Siemens EQ 300 a prueba: ¿evolución de la EQ3?

¡Hola! Me llamo Arne y soy barista. Llevo toda mi vida entregado al café de calidad: antes, desde detrás de una barra; ahora, a través de Coffeeness. Mi verdadera vocación es hacer posible que disfrutes del mejor café en casa, por lo que mi equipo y yo queremos compartir contigo todos nuestros conocimientos sobre el mundo del café.

Cómo hacemos las pruebas | Nuestro equipo

Uy, ¿de dónde ha salido esta? ¿Es que Siemens, con la EQ 300, acaba de lanzar al mercado una nueva cafetera superautomática de gama baja?

Arne posa sonriente en la prueba de la cafetera superautomática Siemens EQ 300, con un paquete del café de Coffeeness y con algunas bebidas recién preparadas

Uy, ¿de dónde ha salido esta? ¿Es que Siemens, con la EQ 300, acaba de lanzar al mercado una nueva cafetera superautomática de gama baja?

No, para nada.

La EQ 300 es idéntica a la clásica Siemens EQ3, solo que el fabricante pretende que la nueva denominación encaje mejor en la línea de máquinas actuales (EQ 900, EQ 500, EQ 700).

En términos generales, esto podría considerarse etiquetado fraudulento. Después de todo, muchas personas suponen que la EQ 300 es una cafetera automática Siemens completamente nueva.

Yo solo la pedí para poder hacerle fotos más recientes y, así, poder mostrártelas en la nueva edición de esta reseña. Aparte de eso, me interesaba volver a comprobar cómo prepara el café y actualizar, en caso necesario, mi comparativa de cafeteras superautomáticas del 2024.

Sin embargo, esto no cambia en absoluto el hecho de que esta cafetera automática, con su innovador espumador, sigue siendo una gran máquina a efectos técnicos y que su precio es cada vez más interesante.

En realidad, esta cafetera compacta y de calidad, con su característica trompa para espumar la leche y su estupenda funcionalidad, no necesita ninguna actualización.

Para comprobar si, en efecto, se trata del mismo modelo, he vuelto a probarla con el café en grano de Coffeeness. ¿El resultado? Una valoración (algo) más estricta y rigurosa.

Una máquina estupenda rebautizada

Siemens EQ 300

Bonita cafetera superautomática para hogares no muy concurridos

Diseño bonito y llamativo

Buena calidad de las bebidas

Manejo y limpieza sencillos

Compacta y económica

Sin posibilidad de dispensar dos bebidas de leche simultáneas

Comparativa de precios y modelos: ¿qué modelo Siemens EQ 300 comprar?

Siemens EQ 300
Modelo de la prueba

EQ 300 TI353501DE

Material de la carcasa

Acero inoxidable

Colores disponibles/Diseños

Negro, plata

Espumador de leche

Automático (integrado)

Nivel de ruido (medición propia)

73,8 dB

Grupo de infusión extraíble

Pantalla

Pantalla táctil

App

Perfiles de usuario

Depósito de agua

1,4 l

Altura mín. de la taza

Altura máx. de la taza

13,0 cm

Molinillo

Molinillo de discos cerámicos

Molinillo electrónico

Recipiente para granos de café

250 g

Doble compartimento para granos

Grados de molienda

3 niveles

Compartimento para café molido

Función «Jarra de café»

Preparación de bebidas con un solo botón

Expreso, caffè crema, capuchino, latte macchiato

Intensidad del café ajustable

6 niveles

Temperatura del café ajustable

Temperatura de la espuma de leche ajustable

Función dos tazas

no para bebidas de leche y no en todos los modelos

Función de agua caliente

Función de leche caliente

Dispensar solo espuma

¿Se puede usar filtro de agua?

incluido

Peso

8,0 kg

Dimensiones (altura x anchura x profundidad)

37,8 x 24,9 x 42,8 cm

Extras/Otros

Precio actual

314,55 euros

Todas las especificaciones

Me di cuenta de que la EQ3 y la EQ 300 son idénticas cuando comparé los números de modelo de Siemens —que son crípticos, como siempre— y las numeraciones coincidían. Estas son las cafeteras automáticas de la serie EQ 300 que están disponibles hoy por hoy (fecha de la consulta: enero de 2023):

  1. Siemens EQ 300 extraKlasse TI355F09DE en negro piano

  2. Siemens EQ 300 TI353501DE en plata (el modelo que hemos probado)

  3. Siemens EQ 300 TI351209RW en negro

La Siemens TI351209RW no puede preparar dos cafés al mismo tiempo, no tiene pantalla LCD y no incluye pastillas de limpieza y descalcificación en el volumen de suministro, y actualmente cuesta unos 170 euros menos que el modelo en plata (TI353501DE).

