DeLonghi Dinamica ECAM 350.55.B a prueba: ¿la mejor candidata de la gama media?

Después de trabajar como barista profesional durante muchos años, Arne Preuss fundó Coffeeness en 2008.

A veces me reprochan que pongo el foco demasiado en las cafeteras DeLonghi. Y es que, tan pronto como los italianos sacan una nueva cafetera al mercado, hay muchas probabilidades de que se convierta en la ganadora de alguna categoría en mi comparativa de cafeteras superautomáticas.

Arne posa con la cafetera superautomática DeLonghi Dinamica ECAM 350.55.B

A veces me reprochan que pongo el foco demasiado en las cafeteras DeLonghi. Y es que, tan pronto como los italianos sacan una nueva cafetera al mercado, hay muchas probabilidades de que se convierta en la ganadora de alguna categoría en mi comparativa de cafeteras superautomáticas.

Es posible. Pero también está completamente justificado.

Y es que, en casi todas las gamas de precios, DeLonghi tiene una máquina de referencia contra la que resulta difícil competir. Y a veces los italianos también son los únicos que están representados con máquinas aceptables en un segmento de precios determinado.

Actualmente, el mejor ejemplo es la DeLonghi Dinamica ECAM 350.55.B. En el rango de precios de entre 500 y 600 euros también encontramos modelos populares de Siemens, Melitta o Philips.

Y sé que he proclamado a la Melitta Caffeo CI como la mejor cafetera superautomática de la gama media en varios sitios. Pero… la verdad es que, ni conocía aún la Dinamica, ni sabía tampoco qué gama de funciones y prestaciones eran posibles por ese precio.

Han pasado casi exactamente dos años desde mi primera reseña sobre la Dinamica, y nadie ha fabricando todavía una competidora seria para esta máquina. En cambio, DeLonghi ha vuelto a echar leña al fuego con la DeLonghi Dinamica Plus.

Por eso mismo, creo que era necesario actualizar la reseña original. Es más, considero que la DeLonghi Dinamica —no la Plus, en mi opinión— sigue siendo la mejor cafetera superautomática de la gama media.

Bebidas de café excelentes

DeLonghi Dinamica ECAM 350.55.B

¡Prestaciones de gama alta a precio de gama media!

Prestaciones bien pensadas

Expreso y espuma de leche deliciosos

Fácil de limpiar

Nivel de ruido agradable

Muy buena relación calidad-precio

Olor a plástico al desembalarla

DeLonghi Dinamica: comparativa de precios y de modelos

DeLonghi sigue siendo la reina de las cafeteras con nombres enrevesados. Es algo a lo que nos hemos acostumbrado y ya casi que lo esperamos. Sin embargo, en la serie Dinamica resulta un poco más molesto.

Sé que te pasas semanas leyendo cada reseña y comparando cada cafetera, sin encontrar una respuesta a cuál es la diferencia entre la 56 y la 57, o la 350 y la 352.

En este sentido, mi consejo más importante es el siguiente:

En general, no importa qué cafetera de la serie Dinamica elijas. En mi opinión, las diferencias entre las diferentes máquinas de la serie no suponen ningún cambio en términos de expreso, espuma de leche o manejo.

También hay máquinas que son un caso aparte, pero en realidad no forman parte del universo de la Dinamica.

¿Cuál de las cafeteras superautómaticas de la serie Dinamica he probado?

Cuando digo «Dinamica», me refiero a la máquina con la denominación ECAM 350.55.B. Sin embargo, cuando DeLonghi dice «Dinamica», actualmente se refiere a cinco máquinas, al menos según mis cuentas:

  1. DeLonghi Dinamica ECAM 350.55.B
  2. DeLonghi Dinamica Plus ECAM 370.95.T
  3. DeLonghi Dinamica ECAM 350.75.S
  4. DeLonghi Dinamica ECAM 350.35.SB
  5. DeLonghi Dinamica ECAM 350.15.B

A los cuatro modelos originales se unió en 2018 la versión Plus, que cuesta unos 200 euros más que el resto. Para ser DeLonghi, se trata de un salto de precio bastante arriesgado.

Al mismo tiempo, hay versiones más simples que ni siquiera traen espumador de leche automático y que parecen máquinas de gama baja, pero que están en el segmento de precios de la Dinamica.

¿Qué diferencias hay entre de esta serie?

