DeLonghi Dedica EC685 a prueba 2022: ¿es aceptable una cafetera con portafiltro tan básica?

Después de trabajar como barista profesional durante muchos años, Arne Preuss fundó Coffeeness en 2008.

Hace unos tres años me hallaba bastante entusiasmado con una cafetera espresso de la marca DeLonghi que, pese a ir dirigida a principiantes absolutos, ofrecía una funcionalidad razonable por su precio (menos de 200 euros): la DeLonghi Dedica EC680.

Arne posa con la DeLonghi Dedica EC685 y sostiene el portafiltro en la mano derecha

Hace unos tres años me hallaba bastante entusiasmado con una cafetera espresso de la marca DeLonghi que, pese a ir dirigida a principiantes absolutos, ofrecía una funcionalidad razonable por su precio (menos de 200 euros): la DeLonghi Dedica EC680.

Entremedias, DeLonghi ha ido sacando al mercado cafeteras con portafiltro baratas muy poco aceptables. Y lo digo porque, después de todo, para conseguir un verdadero expreso con una cafetera espresso los componentes deben tener cierta calidad, y eso es difícil con máquinas de 150 euros.

Ahora he puesto a prueba la cafetera express DeLonghi Dedica EC685, la sucesora directa de la EC680. Y tengo que decir que, por lo que cuesta (169 euros en abril de 2022), no se puede pedir más, ya que los resultados son bastante convincentes.

Sin embargo, si ya tienes una Dedica EC680, no hay razón para actualizarte a la Dedica EC685. Las diferencias entre ambas solo son visibles con lupa.

DeLonghi Dedica EC685

Funcionalidad acorde con su precio.

Compacta y económica

Ajustes razonables

Manejo sencillo

Buen expreso y espuma de leche

Solo para principiantes

Modelos y colores de la DeLonghi Dedica EC685: lo esencial que debes saber

DeLonghi es la reina a la hora de poner nombres de serie ambiguos para la misma máquina una y otra vez. En el caso de la EC685, las letras del final nos indican el color de la carcasa.

La DeLonghi Dedica EC685.M tiene un diseño plateado (o metálico, de ahí la M), la DeLonghi EC685.BK que he puesto a prueba es negra (la BK viene del inglés BlacK). Si te gusta distinguirte, también puedes tener la DeLonghi Dedica blanca (EC685.W) o roja (EC685.R).

Vista lateral de la DeLonghi Dedica EC685 con el portafiltro fuera de la máquina y cargado con café

Las versiones en negro y plata cuestan algunos euros menos (fecha de la consulta: abril de 2022) pero, tratándose de una cafetera tan económica de por sí, esto apenas importa.

Yo he optado por la versión negra —en realidad es un negro pizarra—, y te aseguro en persona es más elegante que en foto.

Diferencias con respecto a la DeLonghi EC680: ¿las hay?

Siempre intento ser totalmente imparcial cuando pongo a prueba actualizaciones de productos, aunque conozca bien al predecesor, pero en el caso de la EC685 me cuesta bastante, ya que es casi exactamente igual que la EC680.

La principal diferencia radica en la boquilla para espuma. Originalmente, la EC680 traía un simple accesorio Panarello.

Vista lateral de la DeLonghi Dedica EC685 en la que destaca la boquilla para espuma

Este accesorio es muy útil para principiantes, ya que facilita el manejo de la boquilla. Con ello, no importa la profundidad ni la posición en la que lo introduzcas en la jarra de leche. Gracias a que insufla aire automáticamente, la espuma tendrá la textura y la consistencia correctas.

Con la nueva EC685, este accesorio se ha optimizado. Con un solo clic, puedes ponerlo en posición CAPPUCCINO para hacer espuma de leche o en posición HOT MILK si solo deseas leche caliente. Eso está muy bien, porque así también puedes preparar otras bebidas calientes sin espuma.

El resto de especificaciones técnicas, así como el portafiltro y demás equipamiento se han mantenido igual. Por lo menos yo no he encontrado nada más. ¿Tal vez tú tengas algo más que aportar?

