Saeco Xelsis a prueba: máquina para usuarios exigentes con presupuesto ajustado

Después de trabajar como barista profesional durante muchos años, Arne Preuss fundó Coffeeness en 2008.

¿Por qué hace tanto tiempo que no teníamos noticias de las cafeteras Saeco? Muy fácil: la empresa matriz ha decidido centrar sus esfuerzos de marketing únicamente en las cafeteras Philips. Eso es bueno para la identidad de marca. Y también para nosotros, los consumidores.

Saeco Xelsis Review

¿Por qué hace tanto tiempo que no teníamos noticias de las cafeteras Saeco? Muy fácil: la empresa matriz ha decidido centrar sus esfuerzos de marketing únicamente en las cafeteras Philips. Eso es bueno para la identidad de marca. Y también para nosotros, los consumidores.

Me da la impresión de que la antigua submarca insignia, Saeco, está perdiendo fuelle poco a poco y, quizá, acabe dejando de fabricarse. De ahí que, de repente, la serie Xelsis se haya convertido en una ganga y me haya dado por revisar mi antigua reseña. ¿Lógico, no?

Siempre me he preguntado si este modelo de gama alta de Saeco podría aguantar el tipo en comparación directa con fabricantes similares como Siemens o Jura. Sin embargo, hoy por hoy lo único que me preocupa es encontrar las mejores ofertas.

Lo bueno —y lo loco— de analizar tantas cafeteras superautomáticas es que, si nos ponemos a revisar todas las reseñas, seguro que encontramos un montón de modelos que puede ser interesante tener en cuenta por lo que nos ahorraríamos.

No obstante, hay una cosa que no cambia: la Saeco Xelsis SM7580 es una auténtica cafetera superautomática de gama alta. Si la configuración de tu máquina es adecuada para los granos de café utilizados, obtendrás unos resultados muy aromáticos en la taza.

A este respecto, seguro que ya has oído hablar del café de Coffeeness para cafeteras automáticas, que hemos desarrollado conjuntamente con la empresa tostadora alemana backyard coffee y que comercializamos de forma justa y directa.

Pues bien, también lo he probado con la cafetera Saeco Xelsis. Más adelante te cuento mis hallazgos. En breve tendremos la tienda online en español.

Funcionalidad excelente

Saeco Xelsis

Precio asequible y funciones de gama alta.

Manejo muy sencillo

Numerosas opciones de ajuste

Nivel de ruido agradable

Expreso y espuma de leche muy ricos

Función de limpieza rápida con aspectos mejorables

Lo esencial que debes saber sobre la serie Xelsis

En su día, Saeco ofrecía máquinas de varias gamas de precios, empezando por la Saeco Incanto, que representaba una gama media en términos de calidad. Digamos que la Incanto se ha acabado convirtiendo en la Philips serie 5000, que no podemos decir que se trate de una verdadera evolución.

CategoríaEntrada
Modelo de la pruebaSaeco Xelsis
Grupo de infusión extraíble
Material de la carcasaPlástico/acero inoxidable negro
Espumador de lecheAutomático (Cappuccinatore)
Pantalla
AppNo
Perfiles de usuarioSí (6 perfiles)
Depósito de agua1,7 l
Altura mín. de la taza 7,5 cm
Altura máx. de la taza 14,8 cm
MolinilloMolinillo de discos cerámicos
Grados de molienda12 niveles
Recipiente para granos de café450 g
Doble compartimento/cámara para granos No
Compartimento para café molido
Función «Jarra de café»No
Preparación de bebidas con un solo botónTodas las especialidades de café y leche
Temperatura del café ajustableSí (3 niveles)
Temperatura de la espuma de leche ajustableNo
Función dos tazas
Función de agua caliente
Función de leche caliente
Dispensar solo espuma
¿Se puede usar filtro de agua?
Peso10,78 kg
Dimensiones (altura x anchura x profundidad)39,3 x 28,3 x 48,9 cm

La Saeco PicoBaristo se consideraba el siguiente nivel en términos de prestaciones, pero todavía dentro de la gama media (incluida la Saeco PicoBaristo Deluxe). Después ya venía la Saeco Xelsis, sin duda de gama alta. Las máquinas tenían precios superiores a los 1000 euros.

Hoy en día siguen estando disponibles estos modelos de la serie Xelsis:

  1. Cafetera superautomática Saeco Xelsis SM7580/00 (probada por nosotros), modelo de 2017.
  2. Cafetera superautomática Saeco Xelsis SM7683/10, modelo de 2019.