Siemens EQ3 vs. Siemens EQ 300

Como no quería dejarme nada en el tintero, te dejo otros modelos EQ 300 que también circulan por la red con numeraciones distintas:

También hay dos modelos EQ3 s300 todavía disponibles cuyo precio va a sorprenderte. Echa un vistazo a la s300 TI303203RW y a la s300 TI303503DE y sabrás a qué me refiero. Ninguna de ellas baja de los 700 euros (fecha de la consulta: enero de 2023).

Si encuentras estas u otras máquinas EQ3 o EQ 300 disponibles en otras tiendas de internet y no sabes si el vendedor es fiable o no, te aconsejo que te guíes siempre por tu intuición sobre la web que las ofrece. ¿Te parece seria? Adelante, hazte con ella. ¿No lo ves claro? Mejor déjalo estar.

La máquina con más prestaciones de la serie es la EQ 300 extraKlasse en negro con número de modelo TI355F09DE. En Siemens, extraKlasse significa que tiene características especiales que se supone que aumentan el confort en comparación con los modelos normales de la misma serie.

Sin embargo, ni siquiera el fabricante sabe decirnos en qué consiste la extraKlasse en este caso. En una comparación directa de productos en la web oficial alemana de Siemens, la diferencia entre el modelo en negro (TI355F09DE) y en plata (TI353501DE) es únicamente el color y el peso. Eso sí, el modelo extraKlasse es el mejor valorado.

De todos modos, hoy por hoy, el modelo extraKlasse no goza de mucha disponibilidad en España. Te cuento todo esto por si lo encuentras disponible en alguna tienda; así ya tienes algo de información de antemano.

Bosch VeroCup 300 vs. Siemens EQ 300

Bajo el nombre Bosch VeroCup 300 (TIS30321RW) también encontramos una versión idéntica a la EQ 300 pero, en este caso, de una marca hermana del grupo BSH (Bosch/Siemens Hausgeräte GmbH). Sin embargo, dado que Bosch no tiene mucha relevancia en el universo de las cafeteras automáticas y que el precio es similar, yo que tú optaría por la cafetera original.

Lo esencial que debes saber sobre la cafetera superautomática Siemens EQ 300: solidez en las prestaciones y llamativa en la preparación

Aunque siempre nos fijamos en la parte interna de una cafetera automática, lo primero que nos entra por el ojo es el diseño. La EQ 300 destaca inmediatamente por su llamativa boquilla para espuma en forma de trompa en el centro de la máquina.

Primer plano del tubo espumador de la cafetera superautomática Siemens EQ 300

Esta trompa es un tubo espumador semiautomático, del que hablaremos en detalle más adelante. Te adelanto que es divertido preparar un capuchino o un latte macchiato con ella, aunque tengas que intervenir un poco más que con cualquier sistema automático.

Por lo demás, podemos afirmar que la cafetera Siemens EQ 300 trae unas prestaciones básicas muy interesantes en lo que a funciones y opciones de ajuste se refiere:

  • Pantalla coffeeDirect: iconos, botones con descripción y texto claro para un fácil manejo

  • Expreso, café, capuchino, latte macchiato y leche caliente preprogramados (¡dispensación de agua caliente no disponible!)

  • Molinillo cerámico con tres grados de molienda

  • Función 2 tazas con un solo botón para café solo o caffè crema

  • Proceso de espumado de la leche mediante un espumador en forma de trompa

  • Recipiente para granos de café con capacidad para 250 gramos

  • Depósito de agua con capacidad para 1,4 litros (el filtro de agua se compra aparte)

  • Carcasa de plástico

Desde la comunidad Coffeeness me habéis informado de que algunas de estas prestaciones solo se incluyen como tales desde que los modelos s300 se convirtieron en «EQ 300». Para mí, esta es una razón más por la que solo tener en cuenta las máquinas más nuevas.