Manual de instrucciones de la DeLonghi Dedica EC685

Aquí te dejo el manual de instrucciones en formato PDF de la DeLonghi Dedica manual EC685. Merece la pena echarle un vistazo, sobre todo para la configuración inicial. Después ya no te hará falta porque se trata de una máquina muy sencilla.

Datos técnicos: deliberadamente para principiantes

Como casi todas las cafeteras con portafiltro para principiantes, con algunas características la EC685 también quiere dárselas de modelo profesional. Mi favorita es siempre la presión de 15 bares, que sugiere que esta máquina puede generar un montón de vapor (en el caso de la espuma de leche, literalmente).

CategoríaEntrada
FabricanteDeLonghi
NombreEC685
TipoCafetera con portafiltro con Thermoblock
Capacidad del depósito de agua1,0 l
Depósito de agua extraíble
Control / presentaciónBotones, pilotos luminosos
Función de preinfusiónNo
Filtro de aguaNo
Espumador de lecheTubo de vapor semiautomático
Boquilla para agua caliente
Función dos tazas
Material de la carcasaAcero inoxidable
Accesorios incluidosPrensador de café, herramienta de dosificación, filtros presurizados para 1 y 2 tazas, filtro para monodosis ESE
Peso4,2 kg
Dimensiones32,99 x 30,28 x 14,9 cm

Esto siempre es con reservas: en primer lugar, al igual que ocurre con las cafeteras superautomáticas, esta cifra es el rendimiento máximo que teóricamente puede alcanzar la bomba. Sin embargo, esta presión no tiene por qué generarse necesariamente, dado que el resto de la máquina no puede hacer nada con ella.

En segundo lugar, para un expreso decente necesitamos 9 bares en el portafiltro, ni más ni menos. Para que se produzca esta presión tienen que confluir innumerables factores, tanto dentro como fuera de la máquina.

En cualquier caso, una cafetera espresso tan ligera como la DeLonghi Dedica EC685 a duras penas puede conseguirlo. Y solo haciendo algunas trampas.

Por lo demás, seguro que no le harás ascos a que haya tres ajustes de temperatura y que el volumen de llenado de la taza sea ajustable de manera continua (¡!).

Además de ser sensato es tan sencillo que, dependiendo del café en grano utilizado, la cantidad puede ser ajustada al mililitro. Y sin trampa ni cartón.

Primer plano del frontal de la DeLonghi Dedica EC685: botones para su manejo

Trucos ingeniosos en el volumen de suministro: los filtros con doble cámara garantizan una buena crema

Uno de estos trucos tiene que ver con los (porta)filtros. Los filtros están diseñados para una (expreso simple) y dos tazas (expreso doble), y se pueden cambiar con relativa facilidad.

Seguramente te habrás dado cuenta de que el portafiltro de la EC685 es muy profundo y tiene una forma extraña en comparación con los modelos profesionales. Las dimensiones están diseñadas para que puedan acoplarse los filtros presurizados (también llamados de doble cámara).

Primer plano del interior del portafiltro de la DeLonghi Dedica EC685

Si miramos los filtros presurizados desde arriba no se nota nada y da la sensación de que son profesionales —como los de la Rancilio Silvia o la Solis Barista Gran Gusto— pero, si les damos la vuelta, en la base veremos pocos orificios o incluso uno solo.

Vista desde arriba de los tres filtros de la DeLonghi Dedica EC685 encima de una mesa boca abajo: filtros presurizados para 1 y 2 tazas y filtro para monodosis ESE

Gracias al truco de la doble cámara y a la escasez de orificios obtenemos una crema relativamente estable y un expreso bastante bien extraído a pesar de la falta de presión durante la extracción. Esto se debe a que la presión se simula posteriormente en el propio portafiltro.

Los usuarios experimentados consideran que esto está lejos del estándar profesional y que perjudica el perfil de aroma del grano de expreso utilizado. Pero ¿puede esto ser un inconveniente tratándose de una máquina como esta? Pues, en principio, no.

