Sage Bambino a prueba: una expreso semiautomática con complejo de chihuahua

Después de trabajar como barista profesional durante muchos años, Arne Preuss fundó Coffeeness en 2008.

En estos últimos tiempos, cada vez que mi equipo y yo vamos a ferias o convenciones para traerte las noticias más frescas en lo que a cafeteras se refiere, cuando pasamos por el estand de la australiana Sage siempre repite la misma escena.

Arne posa feliz con la cafetera expreso Sage The Bambino Plus con el portafiltro en la mano

En estos últimos tiempos, cada vez que mi equipo y yo vamos a ferias o convenciones para traerte las noticias más frescas en lo que a cafeteras se refiere, cuando pasamos por el estand de la australiana Sage siempre repite la misma escena.

La verdad es que es muy graciosa, ja, ja: uno de mis compañeros de equipo se dirige como si no hubiera un mañana hacia la Sage Bambino, la toquetea frenéticamente y grita al más puro estilo de Pixar: «¡Es tan pequeña!»

Ya cuando la marca anunció que, con la Sage the Bambino Plus, tenía intención de lanzar una cafetera expreso ultrapequeña, varios miembros de Coffeeness se entusiasmaron en seguida.

Después de todo, Sage ha conseguido causar buena impresión bastante rápido en nuestro equipo, teniendo en cuenta que, por lo general, las cafeteras expreso son muy grandes, a veces complejas y bastante caras.

Nos ha quedado claro que el bombo alrededor de las cafeteras superautomáticas está disminuyendo. También es una realidad que el verdadero expreso hecho con cafetera con portafiltro es cada vez más importante para los usuarios.

Sin embargo, las máquinas grandes, complejas y caras no conseguirán atraer a los propietarios de cafeteras superautomáticas o de cafeteras de filtro a este nuevo segmento de mercado. Y no solo Sage se ha dado cuenta de ello.

Hoy por hoy, las cafeteras expreso de gama baja supereconómicas están floreciendo como hongos. Por eso mismo, aparte de la Bambino Plus, también he probado la novísima DeLonghi ECOV 311.GR y la DeLonghi EC685.BK.

En comparación directa con las dos cafeteras DeLonghi, la Sage Bambino tiene, sin lugar a dudas, muchísimas ventajas. También cuesta algo más.

Pero eso no cambia el hecho de que, en esta categoría, no pueda dejar de pensar en los chihuahuas: nadie los toma realmente en serio, tienen algunas peculiaridades importantes por su tamaño y «diseño», y los dueños de perros «reales» se ríen de estos perritos falderos.

En principio, podemos extrapolar todo esto a las cafeteras con portafiltro tamaño mini. En comparación con las cafeteras expreso adultas, las ultrapequeñas son como un juguete que parece ser más un fenómeno de moda que una evolución seria de las cafeteras.

¿Todo eso hace que esta cafetera compacta Sage sea peor? No. Tal y como ocurre con los chihuahuas, por supuesto que tienen sus amantes y son increíbles mascotas en más de un sentido.

Y, después de todo, aparte del inevitable carácter limitado de su rendimiento, resulta divertida y excepcionalmente fácil de manejar.

Esta cafetera semiautomática ronda los 500 euros. Consulta aquí su precio actual en Amazon.

Pequeña y práctica

Sage Bambino

Pequeña, económica, práctica... pero no cumple los estándares de barista.

Ultracompacta y con un diseño bonito

Espumador de leche automático con sensor

Buen expreso

Muy fácil de manejar

Buena relación calidad-precio

Expreso no del todo correcto

Calidad del material mejorable en algunos componentes

Sage Bambino Plus: ¡déjate achuchar!

Considero un acierto que Sage ni siquiera haya intentado hacer un diseño de cafetera de portafiltro clásica. La Bambino Plus se parece más a una versión mini de una cafetera superautomática que se ha ido a la cama con una ―ejem, ejem― cafetera monodosis.

CategoríaEntrada
FabricanteSage Appliances
NombreSage SES500 the Bambino Plus
TipoCafetera con portafiltro
Capacidad del depósito de agua1,9 l
Depósito de agua extraíble
Control / presentaciónBotones, escalas de colores
Función de preinfusión
Filtro de agua
Espumador de leche automático
Función de agua caliente
Función dos tazas
Material de la carcasaAcero inoxidable cepillado
AccesoriosPrensador de café, dispositivo de dosificación, jarra de leche de 480 ml,
filtros presurizados para 1 y 2 tazas, herramienta de limpieza,
disco de limpieza
Peso6,54 kg
Dimensiones19,5 x 32 x 31 cm

Esta cafetera compacta se las arregla sin indicadores de presión o controles complicados y se limita a funcionar, en cambio, con botones que se iluminan, algunos de ellos complementados con escalas de colores.

Estos botones tienen funciones claramente reconocibles: una taza, dos tazas, control de la temperatura de la leche y vapor de agua. Eso es todo.