Y es que, a excepción del valor innovador que supone el espumador en forma de trompa (que ya había visto antes en una máquina menos exitosa de Krups y ahora en la Bosch), siendo honestos, la EQ 300 no aporta nada que justificara su precio anterior.

Sin embargo, si nos fijamos en el precio en el momento de la actualización de esta reseña y nos centramos exclusivamente en las versiones más modernas (sin s300, s500, etc.), la cafetera Siemens EQ 300, de repente, obtiene una puntuación mucho más alta en la relación calidad-precio.

Pero claro, el limitado abanico de prestaciones también muestra que esta cafetera automática Siemens está indicada, en todo caso, para personas que viven solas, parejas u hogares con un consumo de café no muy elevado. Ten en cuenta que preparar un capuchino o un latte macchiato cuesta un poco más.

Además, el material no está pensado para un uso continuo intensivo. Si bien el plástico es de calidad y la máquina está fabricada bajo los estándares de calidad de Siemens, a fin de cuentas, el plástico es plástico y tiene sus limitaciones.

Pantalla y manejo

Primer plano de la pantalla de la cafetera superautomática Siemens EQ 300

Una cafetera superautomática debería poder configurarse sin necesidad de consultar el manual de instrucciones. Los mensajes de error también deberían ser autoexplicativos, de modo que cualquier usuario sin experiencia pudiera solucionar los problemas directamente en la máquina.

Con un modelo sencillo como la cafetera Siemens EQ 300 esto funciona realmente bien. Su concepto de manejo es tan intuitivo que, en teoría, lo único que hay que hacer es llenar el recipiente con granos de calidad y, acto seguido, empezar a preparar café. Por supuesto, nosotros no lo hacemos así, ya que realizamos algún que otro paso intermedio adicional:

  1. compramos la máquina,

  2. la limpiamos,

  3. la configuramos y,

  4. solo entonces, preparamos las bebidas.

El único obstáculo (para los principiantes) es ajustar el molinillo y, tal vez, extraer y volver a colocar el grupo de infusión por primera vez.

La pantalla coffeeDirect y los botones «espresso», «caffè crema», «cappuccino», «latte macchiato» y «milk» (espuma de leche) se encuentran en el borde superior biselado de la máquina.

Si eres fan de las pantallas grandes, detalladas y a color, no creo que esta máquina cumpla tus expectativas. El texto en pantalla y el indicador de granos para la intensidad del café son bastante pequeños. Eso sí, los iconos (como el de dos tazas) son fáciles de identificar.

Molinillo y nivel de ruido

Primer plano del recipiente para granos y la rueda de ajuste del grado de molienda de la cafetera superautomática Siemens EQ 300

Si de toda la gama EQ de Siemens solo has escuchado a la EQ 300 en marcha, no entenderás por qué se dice que este fabricante tiene el molinillo más silencioso de toda la comparativa de cafeteras superautomáticas.

A pesar de que son todos idénticos, el molinillo de discos cerámicos de la Siemens EQ 300 no le llega ni a la suela del zapato al silencioso molinillo de la Siemens EQ6 y, especialmente, al de la Siemens EQ9. Supongo que aquí la diferencia radica en el material principal de que está hecho la cafetera: el plástico.

Sin embargo, aun así, el nivel de ruido del molinillo de la Siemens EQ 300 está por debajo de la media de su gama y no es molesto.

Un molinillo de discos cerámicos habría sido una característica esperada en el rango de precios original de la EQ 300, pero no en el actual. Un molinillo cerámico se considera (con razón en muchos aspectos) de muy alta calidad. Así que con la EQ 300 lo tienes a un precio especialmente bueno.

No obstante, la cerámica no es necesariamente mejor que el acero inoxidable —tan habitual en los molinillos de muelas cónicas de gama baja—, sobre todo porque depende más bien de los grados de molienda que la máquina pueda manejar.

Los tres niveles de molienda de la cafetera Siemens EQ 300 son perfectamente suficientes, pero no garantizan un resultado extrafino para un expreso con una estupenda crema.

En caso necesario, puedes pedir el molinillo como pieza de repuesto, aunque creo que son pocos los usuarios que saben reparar las cafeteras.

¿Dos bebidas de leche al mismo tiempo?

Tengo que abordar este punto brevemente porque creo que la publicidad de Siemens es confusa en este caso: aunque parezca que se pueden preparar lattes macchiatos y capuchinos de dos en dos con un solo botón, no es así.