Y menos aún sabiendo que la DeLonghi Dedica EC685, cafetera monocircuito con Thermoblock, se calienta rápido y en seguida está lista para su uso. En mi comparativa de cafeteras espresso explico en detalle la diferencia entre las máquinas monocircuito y las de dos circuitos, así como las ventajas y desventajas del Thermoblock.

Sustituir los filtros: se puede pero ¿tiene sentido?

Si insistes en utilizar filtros de verdad para el portafiltro, en Amazon puedes adquirir recambios de Graef con un diámetro de 51 mm. No obstante, tendrás que modificar un poco el portafiltro tú mismo y hacer un poco de fuerza, al menos con el filtro doble.

De nuevo, creo que con este nivel de calidad-precio no tiene ningún sentido sustituir los filtros, especialmente porque haciéndolo puedes sacar a relucir los puntos débiles de una cafetera espresso de gama básica que los filtros con truco tan bien ocultan.

Sin embargo, lo que deberías adquirir sí o sí es un prensador de café decente con un diámetro adecuado, porque el prensador que viene incluido en el volumen de suministro es una porquería. Está hecho de un plástico ridículamente ligero y, además, tiene una cuchara dosificadora en el otro extremo.

Arne posa con dos prensadores de café en la mano para compararlos: el que trae la DeLonghi Dedica EC685 y otro de mejor calidad

Nada más verlo lo volví a guardar en la caja, dado que es completamente inservible para prensar el café molido en el filtro. Cualquier prensador de mano que no esté hecho de metal sólido no vale para nada.

Por lo demás, en la cafetera DeLonghi Dedica EC685 encontramos los estándares habituales, tales como un depósito de agua extraíble y compacto con una capacidad de un litro y una bandeja de goteo para café y agua que puede sacarse para la limpieza.

Arne posa con el depósito de agua de la DeLonghi Dedica EC685 extraído

Configurar la DeLonghi Dedica EC685: hoy así, mañana asá

Lo especial de una cafetera espresso no es solo que es capaz de preparar un expreso auténtico. En comparación con una cafetera superautomática, puedes configurarla y, sobre todo, volver a configurarla tantas veces como quieras y tan ricamente.

En las cafeteras automáticas, el usuario busca con esmero el grado de molienda adecuado, para luego ajustar el volumen de llenado, la temperatura y tal vez incluso la intensidad del café molido. Y, cuando por fin ha dado con el punto óptimo, ¡por nada en el mundo querrá volver a configurarlo todo!

Primer plano de la DeLonghi Dedica EC685 dispensando expreso para un capuchino

Con un modelo como la EC685, en teoría hoy puedes hacer tu café así y mañana asá. Y sin despeinarte.

La razón más importante es, por supuesto, que hay que comprar y ajustar el molinillo de café por separado. Aquí deberías gastarte como mínimo lo que vale la EC685, si no más. Después de todo, un molinillo de calidad es el pilar fundamental de un café decente.

Si apuestas por la calidad desde el principio, el molinillo te acompañará durante años, incluso cuando te hayas hartado de la Dedica EC685 y finalmente te decantes por una cafetera con portafiltro de verdad.

Mi recomendación para cafeteras espresso de gama baja es, sin lugar a dudas, la marca Graef. Un clásico muy bueno es el Graef CM800.

La segunda razón es que la EC685 facilita —a propósito— el ajuste de sus componentes más importantes. No es que sea mejor que los modelos de mayor calidad, pero está bien pensado.

Ajustar la temperatura

Para preparar el café hay un total de tres ajustes de temperatura. Yo los llamo «completamente inútil», «inútil» y «único recomendable». El nivel más alto sigue siendo demasiado tibio para mí, pero así el expreso se acerca a la temperatura óptima.

Arne mide la temperatura del expreso dispensado con la DeLonghi Dedica EC685 con un termómetro digital

La temperatura no solo es importante en la taza, sino que también es una indicación directa de la potencia de la caldera y de las propiedades de enfriamiento de la cafetera espresso con tubos y demás. Y, en este sentido, la EC685 no puede ocultar que es un modelo de gama baja.