Para que la comparación tenga sentido, a continuación solo enumeraré las cafeteras Dinamica que son realmente diferentes entre sí. Prescindiremos de las máquinas en las que solo varía el color (reconocibles por una letra diferente después del mismo número de modelo).

El hecho de que tu cafetera sea negra o plateada es irrelevante tanto para el precio como para el expreso. Eso sí, las máquinas plateadas suelen ser más caras.

CategoríaEntrada
FabricanteDeLonghi
NombreDinamica ECAM 350.55.B
TipoCafetera superautomática
Grupo de infusión extraíble
Material de la carcasaPlástico negro
Espumador de leche Automático
Pantalla
AppNo
Perfiles de usuario
Depósito de agua1,8 l
Altura mín. de la taza8,4 cm
Altura máx. de la taza13,5 cm
MolinilloMolinillo de muelas cónicas de acero inoxidable
Recipiente para granos de café 300 g
Doble compartimento/cámara para granos No
Grados de molienda 13 niveles
Compartimento para café molido
Función «Jarra de café» No
Preparación de bebidas con un solo botón Expreso, café, capuchino, latte macchiato
Temperatura del café ajustable
Temperatura de la (espuma de) leche ajustable No
Función dos tazas
Función de agua caliente
Función de leche caliente
Dispensar solo espuma
¿Se puede usar filtro de agua? Sí (1 filtro de agua incluido)
Peso9,5 kg
Dimensiones (altura x anchura x profundidad) 34,8 x 23,6 x 42,9 cm

No hay que buscar mucho para encontrar las pocas diferencias reales entre los modelos Dinamica. Aparte del modelo Plus, se trata de las típicas características que suben el precio:

  • Bebidas preajustadas
  • Perfiles de usuario
  • Comodidad a la hora de preparar espuma de leche

También está claro por qué la Plus cuesta mucho más: se puede preparar expreso con la app, tiene una pantalla táctil TFT en vez del típico panel de control LCD y trae todavía más bebidas disponibles con solo tocar un botón.

Asimismo, dispone de más perfiles de usuario y, supuestamente, de más presión en el grupo de infusión.

Cafetera superautomática DeLonghi Dinamica: Arne posa satisfecho con un café y un latte macchiato

Eso sí, tú mismo tendrás que valorar si te merece la pena la inversión adicional. La mayor presión de la bomba es un argumento, pero tiene poca importancia.

El resultado del capuchino y el latte macchiato es el mismo que en el modelo de 15 bares, ya que una cafetera superautomática no puede utilizar esa potencia.

En los factores que son realmente decisivos la Dinamica cara se mantiene fiel a sí misma: su molinillo de precisión ajustable en 13 niveles, la cantidad de café regulable con exactitud, sus excelentes ajustes para el expreso y el magnífico paquete de prestaciones en general.

Por lo tanto, personalmente no veo ninguna razón por la que decir que el modelo Plus es mejor. No obstante, también sé que los precios de la serie Dinamica suelen oscilar bastante, así que si alguna vez encuentras una Dinamica Plus al mismo precio que la 350.55, no te lo pienses, ¡a por ella!

Sin embargo, en el caso de los modelos más simples no opino lo mismo…

¿DeLonghi Dinamica o Magnifica S?

El excelente espumador de leche integrado y configurable (el popular sistema LatteCrema) es una de las razones por los que los resultados de mi prueba son tan buenos.

Ahora bien, también te digo que puedes ignorar tranquilamente los modelos más económicos de esta serie y, en su lugar, optar por la reina de la gama baja, la DeLonghi Magnifica S ECAM 22.110.B.

Esos modelos solo traen un tubo de vapor y, por lo que respecta a las características esenciales, como son el molinillo, las opciones de configuración y el grado de molienda, estas son, una vez más, las típicas de DeLonghi.

Sin embargo, la Magnifica, que ya no está de moda, cuesta unos 100 euros menos que la Dinamica más económica, que es supuestamente más elegante.

Diseño, acabados y unidad de infusión

Por más que la pruebe, no sé por qué esta cafetera superautomática me sigue resultando tan poco agraciada. Yo creo que no se debe únicamente al habitual exceso de plástico o al abultado espumador de leche situado en la parte delantera.

Tal vez sea ese preponderante panel de control lo que me molesta. ¿O son las proporciones? De todos modos, creo que las cafeteras superautomáticas DeLonghi no suelen destacar por su belleza.

La Melitta CI Touch es un claro ejemplo de cómo la modernidad y la elegancia se pueden integrar de una manera realmente armoniosa. ¿A que admirarla resulta un placer para los ojos?

