Siemens EQ 300 a prueba: máquina con innovadora boquilla para espuma

Después de trabajar como barista profesional durante muchos años, Arne Preuss fundó Coffeeness en 2008.

Antes de contarte por qué me he molestado en editar mi artículo inicial sobre la cafetera superautomática Siemens EQ 300, que ya tiene sus años, me gustaría aprovechar para mandar un saludo a la cafetera Siemens EQ 500 integral.

Arne posa con la cafetera superautomática Siemens EQ 300

Antes de contarte por qué me he molestado en editar mi artículo inicial sobre la cafetera superautomática Siemens EQ 300, que ya tiene sus años, me gustaría aprovechar para mandar un saludo a la cafetera Siemens EQ 500 integral.

No cabe la menor duda de que, en principio, la cafetera Siemens EQ 500 integral se dirige al mismo público objetivo, con las mismas exigencias (sencillas) de funcionamiento y, además, es mucho más nueva.

No obstante, en lugar de adaptarte a los nuevos tiempos y comportarte como el consumidor medio, ávido por tener en su poder los juguetitos más nuevos, ignoras las cafeteras Siemens más actuales y sigues comprando alegremente la EQ 300 del año 2016.

¿Y eso por qué?

Por un lado, sin duda se debe al diseño, cuya característica más llamativa es esa trompa tan curiosa con la que se puede obtener espuma de una forma particular.

Por otro lado, seguro que es por la calidad del expreso preparado con el café en grano de Coffeeness, así como por el manejo sencillo y unos programas de limpieza prácticos.

No obstante, en la comparativa de cafeteras superautomáticas del 2022, hoy por hoy uno de los argumentos más potentes a favor de este modelo tan antiguo es el precio.

A Siemens no le gustan las cafeteras automáticas. Solo hay que ver que no saca al mercado máquinas supernuevas ni actualiza los modelos clásicos.

Por lo tanto, nos da la sensación de que máquinas como la EQ 300 van a ir dejando de fabricarse y eso hace que sus precios se reduzcan drásticamente, sobre todo si los comparamos con el precio que tenían antes (y el nivel al que nos tiene acostumbrados Siemens).

Hoy en día esta máquina oscila entre los 450 y los 550 euros (fecha de la consulta: enero de 2022).

Y ¿a quién no le gusta un buen precio? Por eso mismo, tal y como hice con la Siemens EQ6 y la Siemens EQ9, he decidido actualizar también la reseña de la cafetera Siemens EQ 300.

Ah, esta reseña aún no había podido publicarla en español, así que bueno, el artículo que estás leyendo ya es la reseña actualizada de esta máquina en español.

Siemens EQ 300

Sistema de leche innovador.

Diseño bonito y llamativo

Buena calidad de las bebidas

Manejo y limpieza sencillos

Compacta y económica

Sin ajustes de volumen de llenado para bebidas de leche

Sin posibilidad de dispensar dos bebidas de leche simultáneas

¿Qué modelo Siemens EQ 300 comprar?

Después de volver a examinar todas las versiones de las máquinas Siemens, ya no tengo problemas para identificar una serie concreta. Sin embargo, lo mío me ha costado.

Lo primero es entender las denominaciones, que coinciden parcialmente en todas las gamas de Siemens, y después también hay que distinguir qué cafetera sigue teniendo servicio técnico oficial y cuál no.

Mientras el grupo de infusión o la preparación no te den problemas, nos da igual si oficialmente la máquina tiene el respaldo del fabricante. Pero si Siemens quiere desentenderse de su cafetera superautomática, cada vez habrá menos piezas de repuesto, asistencia o cosas por el estilo.

CategoríaEntrada
Modelo de la pruebaSiemens EQ 300
Grupo de infusión extraíble
Material de la carcasaAcero inoxidable
Espumador de lecheAutomático (integrado)
Pantalla
AppNo
Perfiles de usuarioNo
Depósito de agua1,4 l
Altura máx. de la taza 13 cm
MolinilloMolinillo de discos cerámicos
Recipiente para granos de café250 g
Doble compartimento para granos de caféNo
Grados de molienda 5 niveles
Compartimento para café molidoNo
Función «Jarra de café»No
Preparación de bebidas con un solo botónExpreso, caffè crema, capuchino, latte macchiato
Temperatura del café ajustableNo
Temperatura de la espuma de leche ajustableNo
Función dos tazas
Función de agua calienteNo
Función de leche caliente
Dispensar solo espuma
¿Se puede usar filtro de agua?
Peso7,3 kg
Dimensiones (altura x anchura x profundidad)37,8 x 24,7 x 42,0 cm

Aun así, no creo que merezca la pena comprar siempre la máquina más reciente. Eso sí, tampoco tiene que ser la más vieja del mercado, ya que esas suelen tener un concepto bastante anticuado de todo el proceso de elaboración del café.