Ajustar el volumen de dispensación

Al igual que ocurre con muchas cafeteras con portafiltro, es superfácil ajustar el volumen de dispensación de la cafetera DeLonghi Dedica EC685 tantas veces como quieras.

Para ello, basta con mantener pulsado el botón de dispensación hasta que la taza contenga la cantidad deseada. Tras soltar el botón, la máquina memorizará la cantidad dispensada.

Al igual que su predecesora, en este sentido la EC685 funciona de maravilla. Lo único que hay que tener en cuenta es que cada gramo de café molido de más o de menos —así como cualquier descuido durante la molienda o el prensado— puede modificar el volumen de dispensación.

Por lo tanto, antes de ajustar la máquina a la virulé comprueba el molinillo y tus habilidades de prensado.

Arne mira con ojos de disgusto el prensador de café que viene incluido con la DeLonghi Dedica EC685

¿Qué calidad tiene el expreso que prepara la DeLonghi Dedica EC685?

Aparte del problema de la temperatura y del hecho de que la cafetera DeLonghi Dedica EC685 no puede hacer nada si tu molinillo es una porquería o no está bien ajustado, el expreso es muy aceptable.

Desde un punto de vista superficial, la crema es decente, por lo que los trucos que utiliza la máquina funcionan adecuadamente.

Primer plano de un expreso recién hecho con la DeLonghi Dedica EC685

Sin embargo, es necesario que precalientes las tazas. La superficie calientatazas (pasiva) de la parte superior puede resultarte útil por lo mucho que —sorprendentemente— se calienta.

Si no, también puedes precalentarlas con un poco de agua caliente del tubo de vapor. Para ello, lo único que tienes que hacer es girar el botón de vapor lateral a la posición correspondiente.

¿Qué calidad tiene la espuma que prepara la DeLonghi Dedica EC685?

¿Para hacer espuma basta con introducir la boquilla en la jarra, ponerla en posición CAPPUCCINO y listo? En teoría es así de sencillo y, en este sentido, la EC685 es realmente apta para principiantes.

Sin embargo, por la naturaleza de las cafeteras monocircuito, antes (y después) tendremos que hacer y entender algunas cosas.

Primer plano de Arne espumando la leche con el tubo de vapor de la DeLonghi Dedica EC685

Preparar espuma

Si queremos hacer espuma, el agua caliente para el expreso deberá convertirse en vapor de agua aún más caliente. Para ello, lógicamente el portafiltro tendrá que calentarse adicionalmente. Eso solo ocurrirá si pulsamos el botón de vapor.

A continuación, los indicadores parpadearán un tiempo. Cuando dejen de parpadear, significará que la caldera ha alcanzado la temperatura ideal para producir vapor.

Primer plano de la boquilla para espuma de la DeLonghi Dedica EC685 expulsando agua caliente

Si giras el botón lateral sin pasar por la fase de calentamiento, solo saldrá agua caliente al nivel de la temperatura de infusión. Como la necesitamos de vez en cuando, esta función tampoco es superflua.

Eso sí, antes de introducir el tubo espumador con Panarello en la jarra, coloca un momento la boquilla de vapor —previamente calentada— sobre la bandeja de goteo y haz que expulse vapor.

Esto es especialmente importante en este punto porque, antes de que empiece a salir vapor, por la boquilla suele salir una buena parte de agua residual, y no queremos que vaya a parar a la leche. Ten en cuenta que cada pizca de agua, por pequeña que sea, interfiere en la formación de espuma.

Una vez hecho esto, te recomiendo que mantengas una mano en la jarra para saber cuándo se ha alcanzado la temperatura deseada de la leche.

También puedes usar un termómetro, pero poner la mano sobre el metal ayuda un montón. En cuanto empiece (¡!) a estar demasiado caliente al tacto, ya puedes interrumpir la salida de vapor de la boquilla.

