La mejor cafetera expreso

La elección de la cafetera expreso correcta es ya de por sí un auténtico reto para los entendidos. En este artículo pongo a prueba detenidamente cafeteras con portafiltro y os digo cuál es mi ganadora en las distintas categorías. En estos momentos, la mejor cafetera expreso económica es para mí la Sage the Bambino Plus.

  • Sage Oracle Touch

    Recomendación de Arne

    410,00 Euro

    La mejor cafetera con portafiltro semiautomática del mercado.

    Auténtico café expreso

    Adecuado para principiantes

    Fácil de limpiar

    Un precio muy alto

  • DeLonghi La Specialista

    La preparación de un buen expreso precisa de un poco de dedicación.

    Híbrido de alta calidad: cafetera superautomática y cafetera expreso

    Opciones de ajuste y funciones claras

    Una espuma de leche excepcional sin mucho trasteo

    Requiere mucha dedicación y ajustes

  • Sage SES500 the Bambino Plus

    460,07 Euro

    Pequeña, económica, práctica... pero no cumple los estándares de barista.

    Ultracompacta y con un diseño bonito

    Espumador de leche automático con sensor

    Buen expreso

    Expreso no del todo correcto

    Calidad del material mejorable en algunos componentes

El barista Arne en el portafiltro

A lo largo de los años, realmente he roto bastante con mis raíces de barista profesional. Por ti he puesto en práctica todas las formas de preparación posibles, pero la cafetera con portafiltro ha sido la excepción.

Se puede decir que es la encarnación de la cultura profesional del café y la única forma de preparar un auténtico expreso. Pero tiene un problemita de imagen y es que el cliente final tiene miedo a esforzarse, al proceso de aprendizaje y al equipo que la acompaña.

Este es el motivo por el que el boom de las cafeteras superautomáticas ha sido tan grande: ofrece resultados (¡)similares(!) con muchos menos obstáculos.

Por otro lado, los fabricantes de las cafeteras con portafiltro no han hecho nada por cambiar algo de esta imagen. Las cafeteras expreso deben tener un determinado aspecto, un determinado precio y llamar la atención de una clientela muy especial. ¡Que les den a los novatos!

Pero esto ha cambiado y creo que estamos entrando en una nueva era de cafeteras, porque los fabricantes están sacando al mercado una nueva serie de cafeteras expreso destinadas a consumidores y a principiantes. Incluso las cosas están cambiando bastante en la franja intermedia de los precios.

A continuación te dejo un vídeo en el que pongo a prueba cafeteras con portafiltro pequeñas (solo disponible en alemán):

Los clientes se centran mucho en encontrar esa combinación perfecta de granos de café, grado de molienda y presión. Y se dan cuenta de que una cafetera superautomática no puede darles el resultado perfecto, no importa cuánto se esfuercen.

Ahora bien, en las cafeteras híbridas también hay una categoría totalmente nueva que debe cubrir esa laguna entre cafetera superautomática y cafetera con portafiltro profesional. En este caso, la Sage Oracle Touch es la mejor cafetera con portafiltro y molinillo que he probado hasta el momento.

Un híbrido en toda regla

Sage Oracle Touch

La mejor cafetera con portafiltro semiautomática del mercado.

Auténtico café expreso

Adecuado para principiantes

Fácil de limpiar

Un precio muy alto

He analizado para ti numerosos productos en lo que a auténticas cafeteras expreso se refiere y he encontrado nuevas ganadoras en áreas como «La mejor cafetera expreso para principiantes». Aquí, por ejemplo, la DeLonghi EC 685 Dedica podría ser una clara sucesora de la 680. Stiftung Warentest (fundación alemana que realiza pruebas comparativas de productos) también le otorga una buena nota.

Una categoría bastante nueva es «La mejor cafetera expreso desde 300 euros». Anteriormente, aquí no había una buena oferta, pero a día de hoy te puedo recomendar la Sage the Bambino Plus sin pensármelo dos veces.

No obstante, La Pavoni Professional y la Rancilio Silvia son dos modelos de alta calidad y con un precio bastante elevado que encabezan sin duda alguna la categoría y, además, no pueden ser más diferentes entre sí.

Análisis de la Rancilio Silvia

Pero no busques un caballo ganador en todos los ámbitos, porque no obtendrás ningún resultado, dado que hay un gran número de cafeteras con portafiltro diferentes que funcionan según principios diversos y que cumplen deseos igual de distintos.

Ya tenía ganas de trabajar en este artículo para darte indicaciones y consejos y ofrecerte la información más novedosa en los siguientes puntos:

  • ¿Qué tipo de cafetera expreso se adecúa más a mí?
  • ¿Qué factores tengo que tener en cuenta de una cafetera expreso para preparar el expreso perfecto?
  • ¿Por qué no puedo preparar un expreso en condiciones en una cafetera con portafiltro?
  • Cafetera superautomática o cafetera con portafiltro: ¿qué es lo que realmente quiero?

Antes de enseñarte con detalle mis favoritos, quiero aclararte una cosa más: al igual que en las cafeteras superautomáticas, en las cafeteras con portafiltro analizo únicamente cafeteras «reales» para el usuario final.

Si lo comparamos con las cafeteras superautomáticas, unas cafeteras expreso realmente buenas puede costar fácilmente 10 000 euros. Pero esto son unos terrenos en los que no deberías adentrarte. Por esta razón, el límite absoluto para un usuario final típico lo establezco en unos 1500 euros e ignoro todo lo que se sitúe por encima de ese umbral.

Índice de contenidos

  1. La mejor cafetera expreso por debajo de 200 euros: DeLonghi Dedica
  2. La mejor cafetera expreso por debajo de 500 euros: Sage the Bambino Plus
  3. La mejor cafetera híbrida: Sage Oracle Touch
  4. La cafetera con portafiltro más ambiciosa: Rancilio Silvia
  5. La mejor cafetera con palanca manual: La Pavoni Professional
  6. Mini, híbrida, clásica o con palanca: ¿cuál es la cafetera con portafiltro que mejor se adecúa a mí?
  7. Cafeteras expreso de aprox. 150 euros: ¿es suficiente con cumplir los requisitos mínimos?Cafeteras expreso desde 300 euros: posición de salida para nuevas ideasCafeteras expreso desde 500 euro: los clásicos nunca muereCafeteras híbridas: los remix de modaCafeteras con palanca manual: paciencia y un poquito de chuleríaCafeteras expreso monocircuito: el primer paso para los puristaCafeteras expreso de dos circuitosCafeteras expreso con caldera dual
  8. Haz presión: ¿cómo funciona una cafetera expreso?
  9. ¿Cuál es el secreto del filtro de crema?
  10. Cafetera con portafiltro vs. cafetera superautomática: ¿qué cafetera quiero de verdad?
  11. ¿Qué accesorios debo comprar para mi cafetera expreso?
  12. Los consejos más importantes para un expreso excelente con la cafetera con portafiltro
  13. Comprar cafeteras con portafiltro usadas: ¿es una buena idea?
  14. Descalcificar y limpiar la cafetera con portafiltro: simple, pero necesario
  15. Espuma de leche con la cafetera expreso: un mundo aparte
  16. Hojas de datos descodificados: ¿a qué se debe prestar atención y a qué no al comprar una cafetera expreso?

La mejor cafetera expreso por debajo de 200 euros: DeLonghi Dedica

Hace pocos años que contemplo esta categoría, y es que cuando puse a prueba la DeLonghi EC 685 Dedica esta era una completa excepción. En este ámbito era raro encontrar este tipo de cafeteras y, además, no valían nada, eran 100 % chatarra.

Actualmente la oferta se ha incrementado, pero el porcentaje de chatarrilla sigue siendo el mismo. La Dedica, como cafetera monocircuito con un formato exclusivo para principiantes, sigue siendo una cafetera que incluso en su nueva versión, la DeLonghi Dedica EC685, ofrece unos resultados bastante correctos. Incluso en la propia marca no tiene competencia alguna.

La marca no se ha hecho ningún favor con la DeLonghi ECOV 311.11 GR. Pienso que en esta categoría de precios va a haber algo más de movimiento próximamente, porque con este umbral de precio ya de por sí bajo, el interés es supuestamente bastante grande.