Melitta CI Touch: Arne posa feliz con su latte macchiato

Tal vez mi aversión al diseño sea también un indicio de un problema general de DeLonghi: solo en los rangos de precios más altos el acero inoxidable va ganándole terreno al horroroso plástico. Y, aun así, con cierto recelo.

Hasta la DeLonghi PrimaDonna podría tener más metal, y eso que es de gama alta. En los modelos de gama media aún puedo entenderlo, pero no me cabe en la cabeza por qué en la gama alta DeLonghi no utiliza más acero inoxidable.

DeLonghi PrimaDonna Soul: vista general con Arne sonriendo en la que se aprecia el diseño

A día de hoy sigo manteniendo que una cafetera superautomática de plástico tiene, por lo general, una vida útil más corta que un modelo de acero inoxidable.

Aunque, hasta la fecha, todas mis máquinas de plástico funcionen de maravilla (también la Dinamica), he de admitir que después de probarlas rara vez utilizo las cafeteras superautomáticas de manera continuada.

Así que, aunque al diseño y a los acabados les falte un poco de calidad, todos los componentes de la Dinamica, desde los botones hasta el molinillo, pasando por el grupo de infusión, son funcionales y están bien concebidos.

Además, no me preocupa en absoluto que haya ningún incidente durante la limpieza. En general, la Dinamica es una trabajadora incansable.

DeLonghi Dinamica: bandeja de goteo

Al mismo tiempo, si nos fijamos de nuevo en el precio, veremos muy claramente que con sus 600 euros los italianos han apostado por un mayor rendimiento, en lugar de hacer énfasis en las superficialidades.

Creo que tiene sentido ya que, a fin de cuentas, la preparación, el sabor y la calidad del expreso con solo pulsar un botón es lo único que importa.

Pequeños detalles que atenúan el entusiasmo

Lo que también importa es que una cafetera superautomática (¡que cuesta 600 euros!) no apeste cuando la desembales. Eso solo me suele pasar con las cafeteras de goteo superbaratas.

Sin embargo, el olor que despedía la Dinamica a plástico quemado fue tan notorio durante la primera prueba que no me ha quedado más remedio que incluir esta observación en la valoración.

Reconozco que el olor hace tiempo que desapareció y todo funciona como es debido. Pero si las cafeteras superautomáticas no suelen oler tanto a nuevo, tendremos que preguntarnos qué fue lo que falló en la fábrica con el modelo que he puesto a prueba.

Como puedes imaginar, antes de usarla por primera vez hice una limpieza extra a fondo. De todos modos, eso es algo que debes hacer sí o sí, pero con la Dinamica más, si cabe, porque ¿quién quiere beberse café con tufo a plástico?

Comentario adicional: muchos de mis lectores me han dicho que no podían compartir mi impresión olfativa, que para ellos la Dinamica no olía a nada. Así que tal vez mi máquina esté defectuosa de fábrica.

Configurar la DeLonghi Dinamica: cuando el expreso resulta extremadamente sencillo

Aunque una cafetera superautomática ya sea completamente funcional con los ajustes de fábrica, la mayoría de las veces con dicha configuración es muy difícil preparar un expreso, un capuchino o un latte macchiato satisfactorios.

DeLonghi Dinamica: se aprecia la crema durante la dispensación del expreso

Aquí es donde la Dinamica nos sorprende: ¡incluso con la configuración de fábrica puedes preparar bebidas muy aceptables!

Es cierto que le faltaría dispensar algo más de espuma en las tazas y que el expreso podría tener un poco más de crema y cuerpo, pero el hecho de que esta cafetera superautomática pueda utilizarse incluso sin tener experiencia previa en este tipo de máquinas es muy importante.

Configurar el grado de molienda

Aunque no quieras tocar nada, al menos reduce el grado de molienda.

Esto afecta enormemente el sabor del café y es fácil y rápido de hacer girando la ruedecita que encontrarás en el recipiente para granos hasta el nivel más fino posible (hay máquinas que se bloquean con el nivel más fino, impidiendo que salga café por el surtidor).

Recuerda, ¡solo debes llevarlo a cabo con el molinillo en marcha!

DeLonghi Dinamica: ajustando el grado de molienda con la ruedecita de ajuste

En el caso de la Dinamica, el nivel más fino posible es el nivel 1 de 13, y no el 3 o el 4, como suele ser el caso en las gamas de precios más bajas, sobre todo de esta marca.

