Saeco PicoBaristo a prueba 2022: ¿segundas oportunidades para esta antigua campeona?

Después de trabajar como barista profesional durante muchos años, Arne Preuss fundó Coffeeness en 2008.

Lo sé, lo sé: la Saeco PicoBaristo que probé por primera vez cuando salió al mercado, ahora nos parece del año de la polca. No obstante, su diseño ya me parecía muy retro cuando la presenté por primera vez esta en mi comparativa de cafeteras superautomáticas hace unos años.

El barista Arne pone a prueba la cafetera superautomática Saeco PicoBaristo

Lo sé, lo sé: la Saeco PicoBaristo que probé por primera vez cuando salió al mercado, ahora nos parece del año de la polca. No obstante, su diseño ya me parecía muy retro cuando la presenté por primera vez esta en mi comparativa de cafeteras superautomáticas hace unos años.

Me da la sensación de que Philips, la empresa matriz, no tiene muchas ganas de seguir con Saeco, su antigua línea de lujo. Prueba de ello es que oficialmente no sabemos nada de ella desde hace tiempo. Pero bueno, tampoco parece estar molestando ni a los distribuidores ni a los clientes.

La cafetera superautomática insignia de la línea, la Saeco Xelsis, por ejemplo, se está vendiendo de maravilla. Quizá esto también se deba a que su precio ha bajado un montón, mientras que, por supuesto, su enorme gama de prestaciones sigue siendo la misma.

Mientras tanto, han sacado la versión Deluxe de la PicoBaristo a la chita callando. La actualización no solo tiene un nuevo panel táctil con imágenes a color, sino que también ofrece más perfiles y te da más libertad en cuanto a la preparación. Y ronda los 800 euros (fecha de la consulta: noviembre 2021).

Actualmente existen seis cafeteras automáticas PicoBaristo, que se diferencian principalmente por el manejo y el color de la carcasa, y todas tienen buenas valoraciones.

Por todo ello, y a pesar de que la marca parece haber pasado a mejor vida, he decidido ocuparme de nuevo de la Saeco PicoBaristo. Y lo he hecho, sobre todo, porque por fin tengo mi propio café en grano.

De este modo, puedo refinar mejor la comparación con otras máquinas actuales de mi comparativa. Además, no podemos olvidar que el café de Coffeeness está delicioso —con sus notas achocolatadas— y se comercializa de manera justa. Pronto estará disponible la tienda online en español.

Resultados y acabados de categoría

Saeco PicoBaristo

Pequeña máquina de calidad con mucho acero inoxidable.

Pequeña y compacta

Acabados de excelente calidad

Fácil de configurar

Expreso de buena calidad

Espuma de leche deliciosa

Espumador de leche ruidoso

Depósito de agua y recipiente para granos demasiado grandes

Saeco PicoBaristo SM5570/10 Deluxe y sus amigas: lo esencial que debes saber sobre esta serie

Antes de empezar, hay una cosa básica que tienes que entender: cuando digo Saeco, quiero decir Philips, y viceversa.

Antes las máquinas económicas de la marca Philips y los modelos emblemáticos de la marca Saeco estaban muy bien delimitados. No obstante, en algún momento los holandeses pasaron a decir «cafetera Philips Saeco» y luego prescindieron por completo de la línea de lujo. Al menos en términos de marketing.

Arne posa con dos bebidas recién hechas con la Saeco PicoBaristo

Sin embargo, que ciertas cafeteras superautomáticas ya no se publiciten no significa que no existan. Eso sí, cuando los fabricantes las abandonan a su suerte sí que es verdad que es fácil que en algún momento dejen de fabricarlas.

Pero ¡atención! Philips ha encontrado una tercera vía: algunos modelos de cafeteras Saeco tienen ahora una segunda vida bajo el nombre de Philips.

El mejor ejemplo de este truco comercial es la Saeco Incanto: esta antigua maravilla de gama media, reconvertida en la Philips serie 5000 EP5335/10, pretende ahora ser un concepto de producto totalmente actual.

Esto no solo dificulta la comparación de precios, sino que, como cliente, me siento un poco engañado. Está claro que eso no hace que la máquina sea peor, pero cuando analizas el producto y ves lo que hace el marketing, es fácil sentir que te están tomando el pelo.

En el caso de la serie PicoBaristo, para su comercialización los holandeses han optado por una cuarta vía: la actualización. Con la versión Deluxe, la PicoBaristo tiene de repente un diseño muy moderno y colorido.

Además, parece que la preparación de bebidas de café tiene lugar de una manera muy acorde a nuestros tiempos.