En el caso de la cafetera Siemens EQ 300, los modelos con denominaciones como «s300» o «s500» son cada vez más obsoletos. El abanico de funciones va en orden ascendente. En gamas superiores como la EQ 6 o la EQ 9, con más prestaciones, es más lógico.

Dada la funcionalidad reducida de la EQ 300, tiene menos sentido fijarse en ese tipo de denominaciones y es mejor atender al número de modelo. Hoy en día encontramos estas versiones de la cafetera Siemens EQ 300:

  1. Siemens EQ 300 extraKlasse TI355F09DE en negro
  2. Siemens EQ 300 TI353501DE en plata
  3. Siemens EQ 300 TI351509DE en negro
  4. Siemens EQ 300 TI351209RW en negro
  5. Siemens EQ 300 TI35A209RW en negro

Para ser lo más actuales posibles y mejorar la comparabilidad, haremos como si las versiones s300, s500, etc. nunca hubieran existido. Aunque cumplen los mismos requisitos básicos —desde el manejo hasta el depósito de agua o el molinillo—, no tienen el mejor precio. Luego te cuento más.

El modelo más completo de la serie es el EQ 300 extraKlasse en negro, con número de modelo TI355F09DE. En Siemens, la adición «extraKlasse» en el nombre indica que la máquina tiene características especiales diseñadas para aumentar el confort en comparación con los modelos normales de la misma serie.

Siemens EQ 300 extraKlasse en negro: imagen del producto

En este caso, la máquina puede «preparar dos especialidades de café al mismo tiempo con solo pulsar un botón» (One-Touch), así como ajustar la intensidad del café en seis (en lugar de cinco) niveles para lograr el máximo aroma.

Veremos que ambas promesas están un poco vacías. Además, estas características también se indican en otros modelos oficiales de la gama EQ 300. Por lo tanto, la ventaja o la diferencia no es tan obvia.

Antes que nada, decirte que el modelo extraKlasse no tiene apenas disponibilidad en España. Sin embargo, si lo encuentras, te aconsejo que compruebes bien los precios. Mientras que en la página oficial de Siemens puede rondar los 750 euros, en algunos sitios de internet puede costar algo más de la mitad. Los precios fluctúan muchísimo, así que mira bien antes de comprar. (Fecha de la consulta: enero de 2022)

La EQ 300 en plata con número de modelo TI353501DE ronda los 550 euros en Amazon. La TI351509DE no llega a los 530 euros en Amazon. Incluso hay dos modelos que no pasan de 460 euros; la Siemens TI351209RW y la TI35A209RW. (Fecha de la consulta: enero de 2022)

Por el contrario, hoy por hoy hay dos modelos s300 disponibles en Amazon cuyo precio va a sorprenderte. Echa un vistazo a la s300 TI303203RW y a la s300 TI303503DE y sabrás a qué me refiero. Ninguna de las dos baja de 700 euros. (Fecha de la consulta: enero de 2022)

Creo que ya sabes por dónde van los tiros.

Dado el descenso en los precios —que te comentaba al principio del artículo—, una cafetera Siemens automática como la EQ 300 extraKlasse, que tuve que clasificar como una máquina de gama media en la primera ronda de pruebas, de repente pasa a formar parte de la gama baja.

Si quieres invertir sabiamente el dinero que has ahorrado, deberías empezar por adquirir granos de café de calidad para alimentar tu cafetera. El café de Coffeeness es una buenísima idea.

Finder

Buscador de cafeteras superautomáticas

Encuentra la máquina ideal para ti en 8 pasos

Más de 45 modelos

Comparativa de todas las funciones

IR AL BUSCADOR

Lo esencial que debes saber sobre la Siemens EQ 300: impresión sólida, preparación llamativa

Aunque siempre nos fijamos en la parte interna de una cafetera automática, lo primero que nos entra por el ojo es el diseño. La EQ 300 destaca inmediatamente por su llamativa boquilla para espuma en forma de trompa en el centro de la máquina.

