hermosas máquinas Miele, como la CM 7550, están más conseguidas.

En términos de prestaciones y manejo, sin embargo, las PrimaDonna están muy por delante de Miele, al menos en lo que a manejo intuitivo y versatilidad se refiere. Y, además, DeLonghi casi siempre te ofrece todo esto por un precio mucho mejor.

PrimaDonna vs. Saeco: paz y armonía

¿Me lo parece a mí o ya nadie habla de Saeco? Aparte del hecho de que la submarca de Philips ya casi no se publicita, me parece sospechoso que ya no se hable de máquinas tan populares como la Saeco Xelsis, por ejemplo.

Saeco Xelsis: Arne posa con el latte macchiato recién hecho

Sin embargo, aparte de la libertad que ofrece la PrimaDonna en lo que a la espuma de leche se refiere, las PrimaDonna clásicas no le llevan ventaja a este modelo clásico, que ronda los 1000 euros. Aunque no nos ofrece control por app (de hecho, prescinde de esta característica de manera deliberada), sí que tiene los mismos grados de molienda, trae un montón de opciones de ajuste y es fácil de manejar.

¿Qué DeLonghi PrimaDonna debo comprar?

Volvamos al quid de la cuestión: la mayoría de las preguntas de mis lectores sobre la serie PrimaDonna giran en torno a las diferencias entre las cafeteras según las numeraciones. De nuevo, volvemos al problema de las denominaciones y de las cifras.

Tecnología de lujo en la gama alta

DeLonghi PrimaDonna

Compra recomendada. Máquina robusta y bien concebida.

Excelente expreso y espuma de leche

Acabados de alta calidad

Manejo sencillo e intuitivo

Fácil de limpiar

Funcionamiento silencioso y ágil

Depósito de agua y recipiente para granos demasiado voluminosos

Los granos se calientan un poco debido a la superficie calientatazas

Si quieres saber qué diferencia hay entre una DeLonghi 656.85, una DeLonghi ESAM 6650 o una ESAM 6850; si te gustaría saber si te conviene más una Class, una Avant o una Exclusive; o intentas entender las confusas designaciones de los modelos… mi consejo es el siguiente: ¡no te marees!

Y es que, en general, cualquier cafetera superautomática DeLonghi PrimaDonna es, sin duda alguna, una compra acertada. No importa en absoluto qué número de modelo sigue al nombre principal. Tampoco importan los años que tenga la máquina.

Si me preguntas por la mejor cafetera DeLonghi PrimaDonna del año 2021, mi respuesta está muy clara: la PrimaDonna Soul.

No solo se trata del modelo más reciente, sino también del más innovador. El diseño es precioso, es rápida, las bebidas están deliciosas y el precio es más que aceptable.

Sin embargo, si encuentras ofertas en máquinas antiguas, como puede ser una ESAM 6750 o una 556.75, confías en el vendedor y necesitas una máquina nueva sí o sí, esta también es una excelente elección.

Como siempre digo, una cafetera superautomática no es un smartphone, una consola o un televisor… el café siempre será café.

Casi siempre, las actualizaciones en el mundo de las cafeteras superautomáticas solo hacen referencia al diseño y a algunos dispositivos de control. Esto es más que evidente en la serie PrimaDonna.

¡Qué ganas tengo de que DeLonghi haga finalmente limpieza en este sentido! Estoy seguro de que, cuando lo haga, sus cafeteras superautomáticas se catapultarán a la fama.

Tengo mucha curiosidad por leer tus experiencias: ¿qué modelos de la serie PrimaDonna son tus favoritos? ¡Déjame un comentario!

Subscribe
Notify of
guest
15 Kommentare
Newest
Oldest
Inline Feedbacks
View all comments
Índice de contenidos