Black Friday Deals

Product Image

Krups Essential EA81M8 Cafetera Superautomática

299,99 € 379,00 €

Te ahorras: 79,01 € (21%)

Ir a la oferta
Product Image

De'longhi ECAM 23.420.SB Cafetera Superautomática

299,00 € 699,00 €

Te ahorras: 400,00 € (57%)

Ir a la oferta
Product Image

De'longhi Autentica - Cafetera Superautomática

289,90 € 304,98 €

Te ahorras: 15,08 € (5%)

Ir a la oferta
Product Image

Krups Pisa EA81P0 - Cafetera súper automática

262,99 € 409,99 €

Te ahorras: 147,00 € (36%)

Ir a la oferta
Product Image

Siemens EQ.500 integral Cafetera espresso superautomática

649,99 € 899,00 €

Te ahorras: 249,01 € (28%)

Ir a la oferta
Product Image

Siemens EQ.300 Cafetera Espresso Superautomática

358,99 € 449,00 €

Te ahorras: 90,01 € (20%)

Ir a la oferta
Product Image

Saeco SM7583/00 Xelsis - Cafetera Espresso Súper Automática

949,99 € 1.399,99 €

Te ahorras: 450,00 € (32%)

Ir a la oferta

La mejor cafetera de goteo 2020

Para muchos las cafeteras de goteo, también conocidas como cafeteras de filtro, son el prototipo de máquinas para hacer café. Pero los hípsteres, cuando escuchan esto, arrugan la nariz. Eso sí, cuando se trata de caballos ganadores como la Moccamaster, ahí sí que andan todos a una... ¡el café de filtro mola!

  • Moccamaster

    Recomendación de Arne

    268,82 Euro

    En mi opinión, se trata de la mejor cafetera de goteo del mercado y la mejor concebida.

    5 años de garantía

    Piezas de repuesto económicas

    Muy buena funcionalidad

    Hasta 1,2 litros

Cuando actualizo artículos, me suele pasar que tengo que quitar un montón de máquinas antiguas porque ya no están disponibles en el mercado. En este artículo sobre cafeteras de goteo no me ha pasado lo mismo, y es que, en parte, las viejas glorias siguen gozando de gran popularidad.

Creo que eso resume perfectamente el mundo de las cafeteras de goteo: las cafeteras de goteo —también llamadas cafeteras de filtro— no necesitan grandes innovaciones ni reinvención constante ni un marketing brillante. Las cafeteras de goteo son tan entrañables que hasta el ruido que hacen nos parece agradable.

Pero, de vez en cuando, aparecen nuevas máquinas en el mercado y es mi deber presentártelas.

Un ejemplo de ello es la Beem Basic Selection Pour Over, que consigue transferir el inigualable estándar de cafetera de filtro manual al mundo de las cafeteras de goteo.

Arne posa en la foto con la Beem Selection Pour Over

Luego están todas las máquinas que copian, hasta cierto punto y de manera descarada, a la Moccamaster. Hasta ahora ningún fabricante lo ha logrado completamente. Y no me extraña.

Ya ves, en el mundo de las cafeteras de goteo hay más movimiento de lo que uno podría pensar. Por eso también hacía falta una actualización de este artículo con los nuevos ganadores de las pruebas, con más sugerencias y con una mirada ligeramente diferente al café de filtro hecho con cafetera de goteo.

Índice de contenidos

La ganadora de la prueba: algo más que simple café

Hace unos años escribí lo siguiente sobre las cafeteras de goteo: «En realidad, hasta el más ingenuo de los bebedores de café sabe que de una máquina como esa solo puede salir un producto normal y corriente. Las fuentes de error y las concesiones son demasiado grandes».

Durante mucho tiempo, el café de filtro hecho con cafetera de goteo fue para mí el prototipo de café simple: los granos de café o el café en sí importaban poco. Se trataba sobre todo del ritual de beber café, la charla con los amigos y la posibilidad de preparar mucho café de una vez.

Cafetera de goteo Sage the Precision Brewer: Arne bebiendo café

Hay que reconocer que esta definición básica no ha cambiado para muchas cafeteras de goteo. Y de sofisticación, esmero en la preparación o características especiales mejor no hablemos.

Pero eso tampoco las convierte en cafeteras malas. Y una muestra de ello son las ganadoras actuales de las pruebas en diferentes categorías.

La mejor cafetera de goteo para los menos exigentes

Los arrogantes hípsteres del café seguramente leerán el título de este artículo con el correspondiente aire de suficiencia. Pero lo digo de forma absolutamente positiva.

Admitámoslo: uno se compra una cafetera de goteo para hacer café de forma sencilla. ¡Eso es todo!

Si buscas calidad en lugar de cantidad, te decantarás sí o sí por una cafetera de filtro manual o sopesarás cualquier otro método de preparación. O al menos eso era así hasta la fecha.

Por eso creo que debemos dar su reconocimiento a las máquinas que prepararan un buen café de filtro sin muchos aspavientos, sin pretender ser algo especial. No es sorprendente que Melitta, la gran madre del café de filtro, tenga varias máquinas en esta categoría:

La Top Therm, por ejemplo, para mí es una máquina muy conseguida, y la Optima Timer también es idónea. Estos tres electrodomésticos de uso cotidiano tienen un precio razonable que está entre los 60 y los 90 euros y, aunque llevan años en el mercado, puedes encontrarlas en Amazon sin problemas.

Al actualizar el artículo me di cuenta de que Philips a lo mejor se está retirando del negocio de las cafeteras de goteo, porque todos mis modelos favoritos ya no están disponibles.

Solo sigue comercializándose la Philips HD7546/20 Gaia, que también es bastante antigua y que se incluye, por méritos propios, en la categoría de «electrodomésticos modestos de uso cotidiano», como la gama Melitta de arriba.

En general, no tengo por qué quejarme cuando marcas muy rimbombantes dejan las cosas como están y diseñan, deliberadamente, máquinas sencillas. Por ello mismo, no puedo olvidarme de mencionar la cafetera de goteo WMF BUENO.

El gran número de ganadores que tenemos en esta categoría demuestra que las cafeteras de goteo modestas son bastante fáciles de encontrar y, además, las diferencias entre ellas son muy sutiles.

Mi consejo es que inviertas como mínimo 60 euros. ¡Eso te reportará calidad y una máquina duradera!

La mejor cafetera de goteo para los más exigentes

Pero tenemos que ir más allá. Si hemos propuesto cafeteras de goteo para los poco exigentes, ahora debemos dirigirnos a los más exigentes y ofrecerles una selección de las mejores cafeteras de goteo. ¡Sí, por suerte eso ya no es una contradicción!

Sigue siendo la número uno

Moccamaster

En mi opinión, se trata de la mejor cafetera de goteo del mercado y la mejor concebida.

5 años de garantía

Piezas de repuesto económicas

Muy buena funcionalidad

Sabor del café excelente

Acabados de alta calidad

Hasta 1,2 litros

La Moccamaster es la mejor cafetera del goteo del mundo. No me queda mucho más que decir. Hasta la fecha no hay otra máquina que funcione tan como la seda como ella: su manera tan suave y uniforme de rociar con agua el café molido es muy similar a cómo lo hace la cafetera de filtro manual.

Pero se ha abierto la veda para cazar a la reina. Cada vez más fabricantes citan a la Moccamaster y la copian sin tapujos. Las copias son a veces más, a veces menos buenas, pero no se equiparan con el original.

En este vídeo (solo disponible en alemán) te presento algunas alternativas económicas a la Moccamaster:

Un nuevo lanzamiento que nos ha entusiasmado, tanto a mí como a mi equipo, es la Beem Basic Selection Pour Over. Esta cafetera de filtro es, en realidad, mucho más que eso: es como una cafetera de filtro manual automatizada que incluye el movimiento de infusión correcto, una balanza de precisión y también un soporte móvil para el filtro que permite dar rienda suelta a la experimentación.

Esta máquina funciona de maravilla y es una verdadera innovación que satisface incluso al más exigente de los usuarios. Sin embargo, por su precio, diría que le falta un poco de estabilidad y mejorar un poco la calidad de los acabados. Al final, estos detalles le van a costar la victoria sobre la Moccamaster. ¡Pero la carrera está muy reñida!

En el siguiente vídeo puedes visualizar mi fascinación con esta cafetera (lamentablemente, el vídeo solo está disponible en alemán):

La cafetera de goteo con la mejor relación calidad-precio

Esta categoría, tan habitual en las pruebas, me resulta algo complicada en el caso de las cafeteras de goteo. Ya he dicho antes que con un precio mínimo de 60 euros ya vas bien y en muchos casos no hace falta gastar más.