En seguida veremos que esta actualización es realmente algo más que un poco de maquillaje para la carcasa. Sin embargo, antes hay que escudriñar en la cantidad de denominaciones y de modelos que circulan bajo el concepto de «PicoBaristo»:

En la actualidad las versiones normales todavía están disponibles, pero no siempre, así que hay que tener suerte.

Ya no están disponibles en fuentes de confianza los siguientes modelos:

  • Saeco PicoBaristo HD8927/01, en negro y plata.
  • Saeco PicoBaristo HD8924/01, en plata con tubo de vapor.
  • Saeco PicoBaristo HD8925/01, en negro.
  • Saeco PicoBaristo SM3054/10, en negro y plata.

¿Entiendes algo? ¡Claro que no! Por eso te dejo una tabla comparativa de los modelos disponibles actualmente, es decir, los normales y los Deluxe. Para comprender hasta qué punto han evolucionado, también incluiré la máquina que probé en su día.

 «Antigua»«Normal»«Deluxe»
ModeloSM5473SM5460SM5572
Material de la carcasaAcero inoxidablePlásticoPlástico ABS
Espumador de lecheIntegradoIntegradoIntegrado
PantallaPantallaPantalla avanzadaPantalla LCD
ManejoBotonesBotonesBotones táctiles en color
MolinilloMolinillo de discos cerámicosMolinillo de discos cerámicosMolinillo de discos cerámicos
Grados de molienda101012
Especialidades de café101012
Perfiles de usuarioSí (1)Sí (1)Sí (4)
Intensidad del café ajustableSí (5)Sí (5)Sí (5)
Temperatura ajustableSí (3)Sí (3)Sí (3)
Función dos tazasSí (no para bebidas lácteas)Sí (no para bebidas lácteas)Sí (no para bebidas lácteas)
Filtro de agua AquaCleanNoNo
Extras/Otros-«La jarra de leche espuma la leche dos veces»Todos los ajustes pueden efectuarse para cada bebida

Puedo ir al grano y decirte sin paños calientes que la Deluxe es la que más ventajas presenta, sobre todo porque suele ser más barata que la normal.

Sin embargo, me parece una verdadera lástima que la carcasa de acero inoxidable de mi modelo de prueba haya tenido que dar paso a una versión de plástico en color.

Está claro que eso es así porque el nuevo panel de control con botones de selección táctiles y coloridos no encajaba mucho con el antiguo diseño de acero. Al menos no a un precio similar y con un manejo igual de sencillo.

Todavía estamos muy lejos de una pantalla táctil en el verdadero sentido de la palabra, pero teniendo en cuenta que tiene más grados de molienda, que ofrece la posibilidad de ajustar individualmente cada preparación y que trae perfiles para más usuarios, he de admitir que la PicoBaristo Deluxe no está nada mal.

Primer plano del ajuste de molienda de la Saeco PicoBaristo

Aparte de todo lo que acabo de mencionar, la actualización sigue teniendo todas las ventajas (y desventajas) que señalé en mi antigua reseña:

  • Interesante tamaño compacto
  • Manejo intuitivo gracias a una disposición razonsable de los botones y la pantalla
  • Opciones de configuración más que suficientes
  • Acabado de alta calidad (a pesar de tener menos acero inoxidable)
  • Altura del surtidor de café muy generosa (¡caben tazas/vasos de algo más 16 cm!)
  • Función de limpieza rápida del sistema de leche
  • Recipiente para granos y depósito de agua demasiado grandes (¡cuidado con eso de que hay que rellenar menos veces!)
  • No se pueden dispensar dos especialidades de café con leche a la vez

Configuración y manejo: las pioneras no necesitan manual de instrucciones

Con un volumen de llenado mínimo de 20 mililitros, Saeco muy pronto se dio cuenta de que para preparar un expreso decente con una cafetera automática necesitamos algo más que una variedad de bebidas y de grados de molienda. Las otras opciones de ajuste también me han convencido desde siempre.

El molinillo, con diez/doce niveles de molienda, se desenvuelve espléndidamente incluso con el ajuste más fino. En términos de nivel de ruido, se sitúa un poco por debajo de la media. Vamos, todo lo esperable tratándose de un molinillo cerámico.

Desde que los botones físicos dieron paso al principio táctil, el manejo se ha vuelto un poco más complejo. Principalmente porque la percepción táctil no es siempre clara.

Sin embargo, los símbolos de colores para todas las bebidas principales hacen que, al final, manejar esta cafetera superautomática resulte muy fácil. Es evidente que los desarrolladores lo han copiado de su propio buque insignia: la Xelsis utiliza casi el mismo principio.