El tubo espumador en forma de trompa debe introducirse siempre en el recipiente en el que se prepara la bebida (vaso, taza o jarra). Por eso mismo, si quieres preparar dos tazas de capuchino habrá, sí o sí, pasos intermedios manuales.

No obstante, sí que es cierto que el surtidor doble puede dispensar dos expresos o dos caffès crema si se desea (pero solo en los modelos que tienen esta prestación).

Configurar la Siemens EQ 300

Si el manejo y la gama de funciones te resultan asequibles, tampoco debería ser un reto configurar la cafetera y modificar los ajustes de las diferentes especialidades de café. En este sentido, la Siemens EQ 300 da lo mejor de sí y demuestra, una vez más, su buen hacer, desde el depósito de agua hasta el surtidor de café.

Recuerda que el grado de molienda solo debe ajustarse con el molinillo en marcha. El grado de molienda más fino de esta cafetera ofrece unos resultados más que adecuados, aunque si echas un vistazo a la pastilla de café te darás cuenta de que fino no significa aquí tan fino como en las gamas superiores.

El volumen de llenado para las bebidas se regula fácilmente durante la dispensación:

  • puedes detener la dispensación antes de tiempo pulsando el botón correspondiente y

  • puedes modificar el volumen de llenado manteniendo pulsados los botones correspondientes durante 3 segundos y volviendo a pulsarlos cuando se alcanza el volumen deseado en la taza.

Ten en cuenta que el nuevo ajuste solo surtirá efecto a partir de la segunda taza de café.

Por lo demás, para todas las especialidades de café puedes influir en el volumen de agua, la intensidad del café y la duración del espumado. Me parece lógico, ya que puedes controlar el espumador con tan solo pulsar un botón.

Primer plano de la cafetera superautomática Siemens EQ 300 dispensando un expreso

Siemens afirma que su sistema SensoFlow supuestamente garantiza una temperatura de infusión estable y, por tanto, extrae «todo el aroma del café». Que esto afecte o no al resultado real y cómo lo hace es algo que desconocemos, sobre todo porque tampoco sabemos cómo sería sin este sistema.

Solo lo menciono porque considero que Siemens, con todos esos conceptos y palabrería de marketing, exagera un poco. Y, con eso, al final acabas comprándote un modelo equis porque sus características suenan geniales antes de haber podido comprobar realmente qué aporta ese preciso concepto a las especialidades de café de tu máquina.

En su lugar, yo te recomendaría que averigües siempre hasta qué punto el usuario puede intervenir en el resultado en la taza y cómo puede optimizar los parámetros más importantes de la preparación.

Todo lo demás son palabras vacías que acaban influyendo en el precio. Acéptalo como es y, en su lugar, presta atención a cómo es realmente en la taza el expreso o el capuchino.

Hacer café y expreso con la Siemens EQ 300: bueno pero no extraordinario

Plano general de la Siemens EQ 300 preparando un café junto a un paquete de café de Coffeeness

Por lo general, suelo subir al máximo la intensidad del café para conseguir el mayor cuerpo y una crema decente en la taza. Por desgracia, con la Siemens EQ 300 esto no me sirve, ya que si la subo al máximo la máquina comienza a traquetear, el expreso sale por el surtidor de manera vacilante y sin crema.

Todo esto indica que la extracción es incorrecta y, sobre todo, demuestra que el grupo de infusión no tiene capacidad para tomar el café molido del molinillo cerámico y comprimirlo.

Después de todo, al ajustar la intensidad a través de la típica escala de granos le estamos indicando a la máquina qué cantidad de café molido debe utilizar para cada dispensación. Con la intensidad del café en el nivel 3 (de 5 o 6) obtenemos resultados decentes con la Siemens EQ 300, aunque yo no diría que sobresalientes.

El problema de la cantidad de café molido no es exclusivo de Siemens, pero aquí también me ha llamado (negativamente) la atención.

No obstante, el expreso preparado con mis granos de café es aromático, está rico y se perciben las notas achocolatadas. Tiene crema y la temperatura es correcta.

De todas formas, en comparación con las gamas superiores de Siemens, la EQ 300 todavía tiene margen de mejora en términos de sabor; especialmente si la comparamos con el excepcional aroma de las bebidas preparadas con la novísima Siemens EQ 900. Lo que esa máquina es capaz de sacar por el surtidor es de otro mundo.