Por eso, sería interesante preguntarnos por qué para mí la ganadora actual en relación calidad-precio es la Gastroback Design Brew Advanced, que cuesta alrededor de los 150 euros.

El razonamiento es muy simple: es una copia descarada de la Moccamaster, pero está muy bien imitada y, además, cuesta 100 euros menos. Para mí es un argumento suficiente.

A continuación te dejo mi vídeo de YouTube con la prueba de esta cafetera (no disponible en español). En los comentarios puedes decirme tu opinión:

La mejor cafetera de goteo para la oficina

Cafetera de goteo y oficina son dos conceptos que van de la mano. Cuando estás en el trabajo, hay tres cosas que son importantes en una cafetera: que pueda producir mucha cantidad de café, que dure y que sea fácil de limpiar. Hay dos máquinas superdiferentes entre sí que cumplen estos requisitos particularmente bien:

Mientras la Sage, con un precio escandaloso, presenta muchas funciones y satisface las exigencias modernas del café de filtro, la Severin pertenece claramente al área de los «cafés simples».

La Severin tiene el mismo nivel de atractivo que unas medias de compresión, pero te ofrece dos unidades de infusión paralelas y valores de potencia muy decentes. Aunque yo la escondería en algún lugar de la cocina, la verdad. Con la Sage sí que puedes presumir. Y mucho.

A continuación puedes ver la Sage en acción en este vídeo que he preparado para ti (solo disponible en alemán):

Otras máquinas dignas de mencionar que hemos probado

Si te preguntas cómo es posible que la Beem Cold Drip haya acabado apareciendo en esta prueba de cafeteras de goteo, tienes toda la razón: esta elegante máquina para hacer cold drip no encaja en el concepto en absoluto, a pesar de ser, en el fondo, una cafetera de goteo. Pero en algún sitio tenía que meterla. ¡Y, además, quería que la vieras!

Beem Cold Drip: estructura (foto 1)

En el caso de la WMF AromaMaster, es obvio que pertenece a esta categoría de máquinas, aunque no tenga muy claro si podría merecerse alguna victoria en la prueba. Le falta estabilidad y mejorar la calidad de los materiales, pero me gusta el diseño, cuesta poco si la comparamos con otras y funciona muy bien.

La antiquísima Melitta Aroma Elegance tiene un diseño muy bonito para ser de la marca que es y prepara un café aceptable. Pero nada más. La Krups ProAroma me genera todavía más indiferencia.

Vista general de la cafetera de goteo Krups ProAroma

No obstante, no me resultan indiferentes —por razones completamente distintas en cada caso— las siguientes tres máquinas:

  • Philips Intense
  • Philips Gourmet
  • Melitta Easy

Los dos modelos de Philips fueron dos intentos extraordinariamente exitosos de aportar más precisión y esmero al mundo de las cafeteras de goteo. Y esto fue mucho antes de que hubiera tanto bombo alrededor del café de filtro. El modelo de Melitta demostró claramente por qué las máquinas de plástico de 20 euros tan solo producen basura.

Hablo de estas cafeteras en pasado porque ya no están disponibles, pero no por eso las reseñas sobre estas máquinas dejan de ser fascinantes e interesantes.

¿Cómo funciona una cafetera de goteo?

Cuando hasta una prestigiosa institución alemana como es el Instituto Max Planck de Dinámica y Autoorganización (Max-Planck-Institut für Dynamik und Selbstorganisation en alemán) se pregunta cómo funciona una cafetera de goteo y le dedica una publicación con ese mismo nombre, puedes estar seguro de que el principio básico de una cafetera de goteo es más espectacular de lo que sugiere una máquina de plástico de 20 euros. Aquí puedes leer la publicación completa (solo disponible en alemán) y aquí puedes echar un vistazo al sitio web en inglés del mencionado instituto.

La verdad es que, en cualquier caso, me resulta emocionante (y un poco sorprendente):

En las cafeteras de goteo el agua se calienta en el depósito y, a través de un tubo fino, se empuja hacia arriba en forma de burbujas de vapor de agua. Hay una válvula unidireccional, de modo que solo pueden ir en una dirección. A continuación, la gravedad hace posible que esta agua caliente fluya a través del café molido que hay en el filtro de papel —y que, a su vez, está colocado en el soporte para el filtro— para, finalmente, acabar cayendo dentro de la jarra.

Todas las cafeteras de goteo siguen este principio prácticamente sin excepción. La Philips Gourmet se ahorraba el viaje a la cima, ya que en este caso el depósito de agua estaba colocado sobre el filtro. Como ya no se comercializa, esta excepción no es aplicable. Sin embargo, la Beem Basic Selection Pour Over sigue adelante con esta idea acertadamente. En seguida veremos lo que esto significa.

Me resulta especialmente interesante que este principio de funcionamiento se las arregle sin bomba, aunque muchos de nosotros pensemos que tal componente es siempre necesario. Después de todo, una cafetera superautomática sin bomba solo sería un cacharro caro con molinillo.

Beem Selection Pour Over: peso del café dispensado

Las cafeteras de goteo no usan nada más que la presión que se genera cuando las moléculas de agua se expanden en la transición al vapor. Eso explica perfectamente cómo pueden (o podían) existir cafeteras de goteo baratas como la Melitta Easy:

No se necesitan componentes caros, ni siquiera precisión, para hacer café, al menos si entendemos que el café es una bebida que se crea por el contacto del café molido con agua caliente.

Por cierto, el típico ruido que hacen las cafeteras de goteo se origina por la acción de calentar, subir, cerrar la válvula y empujar hacia arriba durante la preparación.

A primera vista, esto suena como si tal preparación asegurara una extracción particularmente esmerada. Después de todo, durante la infusión manual también nos aseguramos de que el agua pueda ser distribuida en el filtro antes de añadir más agua. Pero la cafetera de goteo, por su propia naturaleza, no nos lo permite. Y esto ocurre en más de un sentido.

Problemas básicos de las cafeteras de goteo: cómo solucionarlos

Hasta ahora, el duelo entre la cafetera de goteo y la cafetera de filtro manual siempre se ha decantado a favor del método manual, con el que puedes decidir por ti mismo con qué precisión se desarrolla la extracción. La cafetera de goteo, en cambio, es como una caja negra, que es difícil de decodificar.

En el pasado era de la opinión de que no valía la pena descifrar el código de la mayoría de cafeteras de goteo. Hoy lo veo diferente, porque la última generación de cafeteras incluso resuelven por sí mismas muchos de los problemas conocidos.

Las cafeteras de goteo suelen tener problemas con la presión. Dependiendo de la válvula y de la interacción básica de los componentes, el agua es rociada con más o menos fuerza sobre el café molido. Para hacerlo no hace falta ninguna bomba, es física pura.

En el caso de las cafeteras de filtro manual, intencionadamente no se usa nada especial para rociar el agua, sino un chorro de agua suave y uniforme. En las cafeteras de goteo, al rociar el agua algunas áreas se empapan más que otras, por lo que la extracción es mucho más irregular que con una cuidadosa infusión manual.

WMF AromaMaster: ducha de agua sobre el café molido en el portafiltro

Cada vez los fabricantes se están ocupando de este problema con mayor atención. Las máquinas expertas en esta materia son, por ejemplo, la Moccamaster y el clon de la Moccamaster, que se llama WMF AromaMaster.

Estas dos máquinas tienen un mecanismo que recuerda a una ducha suave, que rocía con mucho cuidado el agua que antes probablemente había sido empujada hacia arriba con demasiada rapidez.

Un segundo punto importante es que muchas cafeteras no calientan el agua constantemente y de una sola vez, sino que la distribuyen en tandas. De ahí el borboteo. Sin embargo, es crucial que la temperatura del agua antes de la infusión sea uniforme.

Beem Selection Pour Over: salida de agua

Al igua que ocurría con la Philips Gourmet en el pasado, la Beem Basic Selection Pour Over se ahorra todos estos problemas. En primer lugar, hierve el agua sobre el soporte para el filtro y, por lo tanto, no tiene que empujar nada hacia arriba. Además, mide digitalmente el agua necesaria y la libera sobre el café molido en una dosis controlada.

Con este diseño, la Beem también resuelve el tercer problema de las cafeteras de goteo: la temperatura del agua en relación con el recorrido y el tiempo.