Expreso cayendo de la DeLonghi EC 685.BK

La mejor cafetera expreso por debajo de 500 euros: Sage the Bambino Plus

La Sage the Bambino Plus demuestra a partir de qué precio obtendrás una cafetera con un rendimiento aceptable y totalmente adecuada para principiantes. Tiene un aspecto moderno que no reniega de sus raíces de cafetera con portafiltro y tanto la temperatura como la cantidad de agua se pueden regular sorprendentemente bien.

Latte Macchiato de Sage the Bambino Plus

Para muchos principiantes el tubo espumador de leche automático es seguramente un argumento positivo, ya que se quieren ahorrar prácticamente todo el proceso de aprendizaje de cómo se prepara correctamente la espuma de leche. El prensador de café es realmente inservible y los filtros son únicamente interesantes para los principiantes.

Pero esto no cambia nada del principio de funcionamiento bien concebido y del valioso cambio de café molido a expreso.

La mejor cafetera híbrida: Sage Oracle Touch

Con la Sage Oracle Touch es la primera vez que realmente me familiarizo con las cafeteras híbridas, porque ha logrado encontrar un punto medio aceptable entre la automatización y el proceso de aprendizaje.

Hacer expreso con la Oracle Touch

Sin duda alguna aprenderás mucho sobre la preparación del expreso en una cafetera con portafiltro, pero no tienes la obligación de saber cómo se realiza cada paso antes de obtener un buen café.

Personalmente creo que la estupenda (y económica) Gastroback 42612 S Design Espresso Advanced Pro GS tiene algo de ventaja, pues esta híbrida tiene que afrontar poco más que los habituales problemas de cualquier cafetera combinada.

Prueba del barista de la cafetera con portafiltro Gastroback

Otra cafetera que puedo nombrar desde un punto de vista positivo es la DeLonghi La Specialista, la cual tomó (de forma consciente) un camino distinto a la Sage o la Gastroback. Esta cafetera se centra más bien en los usuarios que están dispuestos a dedicar algo más de tiempo a los parámetros para la preparación de un expreso.

Prueba del barista de la DeLonghi Specialista

Si no te identificas con este tipo de usuario, te pelearás un poco con La Specialista. En cualquier caso, la espuma de leche que se obtiene con el tubo espumador automático es la hostia e incluso perfecta, aun cuando se haga mal todo lo que se puede hacer mal en este tema.

En esta categoría no hay nada que predecir, estoy totalmente seguro: el mercado de las cafeteras híbridas es el próximo sector importante para los fabricantes. En la feria tecnológica de Berlín IFA 2019, todo proveedor de cafeteras automáticas abordaba este tema de alguna u otra manera. Y solo había una sola opinión:

Las cafeteras híbridas suprimen el miedo ante las cafeteras con portafiltro y, por eso, los clientes ya las consideran bastante interesantes.

La cafetera con portafiltro más ambiciosa: Rancilio Silvia

Cuando hablo de «ambiciosa» me refiero a aquella cafetera expreso que, en primer lugar, lo parece, en segundo lugar, se toma muy en serio el tema de la preparación y, en tercer lugar, no realiza concesiones en cuanto a componentes y buena calidad.

No obstante, esta falta de concesiones se traduce también en desafíos que el usuario se debe plantear sin duda alguna.

Antes presentaba siempre a la Rancilio Silvia como mi cafetera favorita y un modelo ejemplar para principiantes. Desde mi punto de vista profesional, todavía opino igual. Pero viendo las nuevas categorías que existen, ya no tanto. Como cafetera monocircuito (mira más abajo) es más económica que las cafeteras de gran calidad con otro sistema de circulación de agua.

A continuación te dejo el vídeo de la prueba de la Rancilio Silvia (de momento solo disponible en alemán):

Solo por el depósito de agua ya puedes ver que se trata sin duda alguna de una cafetera para principiantes, al menos en términos de tamaño y calidad, como sucede con la Silvia. Además, se puede ver en los detalles que se ha utilizado muchísimo plástico en las cubiertas o los interruptores, lo cual se puede mejorar claramente.

No obstante, con esta cafetera con portafiltro recibes un buen artilugio que funciona más que bien, que es duradera y robusta, y que tiene un bonito aspecto de cafetera con portafiltro antigua sin florituras innecesarias.

Ya solo por su funcionalidad, la QuickMill Orione 3000 sería la mejor opción para muchos. Ya me sorprendió muchísimo en la prueba del expreso, sobre todo en lo relativo a calentar el agua, donde tenía algunos detalles bastante buenos que solventarían los habituales problemas de las cafeteras monocircuito.

Que yo me decante por la Rancilio solo es por mi experiencia práctica con ambas cafeteras. Simplemente «siento» a la Silvia algo más y, por eso, en consecuencia hace que obtenga un mejor expreso. Es lo que yo pienso al menos.

A continuación te dejo el vídeo de la prueba de la QuickMill Orione 3000 (de momento solo disponible en alemán):

En esta categoría me he relajado un poco. Mi premisa era que, de todas formas, no te ibas a interesar por una cafetera «cara» y complicada, pero al parecer estaba equivocado, tal como me lo demostraron los numerosos comentarios obtenidos al respecto.

Para darte una visión general de las cafeteras más amadas en esta categoría te voy dejar los enlaces (si están disponibles) de las cafeteras con portafiltro mencionadas que han obtenido buenas críticas:

  • Nuova Simonelli Oscar II: cafetera de dos circuitos para principiantes de aspecto futurístico por aprox. 800 euros
  • ECM Classika II: bastante antigua, clásica cafetera monocircuito con auténtico toque italiano por aprox. 1000 euros
  • Bezerra BZ10: formato similar (en cualquier aspecto) a la ECM
  • Quickmill Cassiopea 03004: algo más potente que la 3000

Tengo unas ganas enormes de volver a poner a prueba cafeteras de esta categoría. Para ello me tienes que chivar qué productos nuevos o superclásicos quieres ver sí o sí. Tal como te decía: todo lo que sea superior a 1500 euros creo que sería demasiado para el cliente habitual. Para todo lo demás anímate y déjame tu comentario.

La mejor cafetera con palanca manual: La Pavoni Professional

Te soy sincero, aquí estoy lleno de prejuicios. Y admito que una cafetera como La Pavoni Professional tiene mucho de chulesca. Pues las palancas responden a una necesidad para la cual no hay motivo en la era de las cafeteras automáticas.

Amor y odio a partes iguales

La Pavoni Professional

Una preciosa cafetera con palanca manual.

Menos de 10 minutos para que se caliente

Buen acabado

Tiene un diseño fantástico

Es pequeña

Debe enfriarse antes de poder verter de nuevo agua

Aun cuando La Pavoni es una auténtica petarda y tienes que saber pero que muy bien cómo manejarla, hasta el momento no he manejado ninguna cafetera con palanca manual con la que pueda obtener un expreso tan exacto y de gran calidad.

¿Has descubierto quizás alguna alternativa molona? ¡Me encantaría recibir tu comentario al respecto!

Mini, híbrida, clásica o con palanca: ¿cuál es la cafetera con portafiltro que mejor se adecúa a mí?

Solo por el hecho de que no existe la mejor cafetera expreso de todas en mi comparativa, ya puedes darte cuenta de mi principio: cada categoría está hecha para diferentes requisitos. En el pasado había (para mí) una categorización compuesta por tres tipos que se distinguían claramente entre sí:

  1. Cafeteras expreso monocircuito
  2. Cafeteras expreso de dos circuitos
  3. Cafeteras expreso con caldera dual

Esta clasificación se basa en cómo se calienta el agua y bajo qué circunstancias sale esta del grupo de infusión y del tubo de vapor. En el artículo original no hubiera tenido sentido una clasificación distinta, porque los fabricantes se regían por este esquema, o solo ofrecían cachivaches baratos.

Tal como te he comentado en varias ocasiones, esto ha cambiado fundamentalmente. Dejando fuera las cafeteras profesionales, se puede distinguir una clasificación de al menos cinco tipos distintos de cafeteras expreso, que están dirigidas respectivamente a una clientela muy diferente:

  1. Cafeteras con portafiltro de aprox. 150 euros
  2. Cafeteras expreso desde 300 euros
  3. Cafeteras con portafiltro clásicas desde 500 euros
  4. Cafeteras híbridas como combinación de cafetera superautomática y cafetera con portafiltro
  5. Cafeteras con palanca manual

Si estás buscando una cafetera expreso, creo que lo mejor es que conozcas y tengas en cuenta los dos sistemas de clasificación. Solo entonces serás capaz de determinar claramente qué tipo de cafetera con portafiltro se adecúa más a ti.