En el pasado, la calidad del expreso dispensado con la Siemens EQ 300 me habría molestado más debido a su precio original, pero si comparamos el nivel de precios actual con el rendimiento que ofrece, concluyo que puedo vivir perfectamente con algo menos de aroma. Además, lo bueno es que en los resultados se refleja la calidad del café de Coffeeness.

El caffè crema sí que hay que aceptarlo tal y como es. No hay otra. Esto es, más flojo que un buen café hecho con un filtro de mano o con una cafetera Melitta.

Primer plano de la cafetera superautomática Siemens EQ 300 dispensando un caffè crema

Lamentablemente, tampoco podemos recurrir al americano —que es más equilibrado—, ya que la Siemens EQ 300 no tiene opción de agua caliente. Por lo tanto, si queremos prepararlo no nos quedará otra que dispensar un expreso y luego recurrir a un hervidor de agua.

Dependiendo de cómo te guste el café, este paso extra merece la pena. Claro que si eres de los que prefieren el café sin leche por el chute de cafeína, no notarás en absoluto que el caffè crema hecho con la EQ 300 está un poco aguado.

Eso sí, también puedes optar por reducir el volumen a 100 mililitros por taza. Valora tú mismo el resultado.

El mejor café para la Siemens EQ 300

El mejor café para la Siemens EQ 300: café de Coffeeness para cafeteras superautomáticas

Hemos desarrollado un café específico para cafeteras superautomáticas que se adecúa perfectamente a todas las bebidas preparadas con la Siemens EQ 300. Lo hemos comprobado: el expreso, el café solo, el capuchino y el latte macchiato adquieren unas intensas notas achocolatadas. Pincha aquí para acceder a nuestra tienda online.

Ya sabes que el café en grano que utilizas importa… y mucho: solo si alimentas tu cafetera con granos de calidad obtendrás buenos resultados en la taza.

Kaffee für Vollautomaten by Coffeeness

Café desarrollado para cafeteras superautomáticas

Nuestro café en grano es ideal para preparar cualquier bebida en la cafetera automática.

Tostado a diario

Comercializado de manera justa

Aroma a chocolate

Para expreso, café y bebidas de leche

Mehr erfahren

Estos son los ajustes correctos si utilizas nuestro café con la Siemens EQ 300: 

  • Ajusta el molinillo al nivel más fino.

  • Importante: ¡modifica el grado de molienda solo con el molinillo en marcha!

  • Ajusta el volumen de llenado para el expreso a 25 ml o 40 ml y la intensidad del café al nivel medio (3).

  • Nota: hasta que no dispenses 1 o 2 bebidas tu paladar no percibirá correctamente los cambios en la configuración.

Hacer espuma de leche con la Siemens EQ 300: ¡qué espumador tan estupendo!

Primer plano de la cafetera superautomática Siemens EQ 300 espumando leche

Aunque en esta nueva prueba de la Siemens EQ 300 he adoptado una mirada más moderna, la singularidad del espumador de leche es todavía un punto fuerte de la máquina. De ahí que siga preguntándome por qué no lo han copiado más fabricantes.

El funcionamiento es muy sencillo: vierte un poco de leche en una taza o recipiente, sumerge la trompa en la leche, pulsa el botón correspondiente y deja que el espumador haga su trabajo. Solo hay que estar atento para comprobar cuándo la espuma tiene la consistencia adecuada.

Normalmente, en el caso de una cafetera automática con tubo espumador hay que sostener la jarra de leche en un determinado ángulo bajo el tubo. Luego hay que sumergir el tubo en la leche en un ángulo igual de preciso, expulsar vapor por la boquilla y realizar determinados movimientos para crear una espuma de leche decente.

Con la EQ 300, olvídate de todo eso: basta con asegurarte de que el recipiente tenga la altura y la capacidad adecuadas para que la trompa pueda sumergirse en la leche y la taza esté bien colocada sobre la máquina.

Dado que el surtidor de café también está justo en el centro, en teoría no es necesario mover la taza ni saber cómo funciona un espumador manual de este tipo.

Por supuesto, también es tuya la decisión de si debe dispensarse primero el expreso o la leche. Mientras que otras máquinas traen programas complejos que se encargan de ello, aquí ni siquiera debes pararte a pensar.

