DeLonghi ECOV 311.GR: la cafetera expreso que solo sirve para acumular polvo

No te olvides nunca de este consejo: si ves un anuncio en el que intentan venderte una cafetera expreso a juego con la tostadora y el hervidor de agua, entonces, créeme, no te están ofreciendo una cafetera expreso sino pura chatarra.

No te olvides nunca de este consejo: si ves un anuncio en el que intentan venderte una cafetera expreso a juego con la tostadora y el hervidor de agua, entonces, créeme, no te están ofreciendo una cafetera expreso sino pura chatarra.

Aquí te dejo el vídeo de la prueba de esta cafetera expreso (de momento solo disponible en alemán):

Debo admitir que la DeLonghi ECOV 311.GR, con su elegante aspecto retro, a punto estuvo de engatusarme cuando la vi en la foto. Pero cuando la desembalé y la probé supe en seguida por qué pagar alrededor de 150 euros (a fecha abril de 2020) es siempre una miseria para una cafetera con portafiltro. Ten en cuenta que esta cafetera se encuentra en la gama ultrabaja de las cafeteras con portafiltro.

Por lo menos, diseño retro

DeLonghi ECOV 311.GR

No es «económica», es «barata»

Diseño retro

La espuma de leche es aceptable

El expreso sale demasiado frío

La calidad del material es mejorable en algunos componentes

Si buscas una cafetera ultrapequeña con una funcionalidad decente, mejor que te quedes con la Sage SES500 the Bambino Plus. Cuesta más del doble, pero deberías invertir esa cantidad de dinero para no estropear tu día con una broma como la que te estoy presentando hoy.

Cafetera expreso Delonghi ECOV 311.GR: el premio que nadie quiere

No hay duda de que el diseño de la DeLonghi ECOV 311.GR es atractivo, al menos en las fotos. Pero cuando la tocas y la pruebas, se acabó el diseño. El acabado verde oliva parece más bien barato que retro.

FabricanteDeLonghi
NombreDeLonghi ECOV 311.GR
TipoCafetera con portafiltro
Capacidad del depósito de agua1,4 l
Depósito de agua extraíble
Control / presentaciónBotones, pilotos luminosos
Función de preinfusiónNo
Filtro de aguaNo
Espumador de lecheTubo de vapor
Función de agua calienteNo
Función 2 tazasNo
Material de la carcasaAcero inoxidable verde oliva
AccesoriosPrensador de café integrado, dispositivo de dosificación, filtros de doble pared para 1 y 2 tazas, filtro para monodosis ESE
Peso4,1 kg
Dimensiones29 x 26 x 31,5 cm

Y además, por primera vez en la historia de Coffeeness, voy a tener que dar el premio a la cafetera con portafiltro más fea del mundo. Se supone que eso que se asemeja al mango de un portafiltro debería ser ergonómico y, al tocarlo, debería dar la sensación de calidad. Por desgracia, también parece barato y mal diseñado.

DeLonghi ECOV 311.GR diseño retro

Esto también se aplica a los filtros, que no son verdaderos filtros según los estándares de las cafeteras expreso profesionales, sino solo filtros crema con un agujero en el fondo.

DeLonghi ECOV 311.GR filtros

Por supuesto, no tengo nada en contra del depósito de agua extraíble con una capacidad de llenado de unos 1,4 litros o del precalentamiento de las tazas.

DeLonghi ECOV 311.GR depósito de agua

Manejo y funcionalidad: por lo menos no dan lugar a la ambigüedad

En términos de manejo, con el prensador de café integrado DeLonghi pretende optimizar el proceso y mantener la presión de contacto necesaria. No obstante, esto no se consigue porque la máquina en su conjunto es demasiado ligera e inestable.

Por lo tanto, no puedes colocar el portafiltro sin que la máquina se tambalee ni es posible crear una presión útil sin que el prensador de café se rompa.

DeLonghi ECOV 311.GR portafiltro

Pero tampoco puedo aconsejarte que compres otro prensador de café, ya que esta máquina no hay por donde cogerla.

Al menos, los botones del panel de control están dispuestos de manera que facilitan el manejo y su función está clara. Se usan para (de arriba abajo) encender la máquina, iniciar la preparación y seleccionar la función vapor. Y como son tan abultados, seguro que encuentras el botón incluso estando medio dormido.

Expreso y espuma de leche: ¡brrrr, qué frío!

Haber probado esta máquina con un expreso decente ha sido algo así como echar perlas a los cerdos. Y antes de eso me he esmerado usando un buen molinillo de café y mi balanza de café. Podría haberme limitado a insertar las monodosis ESE sugeridas por DeLonghi en el portafiltro. Por si no estás muy puesto te diré que «ESE» es la sigla inglesa para Easy Serving Espresso, y en español sería algo así como ‘expreso fácil de servir’.

Como en la DeLonghi ECOV 311.GR casi no hay nada que ajustar, he calculado unos 7 gramos de café molido para una taza de café, los he presionado con un prensador de café externo, los he nivelado y luego he colocado el portafiltro en la máquina.