Sage the Bambino Plus: primer plano del panel de control

Creo que esta es una de las principales razones por las que la cafetera semiautomática Bambino hace que te diviertas utilizándola.

Y esto hará que los legos y los novatos no muestren tanto (falso) respeto por ella como por los enormes monstruos de cromo con controles crípticos que hay en las cafeterías.

Sin embargo, en este caso el metal no brilla por su ausencia. Salvo por algunos detalles como son el mango del portafiltro o la mitad del prensador de café, toda la parte estética de la máquina es de acero inoxidable, y eso hace que dé la impresión de mucha calidad.

Sage the Bambino Plus: Arne sostiene en la mano el prensador de café

A pesar de eso, Sage podría haber elegido tranquilamente una aleación algo más pesada. Para mi gusto, la Bambino Plus es demasiado ligera. Esto es especialmente molesto si quieres sacar el portafiltro del soporte, ya que la máquina se mueve al hacer ese movimiento que implica algo de fuerza.

Si nos fijamos en los accesorios, encontramos un volumen de suministro adecuado, que contiene:

  • Prensador de café
  • Dispositivo de dosificación
  • Jarra de leche de 480 ml
  • Filtros presurizados para 1 y 2 tazas
  • Herramienta de limpieza

Como siempre, personalmente he de decir que me falta un depósito en el que vaciar las pastillas de café del portafiltro, el llamado Knock Box. Sage te ofrece uno de su propia marca por unos 30 euros.

Si tienes una cafetera expreso este accesorio me parece fundamental, así que yo que tú quizás invertiría un poco más en un producto realmente estable.

Los dos filtros presurizados para 1 y 2 tazas son un poco engañosos. Tienen un pequeño tamiz en el fondo que parece tener una relevancia especial en la elaboración del expreso. En realidad, esto es solo un diseño diferente del habitual agujero en los modelos básicos.

Sage the Bambino Plus: Arne sostiene en las manos los dos filtros presurizados para 1 y 2 tazas mostrando la parte inferior

El prensador de café que viene suministrado con muchas cafeteras con portafiltro también suele ser un punto débil. Sin embargo, hemos de decir que el que trae esta Sage sobresale de manera muy positiva.

Si bien es demasiado ligero y no supone una verdadera revelación en cuanto a su manejo, es mucho mejor que el que ofrecen algunos modelos de 1000 euros.

A juego con el tamaño miniatura de la máquina, el depósito de agua solo tiene capacidad para 1,9 litros. Pero si consideramos que todo lo que se necesita aquí es agua para el expreso y un poco de vapor para la espuma de la leche, con esa capacidad tenemos más que de sobra.

Sage the Bambino Plus: Arne sostiene en las dos manos el depósito de agua extraído de la máquina

En total, por menos de 500 euros te llevarás una cafetera con portafiltro que vas a querer achuchar y utilizar inmediatamente: tiene un tamaño ideal, es muy agradable al tacto y a la vista, y ofrece un volumen de suministro y una facilidad de manejo realmente impresionantes.

Manejo y funcionalidad: un juego de niños

Sobre la puesta en marcha y el funcionamiento de la Sage Bambino Plus no hay mucho que decir: la máquina te pone las cosas bastante fáciles. Y es que la parte complicada de la preparación del expreso siempre tiene lugar en el molinillo de café.

Aquí puedes determinar tú el grado de molienda y la cantidad, en la máquina solo hay que regular la cantidad de agua y la temperatura.

Para facilitar la dosificación, Sage pone a tu disposición una herramienta a la que llama, muy acertadamente, «Razor».

Este accesorio está diseñado para rectificar la cantidad de café molido, eliminar el exceso de café y, así, permitir que tenga la dosis de café correcta antes de ponerlo en el portafiltro. Y eso lo consigue con una determinada profundidad de inserción y con una parte inferior muy recta.

Sage the Bambino Plus: primer plano del portafiltro con café molido nivelado

Aunque Sage, como muchos profesionales, insiste en 19 gramos de café para preparar dos tazas, nadie te lo dice en las descripciones y, al principio, lleva a confusión.

Considerando la pauta de 7 gramos de café molido por cada taza de expreso, la recomendación de Sage parece una cifra extraña. No obstante, es correcta.

Sin embargo, que no te vuelva loco: tú ponte manos a la obra con una balanza de café, con la cantidad de llenado correcta en el portafiltro y con el ajuste del molinillo correspondiente.

Después de todo, 19 gramos para el profesional también se aplica a las máquinas profesionales. Si la balanza muestra algo diferente en el caso de la Sage pero el expreso es excelente, no dejes que esto te maree.

Puedes hacer dos cosas: o bien confiar en la máquina en lo que respecta tanto a las cantidades de agua preestablecidas como al tiempo de preinfusión, o bien configurar el proceso de infusión manualmente.