Para convertir el agua en vapor, necesitamos temperaturas de unos 100 grados. Sin embargo, lo ideal es que el buen café hecho con cafetera de filtro manual se elabore a 94 grados centígrados.

Aunque las variaciones mínimas no representen un problema, ten en cuenta que a las cafeteras de goteo les gusta irse a los extremos. Por eso no es raro que se alcancen temperaturas de alrededor de 100 grados, y eso es una barbaridad sea cual sea el método de preparación.

Al mismo tiempo, el agua se enfría rápidamente en su recorrido a través del filtro hasta la jarra. Entonces, en la jarra obtendrás un aguachirle frío (y mal extraído), especialmente si solo preparas poca cantidad de café.

Precisamente, la cuestión de la temperatura en la jarra juega un papel primordial en mi comparativa de cafeteras de goteo 2020. Después de todo, no es mucho pedir que nuestro café esté caliente aunque solo preparemos una pequeña cantidad, ¿no? Pues bueno, por desgracia, no siempre es así.

WMF AromaMaster: temperatura de infusión

Hablando de calor: si hay un símbolo que, para mí, engloba todos los problemas de una cafetera de goteo, es la —al parecer, obligatoria— placa de mantenimiento de calor que incluye función de calentamiento. Ya sabes cuál es mi consejo al respecto:

Lo que hacen las placas de mantenimiento de calor es que el café recién hecho siga infusionándose, hasta convertirse en un brebaje amargo con cero aroma. ¡Puaj!

Esto es la pescadilla que se muerde la cola: volvemos a hablar de la verdadera tarea de las cafeteras de goteo. Muchos compran una cafetera como tal porque no quieren preocuparse por la dosificación, el grado de molienda o la temperatura.

Y lo que hacen es preparar más café del que realmente necesitan en ese momento por si alguien quiere otro café. O porque en la oficina existe esa regla tácita. O porque la máquina nos tienta a hacerlo.

Para la dosificación, la mayoría sigue la máxima «1 cuchara por taza más 1 para la máquina». Esta norma ha demostrado dar buenos resultados y ya la he aplicado en las pruebas por su popularidad.

Pero, con ello, llegamos a un factor básico para conseguir una extracción excelente. Después de todo, por algo los baristas y los verdaderos amantes del café colocan los filtros de mano sobre las balanzas de cocina. Después de todo, la cuestión de la cantidad correcta de café por cantidad de agua es una ciencia en sí misma.

Beem Selection Pour Over: pantalla de la balanza

¿Se puede resolver esto de alguna manera? Al menos la máquina Beem tiene una respuesta: primero pesa el café molido y luego establece los parámetros de extracción. ¡Fabuloso!

En este punto nunca me cansaré de ir en contra de todo aquel que alimente su cafetera de goteo con basura industrial premolida como el café de supermercado Jacobs Krönung o Eduscho Gala: incluso en una categoría aparentemente tan prosaica como son las cafeteras de goteo, los granos de café recién molidos son el único ingrediente aceptable.

Pero también sigo suponiendo que casi nadie se toma la molestia de moler los granos en un molinillo de café justo antes de utilizarlos en la máquina. Eso no está en la naturaleza del público objetivo de estas cafeteras.

Molinillo de café Baratza Sette 270w: café molido

Las cafeteras de goteo con molinillo deberían lograr el equilibrio en este sentido, pero cuando realicé la prueba de este tipo de máquinas obtuve unos resultados bastante mediocres, lo que demuestra que todavía hay mucho por hacer en esta categoría. Sin embargo, hay excepciones convincentes como la cafetera de goteo Beem Fresh Aroma Perfect Superior.

Resumamos brevemente los retos a los que tienen que enfrentarse las cafeteras de goteo:

  • El agua se rocía sobre el café molido con presión en lugar de hacerse suavemente con la mano.
  • El agua no se calienta de manera uniforme.
  • La temperatura del agua no se corresponde con la temperatura óptima para la infusión del café de filtro.
  • El agua (el café) se enfría rápida y bruscamente en su recorrido hacia la jarra.
  • El café molido no suele estar recién molido.
  • La dosificación se hace a ojo y no con precisión.
  • El café se prepara según la oferta y no la demanda.

Para que una cafetera de goteo convenza en una prueba, tendrá que hacer todo lo posible para evitar o mitigar los problemas básicos de la técnica de las cafeteras de goteo que acabamos de mencionar. Y sí, eso es posible. Véáse la Beem o la Moccamaster. Sin embargo, por desgracia esto sigue siendo la excepción.

¿Qué debemos tener en cuenta al comprar una cafetera de goteo?

Antes de entrar en detalles y presentarte las características de las cafeteras de goteo de calidad, quiero desahogarme diciéndote algo:

¡Si una máquina cuesta menos de 30 euros, ni se te ocurra comprarla! ¡Y si cuesta aún menos, con más motivo!

Los modelos como la Melitta Easy no son más que filtros con una fuente de alimentación que hacen mal todo lo que podía hacerse mal.

Al mismo tiempo, esto no significa que tengas que gastar mucho más de 100 euros comprándote la sensacional Moccamaster o sus exitosos clones. Aunque valga la pena. Solo tienes que averiguar qué es lo realmente importante para ti.

El material de la jarra: ¿isotérmica o de vidrio?

Durante un tiempo pareció que la jarra isotérmica había perdido su sex appeal, ya que las cafeteras especialmente elegantes como la WMF AromaMaster o la Gastroback Design Brew Advanced vienen con jarras de vidrio.

WMF AromaMaster: jarra de vidrio

Y es que para mí la jarra de vidrio hace que la cafetera luzca más bonita, más estética, aparte de que puedes ver el café y el vidrio es muy higiénico.

Eso es cierto. Pero las feas jarras isotérmicas tienen una ventaja decisiva: son aislantes, y eso hace que el café se mantenga a la temperatura adecuada durante mucho tiempo sin necesidad de una placa de mantenimiento de calor. Porque aislar no significa volver a infusionar.

Para mí, personalmente, este es el argumento más convincente y también es una característica positiva de las cafeteras de goteo de calidad como la Sage the Precision Brewer.

Sin embargo, no hay verdaderos pros y contras aquí, ambas variantes son útiles. No obstante, las jarras de vidrio siempre debes enjuagarlas con agua caliente antes de preparar el café. Esto es vital para evitar que tu bebida esté fría. Bueno, en realidad, las jarras isotérmicas también deberías enjuagarlas, ya que ese material es igual de capaz de conservar frío que el vidrio.

Sage the Precision Brewer: café recién hecho

Por cierto, hasta los fabricantes son conscientes de que sus jarras de vidrio tienen un problema de temperatura. Por eso a menudo señalan que, si preparas una mayor cantidad de café, también conseguirás mejores resultados de temperatura. Esto nos lleva de nuevo al problema de «hacer el café según la oferta, no la demanda».

Si tienes en mente un modelo que esté disponible tanto en termo como en vidrio, siempre recomiendo el modelo isotérmico. Aunque cueste más o no pueda parecer tan elegante.

Cómo funciona el proceso de infusión: ¿chorro irregular o «ducha» homogénea?

Hasta hace poco este punto era imposible de saber, porque todas las máquinas tenían más o menos el mismo diseño, así que no había manera de averiguar cuán suave y uniforme era el modo en que el agua rociaba el café molido.

Hasta ahora la única excepción se llamaba Moccamaster, porque esta máquina siempre ha funcionado con una suave ducha, es decir, una salida de agua con muchos orificios y la anchura adecuada para ralentizar el flujo de agua.

Cafetera de goteo WMF AromaMaster: preinfusión

Pero hoy en día cada vez hay más cafeteras que siguen este ejemplo, y no solo cuando imitan a la Moccamaster. Desde la Beem Basic Selection Pour Over hasta la WMF AromaMaster, parece ser que está habiendo una concienciación cada vez mayor de que los chorros irregulares no son una buena idea.

Pero, con las válvulas apropiadas, hasta los modelos con un diseño convencional pueden ganar puntos. Sin embargo, cuando los probamos es imposible juzgar la suavidad con la que rocían el agua sobre el café molido. Actualmente todos los ejemplos de este tipo ya no están disponibles, quizá también porque la tendencia va en gran medida hacia los modelos con ducha.

Idealmente, una cafetera de goteo también cuenta con una fase de preinfusión, también llamada blooming (floración) en el caso de la cafetera de filtro manual: este procedimiento consiste en añadir un poco de agua al café molido para que se humedezca, que todo el café molido entre en contacto con el agua y así revele sus aromas más fácilmente. Solo después comienza el verdadero proceso de infusión.