Además, nunca está de más conocer algunos términos y conceptos especializados para poder descifrar la charlatanería de marketing de algunos fabricantes. ¡Aquí te cuento algunas de mis últimas experiencias!

Cafeteras expreso de aprox. 150 euros: ¿es suficiente con cumplir los requisitos mínimos?

Yo, personalmente, solo por cuestiones de sostenibilidad ni pensaría en poner en mi cocina una cafetera con portafiltro de 150 euros. Puedes estar seguro de que estas versiones no soy muy duraderas. Además, los componentes baratos no logran alcanzar ni la presión ni la temperatura o precisión (de forma permanente) que se requieren para obtener el expreso perfecto.

A continuación te dejo de nuevo el vídeo en el que pongo a prueba cafeteras con portafiltro pequeñas (solo disponible en alemán):

Algunas personas me han comentado que con esta categoría solo han tanteado el mundillo y pronto se decidieron por una cafetera de mejor calidad. Lo interesante de esto es que hasta el momento nadie ha regresado de las cafeteras con portafiltro a las cafeteras superautomáticas. Incluso aun teniendo la cafetera más barata.

Para los fabricantes esta categoría es bastante lucrativa, porque el umbral de precio para la obtención de una cafetera de este estilo es bastante reducido. Una vez adquirida, los enganchados al expreso cambiarán ellos solos a una versión superior de precio mayor. Además, aquí se pueden obtener más puntos en la parafernalia de Instagram gracias a todos los colorines y diseños bonitos.

DeLonghi ECOV 311.GR vista general Arne

Dentro de estos fails de Instagram incluyo a la DeLonghi ECOV 311.11 GR, que parece muy bonita en las fotos, pero que en realidad no hace nada bien.

La única razón por la que la incluyo en esta categoría es porque el mercado está prácticamente repleto de este tipo de cafeteras. Aun cuando en cierto modo me gusta la DeLonghi EC 685 Dedica por su relación calidad-precio, nos encontramos todavía en un nivel bastante bajo.

A continuación te dejo el vídeo de la prueba de la DeLonghi EC 685 Dedica (de momento solo disponible en alemán):

¿Qué te parece? Yo creo que estaría bastante guay que alguien abriera una cafetería autoservicio, donde los clientes pudieran preparar sus cafés en las cafeteras con portafiltro. Así no existiría el problema de los «tanteadores».

Una cafetera expreso (cara y propia) crea un sentimiento de respeto y un cachivache de 150 euros pues no lo hace. Está bien que tengas en tu cocina los pocos productos buenos que hay en esta categoría. Pero que sepas que el deseo de tener una cafetera mejor suele llegar rápido.

Cafeteras expreso desde 300 euros: posición de salida para nuevas ideas

En lo que respecta al rango de precios de las cafeteras superautomáticas que se encuentran entre los 600 y 800 euros, la categoría correspondiente para las cafeteras con portafiltro es de 300 euros en adelante. Sorprende el gran espíritu innovador en este rango, lo que se refleja, por ejemplo, en los prácticos tubos espumadores automáticos.

Un ejemplo reciente bastante conseguido es la Sage the Bambino Plus, que por unos 350 euros ofrece exactamente este espumador de leche e incluye también temperaturas ajustables, cantidad de agua regulable y una presión correcta para un buen expreso.

Vista general de la Sage the Bambino Plus con Arne

Si estás buscando una cafetera para principiantes «seria», que enseña a su vez cómo se prepara un expreso y te quita el miedo de prepararlo, yo invertiría entre 300 y 400 euros. Si justo acabas de empezar a buscarla y aún no te convence del todo la Sage (las cafeteras expreso hay que «sentirlas»), te recomendaría que te esperaras un poco.

Pues en esta categoría de precios habrá seguramente una mayor competencia, cada vez son más las innovaciones que llegan al mercado. Y esto también es bueno para la competencia de precios.

Cafeteras expreso desde 500 euro: los clásicos nunca mueren

Las «antiguas» recomendaciones para principiantes, como la Rancilio Silvia y la QuickMill Orione 3000, para mí han subido un poco en la nueva clasificación por dos motivos: porque cuestan más que una auténtica cafetera para principiantes y los novatos se asustan bastante ante ellas.

A continuación te dejo el vídeo de la comparativa entre la prueba de la Rancilio Silvia y la QuickMill Orione 3000 (de momento solo disponible en alemán):

Pero estas dos cafeteras no ostentan su título de clásicos así porque sí y es que, en comparación con, por ejemplo, los productos de 300 euros, tienen la ventaja de poseer una estructura duradera y de alta calidad. No obstante, son algo complicadas de manejar y, en temas como el calentamiento, pueden ser algo lentas.

Si de todas formas te compras una cafetera de este tipo, te digo desde ya que te comprarás únicamente otro modelo si te has encaprichado de él. Si en tu cocina está la Silvia o alguna de sus hermanas y ya te has familiarizado y adaptado a todas sus cosillas, para un usuario normal no habría nada mucho mejor que encontrar.

Con esta cafetera podemos debatir si quieres, hay suficientes argumentos para las supercafeteras como la Rocket Espresso Dual Boiler R58 (¡estoy enamorado de ella!).

Aunque esto se asemeja un poco a si comparamos un Smart con un Lamborghini: ambos son coches, ambos te llevan a la meta, el Smart tiene muchas ventajas frente al coche deportivo, pero un Lamborghini es para muchos más coche que un Smart.

Cafeteras híbridas: los remix de moda

Todos los mercados habituales para clientes finales alertan del bombazo del siglo, es decir, sus nuevas cafeteras expreso con molinillo, o como yo las he bautizado: la simplicidad de la mitad de las cafeteras híbridas.

Esta idea no es muy innovadora. La antigua Gastroback 42612 Design Advanced Pro G, que ya os presenté brevemente allá en 2015, era un tipo de estos remix. Entonces durante años no sucedió nada.

Admirando la dispensación de un expreso

Y ahora con la mejorada Gastroback 42612 S Design Espresso Advanced Pro GS no solo hay un sucesor de la Gastroback.

DeLonghi, con La Specialista es la más reciente en llegar al mercado con su novedosa cafetera híbrida, mientras que la Sage Oracle Touch se ha convertido en una de mis favoritas.

Volumen de suministro de DeLonghi La Specialista

En la IFA 2019 pude toquetear algunos desarrollos similares, tanto del maestro de los molinillos Graef como de los suizos Solis. Casi podría afirmar que las cafeteras híbridas son en este momento la tendencia en el mundo de las cafeteras.

Esto radica en la combinación inteligente de dos principios, que tienen bastantes ventajas:

  • Se puede preparar un (¡)auténtico(!) expreso casi tan fácil como en una cafetera superautomática.
  • No necesitas comprarte un molinillo de café adicional.
  • La espuma de leche se prepara en gran parte de forma automática.
  • La cafetera automatiza muchos ajustes habituales del expreso.
  • Una cafetera híbrida es tolerante a fallos.
  • Para todas las funciones que tiene es muy compacta.
  • El café no entra en la cafetera, por lo que la limpieza es más fácil.

De todas formas también se trata de una cafetera frente a la que hay que asumir un compromiso. Muchos fabricantes han reconocido que, en esta categoría, la tarea es quitarse el miedo frente a las cafeteras con portafiltro. Este paso intermedio tiene, por supuesto, sus inconvenientes. En su mayoría son los mismos que en las cafeteras superautomáticas:

  • Si una pieza decisiva se rompe, la cafetera completa es inservible.
  • Los granos se calientan también durante el uso de la cafetera.
  • A mayores habilidades, menos margen de maniobra.
  • No se puede subir el nivel de ciertos componentes (entre ellos, el molinillo).

Si únicamente miramos los números, hay más pros que contras. Por eso me divierte mucho poner a prueba las cafeteras híbridas. Desde el punto de vista de los precios, deberías comenzar con un nivel similar a La Specialista.

Pero yo no invertiría más que para una Sage Oracle Touch. Porque insisto: quien se compre una cafetera híbrida, en algún momento tendrá ganas de hacerse con una auténtica cafetera con portafiltro y un molinillo de café individual. Eso te lo puedo garantizar.