Ajustando el grado de molienda al más fino posible logramos convertir los granos en un expreso que podría hacer honor a su nombre. Todavía estamos lejos de un expreso como el que prepara una cafetera con portafiltro, pero los resultados de la Dinamica en la taza son convincentes.

Configurar las bebidas, la preparación y el volumen de agua

Como es habitual con DeLonghi, puedes ajustar prácticamente todos los parámetros para la preparación del expreso y de las bebidas de café de forma sencilla. Para ello, el manual de instrucciones apenas te hará falta, ya que el menú y los botones táctiles hablan por sí mismos.

Para obtener una bebida óptima y un sabor perfecto puedes aumentar la cantidad de café, reducir la cantidad de agua y dejar la temperatura de la Dinamica como está.

Algunas personas se quejan de que el café no está lo suficientemente caliente, incluso cuando se ajusta la temperatura más alta posible. En ese caso, lo único que puedes hacer es utilizar tazas precalentadas.

Ajustando la intensidad del café en el panel de control

Por cierto, este dilema entre temperatura perfecta y demasiado fría no suele ser culpa de las máquinas. El café de filtro, por ejemplo, no solo parece más caliente, sino que también se infusiona a una temperatura más alta que el expreso.

Muchas personas que acaban de dar el salto a las cafeteras superautomáticas tienen que acostumbrarse al principio.

El espumador de leche con interruptor giratorio no necesita ninguna explicación. Quizás solo sea importante decir que el nivel intermedio es el mejor. No podrás hacer un flat white con él, pero sí que basta para preparar un excelente capuchino y latte macchiato.

Por lo general, si ya has manejado y configurado alguna máquina DeLonghi antes, la Dinamica no te resultará ningún desafío.

Como ya he dicho varias veces, el interior y la estructura básica de la Dinamica son exactamente los mismos que podemos ver, por ejemplo, en la ganadora de la gama baja, la DeLonghi ECAM 22.110.

Las principales diferencias se encuentran únicamente en las opciones de visualización (con pantalla o sin) y en la precisión con la que pueden ajustarse los parámetros. La cantidad de bebidas que pueden prepararse con solo pulsar un botón también estaría incluida aquí.

Hacer expreso con la Dinamica: ¡qué bien nos lo hemos pasado en la prueba!

Durante la prueba de la Dinamica comparé la DeLonghi con la Philips LatteGo, que es bastante similar, aunque la comparación esté un poco coja. La cafetera superautomática de Philips es muy mona, pero acaba pareciendo más cara que la Dinamica porque ofrece menos prestaciones.

Lo hice así, principalmente, para comparar el nivel de ruido del molinillo. Después de todo, que la máquina sea lo más silenciosa posible es uno de los elementos más importantes para ti en cualquier prueba.

Aquí podemos ver que no se trata solo de la cantidad de decibelios, sino también de la calidad del sonido. Desde el punto de vista objetivo, ambas máquinas están casi a la par, pero la cafetera Philips tiene un sonido un poco más agradable.

Sin embargo, ninguna de las dos puede competir con la ultrasilenciosa Siemens EQ9. De todos modos, prácticamente nadie puede hacerlo hasta ahora. Por lo menos no durante la molienda o la preparación.

Los molinillos de muelas cónicas de acero inoxidable son bastante ruidosos, ya sea con reducción de ruidos o sin ella.

Sin embargo, si nos fijamos en la dispensación de espuma de leche, la cafetera DeLonghi puede apuntarse un tanto por ser más silenciosa. En este caso la Philips, con su espumador de leche sin tubo flexible, se queda sin puntuar.

Arne posa feliz con el expreso

El expreso también está mucho más conseguido que con la Philips (y tantas otras marcas). Tampoco es necesario comparar mucho más. El sabor es excelente, la crema está muy bien, la temperatura es fantástica y está absolutamente delicioso, ¡así que le doy mi puntuación completa!

El mejor café para la DeLonghi Dinamica ECAM 350.55.B

Por cierto, justo antes de la prueba de la Dinamica realicé la prueba de la Melitta CI Touch, e incluso esta cafetera superautomática, que es de altísima calidad, no alcanza el mismo nivel en el expreso. Eso sí, está muy cerca.

¿Función «Café largo» y función «Jarra de café»?

Cuando los fabricantes quieren presentarnos una cafetera superautomática como una alternativa (más productiva) a una cafetera de goteo, nos hablan largo y tendido de la función «Café largo» o de la función «Jarra de café». Con la Dinamica 352.55 ocurre lo mismo que con una ESAM 5500.S o cualquier otra máquina.