En principio, si la máquina está dotada con el mecanismo de ducha precisa, la preinfusión no suele estar lejos. Véase, por ejemplo, la Sage the Precision Brewer.

Cafetera de goteo WMF AromaMaster: configurar el menú

En este caso podemos incluso regular la fase de floración y, así, ajustarla a los respectivos parámetros de infusión. Si bien es cierto que considero que en una cafetera de filtro esto es una tontería, tampoco empeora las cosas.

La función «Aroma»

Especialmente Philips y Melitta, los expertos en cafeteras de goteo por excelencia, ofrecen, en muchos de sus productos de gama media y alta, la función «Aroma» (como sea que se llame en cada uno).

Dejaremos a Philips fuera por el momento, porque obviamente ya no quiere saber nada de las cafeteras de goteo. Pero Melitta sigue en el escenario tan ricamente. La función «Aroma» logra algo similar a la característica de intensidad del café en las cafeteras superautomáticas, pero se refiere al único factor que puede regular la máquina aquí: la velocidad del flujo de agua.

Sin embargo, también hay una escala de granos con la que puedes establecer la rapidez o la lentitud con la que el agua se dispensa sobre el café molido y extrae el café. Cuanto más rápido pasa el agua, menos contacto hay con el café molido y, con ello, más suave será tu café. Cuanto más lento fluya, más fuerte será.

A simple vista esto puede parecer una tontería, pero dado el caso puede ayudarte a sacar el máximo partido de tu café en grano y de la cafetera y, al menos, simular una preinfusión.

Gastroback Design Brew Advanced: Arne levantando la taza

Y es que esta función es solo una palanca de control mecánico en el proceso de infusión. Así que si ralentizas el agua al principio y poco después la vuelves a poner a la velocidad deseada, esto puede cambiar mucho las cosas con un poco de práctica.

En los modelos más antiguos, por ejemplo, la Melitta Enjoy Top Therm es un buen ejemplo, mientras que en los modelos profesionales más nuevos encuentro que la característica está muy bien implementada, por ejemplo, en la Gastroback Design Brew Advanced.

La calidad del café de filtro automático

Pronto escribiré un artículo sobre cuáles son las mejores máquinas para dummies (o, lo que es lo mismo, para tontos), porque sé de muchas cafeteras que perdonan los errores de los usuarios y, aun así, elaboran un café bueno o muy bueno.

En mi opinión, este es un requisito básico de las buenas cafeteras de filtro, porque son de las máquinas que presentan menos requisitos previos y son utilizadas por personas que no quieren preocuparse por los detalles.

Puedo asegurarte que hay un montón de cafeteras de goteo así, y lo constato en mis pruebas una y otra vez.

Si sigo la máxima de «X cucharadas más 1 para la máquina», obtengo un café diferente cada vez incluso utilizando el mismo grano, pero el sabor no me suele decepcionar.

Me resulta emocionante que se desprenda un aroma diferente en cada caso, especialmente cuando pruebo muchas máquinas en un día una detrás de otra.

Aunque este factor no pueda compararse del todo bien, la diferencia con las cafeteras malas como, por ejemplo, la Krups ProAroma, sí que es notable: estas simplemente hacen «cafés simples», esto es, un caldo caliente que se asemeja al café pero que realmente no tiene ninguna característica.

Krups ProAroma: jarra de vidrio

Siempre me sorprende (y cada vez más) que el mundo de las cafeteras de goteo, que antes era menos refinado, se las arregle para sacar matices en el aroma.

Hay una tendencia clara: los modelos buenos y baratos, como la WMF Bueno, dan un resultado con un acento aceitoso en la taza. Cuanto más cara es la máquina, con más precisión resalta la acidez y las notas afrutadas.

Pero solo te darás cuenta de esto si sigues una regla básica:

Ni siquiera la mejor máquina del mundo podrá preparar un buen café si usas granos malos. Ya lo dicen, la mier… no se convierte en oro. Pero puedes estar seguro de que, con una máquina decente, los granos de calidad no serán en vano.

¡Al contrario!

Arne huele los granos recién tostados

Si utilizas café en grano recién molido, da casi igual que no respetes cada gramo durante la dosificación. Y eso, queridos, es una clara ventaja de las cafeteras de goteo que no esperaba.

Los factores de confort

En este punto voy a resumir todos los elementos que hacen que el llenado y la puesta en marcha de una cafetera de goteo sea especialmente fácil para el usuario. Y son:

  • un depósito de agua extraíble o
  • poder llenarlo con una mano
  • una escala de llenado fácil de leer con división por tazas tan pequeña como sea posible
  • un soporte para filtro extraíble

Cuando digo poder llenarlo con una mano me refiero a si la jarra tiene una tapa que se puede abrir con la mano. Después de todo, la mayoría de nosotros cogemos la jarra y abrimos el grifo al mismo tiempo. Cada paso intermedio —como puede ser, por ejemplo, desenroscar la tapa— es molesto.

Lo que es la escala de llenado no hace falta que lo explique. Después de todo, la cantidad correcta de agua es vital para el resultado. Cuanto más precisamente se indiquen las tazas, mejor será la preparación según las necesidades. El lugar que ocupa la balanza no es un asunto menor, especialmente en las cocinas pequeñas.

Sage the Precision Brewer: escala de llenado

La mayoría de las máquinas funcionan bajo el principio de «yo sigo infusionando hasta que ya no quede agua». Por eso deberías ser capaz de determinar con mayor o menor exactitud con cuánta agua debes llenar el depósito. Solo que aquí la cantidad de tazas no significa nada, pero bueno la conocida fórmula de dosificación que hemos mencionado antes ha demostrado dar buenos resultados.

Las máquinas nuevas (de calidad) como la Sage the Precision Brewer conocen la omnipotencia de la fórmula de dosificación «X cucharadas más 1 para la máquina», pero son lo suficientemente inteligentes como para aproximarse a la escala métrica con las especificaciones habituales de mililitros.

Solo muy pocas las máquinas —entre ellas, la Beem Basic Selection Pour Over— que se ahorran todo esto y son capaces de calcular inmediatamente cuánta agua se necesita para el proceso de infusión.

Esto es posible gracias a una balanza incorporada y a la electrónica correspondiente. ¿Ya te he dicho que soy fan de esta máquina?

Beem Basic Selection Pour Over: filtro y soporte para el filtro

Lo del soporte para filtro extraíble no solo contribuye a una cómoda eliminación del filtro de papel usado, sino también a mejorar el café. Puedes quitarlo (¡junto con el filtro de papel!), humedecerlo y enjuagarlo bajo el grifo. Créeme: este paso hará que el café sea infinitamente mejor.

Los factores técnicos

Muchos de los siguientes puntos apenas se pueden leer en la descripción del producto. Para eso hago esta comparativa de cafeteras de goteo 2020. Cada uno de estos factores determina si puedes utilizar la máquina de forma exhaustiva y para cualquiera que sea tu necesidad, o si está más indicada para la oficina o para una familia reducida.

Temperatura del café: con cantidad de llenado mínima y máxima

Las máquinas suelen fallar cuando la cantidad de llenado es la mínima, como ya he mencionado varias veces. Esto solo se puede contrarrestar precalentando la jarra, aumentando la cantidad de preparación y, tal vez, incluso cambiando el material de la jarra. ¡La placa de mantenimiento de calor, apagada, ya lo sabes!

Beem Selection Basic Pour Over: temperatura del café

Tiempo de extracción (automático)

Básicamente, un buen café de filtro ha de prepararse con calma y lentitud. Esto se aplica al manual y a la versión hecha con la máquina. Así que si no tienes la posibilidad de ajustar la velocidad, elige una máquina de mi comparativa que borbotee tranquila y plácidamente. La experiencia lo demuestra: cuanto más bajo sea su precio, más prisa tiene la máquina.

Cantidad de llenado mínima

Cuanto menor sea la cantidad de llenado, mejor. Después de todo, así evitarás el desperdicio y no caerás en la trampa de hacer café de más. A veces hay que hacer algunos cálculos complicados para averiguar cuál es la cantidad de llenado mínima real. Pero vale la pena.

Lo mismo ocurre con la cantidad de llenado máxima. Suele ser de alrededor de 1,2 litros. Una excepción es la cafetera de goteo Severin KA 5828 Duo, por ejemplo, que trae dos máquinas en una y, por ello, se puede preparar el doble de cantidad al mismo tiempo.

Severin KA5828: dos jarras

También puedes invertir en la Sage the Precision Brewer, que se atreve con 1,8 litros ella sola en una sola máquina.

