Cafetera superautomática Melitta Avanza a prueba: ¿no nos conocemos?

Si tienes un fuerte déjà vu al ver la , así es como me sentí yo la primera vez que la vi: esta cafetera superautomática con Cappucinatore es prácticamente idéntica a la Melitta Purista pero con espumador de leche.

Melitta Avanza 600 Kaffeevollautomat Arne mit Cappuccino

Si tienes un fuerte déjà vu al ver la , así es como me sentí yo la primera vez que la vi: esta cafetera superautomática con Cappucinatore es prácticamente idéntica a la Melitta Purista pero con espumador de leche.

El manejo es el mismo; el diseño, también; y la gama de funciones (excepto la espuma de leche) es idéntica. Por lo tanto, lo más normal sería que la Avanza obtuviera una valoración tan alta como la Purista en la comparativa de cafeteras superautomáticas 2021, ¿no es así?

Purista con espumador de leche

Melitta Avanza

Es la Melitta Purista pero con espuma de leche.

Ocupa poco espacio.

Es fácil de manejar.

El molinillo es silencioso.

El expreso y la espuma de leche son buenos.

El precio es un poco excesivo.

Para dispensar espuma de leche debes desplazar la taza.

Sí, no, quizá. Mientras que para mí la Purista tiene un enfoque claro e inequívoco que lleva a la práctica con sensatez y pericia, la Avanza, en comparación, me parece un poco de especulación. Tal vez debería fingir que nunca he conocido a la Purista. ¿Qué pasaría, entonces? Ya veremos.

Información básica de la Melitta Avanza: toooooodo muy simple

No hay que rebuscar mucho para descubrir cuál es el público objetivo de la Melitta Avanza. La descripción que aparece en la propia web de Melitta habla de que un «panel de control, completamente rediseñado, facilita todavía más su uso», de que la pantalla «no necesita explicación: la pantalla con símbolos LED rojos facilita al máximo el uso de la cafetera automática», y todas las funciones se describen como «sencillas», «fáciles», «prácticas», «cómodas» o simplemente «easy».

CategoríaEntrada
FabricanteMelitta
NombreAvanza F270 - 100 (serie 600)
TipoCafetera superautomática
Grupo de infusión extraíble
Material de la carcasaPlástico
Espumador de lecheAutomático (Cappuccinatore)
PantallaSí (LED)
AppNo
Perfiles de usuarioNo
Depósito de agua1,5 l
Altura máx. de la taza 13,5 cm
MolinilloMolinillo de muelas cónicas de acero inoxidable
Recipiente para granos de café250 g
Doble compartimento/cámara para granos No
Grados de molienda 5 niveles
Compartimento para café molidoNo
Preparación de bebidas con un solo botónExpreso, café crème
Temperatura del café ajustable
Temperatura de la (espuma de) leche ajustableNo
Función dos tazasSí (expreso, café crème)
Función de agua caliente
Función de leche caliente
Dispensar solo espuma
¿Se puede usar filtro de agua?
Peso7,5 kg
Dimensiones (altura x anchura x profundidad)35,3 x 20,0 x 46,0 cm

Este público objetivo incluye a usuarios de cafeteras superautomáticas que ya tienen una edad y a personas a las que no les apetece lo más mínimo vérselas con una tecnología muy compleja.

Por eso, la gama de funciones es, deliberadamente, bastante limitada:

  1. Solo cinco grados de molienda
  2. Solo dos bebidas preajustadas: expreso y café crème (el agua caliente y la espuma de la leche para mí no cuentan)
  3. Símbolos LED supersimples, interruptores giratorios grandes
  4. Un sistema Cappucinatore sencillo con un gran interruptor giratorio

Por una parte, Melitta se congratula por que la Avanza tenga un recipiente para granos de café XL y un depósito de agua XL. Esto parece importante para el público objetivo, pero es una tontería. Demasiada agua estancada en el depósito contribuye a la formación de algas. Demasiados granos de café en el recipiente pierden su aroma en seguida.