La Dinamica Plus también trae la función «Jarra de café», que prepara automáticamente varios cafés largos de una sola vez. El resto de máquinas solo traen la función «Café largo», que dispensa café con una capacidad de llenado extragrande (unos 175 mililitros).

Todo esto me parece una tontería: del mismo modo que ninguna cafetera de goteo puede preparar bebidas que se aproximen al expreso, una cafetera superautomática no puede preparar bebidas cuyo sabor recuerde a las bondades del café de filtro.

El café preparado con cafetera superautomática siempre es más flojo, más aburrido. Esto se debe a las limitaciones y a las especificaciones de funcionamiento del grupo de infusión, y no se puede remediar ni en una máquina cara con 19 bares de presión ni en una más barata con 15 bares.

Los principios básicos de preparación son simplemente demasiado diferentes.

Cafetera de goteo Moccamaster: Arne observa encantado el café de filtro recién hecho

Por eso mismo, el consejo que te doy aquí es el siguiente: si te gusta el café de filtro de verdad, cómprate una cafetera de goteo. Para obtener una versión medianamente aceptable con una cafetera superautomática, prepara un expreso y luego alárgalo con un poco de agua caliente para hacer un café americano.

Tus papilas gustativas y el café en grano de calidad que has utilizado te lo agradecerán.

Hacer espuma de leche con la DeLonghi Dinamica: ¡dejen paso al capuchino y al latte macchiatto!

Por lo general, uno no se da cuenta de lo agradable que es tener un espumador silencioso hasta que vuelve a utilizar una máquina con un volumen de preparación normal. A excepción de la serie PrimaDonna de esta misma marca, ninguna otra máquina es tan silenciosa al espumar leche como la Dinamica.

Esto no solo es un puntazo en casa por la mañanas, sino también durante el día en la oficina o en cualquier negocio, aunque en realidad la Dinamica no sea una máquina muy comercial.

Sin embargo, si solo sois dos o tres personas en la oficina, no sería necesario que invirtierais más en una cafetera superautomática para vuestra cocina o rincón de descanso.

Al fin y al cabo, muchas de las (excelentes) cafeteras superautomáticas para la oficina carecen de algo que hace que la Dinamica sea tan estupenda: ¡puedes ajustar la consistencia de la espuma de leche!

Vaso de latte macchiato recién hecho sobre la DeLonghi Dinamica

Puedes elegir entre consistencia firme, intermedia y fluida, lo que también funciona sorprendentemente bien.

La espuma de leche firme es, para mí, un poco como la espuma de baño, mientras que, por el contrario, la fluida no es como imaginaba yo que fuera la espuma fluida. Para el capuchino y el café con leche el nivel intermedio es perfecto.

No hay nada que te impida mezclar diferentes consistencias y experimentar alegremente con la cafetera superautomática. La máquina te permite hacerlo. Lo único es que tardarás más y que seguirás sin tener un flat white en tu taza.

Si quieres un flat white, cómprate una cafetera con portafiltro y practica con el tubo de vapor. Una cafetera superautomática no está hecha para eso. Para todas las gradaciones de espuma intermedias la Dinamica es, en cualquier caso, una gran elección.

Incluso la temperatura, de la que muchos os quejáis, está aquí por encima de la media. La espuma está caliente sin llegar a quemarte, pero se puede beber inmediatamente.

DeLonghi Dinamica: Descalcificar y limpiar

Por supuesto, tratándose de una cafetera superautomática de más de 500 euros estás en tu derecho de esperar una buena asistencia en la limpieza.

Y, sobre todo, en lo que al espumador de leche se refiere, ya que, como es muy fácil de rellenar, invita a rellenarlo con leche cada vez en lugar de limpiarlo a fondo después de su uso.

DeLonghi Dinamica: llevando a cabo el proceso de enjuague

Para un enjuague rápido, ajusta el regulador de la espuma a la posición CLEAN y deja que el agua fluya por los tubos. Lo mejor es que lo hagas después de cada uso, así evitarás que la leche se acumule.

Eso sí, asegúrate de poner tus tazas a buen recaudo. Me ha pasado muchas veces que, sin querer, en la taza he acabado teniendo una mezcla de agua de limpieza y expreso.