Por cierto, los números que hay después de la barra son códigos de color. Desde el punto de vista de las funciones, el número que aparece delante de la barra es decisivo: cuanto más alto, mayor abanico de funciones.

A continuación, te dejo una tabla que compara la evolución que ha habido —si es que la ha habido— entre los modelos de 2017 y 2019. También veremos cómo afecta esto a la relación calidad-precio.

 SM7580/00SM7683/10
Año del modelo20172019
MolinilloMolinillo de discos cerámicosMolinillo de discos cerámicos
Grados de molienda1212
Especialidades de café1215
Perfiles de usuario66
PantallaPantalla LCD con botones táctilesPantalla táctil
Espumador de lecheCappuccinatoreCappuccinatore
Coffee Equalizer
Función dos tazas
Intensidad del café ajustable5 niveles5 niveles
Volumen de llenado ajustable
Temperatura ajustable3 niveles3 niveles
Recipiente para granos de café450 g450 g
Depósito de agua1,7 l1,7 l
Precio medio de venta900 euros1100 euros

Como puedes ver, hay poca evolución. De normal, una pantalla táctil y tres especialidades de café adicionales no serían suficientes (para mí) para justificar una actualización en la máquina. Eso sí, si puedes encontrar la Xelsis de 2019 al precio de la de 2017 o similar, no te lo pienses.

Por otro lado, si ves la del 2017 todavía más económica, yo que tú iría a por ella sin dudarlo.

La cafetera superautomática Saeco Xelsis HD8943 tiene un aspecto peculiar a la vez que elegante, pero ya no está disponible. Lo mismo ocurre con su versión plateada, la HD8944. Estos modelos a veces también se denominan Saeco Xelsis Evo.

Otras máquinas que puedes encontrar por la web son:

El comparador de cafeteras superautomáticas Saeco sigue activo, y es útil para obtener una visión general rápida.

Primera impresión y funciones: estilo con talento

Visualmente, la Saeco Xelsis siempre ha destacado por dar la impresión de muchísima calidad. En este caso, el acero inoxidable no es la excepción, sino la regla. Nada más tocarla te das cuenta de que está diseñada para dispensar muchos cafés y para ser utilizada con frecuencia.

Saeco Xelsis: primer plano de la pantalla

Otro atractivo de esta cafetera es el llamado Coffee Equalizer, una función que permite personalizar las bebidas en la interfaz de la máquina como si de un ecualizador de música se tratara.

De este modo, puedes ajustar la temperatura, la espuma de leche para el capuchino y la cantidad de café molido con relativa facilidad sin tener que conformarte con el ajuste preestablecido.

Que el ajuste se realice a través de una pantalla LCD, LED o táctil no influye en el funcionamiento básico de esta función de ayuda. Los botones de selección directa del modelo más antiguo también funcionan de manera muy satisfactoria.

Algo inusual para esta gama de precios es que el sistema de leche funcione con Cappuccinatore. Por lo general, esperamos que las cafeteras automáticas de alrededor de 1000 euros traigan una jarra de leche totalmente integrada.

Personalmente, los recipientes para leche externos me gustan por razones de higiene, sobre todo si son de tanta calidad como el que trae esta máquina.

Otra ventaja de la cafetera Saeco Xelsis es que cabe en casi cualquier cocina. Para su categoría, las dimensiones son extremadamente reducidas. Además, la jarra de leche va por separado y el depósito de agua se puede extraer por la parte delantera. Estas condiciones son ideales cuando se dispone de poco espacio.

Además, esta bonita máquina de alta gama cuenta con un molinillo de discos cerámicos que, con sus 12 niveles de molienda, es capaz de moler los granos con precisión y finura y obtener buenos resultados tanto para el café como para el expreso.

Si a esto le sumamos la opción de ajustar la cantidad de café molido, la temperatura y el volumen de llenado, acabarás teniendo en tu taza exactamente el latte macchiato o el capuchino que deseas.

Saeco Xelsis: primer plano de la rueda de ajuste del grado de molienda

Tú eres quien debe decidir si te basta con las 12 bebidas preestablecidas o si prefieres optar por las 15 especialidades de café. De todos modos, estas cifras son habituales en la gama de precios en la que se mueve la Xelsis.

Lo más importante es que dispensar estas bebidas te resulte fácil y que, en caso necesario, puedas ajustarlas a tus gustos en un pispás.

También tienes la opción de guardar tu configuración en uno de los seis perfiles de usuario y, así, toda tu familia y tus compañeros de oficina estarán contentos.