DeLonghi ECOV 311.GR prensado

Te recomiendo que sostengas la máquina firmemente, de lo contrario se te va a mover más de una vez. A continuación solo tienes que pulsar el botón de inicio y esperar.

Al principio pensé que a lo mejor la máquina aún no estaba lista para su uso, porque cuando terminó de dispensarse el expreso su temperatura era inferior a 62 grados centígrados.

DeLonghi ECOV 311.GR dispensación del expreso en marcha

Así que repetí todo el proceso, precalenté las tazas y volví a pesar el café, y obtuve de nuevo el mismo resultado. Un expreso a unos 62 grados casi es un cold brew. O, en este caso, si me permites el juego de palabras, un cold brrr.

DeLonghi ECOV 311.GR temperatura

En las fotos se puede ver que la crema tiene un color y una densidad que parecen correctos, pero los agujeros son igual de evidentes. Tal y como ocurrió con la temperatura del café, la parte de arriba de la crema también se dispersó en seguida.

DeLonghi ECOV 311.GR expreso listo para beber

Es bastante obvio que DeLonghi es consciente del problema de la temperatura, puesto que hay una sección muy extensa en el manual llamada «Consejos para obtener un café más caliente».

Con mucho palabrerío (véase abajo textualmente) se recomienda colocar la taza bajo el surtidor del portafiltro y comenzar el proceso de preparación una vez sin café molido. Wow. Revolucionario.

Para obtener un café expreso a la temperatura justa, se recomienda precalentar la máquina de esta manera:

  1. Encender la máquina presionando el interruptor ON/OFF (el piloto ON/OFF se ilumina) (fig. 4) y enganche el portafiltro a la máquina sin llenarlo de café molido (fig. 6).
  2. Colocar una taza debajo del portafiltro. Usar la misma taza con la cual se preparará el café de manera de pre-calentarla.
  3. Espere el encendido del piloto OK (fig. 8) e inmediatamente después presione el botón de suministro café (fig. 9), dejar salir el agua hasta el apagado del piloto OK, luego interrumpir volviendo a presionar el botón de suministro café.
  4. Vaciar la taza, espere que la lámpara piloto “OK” se vuelva a encender de nuevo y repita otra vez la misma operación.

(Es normal que durante la operación de desenganche del portafiltro, se produzca una pequeña e inocua bocanada de vapor).

DeLonghi ECOV 311.GR manual de instrucciones

La espuma de leche se ha llevado menos quejas por mi parte. Sin embargo, el diseño de la máquina y su deficiente rendimiento en términos de temperatura y presión hacen que hasta los baristas más experimentados solo logren preparar una espuma con bastantes burbujas.

Pero con algunos trucos como compactar la espuma y moverla en círculos puedes remediarlo rápidamente. Llevo tiempo pensando por qué ningún fabricante ha tenido aún la genial idea de diseñar un espumador de leche que funcione como un tubo de vapor. Conozco gente que compraría una cosa como esa inmediatamente.

DeLonghi ECOV 311.GR leche espumada

Si dejamos de lado el precio, la DeLonghi ECOV 311.GR sería el prototipo ideal de esta categoría de máquinas. No sirve para mucho más que para preparar un expreso amargamente frío y una espuma de leche medio decente. DeLonghi ya podría incluir una jarra de leche.

Limpieza: pocas prestaciones, poco que limpiar

Al limpiar la DeLonghi ECOV 311.GR se aplica lo mismo que para todas las cafeteras con portafiltro: como el café molido no se mete en el interior de la máquina, la limpieza es poco laboriosa. La diminuta bandeja de goteo extraíble y los filtros se pueden poner en el lavavajillas.

DeLonghi ECOV 311.GR bandeja de goteo

No hace falta que te deshagas de esta cafetera con portafiltro tan fea si no quieres, pero bueno, no estamos hablando de esto aquí. Por lo demás, basta con pasarle un agua regularmente, es decir, iniciar el proceso de preparación o seleccionar la función vapor sin café ni leche. También deberías limpiar el depósito de agua con frecuencia.

Conclusiones sobre la DeLonghi ECOV 311.GR: ¡cambiemos de tema!

Con el dinero que vale la DeLonghi ECOV 311.GR mejor cómprate la tostadora o el hervidor de leche a juego. Seguro que no te decepcionarán tanto.

Por lo menos, diseño retro

DeLonghi ECOV 311.GR

No es «económica», es «barata»

Diseño retro

La espuma de leche es aceptable

El expreso sale demasiado frío

La calidad del material es mejorable en algunos componentes

A esta máquina le he dado esta puntuación porque este montón de plástico después de todo produce expreso y también elabora una espuma de leche bastante aceptable.

Por lo demás, si quieres comprarte una cafetera expreso a muy buen precio, te remito a la Sage SES500 the Bambino Plus, y si quieres gastarte un poquito más, te aconsejo una clásica: la Rancilio Silvia.

No hay mucho más que decir. ¿O sí? ¡Déjame un comentario!

¡Envíame tus comentarios! Ya sabes que me encanta leerte.

Índice de contenidos