DeLonghi Dinamica: Arne sujeta con las dos manos el depósito de agua extraído

Creo que es especialmente útil que el depósito de agua, el recipiente para leche y todos los componentes importantes de una cafetera superautomática puedan extraerse por la parte delantera.

Esto no solo ahorra espacio, sino que prácticamente nos invita a que limpiemos estos componentes mucho más a menudo y más a fondo.

Las cosas solo podrían ser más fáciles si la cafetera superautomática fuera capaz de meter las piezas en el lavavajillas por sí misma. Hasta entonces, la limpieza de la Dinamica seguirá siendo un juego de niños.

Oficialmente no deberías meter nada en el lavavajillas, pero el recipiente para leche, la bandeja de goteo o el depósito para posos de café pueden, en mi opinión, lavarse en el lavavajillas. El grupo de infusión, por supuesto que no… ¡ese componente debe enjuagarse a mano!

A este respecto, a continuación te dejo un consejo importante:

La Dinamica se toma especialmente en serio la cuestión de la correcta posición de reposo del grupo de infusión. No solo hay que apagar la máquina por medio del interruptor principal, sino que también hay que desenchufarla. SOLO ENTONCES podrás extraer el grupo de infusión con seguridad y volver a colocarlo sin ningún riesgo después de enjuagarlo.

Eso es lo que dice también el manual de instrucciones. Pero, por alguna razón, esta advertencia tan importante siempre se pasa por alto. Es entonces cuando se producen errores en el sistema que suelen desesperar y agobiar a los usuarios.

De hecho, creo que muchos de los problemas típicos de los usuarios, como que aparezca agua en lugares donde no debería haber o residuos de café en las rendijas de la cafetera, pueden tener su origen en un grupo de infusión mal colocado.

Y es que, al ser el corazón de la máquina, realmente necesita estar colocado exactamente como toca para que pueda hacer bien su trabajo.

Aparte de eso, no hay ninguna razón por la que la Dinamica no pueda funcionar magníficamente durante mucho tiempo. Basta con mirar la pantalla y la máquina te dirá lo que hay que limpiar, colocar o vaciar. La descalcificación es igual de fácil.

Una nota al respecto:

Aunque utilices un filtro de agua, no debes espaciar demasiado los intervalos de descalcificación.

La descalcificación no solo elimina los depósitos de cal, sino que también limpia la máquina a conciencia para que quede libre de residuos de café, grasa y aceites. Merece la pena hacerlo al menos una vez al mes, independientemente de que se trate de una Dinamica, PrimaDonna, Philips, Saeco o Melitta.

Conclusiones: ¿vale la pena comprar la cafetera superautomática DeLonghi Dinamica?

Es indudable que la DeLonghi Dinamica tiene una posición importante en mi comparativa de cafeteras superautomáticas. Esta máquina ofrece un montón de prestaciones a un precio justo y asequible y, además, viene a cubrir un montón de vacíos en el mercado.

Bebidas de café excelentes

DeLonghi Dinamica ECAM 350.55.B

¡Prestaciones de gama alta a precio de gama media!

Prestaciones bien pensadas

Expreso y espuma de leche deliciosos

Fácil de limpiar

Nivel de ruido agradable

Muy buena relación calidad-precio

Olor a plástico al desembalarla

La Dinamica te merece la pena si te apetece experimentar un poco a la hora de preparar un expreso y otras bebidas de café, y si tienes ganas de hacer pruebas con los granos y las consistencias.

Especialmente el espumador de leche hace de esta máquina una opción versátil.

Con respecto a la espuma de leche, el usuario es en cierto modo responsable de los resultados obtenidos. A pesar de ello, soy un gran fan de esta característica y, en general, de la variedad de funciones que ofrece la Dinamica.

Por otro lado, lo que digo para todas las cafeteras superautomáticas también es válido aquí: si no vas a utilizar las funciones que te ofrece una cafetera superautomática determinada, no te gastes el dinero.

Si solo te interesa obtener un buen expreso, que sea fácil de limpiar (sin mirar el manual), que tenga un grupo de infusión extraíble y, quizás, que puedas espumar leche, a lo mejor te basta con una cafetera de gama baja como es la DeLonghi Magnifica S.

¡Estáis comentando esta reseña como si no hubiera un mañana! ¡Estoy encantado, muy agradecido y espero que sigáis haciéndolo!

Suscribirme
Notificarme de
guest
71 COMENTARIOS
Más recientes
Más antiguos
Opiniones integradas
Ver todos los comentarios
Índice de contenidos