Siemens EQ 300: primer plano probando el tubo espumador en forma de trompa en la feria tecnológica de Berlín

Esta trompa es un tubo espumador semiautomático, del que hablaremos en detalle más adelante. Te adelanto que es divertido preparar un capuchino con ella, aunque tengas que intervenir un poco más que con cualquier sistema automático.

Por lo demás, podemos hablar de una interesante configuración básica en cuanto a funciones y opciones de ajuste:

  • Pantalla coffeeDirect: iconos, botones con descripción y texto claro para un fácil manejo
  • Expreso, café, capuchino, latte macchiato y leche caliente preprogramados (¡dispensación de agua caliente no disponible!)
  • Molinillo cerámico con cinco grados de molienda
  • Función 2 tazas para café solo
  • Recipiente para granos de café con capacidad para 250 gramos
  • Depósito de agua con capacidad para 1,4 litros (el filtro de agua se compra aparte)
  • Carcasa de plástico

Desde la comunidad Coffeeness me habéis informado de que algunos de estos detalles solo se incluyen con estos valores desde que los modelos s300, etc. se convirtieron en únicamente «EQ 300». Para mí, esta es una razón más por la que solo tener en cuenta las máquinas más nuevas.

Y es que, a excepción del valor de innovación del espumador en forma de trompa (que ya había visto antes en una máquina menos exitosa de Krups), la EQ 300 no aporta nada que justifique su precio original. Al menos no excesivamente.

Sin embargo, si nos fijamos en el precio en el momento de la actualización de esta reseña y nos centramos exclusivamente en las versiones más modernas (sin s300, s500, etc.), la cafetera Siemens EQ 300, de repente, obtiene mejor puntuación en la relación calidad-precio.

Pero claro, que sus prestaciones se limiten a las más básicas también muestra que esta cafetera Siemens automática está indicada, en el mejor de los casos, para solteros, parejas u hogares con un consumo de café no muy elevado.

Preparar un latte macchiato o un capuchino le cuesta un poco más de tiempo.

Pantalla y manejo

Me encanta poder configurar una cafetera superautomática sin necesitar el manual de instrucciones. Además, cualquier mensaje de error debería ser autoexplicativo para poder solucionar los problemas en la misma máquina.

Con un modelo sencillo como la cafetera Siemens EQ 300 esto funciona bastante bien. Su concepto de manejo es tan simple que, en teoría, lo único que hay que hacer es llenar el recipiente para granos y, acto seguido, empezar a preparar café.

Por supuesto, nosotros no lo hacemos así: primero compramos la máquina, luego la limpiamos, después la configuramos y, por último, preparamos las bebidas.

El único obstáculo (para los principiantes) es ajustar el molinillo y, tal vez, la primera vez que se extrae y se vuelve a colocar el grupo de infusión.

La pantalla coffeeDirect y los botones «espresso», «caffè crema», «cappuccino», «latte macchiato» y «milk» (espuma de leche) se encuentran en el borde superior biselado de la máquina.

Siemens EQ 300: primer plano del panel de control en la parte superior

Si eres fan de las pantallas grandes, detalladas y a color, esta máquina no creo que cumpla tus expectativas. El texto en pantalla y el indicador de granos para la intensidad del café son un poco diminutos. Eso sí, los iconos son fáciles de identificar.

Molinillo

Si de toda la gama EQ de Siemens solo has escuchado a la EQ 300 en marcha, no entenderás por qué se dice que este fabricante tiene el molinillo más silencioso de toda la comparativa de cafeteras superautomáticas.

El molinillo de discos cerámicos de la Siemens EQ 300 no le llega ni a la suela del zapato al silencioso molinillo de la EQ 6 y, especialmente, al de la Siemens EQ 9 (todos ellos de discos cerámicos).

Sin embargo, aun así el nivel de ruido de este molinillo está por debajo de la media de su gama y no es molesto.

Un molinillo de discos cerámicos habría sido una característica esperada en el rango de precios original de la EQ 300, pero no en el actual. En caso necesario, lo puedes pedir como pieza de repuesto, aunque creo que son pocos los que acaban reparando sus cafeteras hasta tal punto.

La cerámica no es necesariamente mejor que el acero inoxidable —tan habitual en los molinillos de muelas cónicas de gama baja—, sobre todo porque depende de los grados de molienda que la máquina pueda manejar.

Los cinco grados de molienda de la Siemens EQ 300 son perfectamente suficientes, pero no garantizan un resultado extrafino.