Consumo de energía

Este punto no se refiere tanto a la corriente de funcionamiento necesaria como al hecho de que muchas cafeteras de goteo consumen energía incluso cuando están apagadas.

Esto es algo que vengo observando cada vez en más categorías de máquinas. ¡Hasta los simples hervidores de agua a menudo siguen sacando jugo del enchufe sin estar en marcha!

Con productos como la Melitta Optima Timer o la Melitta Aroma Elegance puedo entenderlo. Ambas tienen una pantalla para visualizar la hora. Y las cafeteras de goteo con temporizador deben ser capaces de arrancar por sí solas. Pero que esto suceda con modelos baratos como la Krups ProAroma es incomprensible.

Desconexión automática

Solo lo menciono porque es un factor no negociable para determinar si una cafetera de goteo es adecuada o no. Un modelo decente se apaga después de un tiempo X por sí solo para no quemarse. Los períodos de tiempo varían bastante. Los productos con jarra térmica suelen apagarse más rápido que las versiones con jarra de vidrio.

La limpieza

Muchos de mis lectores aprecian el poco esfuerzo que supone limpiar una cafetera de filtro. Y es que aquí el interior de las piezas de la máquina no entra en contacto con el café.

Esto hace que el mantenimiento y el cuidado sean mucho más fáciles, y es también una de las razones por las que muchos prefieren utilizar una cafetera de goteo en lugar de una cafetera superautomática.

Sin embargo, las cafeteras de filtro también pueden calcificarse y el café volverse rancio. Por eso, cuantas más piezas puedan desmontarse y meterse en el lavavajillas, mejor.

Melitta Enjoy Top Therm: interior de la jarra

Las jarras isotérmicas no deben ser meterse en el lavavajillas y, por lo tanto, deben ser fáciles de limpiar a mano. Para ello, la abertura debe ser lo suficientemente grande y la tapa debe poder quitarse. Esto no suele ser un problema con los modelos de vidrio, que por lo general solo tienen una tapa abatible.

Normalmente es el depósito de agua el que desarrolla su propio biotopo en algún momento. Las versiones extraíbles son, por lo tanto, la variante más higiénica. De lo contrario, tienes que acordarte tú de hacerlo. Volveremos a abordar el tema de la limpieza y la descalcificación de las cafeteras de goteo más adelante con más detalle.

Cafetera de goteo con reloj temporizador o con molinillo: ¿qué elección es mejor?

Las cafeteras de goteo son perfectas para los perezosos. Las cafeteras con temporizadores como la Gastroback Design Brew Advanced son el colmo de la pereza.

A las 7 suena el despertador y a las 7 el café está listo, sin que nadie tenga que salir de la cama. Suena genial y lo es.

Gastroback Design Brew Advanced: manejo del reloj temporizador

Pero para ello tenemos que estar dispuestos a gastarnos entre 20 y 30 euros por la función temporizador, independientemente de si la máquina conectada a ella vale lo que cuesta. Además, un café en espera tiene poco que ver con la preparación esmerada del café: en el agua del depósito puede originarse un biotopo durante la noche, el café en el filtro pierde su aroma y todo el conjunto no deja de consumir corriente.

Puedes evitar la pérdida de aroma utilizando café recién molido y evitando el café premolido. Hay muchos molinillos de café que son tan fáciles de manejar como una cafetera de filtro.

Molinillo de café Solis 960.77: vista general de cerca

Pero seamos sinceros: ¿quién hace eso? Para el típico usuario de una cafetera de goteo esto es demasiado complicado.

Por eso soy un gran fan de las cafeteras de goteo con molinillo. También tienen temporizadores, por cierto. Sin embargo, hay cuatro cosas que no se pueden ignorar cuando se trata de cafeteras de goteo con molinillo:

  1. Son comparativamente más caras.
  2. Son más grandes.
  3. Requieren más limpieza y mantenimiento.
  4. Esta categoría de máquinas están empezando a despegar ahora y va muy poco a poco.

Los modelos recomendables como, por ejemplo, la cafetera Melitta AromaFresh, no cuestan más que la Gastroback, pero tienen la gran ventaja de que traen molinillo.

Sobre el cuidado y la limpieza de los molinillos, que tampoco es taaaaan laborioso, encontrarás mucha información en mi comparativa de cafeteras superautomáticas.

Por cierto, con la AromaFresh hice la prueba de uso cotidiano y de durabilidad y se la recomendé a una persona que antes tenía una cafetera de goteo de 20 euros y que compraba café de supermercado como mucho.

Tras un día y algunas quejas, ya no quiso devolverme la Melitta y desde entonces también se ocupa de la cadena de suministro de granos de café de calidad. ¡Historia real!

La conclusión de este duelo solo puede ser la siguiente: ¡olvídate del temporizador y mejor ocúpate de que el proceso de preparación cuente con granos de café de calidad recién tostados!

Cafetera de goteo vs. cafetera de filtro manual

Al principio de mi odisea con las cafeteras de goteo estaba claro que tenía que enfrentar el método de infusión automática con la variante de filtro manual. Y así lo hice.

Después de todo, lo que muchos de mis lectores quieren saber es si existen realmente diferencias de sabor o si no es así y debería dejarme de tanta tontería.

Cafetera de goteo Philips HD7546: vista general

La candidata automática elegida fue la Philips HD7546, que sigo recomendando a día de hoy a los poco exigentes. Solo cuesta unos 60 euros en Amazon (octubre de 2020) y además viene con jarra térmica.

La decisión de no seleccionar la Moccamaster —cuyo funcionamiento se aproxima mucho al principio de funcionamiento de la cafetera de filtro manual y cuyo precio es mucho mayor— fue deliberada. Por lo tanto, no es realmente una cafetera de goteo de batalla.

Antes de la competición opinaba que el café hecho con ambos métodos de preparación solo difería en matices. Qué equivocado estaba.

Para que el duelo electricidad-trabajo manual fuera comparable, los parámetros más importantes los mantuve iguales para ambos:

  • Los granos de café estaban recién molidos con el mismo grado de molienda
  • Utilicé exactamente la misma cantidad de café (¡lo pesé!)
  • Utilicé exactamente el mismo tipo de café
  • Utilicé exactamente la misma cantidad de agua
  • Utilicé agua filtrada con filtro Brita
  • Utilicé exactamente las mismas tazas

De café utilicé un Yirgacheffe. Este café etíope es simplemente una elección perfecta para estos métodos de preparación, ya que su conjunto de aromas florales resaltan con maestría cuando se prepara en el filtro.

Cuando esté disponible en español mi reseña sobre el café de filtro podrás averiguar por qué esto es así. Aquí solo te diré que el filtro retiene sobre todo las grasas y los aceites, lo que da lugar a las notas delicadas en el café. Y un buen Yirgacheffe tiene mucho de eso. En mis pruebas de granos de café encontrarás un montón de sugerencias al respecto.

Proyecto sobre cafeína: preparando café de filtro

Como si de una sesión de cupping se tratara, marqué las tazas por la parte de abajo y llevé a cabo la cata a ciegas con la presencia de terceras personas que no participaban (es decir, gente de mi equipo).

Estos fueron los resultados:

  • La cafetera de goteo puso mucho énfasis en los elementos cítricos.
  • La cafetera de filtro manual trajo matices muy afrutados a la taza.
  • El café hecho con la máquina resultó ser mucho más aceitoso, lo que se suele denominar como que tiene gran cuerpo.
  • Al enfriarse el café, el café hecho con la máquina se volvió amargo. ¡Pero el café hecho con la cafetera de filtro manual se convirtió en una explosión afrutada!

Como ves, un mismo tueste está representando dos cafés completamente diferentes en la taza. Pero los dos nos convencen. Lo que está claro es que una máquina no puede resaltar las sutilezas que tú, como barista casero experimentado, puedes obtener con la cafetera de filtro manual.

Para lograr un consenso, podrías moler el café para la cafetera de goteo un poco más grueso y el de la cafetera de filtro manual un poco más fino. Pero no creo que sea necesario. La prueba ha demostrado que, a pesar de la similitud de ambos métodos, estamos tratando con dos procedimientos diferentes de elaboración de café.

La máquina es inevitablemente más directa, trabaja con aromas muy presentes  y deja pasar más aceites dependiendo de la extracción. Esto, a veces, acaba aniquilando los finos matices, para los cuales la preparación manual sigue siendo el método ideal.