No obstante, no estoy muy seguro de cuánto tiempo puede pasar hasta que uno se decida por hacer el cambio, pues el precio de las cafeteras híbridas no es moco de pavo, por lo que el umbral de precio para hacer el cambio es algo más elevado. Y estas cafeteras realmente funcionan bien.

Quitando las cuestiones del molinillo o fallos catastróficos, realmente para el fin que perseguimos no hay razón para el cambio. El expreso preparado en las variantes buenas es la caña y la espuma de leche incluso más aún.

Desde mi punto de vista, los factores de imagen y chulería juegan por ello un papel importante. Las cafeteras híbridas son geniales, pero en la próxima reunión de bebedores de expreso anónimos no se podrá explicar tan bien el porqué un elegante armatoste de cafetera con portafiltro sea el modelo italiano perfecto.

Cafeteras con palanca manual: paciencia y un poquito de chulería

Si lo analizo bien, no debería ni seguir explicando en detalle las cafeteras con palanca manual. Y esta es la única razón por la que presento a La Pavoni Professional como la única cafetera en este análisis de cafeteras expreso.

La Pavoni Professional

Y es que las cafeteras con palanca manual en realidad son innecesariamente complejas y si las comparamos con otras son realmente caras, pero tengo que reconocer que su aspecto es excepcional y otorgan a la cocina ese toque del auténtico conocedor del café.

Si el tema fuera realmente por algo más que chulería, cualquier cafetería tendría únicamente expreso preparado con cafeteras con palanca manual.

El funcionamiento mecánico es naturalmente una reverencia ante las primeras cafeteras expreso, que incluso eran capaces de preparar un expreso de acuerdo a nuestros estándares de calidad actuales. Pero desde entonces la «automatización» ha hecho que todo sea mucho más fácil y mejor.

Esquema de las cafeteras con palanca manual

Básicamente, las cafeteras con palanca manual también preparan el expreso con una presión de 9 bar. Para ello debes presionar la palanca manual primero hacia arriba para que el agua presione el émbolo hacia arriba y sirva de resistencia (figura 1).

En cuanto el agua fluya a la cámara de infusión, se produce el contacto con el expreso molido en el portafiltro. Esto no es tan malo. Solo tendrás que esperar unos segundos y tendrá lugar la preinfusión, lo que es excelente para la realizar la extracción perfecta.

Si se trata de la primera dispensación, el agua se enfriará muy rápido. El grupo de infusión normalmente es macizo y no está calentado, por lo que primero se debe llevar a la temperatura necesaria. Para eso está la dispensación vacía. Esta tiene una doble función: limpiará el portafiltro y lo calentará.

En la segunda imagen puedes ver cómo se presiona la palanca hacia abajo y, de este modo, se genera la presión necesaria para la dispensación. Como en este momento no existe contacto alguno del agua con el hervidor, la temperatura del portafiltro es menor que la temperatura del hervidor y, en el mejor de los casos, se habrá enfriado de forma óptima.

La Pavoni Professional Arne

Hasta que llegues hasta este punto donde manejes este proceso incluso dormido y en cualquier situación, realmente debes invertir mucho tiempo en practicar. Además, una cafetera con palanca manual no te va a perdonar los errores que puedas cometer en el molinillo o a la hora de elegir el expreso.

También es desesperante que una cafetera con palanca manual (en particular, La Pavoni) se sobrecaliente tras pocas dispensaciones de expreso y necesite una pausa. Por lo que se refiere a la espuma de leche, no tienes que darle muchas vueltas. En cualquier caso, existe un buen motivo por el que La Pavoni Professional no puede desaparecer de mi cocina: si sabes lo que haces, no hay mejor oportunidad de obtener las mejores características de los granos de café. En este caso, La Pavoni te costará sobre unos 600 euros (o más) en Amazon, así como mucho tiempo, paciencia y músculos.

Cafeteras expreso monocircuito: el primer paso para los puristas

Llegamos a la primera categoría para «profesionales» y un modo de funcionamiento en donde podrás ver cafeteras expreso para principiantes donde no se verá claramente la etiqueta del precio.

Las cafeteras monocircuito adoptan este nombre porque el propio circuito del agua o la caldera se utilizan para preparar el expreso y espumar la leche.

Esto supone un problema, porque para espumar la leche se requiere una temperatura del agua mayor que para la del expreso. Y la diferencia es realmente grande: para un expreso se requiere que el agua esté a aproximadamente 94 grados Celsius y un vapor de agua en condiciones se consigue entre 110 y 130 grados Celsius.

Sí o sí, la cafetera debe seguir calentándose después de dispensar el expreso o enfriarse para preparar el siguiente capuchino o flat white. Si esto no va como debe, el expreso de la siguiente dispensación será amargo y se extraerá de forma incorrecta. Eso está claro.

Además, estos procesos de calentamiento y enfriamiento suelen ser largos. Sin embargo, un buen capuchino se basa en que la leche y el café se unan lo más rápido posible.

Conclusión:

Si únicamente bebes expreso, o incluso americano, no hay ningún inconveniente en una cafetera expreso monocircuito.

Por esta razón, yo, como auténtico purista, soy tan fan de la Rancilio Silvia. Como cafetera monocircuito, incluso obteniendo unos resultados y teniendo unos componentes de alta calidad es más barata que la competencia. Igual de agradable es la SAGE SES500 the Bambino Plus, que me sorprendió y por menos dinero.

Arne feliz con la Sage the Bambino Plus

Si eres fan de la leche y quieres vivir la «aventura de la cafetera monocircuito», te entretendrás con el denominado «surf de la temperatura». Esto consiste en poder combinar correctamente el tiempo de espera, las dispensaciones vacías y los conocimientos sobre la cafetera.

Una solución bastante buena para el problema de la temperatura nos la ofrece la QuickMill Orione 3000, ya que su estructura monocircuito se complementa con un calentador de paso. Este proporciona rápidamente una temperatura de vapor estable.

Cafeteras expreso de dos circuitos

Si has leído con detenimiento la parte relativa a las cafeteras monocircuito, pensarás que las cafeteras de dos circuitos son cafeteras con portafiltro que tienen dos circuitos de agua a diferentes temperaturas.

De este modo el vapor para espumar la leche y el agua de infusión para la preparación del expreso se pueden obtener simultáneamente sin tiempo de espera.

Tal como puedes ver en el dibujo, en la caldera hay agua a una temperatura de entre 110 y 130 grados Celsius. Esta agua se utiliza para espumar la leche. A través de este hervidor pasa un tubo.

Por este fluye el agua que, debido al material elegido del tubo y el tiempo de extracción, obtendrá el rango de temperatura óptimo para el proceso de infusión. Este tubo se llama intercambiador de calor. En numerosos foros, por vaguedad o colegueo de internet, utilizan la abreviatura HX (por el término en inglés, heat exchanger).

En cualquier caso, en este tubo también existe el riesgo de sobrecalentamiento. Esto se puede observar cuando el vapor sale por el surtidor del portafiltro. Por lo tanto, se tiene un problema similar al de la cafetera monocircuito: un agua demasiado caliente hará que obtengas un expreso amargo.

A diferencia de la cafetera monocircuito, aquí la cantidad de agua se puede ver en el tubo de la cafetera de dos circuitos. Por lo que si sale vapor del portafiltro, pulsa el botón para la dispensación de expreso y deja que salga el caldo caliente. Un bonito efecto secundario: puedes utilizar esta agua para precalentar la taza de tu expreso.

En relación con las cafeteras de dos circuitos, a menudo se escucha la palabra termosifón. Este componente puede ayudar a compensar la temperatura.

El modelo para principiantes más conocido entre las cafeteras de dos filtros es la Oscar Nuova Simonelli, actualmente se comercializa su segunda generación. No solo posee un aspecto extravagante, sino que siempre causa una excelente impresión en los fans, también en lo que respecta a la calidad del café.

Con un precio de unos 800 euros, puedes ver el margen que hay normalmente entre las cafeteras expreso monocircuito y de dos circuitos.

Además, esta cafetera tiene un peso aproximado de 17 kilogramos y un tiempo de calentamiento muy lento, por lo que no es precisamente una minicafetera fija. Tampoco tiene un surtidor de agua caliente ni un control de presión mediante un manómetro ni una opción estándar para reducir la presión.