Bebidas

Tengo que volver sobre este punto brevemente porque creo que la publicidad de Siemens es confusa en este caso: aunque parezca que se puedan preparar lattes macchiatos y capuchinos de dos en dos con un solo botón, no es así.

El tubo espumador en forma de trompa debe introducirse siempre en el recipiente en el que se prepara la bebida. Por eso mismo, si quieres preparar dos tazas necesitarás, sí o sí, pasos intermedios manuales.

Es cierto, sin embargo, que del surtidor doble pueden salir dos expresos o dos caffès crema si lo deseas.

Image

Configurar la Siemens EQ 300

Si el manejo y la gama de funciones te resultan accesibles, configurar la cafetera y modificar los ajustes tampoco deberían ser un reto. En este sentido, la Siemens EQ 300 muestra su mejor cara.

Configura el grado de molienda solo con el molinillo en marcha y ajusta fácilmente el volumen de llenado deseado para las bebidas durante la dispensación. Todo funciona a las mil maravillas.

Con el grado de molienda más fino de esta cafetera Siemens automática seguramente estarás satisfecho, aunque si echas un vistazo a la pastilla de café te darás cuenta de que fino no significa aquí tan fino como en las gamas superiores.

Por lo demás, en cada bebida puedes influir en el volumen de agua, en la intensidad del café y en la duración del espumado. El volumen de agua se ajusta simplemente pulsando un botón cuando se ha alcanzado el volumen deseado.

Siemens afirma que su sistema SensoFlow supuestamente garantiza una temperatura de infusión estable y, por tanto, extrae «todo el aroma del café». Que esto afecte o no al resultado real y cómo lo hace es algo que desconocemos, sobre todo porque tampoco sabemos cómo sería sin este sistema.

Solo menciono este punto porque creo que Siemens, con sus neologismos y su palabrería de marketing, es especialista en exagerar sobre sus máquinas. Y con eso al final acabas comprando una cafetera superautomática porque sus características suenan geniales sin saber realmente qué te aporta ese preciso concepto.

Yo te recomendaría que averigües siempre hasta qué punto puedes intervenir en el proceso y cómo puedes optimizar los parámetros más importantes de la preparación.

Todo lo demás es pura palabrería del fabricante, que acaba influyendo en el precio. Cuando lo aceptes, será cuando podrás mirar al expreso a la cara y ver lo que tiene que decir.

Hacer expreso y café con la Siemens EQ 300: bueno pero no extraordinario

Por lo general, la intensidad del café la subo al máximo para conseguir más cuerpo en la taza. Por desgracia, con la Siemens EQ 300 esto no funciona como habría deseado.

En el nivel más alto, la máquina comienza a traquetear, el expreso sale por el surtidor con mucha lentitud y no tiene crema. Todo esto indica que la extracción es incorrecta y, sobre todo, demuestra que el grupo de infusión ya no puede asimilar y comprimir el café molido.

Al fin y al cabo, al ajustar la intensidad del café a través de la conocida escala de granos lo que estamos haciendo es indicarle a la máquina qué cantidad de café molido debe utilizar para cada dispensación.

Con el nivel 3 (de cinco o seis) es con el que la extracción funciona mejor en la Siemens EQ 300. Como he dicho más arriba, ¿de qué sirve un nivel más si la máquina no se las arregla bien?

El mejor café para la Siemens EQ 300

El mejor café para la Siemens EQ 300: café de Coffeeness para cafeteras superautomáticas

Hemos desarrollado un café específico para cafeteras superautomáticas que se adecúa perfectamente a todas las bebidas preparadas con la Siemens EQ 300. Lo hemos comprobado: el expreso, el café solo, el capuchino y el latte macchiato adquieren unas intensas notas achocolatadas. Pincha aquí para acceder a nuestra tienda online.

Ya sabes que el café en grano que utilizas importa… y mucho: solo si alimentas tu cafetera con granos de calidad obtendrás buenos resultados en la taza.

Kaffee für Vollautomaten by Coffeeness

Café desarrollado para cafeteras superautomáticas

El mejor café para la Siemens EQ 300.

Para latte macchiato

Expreso, café solo

Notas achocolatadas

Recién tostado

Ir a la tienda online de Coffeeness

Estos son los ajustes correctos si utilizas nuestro café con la Siemens EQ 300: 

  • Ajusta el molinillo al nivel más fino.
  • Importante: ¡modifica el grado de molienda solo con el molinillo en marcha!
  • Ajusta el volumen de llenado para el expreso a 25 ml y la intensidad del café al nivel medio (3).
  • Nota: hasta que no dispenses 1 o 2 bebidas tu paladar no percibirá correctamente los cambios en la configuración.