El hecho de que el café preparado con la máquina se vuelva amargo en lugar de afrutado cuando se enfría muestra los límites del diseño de las cafeteras de goteo. Y es que donde predominan las concesiones y la estandarización, el café se convierte rápidamente en un producto estándar que carece de muchas de sus características.

Beem Cold Drip: estructura (foto 2)

Una de esas características es precisamente que un buen café frío es tan delicioso como un buen café caliente. De ahí que existan extractores de café en frío especiales, como por ejemplo la Beem Cold Drip.

Aun así, vale la pena que prestes un poco más de atención a tu cafetera de goteo. Solo así podrá sacar lo mejor de sí misma con su propio carácter, que no es ni mejor ni peor que el de una cafetera de filtro manual. Si quieres dar una vuelta de tuerca más, lo primero que tienes que hacer es echar un ojo a los nuevos inventos, como por ejemplo la cafetera Beem Basic Selection Pour Over.

En este caso no fui capaz de notar ninguna diferencia con el café preparado con la cafetera de filtro manual, precisamente porque la máquina copia a la perfección el principio de funcionamiento de una cafetera de filtro manual.

Beem Basic Selection Pour Over: todas las piezas

¿Te has dado cuenta? La marca Beem, que prácticamente nunca tenemos en mente, últimamente está pegando fuerte con su innovador equipamiento para la preparación de café. ¡No deberíamos perderla de vista!

Sugerencias y trucos sobre las cafeteras de goteo

En la versión anterior de mi artículo decía: «Si quieres conseguir resultados elegantes con una cafetera de goteo, tienes que desmontar la unidad de filtrado, ponerla en una jarra de vidrio y cambiar al modo manual».

Hoy por hoy ya no puedo afirmarlo tan rotundamente, porque tenemos estupendas cafeteras de goteo que se basan en el principio de funcionamiento de las cafeteras de filtro manual. En algunas de ellas sí que puedes usar mi consejo directamente: en el caso de la WMF AromaMaster, la jarra de vidrio y el elemento de filtrado son una unidad separada de la máquina.

WMF AromaMaster: café molido

Pero hasta las clásicas cafeteras de filtro pueden optimizarse. Esto suena como un montón de trabajo que se supone que la máquina debe hacer por ti, pero es que en mi pequeña escuela de café no permitimos que te quedes sentado viendo la vida pasar. ¿Qué te esperabas?

Optimizar los ingredientes

Sé que los fieles lectores de Coffeeness van a poner los ojos en blanco en este momento. Después de todo, sabemos desde el primer día que el buen café solo se hace con buenos granos de café y el agua adecuada. Pero el hecho de que empresas como Tchibo o Lavazza estén haciendo el agosto vendiendo café demuestra que no lo he recalcado lo suficiente: ¡utiliza un café de calidad!

Si tuviera una vena filosófica, ese sería mi imperativo categórico. Solo un café de calidad puede convertirse en un buen café en la taza, tan simple como eso.

Granos de café Happy Coffee Sidamo

Dado que el método para hacer café de filtro es como un método sustractivo —es decir, conserva muchos de los aspectos del grano de café—, es bastante versátil en lo que se refiere a la cuestión de los tuestes apropiados.

Si te gusta más claro y con mayor aroma, aquí vas a disfrutar de lo lindo, mientras que, con este método, los tuestes oscuros a menudo revelan sus matices más ocultos y delicados. Aquí también hay otro imperativo que es igual de categórico: ¡utiliza café recién molido!

Molinillo de café Solis 960.77: comparación de café molido

En mi opinión, esto también es clave por las razones ya mencionadas anteriormente.

Optimizar la calidad del agua

Por mis sermones sobre agua del grifo vs. agua mineral he recibido muchos correos electrónicos desagradables. Pero esto solo me muestra que el agua fría (también para el café) es un tema candente.

No tienes por qué llenar tu cafetera de goteo con agua filtrada. ¡Pero que sea agua fresca! Eso significa:

  • Desecha siempre el agua sobrante (si la hay) y enjuaga el depósito después de cada extracción.
  • Abre el grifo de agua fría.
  • Deja que el agua fluya brevemente antes de llenar el depósito.

Con esto te aseguras estar utilizando agua rica en oxígeno para la elaboración del café. Cuanto mayor contenido en oxígeno, mejor aroma del café y con más matices.

WMF AromaMaster: depósito de agua

Las máquinas con un depósito extraíble tienen una clara ventaja. De no ser así, tendríamos que buscarnos la vida y, por ejemplo, agenciarnos un recipiente extra para llenar el depósito.

Lo sé, nadie lo hace. Todos usan la jarra vacía. Pero a menudo contiene residuos de café mínimos que no deberían entrar en el circuito de infusión. ¡No digas que no te lo advertí!

Optimizar el filtro

Con esta sugerencia puede que me esté metiendo en camisa de once varas. Pero es que no soy fan de los filtros de Melitta. La razón es simple: huelen un poco a madera. Y estos aromas acaban transmitiéndose al café.

Aunque las fibras son inocuas y puras, solo tienen una capacidad de filtrado que, por mi experiencia, es inferior a la de sus competidores japoneses.

Lo que es una tontería, por supuesto, es que los filtros de Melitta son básicamente estándar en forma y tamaño para todas las cafeteras de goteo. Por eso incluso muchos filtros baratos de supermercado son siempre filtros de Melitta.

Un pequeño consejo: hay filtros de supermercado que apestan como el infierno. Por favor, no los compres.

Los japoneses como Hario o Kalita no huelen a nada y son realmente puros. Si quieres que estos filtros encajen bien en tu cafetera de goteo, a lo mejor tendrás que cortarlos. Pero no es ningún drama.

Arne sostiene en la mano el filtro de papel Hario

Que el filtro tenga el fondo plano, forma de copa o acabe en punta es, en mi opinión, una cuestión personal. Yo tiendo a usar las versiones acabadas en punta porque así el café extraído va directamente a la jarra.

Si bien es cierto que el modelo con el fondo plano es el más adecuado para la mayoría de cafeteras de goteo, ese estándar acaba cambiando con cada innovación que se ponga de moda. Con la Sage the Precision Brewer tienes incluso la posibilidad de usar una versión más pequeña de los filtros con forma de copa para la dosis grande.

Una vez que has encontrado el filtro correcto, hay otro paso que es aún más importante: ¡antes de la infusión enjuaga siempre el filtro en el soporte para filtro!

Este paso intermedio permite eliminar el polvo o los residuos de fabricación de las fibras y abre los poros antes de ejecutar el verdadero trabajo. Una vez empapados con un poco de agua, ya podrán centrarse en dejar pasar las sustancias correctas durante el proceso de infusión.

Optimizar el proceso de infusión

Lo admito: yo también encuentro este punto un poco nerd. Cualquier persona que meta mano en un proceso de infusión totalmente estandarizado de una simple cafetera de goteo tiene que estar un poco chiflado. Y menos mal que lo estoy.

Muchas cafeteras de goteo te permiten levantar la tapa que hay sobre el filtro durante la infusión y, con ello, tienes acceso directo al filtro y a la salida de agua.

Si ves que el agua solo llega a ciertas partes del filtro e ignora otras, puede resultarte de ayuda remover el brebaje cuando el filtro esté completamente lleno de agua. Esto deberías hacerlo al principio y preferiblemente solo una vez.

WMF AromaMaster: infusión del café

El grado de molienda también es fundamental. La función «Aroma» por supuesto que es útil ¡pero el grado de molienda es más decisivo!

Si mueles el café más fino, el agua fluirá más lentamente, independientemente de lo rápido que salga por la salida. Tan solo debes asegurarte de que el café no sea demasiado fino, de lo contrario el filtro rebosará rápidamente.

Como he mencionado anteriormente, para simular una preinfusión también puedes volver a ajustar el aroma poco después de que empiece a fluir el agua.

Un pequeño consejo: hay máquinas que se encargan automáticamente de todas estas cosas. Una de ellos es, por ejemplo, la frecuentemente mencionada Sage the Precision Brewer.

Optimizar la temperatura del café

Aquí volvemos a un problema que nos resulta conocido: «caliente durante la infusión, frío en la jarra». Puede resultar de ayuda enjuagar bien la jarra con agua caliente y secarla brevemente antes de empezar con la infusión. Encontrar una máquina con temperatura de infusión ajustable sigue siendo una excepción absoluta que se hace pagar. Véase la Sage.

¿Se pueden hacer bebidas de leche con una cafetera de goteo?