Analizando todo lo que acabo de contarte, me parece bastante extraño que Philips no tenga ganas de seguir con Saeco. Y es que precisamente esto es lo que permite a la empresa medirse con las competidoras haituales, ya sean las cafeteras automáticas Jura o las cafeteras automáticas Siemens.

Por mi parte, en la segunda prueba de esta cafetera he de admitir que sigo impresionado por la alta calidad que ofrece.

Configuración y manejo de la Saeco Xelsis

En la primera prueba pude configurar rápidamente cada una de las bebidas. ¡Eso es buena señal! No hay ni un ajuste que no puedas encontrar en seguida, seleccionar o llevar a cabo con facilidad. ¡Todo es superintuitivo! Y eso sin necesidad de recurrir al manual de instrucciones.

Se nota que los diseñadores de producto se han tomado en serio la cuestión de cómo resolver las dificultades típicas de las cafeteras automáticas. Y todo ello de forma discreta y sin complicaciones para el usuario.

Un ejemplo de ello es el recipiente para granos que, con una capacidad de 450 gramos, resulta extremadamente espacioso. Podría incluso decir que demasiado espacioso.

No obstante, por lo menos la tapa tiene una junta de goma (Aroma Seal) que sella el recipiente de forma bastante hermética para garantizar que el aroma no se evapore inmediatamente.

Como de costumbre, el grado de molienda se ajusta a través de la rueda dispuesta para tal fin que encontramos en el recipiente para granos.

He podido comprobar que la bomba, el grupo de infusión y la máquina en sí no tienen problemas con el ajuste más fino. Sin embargo, me he decantado por la posición 2 de 12, porque es con la que he obtenido el mejor café.

Por cierto, el nivel de ruido es agradable incluso durante la configuración. No llega al nivel de la Siemens EQ 9 ni de lejos, pero aun así es algo destacable.

Siemens EQ 9: Arne posa con el café de Coffeeness mientras supervisa la dispensación de un expreso

En la primera prueba, le di mil vueltas a la función «sabor». ¿A qué podía referirse Saeco? La intensidad del café, el volumen de llenado y la temperatura los configuramos utilizando otros ajustes. La secuencia de infusión, también.

Lo más sorprendente es que no noto ninguna diferencia cuando utilizo la función «sabor».

Por suerte, un avispado usuario de la comunidad Coffeeness nos ha iluminado con su sabiduría: el «sabor» regula la velocidad a la que fluye el agua.

No estoy seguro de para qué sirve eso en una cafetera automática. Al fin y al cabo, ese factor viene determinado por la densidad de la pastilla de café.

Saeco Xelsis: expreso y café

Sigo teniendo la convicción de que, sea como sea, una cafetera superautomática de calidad prepara o debe preparar café y expreso de una calidad acorde.

Saeco Xelsis: primer plano de la dispensación de un expreso preparado con café de Coffeeness

No tengo cifras concluyentes. No obstante, con todas las máquinas caras que he puesto a prueba además de la Saeco Xelsis, puedo decirte que el sabor y el precio están íntimamente relacionados.

El expreso preparado con la Saeco Xelsis no está para nada amargo y realza de manera excelente los matices de sabor de los granos que estés utilizando, en este caso los de mi propio café en grano, el café de Coffeeness.

Además del chocolate y la nuez, también se perciben sutiles notas de almendra, que suelen quedar ocultas con muchas otras máquinas. También me han gustado mucho la temperatura, la crema y el cuerpo.

Café de Coffeeness para cafeteras superautomáticas

Eso sí, tienes que tener cuidado porque al revés pasa lo mismo. Si alimentas tu máquina con granos industriales de mala calidad lo vas a notar a la legua.

Esto pasa porque, por lo general, un perfil de aroma deficiente se puede esconder bien detrás de sustancias amargas. No obstante, como ya hemos dicho que el expreso preparado con esta máquina no tiene un amargor desagradable, no enmascara la falta de perfil aromático.

¡Saeco es una especie de policía de la calidad, y me encanta que sea así!

También aprecio que la Xelsis prepare un café normal que no me decepcione. Tiene cuerpo, el sabor tiene multitud de matices y no está aguado. Hay que reconocer que Saeco no llega al nivel de la Jura Z8, pero le sigue de cerca.

Llegados a este punto, rescato otro comentario de la comunidad Coffeeness: tal y como ocurre con muchas otras máquinas, la Xelsis ofrece tanto café como café crème. Y parece que en la taza no noto la diferencia.