Este no es un problema exclusivo de Siemens, pero aquí también me ha llamado (negativamente) la atención. Con la intensidad del café en el nivel 3 obtenemos un resultado con mucho cuerpo, aunque yo no diría que sobresaliente.

Está rico, se puede beber y es aromático. No obstante, en comparación con las gamas superiores de Siemens, todavía hay margen de mejora en términos de sabor.

En el pasado, esto me habría molestado más pero, teniendo en cuenta el nivel de precios actual, puedo decir que, en su conjunto, el resultado es convincente.

El caffè crema —ya sea simple o doble— hay que aceptarlo tal y como es. No hay otra. Esto es, más flojo que un buen café hecho con un filtro de mano o con una cafetera de goteo Melitta.

Esto se debe a que la Siemens EQ 300 no tiene opción de agua caliente. Por lo tanto, para un americano más equilibrado tendrás que dispensar un expreso y luego usar un hervidor de agua.

En función de cómo te guste el café, este paso extra merece la pena. Si lo tuyo es beber café sin leche en grandes cantidades sobre todo por la dosis de cafeína, no notarás en absoluto que el café hecho con EQ 300 está un poco aguado.

Hacer espuma de leche con la Siemens EQ 300: ¡qué trompa tan estupenda!

No me suele gustar insistir en la cuestión del precio, pero es el factor decisivo en la clasificación actual de la Siemens EQ 300. Esto también se aplica al sistema de leche y, por tanto, al espumador inteligente en forma de trompa.

Siemens EQ 300: espumando leche

Después de todo, si dejamos de considerar la EQ 300 como una máquina de gama media y la clasificamos dentro de la gama baja —que es donde hoy por hoy se enmarca—, el sistema de leche parece aún más inteligente.

Normalmente, en el caso de una cafetera automática con tubo espumador hay que sostener la jarra de leche en un determinado ángulo bajo el tubo.

Luego hay que sumergir el tubo en la leche en un ángulo igual de preciso, expulsar vapor por la boquilla y realizar ciertos movimientos para que se forme una espuma de leche decente.

Con la EQ 300, vierte un poco de leche en una taza o vaso, coloca el recipiente bajo la trompa y bájala hasta sumergirla en la leche. A continuación, pulsa el botón de capuchino, latte macchiato o espuma y deja que la máquina espume la leche.

Como la boquilla para el café también está justo en el centro, no tienes ni que mover la taza ni que saber nada sobre cómo se espuma la leche, ya que el tubo espumador espuma la leche automáticamente.

Después, por supuesto, hay que limpiar el tubo, pero este solo se compone de dos pequeños componentes. Así pues, este sistema es mucho menos laborioso que uno que conste de recipiente para leche y tubo flexible.

En función del botón o de la bebida, hay preestablecido un tiempo de espumado diferente que depende del volumen medio que se estima para la bebida en cuestión. Esto te permite experimentar un montón, al igual que con el volumen de llenado de la taza.

Mira que he probado un montón de cafeteras superautomáticas, pero aun así sigo tan entusiasmado con esta idea como cuando probé esta máquina por primera vez.

Además, la espuma de leche está muy rica. Adquiere una consistencia bastante firme de manera automática, lo que es estupendo para los lattes macchiatos y los capuchinos. También tiene muy buena temperatura. Las alternativas a la leche de vaca para cafeteras automáticas también se espuman muy bien con esta cafetera.

Si quieres, puedes interrumpir la dispensación de espuma antes de que acabe y, así, experimentar con la consistencia y la fluidez. Así, vuelve a asemejarse a un tubo espumador normal, aunque este sistema semiautomático sea un poco más complejo que el sistema totalmente manual.

Limpieza y mantenimiento: ¡¿qué es lo que le pasa?!

No se enciende, el grupo de infusión se atasca, el firmware se ha vuelto loco… en algunos foros parece que la EQ 300 es la cafetera automática con más fallos del mundo. Yo la tengo desde hace algunos años, la saco de vez en cuando para compararla con otras cafeteras y nunca se ha puesto en huelga.

Arne ha extraído el depósito de agua y lo sostiene con las manos

Tal vez sea porque soy un poco exagerado en lo que respecta al mantenimiento y a la limpieza y establezco intervalos de limpieza muy estrictos para todos los componentes. O quizás es que salen más máquinas defectuosas que en otras series.