Al igual que tú, con mis pruebas siempre aprendo cosas nuevas. Por ejemplo, he dejado de ser fan exclusivo de las cafeteras y ahora también lo soy de los espumadores de leche.

Los espumadores automáticos pueden llegar a producir una espuma de tal calidad que la mayoría de las cafeteras superautomáticas pueden retirarse. Ipso facto.

Comparativa de espumadores de leche: vista general de los dispositivos

Si compras una cafetera de goteo decente por un precio razonable (y te encantan las bebidas de leche), tal vez quieras añadir un espumador de leche compacto a tu rincón del café.

Por unos 40 euros puedes conseguir un aparato aceptable, como por ejemplo el espumador de leche Miroco, aunque sigo pensando que los casi 80 euros que cuesta el Philips Senseo Milk Twister son una mejor inversión.

Solo menciono los espumadores porque creo que combinan estupendamente con las cafeteras de goteo y revalorizarán tu rincón del café. Y todo ello sin tener que gastar un dineral, comprar tecnología muy compleja o necesitar mucho espacio libre.

¿Y qué conseguimos con estas máquinas? Café au lait, mon amour! Así nuestra modesta cafetera de goteo aportará algo más de glamour a tu desayuno.

Descalcificar y limpiar una cafetera de goteo

Aunque la cafetera de goteo sea una máquina bastante apacible… ¡la limpieza es necesaria!

Cuando el borboteo durante el proceso de infusión se une a un gorgoteo endeble, ya no puedes esperar más: señal de que debes descalcificar. Si hay menos líquido en la jarra del que se vertió anteriormente en el depósito, es probable que los tubos estén a punto de obstruirse.

La cuestión de la cal me ha mantenido ocupado casi tanto como el asunto del agua del grifo, ya sea en lo que respecta a la limpieza de cafeteras superautomáticas o en relación con mi comparativa de hervidores de agua.

Es un hecho que una cafetera de goteo es mucho menos sensible a la cal que una cafetera superautomática. Lo peor es que las cafeteras de goteo no avisan cuando es hora de descalcificar.

Pero limpiar la cafetera de goteo es mucho más fácil que limpiar una cafetera superautomática, precisamente porque las piezas que conducen el agua no entran en contacto con el café y la mecánica es sencilla.

Si sabes lo dura que es el agua del grifo en tu zona, puedes establecer una regla general para la frecuencia de la limpieza. Mi tabla de dureza del agua seguro que te resultará útil:

NivelNivel de durezaMilimoles de carbonato cálcico por litroMiligramos de carbonato cálcico por litroFrecuencia de descalcificación
1Blandamenos de 1,5 mmol/l
menos de 149,92 mg/lMuy pocas veces
2Mediade 1,5 a 2,5 mmol/lde 149,92 a 249,87 mg/lMedia
3Duramás de 2,5 mmol/l
más de 249,87 mg/lA menudo

Si usas un filtro Brita, reducirás la dureza de los niveles 2 y 3 al nivel 1. En este punto, me gustaría mencionar el filtro Brita porque lo he estado usando en mi cocina durante años e incluso las versiones más baratas siguen el mismo principio.

¿Qué limpiador utilizar para una cafetera de goteo?

Mientras que en el caso de las cafeteras superautomáticas examino exhaustivamente la composición de los limpiadores que son adecuados, para las cafeteras de goteo recomiendo simples limpiadores hechos en casa.

Olvídate de limpiadores caros y deja que fluya una carga completa de agua mezclada con ácido cítrico. A continuación repite la operación solo con agua clara… eso es todo.

Consejo profesional: si quieres ir sobre seguro, vuelve a verter la mezcla calentada de limón y agua en la máquina después del primer paso y repite la operación. Como el brebaje ya está caliente, así eliminará los últimos restos de cal que puedan quedar en la cafetera.

Desde un punto de vista químico-orgánico no hay nada en contra del vinagre. Sin embargo, puede corroer con rápidez la válvula y las partes de goma de la máquina. Además, el vinagre deja una nota que te costará que se te vaya de la nariz.

Limpiar la jarra de vidrio y la jarra isotérmica

Cuando hablamos de restos de café, en el caso de las cafeteras de filtro todo gira alrededor de la jarra (y del filtro). Especialmente en las jarras isotérmicas, los restos de café se adhieren después de un tiempo convirtiéndose en una capa desagradable que cuesta mucho eliminar.

Gastroback Design Brew Advanced: jarra de vidrio

Pero, ojo, la superficie lisa de vidrio tampoco es inmune. Y la cosa empeora cuanto más contenido en cal tenga el agua. Esto se debe a que los compuestos de calcio y magnesio se secan de forma cristalina y dan a los indeseados restos de café aún más estabilidad.

El problema de la cal es fácil de resolver con una mezcla de agua y ácido cítrico, como hemos hecho con la máquina. Para los restos de café persistentes en los bordes, ve a la farmacia y pide pastillas Corega. Estos limpiadores de dentaduras presentan algunas ventajas sobre otras ideas como pudieran ser las pastillas para lavavajillas:

  • Se disuelven más rápido y de manera más efervescente en agua tibia.
  • Son cuidadosos con el material y son muy eficaces.
  • Son más baratos (especialmente si compras marca blanca) .
  • No son tan perjudiciales para el medio ambiente como las pastillas para lavavajillas.

Sin embargo, para mí lo importante es no tener que llegar a eso. Si enjuagas bien tu jarra de vidrio o isotérmica después de usarla y la friegas a conciencia, no habrá ningún borde que limpiar.

Si te olvidas de la placa de mantenimiento de calor y solo preparas el café que necesitas, entonces el café no se cocerá en la superficie de la jarra adhiriéndose allí junto a su colega la cal. Es así de simple.

¿Vale la pena comprar piezas de repuesto para una cafetera de goteo?

La respuesta a la pregunta es muy fácil: depende del precio de tu máquina. La mediocre Krups ProAroma cuesta alrededor de 50 euros. La jarra de vidrio de repuesto cuesta unos 20 euros. Dada la calidad de la máquina (y de su jarra) me parece una desfachatez.

¿Quién en su sano juicio invertiría un total de 70 euros en esto pudiendo tener una versión térmica mucho más estable con mejor café por ese precio?

Con los modelos realmente caros, sobre todo la Moccamaster o la Sage the Precision Brewer, las cosas se ven diferentes. El único problema es conseguir los repuestos. En el caso de la Sage, por ejemplo, no hay jarras individuales o componentes importantes, solo accesorios.

Arne posa con la cafetera de goteo Moccamaster

Qué bien que ahora existe una tercera posibilidad justo en relación con el problema de las jarras rotas: ¡cómprate una cafetera de goteo que puedas usar con prácticamente cualquier tipo de recipiente! Ejemplos de ello son, entre otras, la WMF AromaMaster y la Beem Basic Selection Pour Over.

Mientras el diámetro de la jarra sea el correcto y el soporte para el filtro extraíble se pueda colocar de forma segura en el cuello de la jarra, cualquier cosa puede servirte. Entonces, por ejemplo, tu Chemex puede convertirse en una cafetera y tener una función más. ¡Esto es lo que yo llamo optimización de recursos!

Infusionando café con una Chemex delante de la puerta de Brandeburgo

Espero que otros fabricantes sigan este principio, porque comprar repuestos para las cafeteras de goteo normalmente no vale la pena. Esto se debe a que las piezas que suelen romperse, como pasa con la jarra, solo están disponibles a precios exorbitantes, al menos para muchas máquinas.

La famosa fundación alemana Stiftung Warentest y las cafeteras de goteo: ¡ya está bien!

El nivel de atractivo de una categoría de productos se puede medir por la opinión que tiene al respecto, en ese momento, la famosa Stiftung Warentest (fundación alemana que realiza pruebas comparativas de productos). Las cafeteras de goteo fueron probadas por última vez en 2018. No me sorprende: ¡y esa prueba fue, una vez más, un fracaso!

Sin embargo, no fue tan malo como el de 2011, y esta última vez había menos potencial de odio que en sus otras pruebas de café.

En 2018 se probaron 15 máquinas: siete modelos con jarras de vidrio, cuatro modelos con jarras isotérmicas… y cuatro cafeteras de goteo molinillo.

Espera, ¡¿qué?! ¿Pero de qué van? ¿Cómo se les ocurrió la idea de juntar esas dos categorías?

Cafeteras de goteo con molinillo: vista general de Arne con algunos modelos

No tengo nada en contra de que la Melitta AromaFresh termine tercera en la competición general y primera en su categoría. Pero es que funciona de forma completamente diferente o, mejor dicho, ¡aquí se aplican normas superdistintas!