En cualquier caso, no necesitarás el manual de instrucciones ni para programar las bebidas, ni para entender los símbolos de la pantalla, ni para descalcificar esta cafetera Saeco, ni para nada más.

He podido ajustar el volumen de llenado para un expreso a unos 25 mililitros en cuestión de segundos. A continuación, he ajustado la escala de intensidad del aroma al nivel 5 de 5 y he molido mis granos de café con el grado de molienda más fino.

Expreso y café: clásico sabor muy logrado

Siempre es maravilloso que una cafetera automática prepare unas bebidas decentes teniendo solo que preocuparnos por ajustar el grado de molienda.

En los niveles uno y dos el expreso tiene mucho cuerpo, aunque te pases un poco con la cantidad de agua utilizada. Como ya hemos visto, en el modelo Deluxe se pueden programar todos los parámetros importantes para cada bebida e incluso con mayor comodidad que en el modelo de la prueba.

De todos modos, siempre digo que rara vez se reajusta la cafetera automática después de haberla configurado inicialmente. Por eso, esa opción tampoco es crucial.

Definitivamente, el café largo necesita un poco menos de agua y solo despliega las notas achocolatadas presentes en el café de Coffeeness con los 120 mililitros de llenado.

Café de Coffeeness para cafeteras superautomáticas

Como te he comentado al principio, hemos desarrollado un café específico para cafeteras superautomáticas, que también hemos probado con la Saeco PicoBaristo. En la prueba hemos podido constatar que tanto el expreso y el café como el capuchino y el latte macchiato adquieren unos matices achocolatados.

No te olvides de que solo si alimentas tu cafetera con granos de calidad podrás obtener un buen resultado en la taza. Esperamos poder tener pronto la tienda online disponible en español.

Reconozco que con esta cafetera automática todavía se puede saborear el estilo de preparación tradicional. El café ni de lejos tiene tanto cuerpo e intensidad como el expreso. En este sentido, las máquinas actuales de prácticamente cualquier fabricante llevan la delantera.

Espuma de leche: excelente, y no solo por el volumen de llenado

Si te enfada que tus tazas o vasos grandes no quepan bajo el surtidor de café, sin duda alguna con la PicoBaristo estarás encantado. Y es que pasa la prueba del vaso de Ikea con nota.

Arne posa con la jarra de leche de la Saeco PicoBaristo

Para conseguirlo, Saeco ha utilizado un truco: la cubierta del surtidor es desmontable, lo que crea unos pocos centímetros de espacio extra . Por lo tanto, caben vasos de algo más de 16 centímetros de altura.

La verdad es que para mí esto no es tan importante como el aroma del café o la calidad de la espuma, pero aun así sigue siendo estupendo.

La jarra de leche se acopla a la parte frontal de la máquina, lo que te ahorra espacio en la cocina. De todos modos, personalmente yo soy fan del Cappuccinatore, que para mí destaca por la facilidad de limpieza y por su simplicidad.

Sin embargo, el eficiente espumador de leche de la PicoBaristo demuestra por qué antes nada superaba la calidad de las bebidas preparadas con espumadores de leche automáticos:

Aunque la consistencia no sea sobresaliente, es de un nivel muy alto. El capuchino y el latte macchiato destacan por su cremosidad, así como por una espuma de leche compacta, muy apreciada por la mayoría de usuarios de cafeteras automáticas.

Lo de «bebidas calientes» aquí es literal, por lo menos si eres tan sensible al calor como yo. La máquina prepara lattes macchiatos y capuchinos a unos 65 grados centígrados.

Esa temperatura está justo en el límite que debe respetar un espumador de leche para evitar que la leche se desnaturalice. Y eso es solo la configuración de fábrica. Si quieres puedes subir o bajar la temperatura.

Un pequeño inconveniente que le encuentro es el minichorro de agua que sale del sistema de leche después de cada dispensación. Aunque esto no agua el capuchino, sí que es perceptible si lo comparamos con muchas otras cafeteras superautomáticas.

Si ya te has cansado de las bebidas lácteas, solo tienes que desconectar la jarra de leche y poner la boquilla de agua caliente.

No obstante, no te olvides de que siempre debe haber algún tipo de accesorio acoplado a la máquina. De lo contrario, la próxima vez que la pongas en marcha pueden saltar chispas.