Y es que, por lo general, esta cafetera es muy fácil de limpiar. Empezando por el espumador inteligente: sácalo del soporte, separa la cubierta de la parte interior y lava las dos piezas a fondo bajo el grifo o en el lavavajillas.

La rejilla y la propia bandeja de goteo, así como el depósito para posos de café, también son aptos para el lavavajillas.

Siemens EQ 300: primer plano de la bandeja de goteo extraída

Poco práctico, pero inevitable: después de utilizar el tubo espumador, está bastante caliente, así que mejor no tocarlo hasta que se haya enfriado. Así que acuérdate de limpiarlo la próxima vez que entres en la cocina y haz de esto un hábito.

Muy práctico y, por tanto, estupendo: la cafetera puede abrirse por la parte delantera como si fuera una puerta para extraer el depósito para posos de café o el grupo de infusión.

El programa de limpieza Calc’n’Clean se encarga del interior del grupo de infusión, pero Siemens recomienda extraerlo con regularidad para limpiarlo. En principio, yo también te lo aconsejo. Después de todo, ya sabes lo que pienso de los grupos de infusión fijos.

Estoy pensado que, en el caso de los grupos de infusión fijos de Jura o Krups, tampoco se puede engrasar el husillo a fin de que el proceso de prensado para obtener la pastilla de café funcione como la seda.

Esta operación de mantenimiento, aunque poco frecuente, es absolutamente necesaria. Por lo demás, puedes reiniciar la máquina tantas veces como quieras: si algo se atasca, no obtendrás café. Por suerte, con Siemens es fácil hacerlo.

En la prueba a largo plazo, hay algo de la EQ 300 que resulta fastidioso: necesita descalcificarse con bastante frecuencia, independientemente de que el depósito de agua esté provisto de un filtro de agua adecuado o de que el agua de tu zona sea muy blanda.

Para que el programa de descalcificación nos avise siempre en los intervalos correctos, la dureza del agua puede ajustarse en el software.

En muchos casos, merece la pena ajustar la dureza a un valor ligeramente más blando que el determinado por la tira reactiva. De lo contrario, tendrás que descalcificar la cafetera más a menudo, comprar más descalcificador, etc.

Conclusiones sobre la Siemens EQ 300

Aunque presente la misma calidad y fiabilidad a la que nos tienen acostumbrados las cafeteras Siemens, sin su trompa, probablemente la Siemens EQ 300 sería una máquina vieja como cualquier otra.

Siemens EQ 300

Sistema de leche innovador.

Diseño bonito y llamativo

Buena calidad de las bebidas

Manejo y limpieza sencillos

Compacta y económica

Sin ajustes de volumen de llenado para bebidas de leche

Sin posibilidad de dispensar dos bebidas de leche simultáneas

Esta máquina no es rápida, ni trae un amplísimo abanico de funciones, ni es extraordinariamente silenciosa.

No obstante, tampoco tiene por qué serlo, ya que tiene otras ventajas, como son la original forma de espumar la leche, la facilidad de limpieza y el café decente que prepara.

Además, es absolutamente necesario considerar el precio actual: un precio que ronda los 450-550 euros (según el modelo) es un muy buen precio para todo lo que ofrece.

Por lo tanto, sería tentador realizar una tabla comparativa entre la ganadora de la gama baja, la DeLonghi Magnifica ECAM 22.110.B, por ejemplo, y el modelo más económico de la EQ 300.

¿Tendría la Siemens algo que hacer contra la DeLonghi, a pesar de su espumador inteligente y su molinillo cerámico?

Precisamente porque nos propone un enfoque diferente al de las cafeteras automáticas habituales y se toma su particularidad muy en serio, la Siemens EQ 300 es una máquina que sigo recomendándote a pesar de los signos de la edad y de que cada vez irá estando menos disponible.

De lo contrario, hace tiempo que la habría retirado de mi comparativa de cafeteras superautomáticas.

Ah, por cierto, el argumento del precio es cada vez más importante también en las gamas superiores.

¿Has probado la Siemens EQ 300? ¿Hay alguna razón por la que no la aconsejas? ¿Has encontrado algún modelo a precio de ganga? ¡Tengo muchas ganas de leer tus comentarios!

Suscribirme
Notificarme de
guest
0 COMENTARIOS
Opiniones integradas
Ver todos los comentarios