Lógicamente, después hay que limpiar el espumador, pero este solo se compone de dos pequeñas piezas. No te quejarás, con este sistema la limpieza es de todo menos engorrosa.

Por cierto, la Siemens EQ 300 te ofrece una pequeña ayuda automática: para cada bebida hay preestablecido un tiempo de espumado diferente que depende del volumen medio que se estima para la bebida en cuestión.

Plano general de la Siemens EQ 300 con un latte macchiato recién preparado junto a un paquete de café de Coffeeness y otras bebidas

Esto te permite experimentar un montón, al igual que con el volumen de llenado de la taza o recipiente utilizado.

Mira que he probado un montón de cafeteras superautomáticas, pero todavía sigo tan entusiasmado con esta idea como cuando probé esta máquina por primera vez.

Además, la espuma de leche está muy lograda. Adquiere una consistencia bastante firme de manera automática, lo que es estupendo para los lattes macchiatos y los capuchinos. La temperatura también es ideal. Las alternativas a la leche de vaca también se espuman muy bien con esta cafetera.

Si quieres, puedes interrumpir la dispensación de espuma antes de tiempo y, así, experimentar con la consistencia y la fluidez. Esto demuestra que este sistema semiautomático no se aleja tanto del sistema totalmente manual, aunque sí que es un poco más complejo.

Limpieza y mantenimiento: ¡¿qué es lo que le pasa?!

Slider Image
Slider Image
Slider Image

«No se enciende», «el grupo de infusión se atasca», «el firmware se ha vuelto loco», etcétera. En algunos foros parece que la EQ 300 es la cafetera automática con más fallos del mundo. Yo la tengo desde hace algunos años, la saco de vez en cuando para compararla con otras cafeteras y nunca me ha dado problemas.

Tal vez sea porque soy un poco exagerado en lo que respecta al mantenimiento y a la limpieza y establezco intervalos de limpieza muy estrictos para todos los componentes. Incluso lavo la tapa de protección del aroma o el depósito de agua mucho más a menudo que otros usuarios.

O quizás se deba a que con la EQ 300 salen más máquinas defectuosas que en otras series. Sea como fuere, me abstengo de emitir un veredicto final sobre la cuestión de los errores, puesto que no utilizo esta máquina tan a menudo como los usuarios habituales, que no tienen a su alcance un almacén lleno de máquinas.

Por lo general, esta cafetera es muy fácil de limpiar. Para lavar el espumador, sácalo del soporte, separa la cubierta de la parte interior y enjuaga las dos piezas a fondo bajo el grifo o en el lavavajillas. Es muy sencillo.

Cafetera superautomática Siemens EQ 300: primer plano del tubo espumador sucio porque acaba de espumar leche

La rejilla y la propia bandeja de goteo, así como el depósito para posos de café, también son aptos para el lavavajillas.

Poco práctico pero inevitable: inmediatamente después de su uso, el tubo espumador está bastante caliente, así que es mejor dejar que se enfríe un poco antes de limpiarlo.

La cafetera puede abrirse por la parte delantera; el frontal permite su apertura como si de una puerta se tratara a fin de extraer el depósito para posos de café o el grupo de infusión.

El programa de limpieza Calc’n’Clean se encarga del interior del grupo de infusión, pero Siemens recomienda extraerlo con regularidad para limpiarlo. Yo también te lo aconsejo.

En la prueba a largo plazo, hay algo de la EQ 300 que resulta fastidioso: en comparación con otras máquinas, hay que descalcificarla con bastante frecuencia, tanto si el depósito de agua está provisto de filtro de agua como si el agua de tu zona es muy blanda.

Para que el programa de descalcificación nos avise siempre en los intervalos correctos, la dureza del agua puede ajustarse en el software.

En muchos casos, merece la pena ajustar la dureza a un valor ligeramente más blando que el determinado por la tira reactiva. De lo contrario, tendrás que descalcificar la cafetera más a menudo, comprar más descalcificador, etc.

Para poder realizar correctamente los pasos de limpieza y mantenimiento habituales, tales como limpiar el depósito de agua, enjuagar el grupo de infusión, cambiar el filtro de agua, etc., no necesitas ser ingeniero, así que no te preocupes.