Tal vez lo que hicieron fue moler el café para todas las máquinas directamente en la Melitta. Entonces la comparación sería correcta. Hablando de café: en la descripción de la prueba se dice que «se preparó un café de marca utilizando agua con un nivel de dureza media con la misma cantidad para cada máquina».

Adivinad mi cara: cejas en alto, ojos en blanco y cara de «WTF». ¡Su café de marca me lo puedo imaginar muy bien! Y ¿para qué dar datos exactos sobre el grado de molienda, el tipo de café o la dosificación? Si eso no le interesa a nadie, ¿¡verdad!?

Por lo demás la fundación ha aportado, al menos, resultados en principio correctos:

  • Las jarras isotérmicas son prácticas, aunque el titular «Las cafeteras de filtro con jarras isotérmicas hacen el mejor café» sugiere que la jarra tiene una influencia en la elaboración del café.
  • No tienes por qué gastar mucho dinero. El ganador de la prueba de Melitta cuesta unos 60 euros y, por lo tanto, está exactamente en el límite inferior que me había fijado. Sin embargo, en los comentarios la gente se queja, con razón, de la escasa durabilidad.

Pero al final del día, en relación con la Stiftung Warentest, solo me queda una pregunta: ¿por qué seguimos escuchándolos?

¿Cafetera de goteo o cafetera superautomática? Una pequeña ayuda como conclusión para que puedas decidirte

No sé cuántas veces me preguntan cuál es la mejor opción, si una cafetera de goteo o una cafetera superautomática. Esto se debe principalmente a la confusión sobre qué tipo de café preparan en realidad estos dos tipos de cafeteras. Y también un poco al marketing.

Siemens EQ.500 Integral: vista geeral con Arne

Las cafeteras superautomáticas son sexis, las cafeteras de filtro roncan. Hasta ahora. Porque las nuevas versiones, como los recientes clones de la Moccamaster, son perfectas para salir en Instagram y sacar la máquina de su polvoriento rincón.

Beem Basic Selection Pour Over: vista general

Personalmente, creo que los dos tipos de máquinas son (hoy por hoy) magníficas. Especialmente las cafeteras de goteo están mejorando a pasos agigantados y están cada vez más orientadas hacia el principio de funcionamiento de las cafeteras de filtro manual, que son el Santo Grial. Sin embargo, quiero darte algunos consejos para que encuentres la mejor máquina para ti.

¿Qué cantidad de café consumes?

¿Solo te bebes una taza de café pequeña al día o necesitas una taza de café enorme ya desde buena mañana (y eso para cada miembro de la casa)?

Aunque cada vez hay más cafeteras superautomáticas equipadas con la llamada función de café largo, que produce más café de una vez, la cafetera de goteo le lleva la delantera en términos de cantidad.

Si solo necesitas una o dos tacitas, yo que tú le daría una vuelta al tema y me decantaría más bien por una prensa francesa y cía. Una vez has entendido bien cómo funciona y cuáles son sus parámetros, la cosa va más rápida y más eficiente que con una cafetera de goteo.

Prensa francesa y prensa americana

Sin embargo, con ella es difícil conseguir variedad. Si mamá quiere un café con leche y papá prefiere tomar un expreso, una cafetera superautomática es la mejor opción. Porque el dinero que te ahorras con una cafetera de goteo te lo acabarás gastando en la cafetería de la esquina.

Desde que yo mismo uso cafeteras superautomáticas, tomo especialidades de café fuera de casa solo por curiosidad profesional o porque estoy en la calle más tiempo, no porque esté deseando deleitarme con algo diferente a mi aburrido brebaje de filtro.

Por cierto, la espuma de leche por sí sola no es un argumento, porque con los espumadores de leche puedes hacer espuma de leche de una calidad estupenda.

¿Cuál es tu presupuesto?

En términos de precio, hasta una cafetera de filtro cara está mejor posicionada que una cafetera superautomática. Eso es así incluso si comparamos la Sage the Precision Brewer con la DeLonghi Magnifica ECAM 22.110.B, que vale lo mismo.

Mientras que la cafetera de filtro puede ofrecer mucho incluso en gamas más baratas, la cafetera superautomática por lo general solo se vuelve interesante en categorías más altas. Además, hay que tener en cuenta los gastos extra que suponen los limpiadores, el agua —y por último, pero no por ello menos importante, el consumo de café.

DeLonghi ECAM 22.110.B: Arne posa sonriente con el latte recién hecho

Debido a que la extracción, el grado de molienda y el método de preparación son muy diferentes en los dos tipos de cafeteras, una cafetera superautomática utiliza más café. Si bien una pastilla de café solo tiene un peso en seco de unos 7 gramos, mientras que una carga completa de filtro serían unos 56 gramos, con una cafetera de goteo se pueden obtener fácilmente 10 tazas, pero según este cálculo con la cafetera superautomática se necesitarían al menos 70 gramos de café.

Aunque es como si comparáramos peras con manzanas, esta comparación es importante para muchos compradores. La verdad es que una cafetera superautomática solo tiene sentido comprarla si estás dispuesto a pagar los gastos. De lo contrario, acumulará polvo en el rincón.

¿Tienes hábitos muy arraigados?

Aunque mi divagación sobre cómo personalizar el café de filtro hecho con cafetera de goteo demuestra que es posible cambiar la norma, esta categoría es y sigue siendo una cuestión de hábitos.

Si has encontrado un buen café, incluso te tomas la molestia de utilizar un molinillo de café y sigues todos los pasos para obtener un buen café de filtro, no tengo nada que decir en contra de este hábito —y en ese caso la cafetera de goteo es el producto de tu elección.

Sin embargo, si siempre quieres probar cosas nuevas, preparar continuamente distintos sabores de café y probar granos diferentes, te recomiendo la cafetera superautomática.

También podrás mantener tus hábitos, pero al mismo tiempo podrás hacer cambios con solo tocar un botón. La combinación de molinillo y cafetera de filtro requiere mucha más atención.

Por otro lado, surge la siguiente pregunta: ¿cuántas de las posibles funciones de una cafetera superautomática vas a utilizar realmente? Cada función no utilizada es un desperdicio real de dinero.

¿Te tomas en serio el café de filtro?

Si después de leer este artículo tienes la sensación de que he dado tanto bombo a las cafeteras de filtro como a las cafeteras de filtro manual, tienes razón. Las nuevas máquinas son geniales e imitan perfectamente el esmerado funcionamiento de las cafeteras de filtro manual. ¡Pero no las reemplazan!

Café en grano QBO Kolumbien

Las cafeteras de filtro manual juegan en la Champions League, mientras que las cafeteras de filtro de calidad juegan solo en la Liga. Pero ambas tienen aficionados y talento. ¿En qué caso gana cada una? Te daré algunos ejemplos:

  • ¿Quieres probar un nuevo café con precisión? Cafetera de filtro manual.
  • ¿Te gusta probar cafés nuevos? Cafetera de filtro manual.
  • ¿El tueste es particularmente delicado? Cafetera de filtro manual.
  • ¿El tueste presenta especialmente aromas intensos? Máquina.
  • ¿Son correctos todos los aspectos técnicos que sacan el mejor aroma del grano de café? Máquina.
  • ¿Viene mamá de visita? Máquina.
  • ¿Traerá a la abuela? Máquina. ¡Y usa el tueste oscuro!
  • ¿Haces café solo para ti? Cafetera de filtro manual.
  • ¿Es solo el resultado lo que cuenta para ti? Máquina.
  • ¿Te gustaría aprender más sobre el café y sobre cómo prepararlo? Cafetera de filtro manual.
  • ¿Vas a utilizar leche? Máquina.
  • ¿Estás en Instagram? Gracias a los nuevos equipos, ¡ambas cafeteras!

Si bien no estábamos mirando en esa dirección y solo nos estábamos fijando en las cafeteras superautomáticas, muchos fabricantes han desarrollado todo un abanico completo de máquinas para elaborar un buen café de filtro automático y, con ello, han elevado esta preparación a una forma de arte propia, sin embargo, no se trata de la marca Picasso sino de la marca libro para colorear.

El café de filtro automático debe cumplir ciertas normas y a menudo carece de personalidad. Por otro lado, puedes crear esa personalidad por ti mismo usando nuevos tuestes o ajustando los parámetros.

Si tienes preguntas, déjamelas en la columna de comentarios. ¡Nos vemos allí!

¡Envíame tus comentarios! Ya sabes que me encanta leerte.