Arne vierte en un vaso la espuma recién preparada con la DeLonghi Dedica EC685

No te olvides de limpiar inmediatamente la boquilla con un paño limpio que uses solo para eso y volver a expulsar vapor en el paño. Así eliminarás cualquier residuo de leche. Ten en cuenta que la leche se solidifica en seguida.

Hacer café después de hacer espuma: el surf de la temperatura

Una vez que la máquina se ha calentado para el proceso de espumado es un poco difícil volver a encontrar la temperatura óptima para el expreso. Si está demasiado caliente, la EC685 te avisará con un parpadeo de los botones de dispensación.

Puedes acelerar el proceso de enfriamiento mediante el método conocido como surf de la temperatura. Para ello, debes dejar que la máquina funcione brevemente sin portafiltro pulsando el botón de dispensación de expreso, y luego darle algo de tiempo para que vuelva a alcanzar el nivel adecuado.

Esto parece más complicado de lo que es. Eso sí, es muy importante porque en realidad no se puede ni se debe hacer un expreso con el agua hirviendo que se utilizó para el vapor.

Limpiar la DeLonghi Dedica EC685: esto va rápido

La limpieza de la DeLonghi Dedica EC685 es tan sencilla como la de cualquier cafetera espresso. Después de su uso debes retirar el portafiltro y golpearlo para que expulse la pastilla de café.

Al mismo tiempo, elimina los restos de café del «filtro ducha» del cabezal de infusión con una dispensación en vacío (es decir, sin utilizar café molido) y un cepillo de limpieza. En principio, eso es todo.

Primer plano de un paquete de descalcificador EcoDecalk para la DeLonghi Dedica EC685

Por supuesto, no debes olvidarte del depósito de agua ni de la bandeja de goteo y debes limpiarlos a diario bajo el grifo. Después, deja que se sequen bien.

En lo que respecta a la limpieza, no hay ninguna diferencia entre las cafeteras espresso baratas y las caras, por eso todas ellas obtienen casi siempre la máxima puntuación.

Por cierto, tanto si son económicos y tienen truco como si son de calidad y profesionales, olvídate de meter los portafiltros en el lavavajillas. Sobre todo si, como es este el caso, están hechos de aleaciones baratas y hay bastante plástico de por medio.

Conclusiones sobre la DeLonghi Dedica EC685: exitosa actualización sin actualización

Me encanta tener tan poco que objetar sobre la cafetera espresso DeLonghi Dedica EC685 como con su predecesora, la EC680. Después de todo, llevaba tiempo preguntándome cuándo habría alguna cafetera con portafiltro razonable en el segmento de precios de 150 euros.

DeLonghi Dedica EC685

Funcionalidad acorde con su precio.

Compacta y económica

Ajustes razonables

Manejo sencillo

Buen expreso y espuma de leche

Solo para principiantes

No obstante, a la pregunta de si esta es la mejor cafetera con portafiltro para principiantes del mercado, la respuesta es no. Por así decirlo, para mí se trata de una máquina ideal para tantear un poco este tipo de cafeteras.

Sin embargo, cuando hablo de cafeteras espresso para principiantes me estoy refiriendo en realidad a modelos como la Solis Barista Gran Gusto o la Rancilio Silvia.

Este modelo de DeLonghi es más bien la versión superasequible de la Sage the Bambino Plus y de otras cafeteras espresso similares que quieren atraer incluso a los novatos más absolutos con algunas automatizaciones.

Si subes de nivel, difícilmente obtendrás tanta ayuda como con las cafeteras DeLonghi o Sage, pero entonces ya no la necesitarás ni la querrás. De todos modos, la cafetera manual DeLonghi Dedica EC685 tampoco pretende ser el no va más en la preparación de expreso, por lo que, según esos estándares, está bien.

¿Me he dejado algo en el tintero? ¿Tienes alguna objeción que te gustaría plantear? ¡Cuéntamelo todo en los comentarios!

Suscribirme
Notificarme de
guest
2 COMENTARIOS
Más recientes
Más antiguos
Opiniones integradas
Ver todos los comentarios