Si tienes ganas de permitirte un lujo, échale un vistazo, por ejemplo, a la clásica ECM Technika IV. Es antigüilla, pero es un precioso objeto de exposición para la inversión que realizarías, que rondaría los 1600 euros.

La ECM elimina esa línea que divide lo particular de lo profesional, su aspecto es simplemente excepcional y tiene una calidad extraordinaria. Muchas cafeteras expreso Bezerra también son dignas de mención.

Cafeteras expreso con caldera dual

La tercera categoría para «profesionales» se centra en las cafeteras con portafiltro con dos calderas independientes, las cuales verás identificadas como «Caldera I» y «Caldera II» en el dibujo.

El juego es similar al de las cafeteras de dos circuitos: la caldera I suministra el agua del expreso y genera la presión, la caldera II procura la temperatura de vapor de agua para la espuma de leche. Las dos calderas solventan todos los problemas de las cafeteras monorcircuito y de dos circuitos:

  • No hay tiempos de espera con posibles pérdidas de calidad.
  • No hay problemas de sobrecalentamiento gracias a los circuitos totalmente independientes.

En cualquier caso, las dos calderas presentan otro problema: en función de la intensidad de uso, el agua «holgazanea» algo más en la respectiva caldera (solo se utiliza para una cosa). Y el agua, que se está calentando continuamente, no es que sea la mejor.

Por lo que si vas a comprar una cafetera de caldera dual, debes prestar atención a qué tamaño de calderas se adecúa mejor a la frecuencia de uso que le vas a dar. Mi lema es: ¡cuanto más pequeña, mejor!

En las recomendaciones sobre las mejores cafeteras expreso con caldera dual te voy a ofrecer mi opinión más personal y subjetiva. Cuando era estudiante y comencé con Coffeeness, tenía una hucha para la Rocket Espresso Dual Boiler R58.

Su precio (en abril de 2020) es de unos 700 euros, sigue pesando unos buenos 30 kilogramos y no tiene ni pizca de bonita. Pero su funcionalidad me entusiasma hasta el infinito:

La temperatura de infusión se puede ajustar de manera flexible. El control PID tiene un elemento de mando externo. ¡¿Perdona?! Esto es superguay. De este modo puedes regular la temperatura del agua. Además, está muy bien fabricada y es silenciosa.

Aunque muy a mi pesar aún no he conseguido tenerla en mi cocina de pruebas. La razón principal es que tengo muchas otras cafeteras, pero el tiempo dirá. ¿Qué opinas?

Una última cosa sobre ese maravilloso control PID. Por si no lo habías oído nunca, PID son las siglas para ‘Proporcional-Integral-Derivativo’ y, en resumidas cuentas, este control es el responsable de que la temperatura del agua se mantenga SIEMPRE constante mientras esté infusionando.

Aquí hay tres aspectos que se interrelacionan entre sí y realmente todo es demasiado técnico. Pero recuerda: el control PID es una especialidad primordial de las calderas duales y simplemente es lo más. Sobre todo cuando tengo acceso a él como en la Rocket.

Haz presión: ¿cómo funciona una cafetera expreso?

Si quisiera explicarte en detalle cómo funciona una cafetera expreso, necesitaría la mitad de internet y tú la carrera de ingeniería. Pero esto realmente no hace falta para conocer el funcionamiento esencial:

  1. El agua se calienta en la cafetera, según su estructura: en diferentes calderas, tubos o en un depósito. Echa un vistazo a las secciones de cafeteras monocircuito, de dos circuitos y de caldera dual.
  2. Una bomba de alta calidad hace que esta agua no gotee sin más del surtidor, sino que salga despedida con una presión elevada.
  3. Para que esta presión óptima de 9 bar nos proporcione un expreso ideal es necesario un portafiltro. La cantidad medida exacta de café molido, con el grano correcto y la mejor compresión crearán en él la mejor resistencia desde abajo.

Cuando todos los componentes interactúan perfectamente entre sí, conseguirás un expreso que constará de los siguientes parámetros:

  1. Mezcla: granos de café expreso de alta calidad, que pueden incluir perfectamente una parte de robusta para conseguir una crema mucho más estable.
  2. Cantidad: se dispensan y extraen unos 25 ml de agua con una cantidad aproximada de 7 g de café molido (dispensación individual).
  3. Grado de molienda: un ajuste lo más fino posible que garantice no solo una extracción óptima, sino también el tiempo de contacto adecuado de aprox. 25 segundos.
  4. Cafetera: de la presión generada se demandan idealmente 9 bar y, en el portafiltro, se requiere una temperatura de infusión de aprox. 94 grados.
  5. Persona: una nivelación y compresión adecuadas, una expulsión de vapor limpia y el ajuste perfecto de la cafetera son el fiel de la balanza.

Esta fórmula de 5 factores no cambia nunca en sus bases, pero puede variar ligeramente en función del gusto, el tamaño de la dispensación, los granos de café o las características de la cafetera.

Pero con esta fórmula puedes ver que la cafetera expreso no es la única responsable del expreso que deseas. Una cafetera profesional megacara podrá darte una birria si pasas por alto todos estos aspectos o utilizas una calidad inferior.

Por eso dicen que: la cafetera expreso no hace al maestro, sino la práctica y el esmero.

¿Cuál es el secreto del filtro de crema?

Mientras analizo las cafeteras expreso, ya te he hablado más de una vez por encima sobre los filtros de crema y te doy a entender también que un filtro no es a su vez un filtro. En las cafeteras expreso para principiantes y las cafeteras con portafiltro para profesionales es muy fácil distinguir los filtros e, incluso, los portafiltros en algunas ocasiones.

Simplemente tienes que coger los accesorios de filtrado, girarlos y tocarlos:

Si los filtros tienen dos capas y en su fondo solo tienen unos pocos orificios pequeños o, incluso, solo uno, será un filtro de crema para principiantes.

Sage the Bambino Plus filtros parte inferior

Si el material es de una sola capa y toda la base es un único filtro, entonces estaremos hablando de una versión para profesionales.

Sage Oracle Touch distintos tipos de filtros

Tal como indica ya el propio término «filtro de crema», esta diferencia está relacionada con la espuma del expreso, un tema debatido hasta la saciedad. Pero independientemente de si la crema es realmente importante o no para un expreso, siempre será el indicador perfecto para saber si en la preparación se ha seguido la fórmula de los 5 factores.

Una de las grandes dudas en el proceso es la presión requerida, la cual se consigue principalmente por la interacción entre la potencia de la cafetera, la compresión de la pastilla, el grado de molienda y la cantidad de café, pero también por la fórmula de los 5 factores. Y las cafeteras para principiantes y los usuarios principiantes no siempre rinden bien en todos estos aspectos.

Por eso, los filtros de doble capa con su pequeño orificio ayudan a compensar estas carencias y a generar la resistencia necesaria frente al agua. Por eso se hace un poco de trampa para poder hablar al menos de un expreso en condiciones.

Expreso de La Pavoni Professional

Pero está claro que los expertos no te lo van a comprar. Ellos lo hacen todo correcto y, además, tienen ante ellos una buena cafetera calibrada a la perfección. Quieren obtener una extracción completa, uniforme y limpia. Y para ello necesitan un filtro completo, uniforme y limpio.

Quien sea un auténtico esteta, se olvidará de los típicos «surtidores» y optará por un portafiltro sin fondo. De este modo podrás ver inmediatamente el expreso durante la extracción. Muchos profesionales dicen que es bueno para el café que el líquido no entre en contacto con tanto metal o plástico (cafeteras baratas).

Todo esto se basa opcionalmente en la higiene, los reparos con ciertos materiales o la caída de temperatura por el contacto con el metal. A mí también me gustan los portafiltros sin fondo, pero porque opto principalmente por un buen filtro y un portafiltro que se ajuste bien a la mano.

Cafetera con portafiltro vs. cafetera superautomática: ¿qué cafetera quiero de verdad?

Me pregunto con bastante frecuencia qué cafetera con portafiltro recomendaría. Y casi con la misma frecuencia me pregunta la gente si se debería comprar una cafetera expreso o una cafetera superautomática.

Mi respuesta corta suele ser:

A mí me da igual, lo importante es que utilices unos buenos granos de café.

La respuesta larga comienza con una pregunta:

¿Cuánto te quieres implicar en tu café?