Esto puedes hacerlo manteniendo el botón pulsado durante uno o dos segundos y soltándolo a tiempo. El manual de instrucciones lo explica de forma precisa y comprensible:

Mantén pulsado el botón 1 TAZA o 2 TAZAS para obtener el tiempo de preinfusión deseado. Suelta el botón para iniciar la extracción. Pulsa el botón parpadeante nuevamente para detener la extracción.

Es increíble lo fácil que es regular la temperatura de la leche. Para ello, solo tienes que mirar la escala de colores en tres niveles que hay junto a cada botón, ¡y listo!

Sage the Bambino Plus: Arne señala con el dedo la parte derecha del panel de control con algunos botones iluminados

En principio, para la espuma de leche no tienes que hacer nada más que poner la leche en la jarra, colocarla bajo el tubo de vapor y pulsar el botón. ¡Más fácil, imposible!

Sage the Bambino Plus: espumando la leche

El trabajo que te dará la máquina es directamente proporcional a su tamaño. Sin embargo, no debemos olvidar que, al no tener molinillo, el trabajo de ajuste es menor, de ahí que la Sage Bambino obtenga una alta puntuación en funcionalidad y manejo.

Expreso y espuma de leche: el «problema» de la altura del surtidor

Es obvio que Sage tenía en mente al típico usuario final cuando diseñó esta cafetera, y eso lo demuestra esta cafetera semiautomática con un detalle muy interesante: el portafiltro se encuentra a mucha distancia de la bandeja de goteo.

Sage the Bambino Plus: Arne observa la máquina mientras prepara latte macchiato

Para una taza pequeña de expreso esa distancia se hace demasiado grande, pero es perfecta para nuestro vaso de latte de Ikea, que puede colocarse debajo sin problemas.

En una cafetería nunca colocarían el vaso de latte directamente sobre la máquina, sino que utilizarían la minijarra. Además, las cafeteras con portafiltro profesionales también están equipadas con «escalones» para los vasos pequeños.

En el caso de esta Sage, sin embargo, el expreso cae en la taza desde una altura muy alta. Y eso influye en el resultado. En primer lugar, el expreso se enfría mucho más rápido. En segundo lugar, tiene demasiadas burbujas.

Image

Aunque no es nada trágico, sí que modifica el resultado. Para mí gusto, al probarlo lo he encontrado un poco frío. La crema y la estructura estaban bien, pero no son perfectas.

La espuma de leche, por otro lado, es muy fina y absolutamente adecuada con una temperatura de aprox. 62 grados centígrados.

Me he dado cuenta en varias ocasiones de que muchas máquinas de gama baja o híbridas con tubo de vapor automático son mucho más convincentes en este aspecto que en lo que al expreso se refiere.

Image

Limpieza: breve y concisa

Si enciendes la máquina lo más a menudo que puedas y sigues las instrucciones del manual para la limpieza básica, esta cafetera no debería llenarse de mugre en ningún momento.

Después de todo, las cafeteras con portafiltro tienen la enorme ventaja de que el café molido no entra en la máquina. El único responsable de la cal y de cualquier otro problema con el agua eres tú mismo.

Conclusiones sobre la Sage Bambino: en la parte inferior de la gama baja

Comparada con las cafeteras superautomáticas ultrabaratas, que generalmente no aconsejo, una cafetera con portafiltro muy económica es una idea medianamente buena. Pero solo mientras estés en rangos de precio como los de la Sage Bambino.

Pequeña y práctica

Sage Bambino

Pequeña, económica, práctica... pero no cumple los estándares de barista.

Ultracompacta y con un diseño bonito

Espumador de leche automático con sensor

Buen expreso

Muy fácil de manejar

Buena relación calidad-precio

Expreso no del todo correcto

Calidad del material mejorable en algunos componentes

Esto se debe a que los australianos han demostrado, una vez más, que son expertos en satisfacer las exigencias de su público objetivo en lo referente a facilidad de uso y buenos resultados también en esta categoría de máquinas.

Me encanta la función automática para elaborar espuma de leche, celebro el diseño y el tamaño de esta cafetera y me gusta su relación calidad-precio.

Acepto los resultados del expreso, aunque para mi gusto sale demasiado frío. De ahí es de donde he descontado más puntos en la valoración. También tengo que evaluar negativamente la calidad del material, que considero demasiado ligero.

Por lo demás, sigo teniendo mi predilecta en cuanto a diseño y funcionamiento en la gama baja: la cafetera Rancilio Silvia. Y no cuesta mucho más.

En cambio, la Sage es como un bonito juguete, que parece que trae escrito en la frente que algún día la cambiarás por un modelo de mayor calidad.

Finalmente, considero que la Sage está en la parte inferior de la gama baja y, por ello, la considero ―permíteme que lo diga así― un tanto innecesaria. Pero tal vez ese sea solo mi sentimiento.

Por eso mismo te pido tu opinión, me encantaría leer tu parecer, como siempre, ¡así que espero tus comentarios!

Suscribirme
Notificarme de
guest
5 COMENTARIOS
Más recientes
Más antiguos
Opiniones integradas
Ver todos los comentarios
Índice de contenidos