Cafetera superautomática Melitta Avanza 600: comparación con el depósito de agua de la Purista

Por otra parte, Melitta se ha ganado un aplauso por haberse ahorrado el estúpido compartimento para café molido y obligarte a comprar granos frescos. Pero, por favor, que no sean de Melitta por las razones que te he dado miles de veces.

Puedes ajustar la intensidad del café y la cantidad de café por taza directamente en el gran panel frontal, pulsando el «botón de granos» y accionando el inequívoco interruptor giratorio.

Cafetera superautomática Melitta Avanza 600: manejo

Me ha parecido extraño que, aunque también se puede ajustar la temperatura de infusión, para hacerlo haya que descender a las profundidades de un submenú usando el botón «Servicio». El manual de instrucciones te cuenta más al respecto.

Melitta probablemente sienta que el público objetivo se vería abrumado con tal especificación. Ni idea. De todos modos, tienes tres niveles para elegir: baja, media, alta.

Si alguna vez has manejado una cafetera superautomática, entenderás la Melitta Avanza inmediatamente. Así me ocurrió con la Purista. Sin embargo, con esos recipientes más grandes y esa trompa para la espuma de leche, para mí el diseño de la Avanza no es tan agradable a la vista ni tan compacto como el de su colega la Purista.

Cafetera superautomática Melitta Avanza 600: dispensar café

La Avanza parece más bien una Purista con peste bubónica. Y el hecho de que sea «una de las cafeteras automáticas más compactas del mercado» no le ayuda mucho, ya que eso aún la hace parecer más delgada.

Me pregunto si los casi 500 euros que vale la Avanza (septiembre de 2020) son realmente necesarios y justificados, sobre todo teniendo en cuenta su limitada funcionalidad y sus reducidas prestaciones.

Configuración de la Melitta Avanza: no hace falta

A petición de Melitta, excepcionalmente no toqué el molinillo y utilicé el ajuste de fábrica. No sé qué niveles (de los 5 que hay) se utilizan en la configuración predeterminada. Puedo decirte, sin embargo, que este ajuste está bien pensado.

Aparte de la temperatura de infusión, que algunos de mis lectores establecen como factor primordial, puedes personalizar cada bebida con cada dispensación. El último ajuste es siempre el que se memoriza.

Por eso no hay perfiles de café en el verdadero sentido de la palabra, puesto que cada bebida se trata siempre de manera individual. Pero también puedes dejarle el trabajo a la máquina.

Expreso hecho con la Melitta Avanza: inconscientemente bueno

La increíble simplicidad es el gran punto fuerte de la Purista… ummmm, perdón, de la Avanza. Incluso sin personalizar las bebidas, se obtiene un resultado bebible.

Cafetera superautomática Melitta Avanza 600: dispensar expreso

El expreso de la Avanza es bueno y tiene cuerpo. Pero tampoco es que me chifle.

Cafetera superautomática Melitta Avanza 600: expreso

El café crème deja, como casi siempre, una impresión algo aguada. Si te apetece café, la variante americana es la mejor opción aquí también: dispensa un expreso, a ser posible muy fuerte y con mayor volumen, y luego alárgalo con agua caliente.

Espuma de leche hecha con la Melitta Avanza: un tanto peculiar

Para dispensar la espuma de leche debes accionar el interruptor giratorio, y solo entonces saldrá la espuma a través de la boquilla, por lo que la Melitta Avanza se parece mucho a los típicos modelos de gama baja, al menos en este aspecto.

Cafetera superautomática Melitta Avanza 600: dispensar espuma de leche

Sin embargo, les lleva algo de ventaja a otras cafeteras superautomáticas con boquilla de vapor, como la DeLonghi Magnifica ECAM 22.110.B —la clásica de gama baja—, porque aquí no tienes que molestarte con la boquilla aprendiendo las sutilezas de las diferentes fases de espumación. Gracias al sistema de tubos flexibles, la espuma entra en la taza ella sola después de accionar el interruptor giratorio correspondiente.