Finder

Buscador de cafeteras superautomáticas

Encuentra la máquina ideal para ti en 8 pasos

Más de 45 modelos

Comparativa de todas las funciones

IR AL BUSCADOR

Conclusiones sobre la Siemens EQ 300: cafetera superautomática original que se conserva muy bien a través de los años

Cuando probé la Siemens EQ 300 por primera vez, le di una puntuación de 4,5 sobre 5, pero en esta última prueba no me queda otra que quitarle medio punto. ¿El motivo? Pues porque a pesar de ser una máquina que ya lleva años en el mercado, Siemens nos hace un poco de trampa: parece una máquina nueva pero lo único nuevo es el nombre.

Una máquina estupenda rebautizada

Siemens EQ 300

Bonita cafetera superautomática para hogares no muy concurridos

Diseño bonito y llamativo

Buena calidad de las bebidas

Manejo y limpieza sencillos

Compacta y económica

Sin posibilidad de dispensar dos bebidas de leche simultáneas

No obstante, eso no quita que es una máquina elegante e inteligente que ofrece resultados muy buenos y que viene equipada con un molinillo cerámico y un innovador sistema de leche. La EQ 300 presenta la misma calidad y fiabilidad a las que nos tiene acostumbrados Siemens.

Esta máquina no es rápida, ni trae un amplísimo abanico de funciones, ni es extraordinariamente silenciosa. No obstante, tampoco tiene por qué, ya que tiene otras ventajas, como la original forma de espumar la leche, la facilidad de limpieza y el café decente que prepara.

Además, es absolutamente necesario considerar que esta cafetera está disponible actualmente a partir de 400 euros (fecha de la consulta: enero de 2023), lo que es un muy buen precio para todo lo que ofrece.

Por lo tanto, sería tentador realizar una tabla comparativa entre la ganadora de la gama baja, la DeLonghi Magnifica ECAM 22.110.B, por ejemplo, y la Siemens EQ 300.

¿Tendría la Siemens algo que hacer contra la DeLonghi, a pesar de su espumador en forma de trompa y su molinillo cerámico?

Precisamente porque nos propone un enfoque diferente al de las cafeteras automáticas habituales y se toma su particularidad muy en serio, la Siemens EQ 300 es una máquina que sigo recomendándote.

De lo contrario, hace tiempo que la habría retirado de mi comparativa de cafeteras superautomáticas.

¿Has probado la Siemens EQ 300? ¿Qué opinión te merece? ¿Hay alguna razón por la que la aconsejas o la desaconsejas? ¿Has encontrado algún modelo Siemens a buen precio? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

FAQ

Actualmente, la Siemens EQ 300 (que no es más que la Siemens EQ3 rebautizada) en color plata o negro cuesta entre 400 y 500 euros. Lo considero un precio más que razonable teniendo en cuenta que se trata de una cafetera automática de alta calidad con molinillo cerámico.

La nueva Siemens EQ 900 es la más moderna, ya que es totalmente digital y muy completa si atendemos a sus funciones. No obstante, cualquier modelo de Siemens es recomendable, todo depende de lo que quieras gastarte.

Los clásicos por excelencia de Siemens son la Siemens EQ 300 (o EQ 300), la Siemens EQ6 y la Siemens EQ9. La Siemens EQ 500 integral ha inaugurado la nueva era de máquinas. Las últimas cafeteras automáticas que han salido al mercado son la Siemens EQ 700 y el nuevo buque insignia de la marca, la majestuosa Siemens EQ 900.

Su experto en café
Team Image
Arne Preuss

¡Hola! Me llamo Arne y soy barista. Llevo toda mi vida entregado al café de calidad: antes, desde detrás de una barra; ahora, a través de Coffeeness. Mi verdadera vocación es hacer posible que disfrutes del mejor café en casa, por lo que mi equipo y yo queremos compartir contigo todos nuestros conocimientos sobre el mundo del café.

Más información Arne Preuss

¡Hola! Me llamo Arne y soy barista. Llevo toda mi vida entregado al café de calidad: antes, desde detrás de una barra; ahora, a través de Coffeeness. Mi verdadera vocación es hacer posible que disfrutes del mejor café en casa, por lo que mi equipo y yo queremos compartir contigo todos nuestros conocimientos sobre el mundo del café.

Más información Arne Preuss

Suscribirme
Notificarme de
guest

1 COMENTARIO
Más recientes
Más antiguos
Opiniones integradas
Ver todos los comentarios
Índice de contenidos