Y esto lo pregunto no solo por cuestiones como la predisposición de aprendizaje, sino también por el tiempo, el dinero y la paciencia. Una cafetera con portafiltro no es un aparato pasajero; en cambio, una cafetera superautomática sí. Una cafetera con portafiltro puede preparar un expreso, una cafetera superautomática puede preparar un expreso de cafetera superautomática. Y podría seguir comparando de esta manera durante mucho tiempo.

Expreso terminado con la DeLonghi ECAM 23.455.b y Arne feliz

Pero si esto no te ayuda, te he preparado una especie de lista con las típicas preguntas y respuestas. Si ves que me falta algo importante, ¡escríbeme un comentario!

  1. No tengo ni idea de ninguna de las dos categorías, pero sí un gran interés en lo que a expreso, capuchino, etc. se refiere.
    Si no existieran las cafeteras híbridas, me las inventaría como respuesta a esta pregunta. En muchos aspectos, su estructura es mucho más simple que la de una cafetera superautomática, pero no requieren tantos conocimientos como para una cafetera con portafiltro. Naturalmente, la gran ventaja es que tienen el molinillo incorporado y, en la mayoría de los casos, disponen de un tubo de vapor automático. Incluso el prensador de café está montado. Y lo mejor de todo es que preparan un (¡)auténtico(!) expreso.
  2. A mí me gusta probar distintos granos y exijo mucho a mi café.
    Si te refieres a granos de expreso y al café expreso, no hay nada por encima de la cafetera con portafiltro. Solo con ella se puede extraer realmente la esencia de los ingredientes, sin compromisos ni pretextos y justo como lo ideó el tostador. Si se trata del café de filtro y los granos de café, hablaríamos de la cafetera de filtro manual. Una cafetera superautomática requiere (¡)siempre(!) compromiso, pero no te dará un expreso o café de filtro.
  3. Me encanta el expreso y las bebidas con espuma de leche, pero tengo un presupuesto limitado.
    Incluso habiendo bastante movimiento en las cafeteras expreso muy económicas, debes incluir siempre en tu presupuesto un buen molinillo de café, un prensador de café en condiciones, un depósito para restos de café y, por supuesto, los granos de café. Aquí, la cafetera superautomática todoterreno y todo en uno tiene un poco de ventaja. En cualquier caso, las cafeteras con portafiltro tienen la enorme ventaja de que duran muchísimo si poseen cierta calidad. Si se rompe en ellas una pieza, no se ha ido al traste toda ella.
  4. Los miembros de mi familia beben cafés muy distintos.
    Si la mayoría no son auténticos fanáticos de café, yo recomendaría una cafetera superautomática. De lo contrario, sería muy complicado y podría romperse algo bastante rápido. Además, en una cafetera superautomática cada uno se puede programar su bebida favorita. Y el espumador de leche automático tampoco está nada mal.
  5. Bebo únicamente expreso.
    La respuesta es clara: una cafetera con portafiltro. Si por mí fuera, también puede ser barata. Las cafeteras superautomáticas preparan una «especie» de expreso, pero los auténticos solo los puedes conseguir con una cafetera con portafiltro. Algo intermedio podría ser la cafetera híbrida.
  6. Me olvido algunas veces de los intervalos de limpieza.
    ¡La cafetera con portafiltro! En este caso, el café no entra en la cafetera y aparece menos moho. De todas formas, las limpiezas y las descalcificaciones son obligatorias, pero menos tediosas que en la cafetera superautomática.
  7. Me gustaría tomarme por las mañanas un café rápido.
    Aquí depende: si tienes bastante práctica en el proceso de la cafetera con portafiltro, va igual de rápido que en una cafetera superautomática. De cualquier modo, el tiempo de calentamiento de los modelos con precios más elevados también es mayor. Por lo tanto, la cafetera superautomática es más cómoda para comenzar el día.
  8. Busco una cafetera para la oficina.
    Una cafetera superautomática, sin duda alguna. ¿Muchas personas con distintos niveles de conocimientos y exigencias toqueteando una cafetera complicada con un sistema mecánico preciso? ¡Mejor que no!
  9. La quiero para Instagram.
    Una cafetera con portafiltro, ¿qué si no? Incluso sin seguidores, su aspecto es increíble y cualquier cocina se ve tan espectacular como un templo de los dioses.

¿Qué accesorios debo comprar para mi cafetera expreso?

La palabra debo deja claro que no solo vas a invertir en una cafetera expreso. Y es que, a diferencia de las cafeteras superautomáticas, aquí no se tiene un molinillo de café integrado, sino que se tiene que comprar aparte.

Incluso si estás lidiando con este problema teniendo una cafetera híbrida, después del primer intento con el accesorio suministrado vas a notar que falta algo para tener la suerte de la cafetera con portafiltro.

Por eso te quiero presentar rápidamente el accesorio más importante de una cafetera con portafiltro, no importa si es obligatorio u opcional:

  • ¡invierte en un buen molinillo de café!

E incluso mejor… ¡en un molinillo de expreso excelente! Muchas variantes automáticas para principiantes suelen tener el problema de que los granos de café no se muelen lo suficientemente finos para generar la presión óptima en el portafiltro.

Lo más gracioso es que los molinillos manuales de expreso buenos, como mi Comandante (bastante caro) o el molinillo manual de café Porlex Tall no suelen tener nunca problemas. Pero ¿quién querría tener que moler café cada vez que se quiera preparar un expreso?

Molinillo manual de café expreso Comandante

Dos modelos de mi comparativa de molinillos de café te muestran lo que se entiende por un molinillo de expreso excelente, que se adecúa a la perfección a una cafetera con portafiltro:

  • El Eureka Mignon es un clásico total con su diseño perfecto.
  • El Baratza Sette 270W ha arrasado en el mundo de los molinillos (y en mi cocina).

Pero, claro, el precio de estas dos recomendaciones puede asustar un poco. Sin embargo, a raíz de mis pruebas a largo plazo, sé que estos molinillos son casi indestructibles. Además, en esta categoría de precios no encontrarás unos resultados de molienda más homogéneos.

Algo más abajo (también en cuanto a precio) puedes encontrar el Graef CM 800, el cual utiliza nuestro equipo continuamente. Entre tanto, lo han actualizado varias veces y ahora está disponible en la generación Graef CM820EU.

Graef CM 800 sin tornillos

El Graef de la serie 800 destaca principalmente por sus buenos resultados teniendo un precio relativamente bajo. La molienda no se realiza de forma progresiva, pero se apaña bastante bien con sus 40 niveles.

En cualquier caso, su montaje (o desmontaje para la limpieza) es complicado. Y la limpieza es una tarea habitual, porque debido a que gran parte está hecho de plástico, da bastante carga electrostática. No obstante, con Graef y su serie CM 8 estás más que servido.

Por cierto: solo porque tengas una cafetera híbrida no quiere decir que un molinillo independiente es superfluo. Por ejemplo, en el caso de La Specialista de DeLonghi, con un molinillo de café independiente te ahorrarías muchas de las tareas de ajuste si quieres probar nuevos granos de café. No es obligatorio, pero sí un consejo.

  • Regálate un «auténtico» prensador de café.

Tengo que ser muy sincero: prácticamente todas las cafeteras con portafiltro que ya he analizado para ti incluyen un prensador de café que parece de juguete. La mayoría de versiones no se ajustan bien a la mano, son demasiados ligeros y, por tanto, no consiguen generar la presión de compresión suficiente de aprox. 15 kg.

DeLonghi EC 680 tamaño prensador

Sin esta presión no se puede comprimir bien la pastilla de café y el agua la atraviesa demasiado fácil, quizá sale volando del portafiltro o te puedes encontrar perfectamente un abrevadero de café al retirar el portafiltro. En cualquier caso: ¡que el prensado salve al expreso!

Si hay una estación de prensado automático (que es una característica de las cafeteras híbridas), no suele ser tan desastre. Pero no siempre lograrás esa comprensión que deseas con el prensador de café, o será que la mecánica no tiene un buen día, o cualquier cosa que se te pase por la cabeza.

Sage Oracle Touch con grupo de infusión externo

Un buen prensador de café es un punto positivo en comodidad que no tiene por qué costar una millonada. He estado barajando la posibilidad de hacer un análisis al respecto. ¿Qué opinas?