Limpieza: siempre ha sido buena y sigue siéndolo

Saeco (o Philips) te vende como ventaja que el depósito para posos, el depósito de agua y el recipiente para granos son enormes. En el caso del depósito para posos, se lo compro. En el caso del depósito de agua y el recipiente para granos, ni de coña.

Primer plano del depósito para posos de café de la Saeco PicoBaristo

El argumento de Saeco de que hay que rellenar menos veces con agua y con granos, respectivamente, no podría ser más equivocado.

Piensa que si dejas el agua estancada en el depósito y almacenas los granos en el recipiente, acabarán formándose algas, se acumulará grasa y aceites y acabará saliendo todo aquello que el café molido o la humedad pueden criar.

En lo que al programa de descalcificación y a las funciones de limpieza se refiere, no es de extrañar que esta cafetera automática lo haga todo bien.

El grupo de infusión extraíble se encuentra debajo de la tapa de servicio en el lateral de la máquina (¡qué sorpresa!) y se puede extraer con bastante facilidad.

En mi primera reseña sobre esta máquina, me fascinó el hecho de que el sistema de leche se enjuagase automáticamente. Sin embargo, hoy por hoy esto es bastante habitual. Lo que sigue siendo fascinante, sin embargo, es que puedes aceptar o rechazar esta limpieza. Seguro que sabes cuál es mi consejo: acéptala. Siempre.

¿Sabes por qué? Piensa que si la espuma de leche se solidifica, los tubos de la jarra de leche acabarán obstruyéndose y llegará un momento que la limpieza se convertirá en una tortura. Entonces, ¿por qué no ir a lo fácil?

Por cierto, algunas de las ventajas de la nueva pantalla se hacen evidentes durante la descalcificación y la limpieza. ¡Y es que te guían por todos los pasos aún mejor!

De hecho, la máquina te avisará incluso cuando no quede café molido o cuando haya que añadir leche al espumador.

Slider Image
Slider Image
Slider Image
Slider Image
Slider Image
Slider Image
Slider Image

Y hay otra cosa destacable en la versión Deluxe: ahora viene con un filtro de agua. La verdad es que en mi primera prueba no me di cuenta de que faltaba.

Ya ves, soy tan meticuloso con respecto a la limpieza que a veces algunos accesorios me resultan superfluos.

Conclusiones sobre la Saeco PicoBaristo

¿Podemos afirmar que Saeco ha muerto, y que vivan las cafeteras automáticas Philips? Sí y no.

Resultados y acabados de categoría

Saeco PicoBaristo

Pequeña máquina de calidad con mucho acero inoxidable.

Pequeña y compacta

Acabados de excelente calidad

Fácil de configurar

Expreso de buena calidad

Espuma de leche deliciosa

Espumador de leche ruidoso

Depósito de agua y recipiente para granos demasiado grandes

Sigo pensando que la cafetera Saeco PicoBaristo (Deluxe) es una excelente opción para preparar café. No obstante, el precio en concreto ya no me flipa tanto si lo comparamos con las características del producto.

Sin duda, la actualización Deluxe está lograda, aunque no haya cambiado nada en el sabor del expreso, por ejemplo. En cambio, el modelo que puse a prueba en mi reseña original sigue pareciéndome pasado de moda, y lo está.

Pero ¿qué pasa si nos fijamos en el precio? Pues que en mi comparativa de cafeteras superautomáticas 2022 en seguida encuentro muchas alternativas más ricas en prestaciones, cuya serie, además, el fabricante sigue respaldando y promocionando. Esto cobra especial importancia si tu cafetera te da problemas.

Las cafeteras automáticas Melitta suelen ofrecer mucho más a un precio similar. Echa un vistazo a la Melitta Latte Select o a la Melitta Caffeo Barista TS Smart.

¿Y qué hay de la competencia interna? Ahí es donde la cosa se complica. Aunque Philips ahora fabrica máquinas de gama media, su foco está puesto en los clientes que miran el precio.

A diferencia de lo que ocurre con DeLonghi, por ejemplo, esto siempre va acompañado de concesiones en términos de funcionalidad.

No obstante, mi recomendación sobre la cafetera Saeco PicoBaristo está bastante clara: puedes comprártela con total tranquilidad. Y si la encuentras a buen precio, ni te lo pienses.

Y tú, ¿qué me dices? ¿Lo ves como yo o de otra manera? Como siempre, tu comentarios son una contribución vital para la comunidad Coffeeness. Por lo tanto, ¡sigue haciéndolo como hasta la fecha!

Suscribirme
Notificarme de
guest
20 COMENTARIOS
Más recientes
Más antiguos
Opiniones integradas
Ver todos los comentarios
Índice de contenidos