La espuma dispensada con esta máquina es bastante fluida y se integra fácilmente con el café. Aquí no encontramos ni capas ni una calidad semejante a la espuma de baño. Me gusta cuando el café y la espuma de leche se compenetran tan bien. Pero, quién sabe, a lo mejor otros podrían verlo de otra manera.

Pero no olvides que tienes que mover la taza un poco a la derecha cada vez que quieras dispensar espuma. Y es que la boquilla para espuma (o agua caliente) tiene su propio lugar en la parte delantera. Así que, si estás acostumbrado a tomarte un capuchino o un café con leche solo pulsado un botón, aquí tendrás que cambiar tus hábitos y tu manera de pensar un poquito.

Al dispensar la espuma de leche también se produce un ruido algo desagradable, que es particularmente notorio porque el molinillo es bastante silencioso. Creo que está al nivel de Siemens.

Cafetera superautomática Melitta Avanza 600: capuchino listo

En general, la calidad de la espuma de leche es peculiar, y también lo es el método de preparación. Que te guste o no es claramente una cuestión de gustos. Pero eso no hace que la máquina sea peor. Se trata únicamente de una particularidad.

Limpieza de la Melitta Avanza: funciona como se esperaba

Volviendo a lo que dijimos al principio de que era «toooooodo muy simple»: Melitta está cumpliendo su promesa a rajatabla. Todas las piezas móviles —desde el grupo de infusión hasta el depósito de agua— pueden ser extraídas, enjuagadas y colocadas de nuevo fácilmente.

Los programas de limpieza más profunda, que se pueden iniciar con el botón «Servicio», también parecen bien concebidos. Y, una vez más, todo es supersencillo.

Al principio te aconsejo que consultes el manual de instrucciones, donde encontrarás también una ilustración detallada del Cappuccinatore, por ejemplo. Puedes desmontar cada uno de sus componentes y limpiarlos meticulosamente. Y ahí la ilustración del manual resulta muy útil.

Conclusiones sobre la Melitta Avanza: la simplicidad no es ningún argumento

Supongo que la cafetera automática  existe solo para hacer creer a los clientes que aporta alguna novedad. Ese jueguecito ya nos lo conocemos de todas las marcas y, por lo tanto, no nos sorprende.

Purista con espumador de leche

Melitta Avanza

Es la Melitta Purista pero con espuma de leche.

Ocupa poco espacio.

Es fácil de manejar.

El molinillo es silencioso.

El expreso y la espuma de leche son buenos.

El precio es un poco excesivo.

Para dispensar espuma de leche debes desplazar la taza.

No sé muy bien lo que esta cafetera superautomática me está queriendo decir. Su simplicidad y gama de funciones son convincentes, los resultados en la taza son buenos. Sin embargo, si nos ceñimos a que es un plagio claro de la Melitta Purista, la Avanza deja de ser exclusiva. A mí que traiga una boquilla para espuma no me basta.

También tengo un pequeño problema con el precio. Lo encuentro un poco exagerado para un modelo tan básico, aunque sea de alta calidad.

Gallery ImageGallery ImageGallery Image

Por otro lado, con la Avanza, Melitta está colmando una laguna en su propia gama de productos. Después de todo, todavía había mucho margen para nuevos clientes entre la nueva Purista (alrededor de 350 euros) y el siguiente modelo más alto y sensato, la Melitta Caffeo CI Touch (alrededor de 700 euros).

Sin embargo, por lo que cuesta la Avanza (más unos 50 euros), puedes encontrar una gama de funciones más amplia en otras máquinas, por ejemplo, en la estrecha Siemens EQ 3 s300 o en la Philips serie 3200 EP3246/70.

Por lo tanto, para mí la «simplicidad» por sí sola no es ningún argumento de venta inteligente. ¿O qué dices tú? ¡Déjame un comentario!

Subscribe
Notify of
guest
4 Kommentare
Newest
Oldest
Inline Feedbacks
View all comments
Índice de contenidos