Hasta el momento tampoco tengo uno favorito. Para mí lo importante es que el propio prensador esté fabricado en una aleación muy pesada y lisa, mientras que el mango debe tener un diseño que pueda sujetar perfectamente en la mano y ejercer presión sin que me duela.

  • Hazte el trabajo más fácil con un depósito para posos de café.

¿Cómo se extrae la pastilla de café del portafiltro? Si fuera por los fabricantes de cafeteras expreso, estarías solo ante el peligro. Tienes tres opciones: golpeas el portafiltro en el borde del cubo de basura (¡qué asco!), utilizas un recipiente casero adecuado o compras un depósito para posos de café.

Lo bueno de estos cubos de mesa para restos de café es la barra transversal sobre la que puedes golpear el borde del portafiltro. De este modo se desliza la pastilla de café del filtro.

Pero para ello el depósito para posos de café debe ser estable y, a poder ser, pesado. Que la barra transversal esté revestida de goma u otro material similar hace que los golpes no hagan un ruido impresionante.

Por cierto, este depósito especial no solo es recomendable por cuestiones de higiene y por tener una estación de café completa, también se trata de un controlador. Según salga la pastilla de café del filtro y cómo de estable caiga en el depósito podrás saber si todo ha salido perfecto en la preparación.

Tras el prensado

Si cae pringoso y como lodo en el depósito, quiere decir que ha ido igual de mal que si cayera más seco que la mojama y se desmigara inmediatamente al llegar a la base. La pastilla de café óptima mantiene grosso modo su forma antes de que se seque del todo y se desmigue.

  • Necesitarás una jarra en condiciones (solo) si haces dibujos con la leche.

No es obligatorio tener una jarra de leche que se adapte perfectamente a tu mano, a no ser que quieras ser un maestro del Latte Art. La mayoría de las personas se apañan bastante bien con las jarras incluidas con la cafetera. Aunque, si faltara, la inversión no sería muy elevada, pero los beneficios sí.

Latte Art

Las jarras de café tienen la forma ideal para espumar y son totalmente insensibles al calor y al vapor de agua. De algunos vasos no podría decir lo mismo.

  • Si no hay otra…

…y no se te ocurre nada más que te puedas comprar, hazte con una almohadilla de prensador de café, que seguro que te alegrará tanto como un elegante cepillo de limpieza de madera. También puedes echar toda la carne en el asador y depositar las pastillas de café en un auténtico cajón para posos de café. Por el momento no quiero hablar sobre las tazas de expreso más bonitas.

Pero antes de comprar cualquier artilugio, invierte tu dinero (¡)siempre(!) en granos de un excelente café. Nada de café de supermercado, tuestes industriales ni bolsas de origen incierto. Dirígete a empresas tostadoras que sean justas y transparentes en sus canales de suministro y fuentes de abastecimiento, y que realicen su tueste con esmero.

Esta condición es inamovible. No en vano la «mezcla» es el primer factor de la fórmula de 5 factores.

Los consejos más importantes para un expreso excelente con la cafetera con portafiltro

No merece la pena realizar una amplia introducción teórica sobre la preparación del expreso en la cafetera con portafiltro. Pues aquí, más que en cualquier otra categoría, es de aplicación lo siguiente: lo tienes que hacer una y otra vez. Además, cada cafetera y cada molinillo que se ajuste a esta funcionan de un modo distinto.

DeLonghi EC 685.BK

Lo que sí te voy a dar son un par de consejos de cómo conseguir más rápido un excelente expreso y eliminar las típicas fuentes de error.

  1. Una proporción alta de robusta ayuda: aun cuando, en comparación con el arábica, el grano de robusta empieza a ganar fans, no es nada nuevo para aquellos que beben expreso (de estilo italiano). Pues los tuestes italianos suelen tener un porcentaje bastante alto de robusta. Esto proporciona ese chute de cafeína necesario y estabiliza la crema. Incluso si algo no va del todo bien en el universo de los 5 factores, se puede conseguir un expreso con cuerpo.
  2. Apréndete entero el manual de instrucciones: en muchas cafeteras superautomáticas u otros aparatos las funciones son autoexplicativas o no se utilizan. En una cafetera con portafiltro deberás aprenderte muy pero que muy bien el manual de instrucciones y analizarlo (¡)completamente(!) varias veces.
  3. Busca el fallo primero en el molinillo: la mayoría de los fallos de extracción se producen durante la molienda. Suele durar bastante hasta que encuentres el punto óptimo de tu molinillo, en el cual conseguirás un café expreso molido muy fino, pero no en exceso. Si no sale expreso del portafiltro, deberás moler el café un poco más grueso. En la mayoría de las ocasiones, el agua no puede atravesar la pastilla de café. Pero si el agua la atraviesa disparada y sale clara en la taza, tendrás que ajustarla totalmente al contrario. Y si esto no ayuda en absoluto, comprueba primero si tu molinillo funciona de verdad.
  4. Practica con una báscula de cocina: cualquier barista novato debe practicar primero el prensado con una báscula de cocina. Solo así se aprende cómo se siente la presión óptima en la pastilla de café. Después siempre podrás confiar en la memoria de tus músculos. Como ya has visto, la presión necesaria es lo principal, así que céntrate en ella.
  5. Convertirse en el complemento: más abajo encontrarás una explicación detallada sobre la limpieza de una cafetera expreso. Tenla en consideración y sé diligente al llevarla a cabo. Aunque en una cafetera con portafiltro no debe haber café en su interior, otro tema muy distinto es la cal y otras cosillas relacionadas con el agua. Cuanto con más frecuencia realices los pasos intermedios de limpieza, menos problemas tendrás con la cal o los filtros obstruidos.

Comprar cafeteras con portafiltro usadas: ¿es una buena idea?

Cuando hablo de las cafeteras superautomáticas siempre digo que no es buena idea comprar una usada, porque no sabes nunca si el dueño anterior la ha cuidado y de qué manera.

Lo mismo se puede decir para las cafeteras expreso usadas. Pero aquí tienes la ventaja de que el café molido no debe entrar nunca en la cafetera y, por lo tanto, no debería haber moho muy en su interior. Todos los demás aspectos los puedes ver y probar directamente, y deberías hacerlo siempre antes de comprar un producto usado.

En particular, cuando hablamos de cafeteras expreso de muy alta calidad con una vida útil supuestamente muy larga, puedes hacer un buen negocio si compras una usada. Pero te recomiendo encarecidamente que no compres una cafetera de este tipo a ciegas. Normalmente, mientras se conversa con el vendedor, ya se puede deducir si entiende su cafetera y si le ha mostrado el respeto necesario.

Descalcificar y limpiar la cafetera con portafiltro: simple, pero necesario

En comparación con las cafeteras superautomáticas, la limpieza de una cafetera expreso es muy sencilla. Aquí no hay ni tubos flexibles de leche ni grupo de infusión interno ni molinillo montado fijo que se deban trastear con mucha dificultad para desmontarlos.

Limpieza del molinillo en la Oracle

No obstante, esto induce a menudo a no preocuparse mucho por la limpieza y a creer que son suficientes los típicos pasos de limpieza entre dos y tres dispensaciones de café. Pero habiendo tanta agua en juego, nadie te va a librar de descalcificar la cafetera con portafiltro.

Te recomiendo encarecidamente realizar en distintos intervalos (e intensidades) hasta seis pasos de limpieza distintos (en función de la cafetera):

Antes, durante y después de cada dispensación de expreso

  • Limpieza rápida y secado del portafiltro y el filtro
  • Retirada de los posibles restos de café del grupo de infusión con un cepillo especial
  • Expulsión de vapor del grupo de infusión, dejar correr brevemente agua caliente sin el portafiltro puesto

Antes, durante y después de cada espumado de la leche

  • Limpieza y secado de la jarrita de leche
  • Breve expulsión de vapor de agua por el tubo de vapor
  • Retirada de los restos externos de espuma de leche con un paño húmedo y limpio (¡)reservado para la máquina(!)