Sí, sí, es así. El café crème es principalmente un reclamo de marketing, aunque con su característica crema se acerca más al expreso que al café normal.

Espuma de leche: ¿por qué esa manía?

Tenemos unos cuantos ejemplos de cafeteras Saeco automáticas, más baratas y (todavía) más antiguas que la Xelsis, que nos daban algún que otro problemita con la espuma de leche.

La espuma que preparaban estaba pasada de moda, con una consistencia muy firme y que se asemejaba a la espuma de baño. En este sentido, la Xelsis ha aprendido.

La espuma sigue siendo muy densa, pero también está rica y tiene ese toque elegante. Para los lattes macchiatos y los capuchinos es ideal. Y su temperatura —65 grados centígrados— es perfecta para mí. Sé que seguramente les parecerá demasiado fría a muchos de mis lectores.

Hay una cosa que me sigue volviendo loco a día de hoy: después de cada dispensación de leche, la cafetera limpia automáticamente los tubos con un chorro de vapor activando el programa automático Auto Steam Shoot.

La idea no podría ser mejor pero… ¿no podría esperarse un segundo a que me dé tiempo de apartar la taza?

No es que el agua sucia acabe en la bebida. Es solo vapor. No obstante, me sigue pareciendo poco acertado. ¿O es que soy demasiado tiquismiquis?

Limpieza y descalcificación: listas en un santiamén

La limpieza automática con vapor es también el método preferido por Xelsis para todo lo demás. La tecnología HygieSteam limpia todo el circuito de leche con vapor de agua. Para activar el programa solo tienes que colocar el tubo flexible en el soporte de la bandeja de goteo y pulsar el botón correspondiente del menú.

Saeco Xelsis: primer plano de la bandeja de goteo extraída

Para el resto de la limpieza tampoco puedes poner ninguna excusa. El grupo de infusión es extraíble, por supuesto, y el café molido y demás suciedad se pueden eliminar con los programas de limpieza y un poco de dedicación por tu parte.

El depósito para posos de café, la bandeja de goteo y el depósito de agua son extraíbles por la parte delantera, y eso resulta muy cómodo porque así no hace falta que muevas la máquina para extraerlos. Solo el grupo de infusión está situado en un lateral.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de los programas de descalcificación. Como es habitual, puedes ajustar los intervalos de descalcificación manualmente, y es algo que deberías hacer si vives en una gran ciudad.

De todos modos, aunque viene incluido un filtro AquaClean, este solo es en parte eficaz contra la enorme cantidad de cal que hay en las ciudades. Por lo tanto, no te olvides de descalcificar la máquina con regularidad.

En definitiva, esta cafetera automática es tan fácil de limpiar como de manejar, lo que suele ser habitual en esta categoría de máquinas. Sin embargo, siempre es agradable encontrarte con máquinas que, en la práctica, funcionan tan bien como esta.

Conclusiones: (ya) no es extraordinaria y, por eso, todavía mejor

En los últimos tiempos, no hemos parado de darnos cuenta de que los modelos supuestamente discontinuados de nuestra comparativa de cafeteras automáticas 2022 son los que debemos mirar con mayor atención.

El precio de la Saeco Xelsis SM7580 continúa bajando sin parar en todas las versiones del modelo, mientras que su excelente funcionalidad sigue siendo la misma.

Funcionalidad excelente

Saeco Xelsis

Precio asequible y funciones de gama alta.

Manejo muy sencillo

Numerosas opciones de ajuste

Nivel de ruido agradable

Expreso y espuma de leche muy ricos

Función de limpieza rápida con aspectos mejorables

Da igual si eliges la versión con pantalla LCD o con pantalla táctil. Lo más importante es que se cumplan todos los requisitos para que puedas disfrutar de un delicioso café. Para ello, esta cafetera superautomática, aparte de traer una preconfiguración sensata, te permite calibrar tú mismo los ajustes con mucha precisión.

Más allá del acero que traiga, esta máquina tiene un diseño elegante, es de calidad y sus acabados son muy buenos. La cuestión del chorro de vapor es un poco molesta, pero la cafetera superautomática sin defectos todavía no se ha inventado. O cuesta el doble.

Ya sé que me has hecho caso y estás dejando un montón de comentarios en este artículo, pero nunca me cansaré de pedírtelo. Solo así es como se construye la comunidad Coffeeness, por lo tanto… ¡sigue así!

Suscribirme
Notificarme de
guest
29 COMENTARIOS
Más recientes
Más antiguos
Opiniones integradas
Ver todos los comentarios
Índice de contenidos