Mi compromiso

Arne posa sonriente con la cafetera superautomática Jura J8 y algunas bebidas preparadas con el café en grano de Coffeeness
  • Insobornable

  • Independiente

  • Íntegro

  • Implacable

He sido un gran amante del café desde siempre; tanto, que acabé haciéndome barista profesional. Mi trayectoria me ha enseñado que el buen café no solo se origina en la máquina. En algún momento de mi carrera me di cuenta de que en mi país, Alemania, nadie se había puesto en serio con el café ni con el equipo que se necesita para prepararlo. Así es como nació Coffeeness.

Llevo desde 2008 probando granos de café y todo tipo de cafeteras. Intento estar siempre al día de los nuevos lanzamientos y poner a prueba lo último en cafeteras superautomáticas y cafeteras espresso, entre otros dispositivos. Soy implacable con el marketing que afirma cosas exageradas o engañosas sobre un producto, sea de la marca que sea. No tengo pelos en la lengua y digo lo que siento cuando algo me fascina, me aburre o me pone de los nervios.

En Coffeeness somos honestos, imparciales, intrépidos y transparentes. SIEMPRE. Realizamos nuestras pruebas de manera objetiva siguiendo determinados criterios, pero aportando nuestra opinión y dando ese toque personal que nos caracteriza. Podemos garantizarte que velamos por tus intereses como consumidor y que no nos patrocina ningún fabricante. Es nuestra máxima.

De dónde vengo y adónde me dirijo

Arne posa sonriente con la cafetera superautomática DeLonghi ECAM 23.420.SB en una foto antigua

En mis comienzos, Coffeeness solo era un hobby; desde 2015, se ha convertido en mi profesión. El sitio web está disponible en cinco idiomas y nos visitan casi siete millones de lectores al año (cifra global para todos los idiomas).

Nuestro canal de YouTube tiene hasta 300 000 visualizaciones al mes (dependiendo de la época del año) y vendemos unas cinco toneladas de café en grano al año a través de nuestra tienda online.

Del mismo modo que Coffeeness ha crecido a lo largo de los años, también lo ha hecho mi equipo. Y es que, para poder ofrecer contenido de calidad en todos los canales, es imprescindible rodearse de mucho talento.

Por suerte, cuento con profesionales como la copa de un pino, verdaderos expertos en su terreno y personas muy comprometidas con las que trabajo a diario codo con codo. Te invito a que nos conozcas un poco más en las páginas sobre nosotros y sobre nuestro equipo.

Me encanta que cada vez seáis más los que ponéis en valor el café de calidad y os interesáis por saber qué cafetera es la mejor para vosotros o qué accesorios son los más adecuados para complementar vuestro equipo. Vuestra confianza es mi motivación para lograr un objetivo muy concreto:

¡Que Coffeeness siga al pie del cañón hasta que las cápsulas de café hayan desaparecido de la faz de la tierra y los fabricantes dejen de intentar endosarnos cualquier cosa!

La filosofía de Coffeeness

En Coffeeness no hay publicidad; lo único que anuncio son mis propios productos. Esto nos permite realizar pruebas con independencia de las marcas y expresar nuestra opinión con total libertad. El hecho de que un fabricante o tostador de café nos proporcione un producto no afecta a nuestra objetividad durante la prueba. ¡Ya sabes que no me callo nada!

Coffeeness obtiene ingresos con enlaces de afiliados. El funcionamiento es el siguiente: si clicas en uno de esos enlaces y compras online el producto de tu elección, obtenemos una comisión. Si lo devuelves porque no te convence, la comisión queda cancelada.

Los productos que ponemos a prueba los seleccionamos siempre pensando en vuestros intereses: ¿qué cafeteras queréis que analicemos? ¿Qué tostador de café os ha llamado la atención? ¿Qué tema relacionado con el café os atrae? Las sugerencias y comentarios que nos hacéis llegar son atendidos y gestionados por nuestro equipo editorial, y la idea es poder materializarlos en algún momento.

Arne posa con una expresión de asombro durante la prueba comparativa entre la DeLonghi Magnifica S y la DeLonghi Magnifica Start

Desde el principio he apostado por realizar mis pruebas en condiciones de funcionamiento cotidianas. Para mí no tiene sentido evaluar las cafeteras en un laboratorio o medir la calidad de los granos de café con instrumentos científicos.

Al fin y al cabo, mi intención es que te diviertas experimentando con estos productos en la tranquilidad de tu hogar. Por eso mismo, los pruebo tal y como lo harías tú en casa y teniendo en cuenta el uso doméstico que vas a darles.

Para mí es importante que todas mis pruebas:

  • Indiquen clara y honestamente las ventajas y desventajas

  • Muestren las ideas en forma de palabras e imágenes

  • Se cuestionen y desmenucen la palabrería de marketing

La mejor máquina del mundo todavía no se ha inventado, así que no tengo una ganadora absoluta.

Cualquier producto que cumpla con ciertos estándares de calidad —tanto si es una cafetera automática como un grano de café— está concebido para un público específico. Por eso, mis recomendaciones están clasificadas atendiendo a factores como el tipo de usuario, el rango de precios, el ámbito de aplicación, etc.

En Coffeeness nos gusta combinar la objetividad con la opinión. Seguimos unos criterios estandarizados para probar los productos y, luego, damos nuestro toque personal en las valoraciones. Y así seguirá siendo.