Cada vez que se rellene agua

  • Breve enjuague del depósito antes de cada relleno

Después de cada día de uso

  • Expulsión de vapor y cepillado del grupo de infusión
  • Limpieza profunda y secado de todos los componentes extraíbles (filtros, portafiltro, depósito de agua, jarrita de leche, bandeja de goteo, prensador de café, depósito para posos de café, etc.)
  • Limpieza intensiva del tubo de vapor

Según la frecuencia de uso, una vez a la semana

  • Retrolavado del grupo de infusión con el denominado inserto ciego para el portafiltro

Según la frecuencia de uso, una vez al mes

  • Retrolavado del grupo de infusión con el inserto ciego para el portafiltro
  • y el polvo de limpieza especial para disolver los aceites del café fijados

Uno de los utensilios más importantes para ello es el denominado filtro ciego o inserto ciego. En la minicafetera Sage the Bambino Plus a esta cosa se la llama disco de limpieza. La función es siempre la misma: mantiene el agua en la cafetera y evita que salga por el portafiltro.

Alguna vez también lo he escuchado como «dejar borbotear la cafetera». Tiene su lógica. Dado que el limpiador no puede ir a otro sitio, rota en el grupo de infusión y lleva a cabo allí su función.

Todo esto suena muy extenso y laborioso, pero en la realidad se realiza normalmente en pocos segundos y es una parte fija del proceso en la rutina correspondiente. Limpiar una cafetera con portafiltro no es realmente una hazaña.

Descalcificador de la DeLonghi EC 685.BK

La descalcificación de una cafetera expreso suena también muy laboriosa, pero, al igual que en la cafetera superautomática, no se necesita realizarla con mucha frecuencia y es una cuestión rutinaria. Los intervalos de descalcificación dependen naturalmente

  • del grado de dureza de tu agua corriente o el agua que emplees,
  • de la frecuencia de uso.

La buena noticia es que la descalcificación es mucho más fácil que en una cafetera superautomática y se requiere realizar con menos frecuencia. Aquí hablo de intervalos mensuales, incluso trimestrales.

Aquí te deberás orientar también según el aspecto exterior. Si aparece cal en el café, en los portafiltros o en el grupo de infusión, se puede decir que es casi demasiado tarde.

Lo primero que tienes que hacer es añadir el descalcificador en el depósito de agua o en una fuente y respetar los tiempos de remojo correspondientes de todas las piezas móviles. Los filtros y portafiltros deben estar en remojo unos 30 minutos antes de que se puedan limpiar bien y secar posteriormente.

En el depósito de agua se dejará el agua con descalcificador casi el mismo tiempo. Lo mismo se aplica para las puntas (enroscables) de las boquillas de espuma de leche o un dispensador de agua caliente con filtro.

La descalcificación de la cafetera con portafiltro dependerá de la estructura de la cafetera y su construcción (monocircuito, dos circuitos, caldera dual, etc.). Las cafeteras monocircuito económicas, como la Sage the Bambino Plus, te guiarán por el proceso con los botones luminosos y determinadas combinaciones de botones; en los modelos de alta calidad conformes al modelo clásico es algo más complicado.

Por eso te recomiendo enérgicamente tener en cuenta siempre el manual de instrucciones correspondiente a tu cafetera.

Manual de instrucciones de la DeLonghi ECOV 311.GR

En la versión inicial de este artículo te comentaba que prefería no utilizar químicos y que utilizo ácido cítrico para descalcificar. Muchas personas me echasteis la bronca y con razón.

Cuando lo escribí, pensaba siempre en mi La Pavoni Professional, cuya caldera no es de aluminio. Pero muchas otras cafeteras con portafiltro están fabricadas justo con este material y el ácido cítrico las dañaría.

Por eso mi consejo actual es: utiliza el descalcificador que recomienda el fabricante. No tienes que utilizar obligatoriamente un producto de marca, pero sí que tenga los mismos componentes.

Espuma de leche con la cafetera expreso: un mundo aparte

Hacer espuma de leche con el tubo de vapor ha sido siempre un tema bastante complicado, así que le he dedicado su propio apartado en el artículo relativo a la espuma de leche, que pronto estará disponible en español. Allí encontrarás las indicaciones básicas de cómo conseguir una espuma de leche fluida, de poro fino y bien atemperada con el proceso bastante complicado del tubo de una cafetera expreso.

En cualquier caso, a pesar de todas las habilidades que he adquirido a lo largo de los años sobre el tema del espumado manual de la leche, una cosa tengo que decir: los tubos de leche automáticos de muchas cafeteras expreso económicas o de las cafeteras híbridas son extraordinarios.

No hace falta apenas aprender nada. Y no todo tubo automático ofrece exactamente el resultado que un dibujante de leche se espera. Pero primero se tiene que aprender bien cómo hacer espuma con la DeLonghi La Specialista o la Sage Bambino.

Espumar la leche en la Sage the Bambino Plus

Lo que quiero decir con esto es que los tubos espumadores puramente manuales son el rasgo característico de las cafeteras expreso de alta calidad y su manejo, por tanto, es como un símbolo de estado.

Pero si ese tipo de espumado de leche es una de las razones por las que no te atreves con una cafetera con portafiltro, entonces la nueva generación de cafeteras para consumidores te resultará de  ayuda después de todo. E incluso de una manera más higiénica que con el sistema automático de las cafeteras superautomáticas.

Hojas de datos descodificados: ¿a qué se debe prestar atención y a qué no al comprar una cafetera expreso?

No quiero enrollarme demasiado aquí y simplemente iré al quid de la cuestión y, de paso, te daré también algunos consejos sobre cómo debes leer las hojas de datos o las descripciones de producto de las cafeteras con portafiltro. Para mí es importante que no te dejes deslumbrar por las cifras falsas y que compres una cafetera que también utilices por completo.

  1. Cafeteras monocircuito, de dos circuitos y de caldera dual: quien tome un solo expreso, solo necesita una caldera y, en teoría, se puede ahorrar siempre el sobrecoste de principios más complicados.
  2. Tiempo de calentamiento: cuanto más grande y detallada sea la estructura de la caldera o la cafetera, más largo será el tiempo de calentamiento. Esto se tiene que tener realmente en cuenta si se tiene poco tiempo por las mañanas. En la Rancilio Silvia, por ejemplo, supondrá unos 20 minutos, la Sage the Bambino Plus estará lista en tres minutos.
  3. Presión de la bomba: «Tiene 19 bar, es estupenda». No. Puede ofrecer 19 bar, pero se obtendrán con suerte unos 9 bar directamente para el grupo de infusión. Lo mismo sucede en la cafetera superautomática: ignora la indicación de presión, a no ser que salga de lo común en términos negativos totalmente. Todo lo demás son trampas en megapíxeles.
  4. PID: «estabilización automática de la temperatura». Un gran punto positivo que te brindará unos resultados mejores.
  5. Filtros de una o dos paredes: con dos paredes se mantiene mejor (la presión), pero con filtros de una pared conseguirás a largo plazo mejores resultados. Por eso, echa un vistazo a si el portafiltro es apto para su sustitución por «modelos profesionales». El diámetro del portafiltro (en mm) es aquí la ayuda más importante.
  6. Tamaño del depósito de agua: aquí yo no me opondría a algunos milímetros más. Con la expulsión correcta de vapor y otras cosas más, mucha agua atraviesa la cafetera. Me pone de los nervios tener que ir constantemente al grifo. En La Specialista, como cafetera híbrida, podría decir que el volumen del depósito era excelente (incluso con un uso continuo e innumerables dispensaciones).
  7. Grado de molienda: por supuesto solo es importante para las cafeteras híbridas. Un caso claro de: cuanto más, mejor.
  8. Altura del dispensador y «escaloncito»: un dispensador alto es estupendo para los vasos de latte, pero que esté bastante cerca de la taza de expreso es más importante. Si no, salpica y el café se enfría rápido. En este caso deberías tener en cuenta un «escaloncito» o algún dispositivo similar que acerque la taza de expreso al grupo de infusión.
  9. Dimensiones: sobre todo debes tener en cuenta que, en los tubos de leche manuales, debes calcular espacio a izquierda o derecha, porque si no es muy estrecho. Según el modelo, la profundidad es importante para la extracción del depósito, así como la altura.
  10. Peso: un tema de doble filo. Con un peso muy bajo aumenta el peligro de que toda la cafetera gire también al colocar el portafiltro. Para una cafetera bien pesada necesitarás obligatoriamente una base estable, porque estaríamos hablando de 20 kg o más.

¿Qué consejos, trucos o preguntas tienes todavía en la manga? ¡Me encantaría que me dejaras un comentario!

¡Envíame tus comentarios! Ya sabes que me encanta leerte.

Índice de contenidos