El mejor molinillo de café del 2022: eléctrico, manual, para filtro y expreso

Si quieres un café delicioso, aparte de granos de calidad necesitarás un buen molinillo. ¿En qué se diferencian un molinillo de expreso y un molinillo de café eléctrico? ¿Son buenos los molinillos manuales? ¿Cuánto dinero tengo que invertir? ¡En esta guía te lo cuento todo!

Eureka Mignon

Rommelsbacher EKM 200

Molinillo Comandante C40

Baratza Sette 270

Graef CM800

Baratza Encore

Magnífico molinillo de expreso.

Acabados que le otorgan solidez

Muy poca carga electrostática

Resultados de molienda homogéneos

Un poco caro

Ideal para iniciarte en el mundo del café recién molido.

Muy económico

Muy fácil de manejar

Fácil de configurar

Carga electrostática

La limpieza a fondo requiere manipulación

El rey de los molinillos de café manuales.

Compacto

Diseño elegante

La «navaja suiza» de los molinillos de café manuales

Precio bastante elevado

Mi molinillo favorito para expreso.

Diseño inteligente con forma de siete

Ajuste continuo del grado de molienda

Manejo muy sencillo

¡Molinillo todoterreno!

Modelo de gama baja económico

Resultado de molienda homogéneo

Pequeño y elegante

Limpieza a fondo laboriosa

El mejor molinillo de café para cafetera de filtro manual y Chemex.

Poca carga electrostática

Fácil de limpiar

Fácil de ajustar y de reajustar

No adecuado para expreso

Bastante ruidoso

Arne posa sonriente con 6 molinillos de café y sostiene 2 en las manos

Si quieres un café delicioso, aparte de granos de calidad necesitarás un buen molinillo. Tras probar exhaustivamente molinillos eléctricos y manuales, tengo mis ganadores. El mejor molinillo de expreso eléctrico para principiantes es el Graef CM800, mientras que el mejor molinillo de café manual es el Comandante, que puedes llevarte allá donde vayas.

Ambas versiones tienen sus ventajas. Los molinillos manuales son más asequibles y más ligeros, y algunos incluso son ajustables sin escalonamiento y muelen con la finura necesaria para el expreso. Los molinillos eléctricos son más cómodos, pero solo consiguen resultados de molienda muy buenos a partir de un determinado rango de precios.

Los 100 euros se consideran el límite mágico que separa los molinillos eléctricos buenos de los malos. Si bien hay molinillos económicos ideales para iniciarse en el mundo del café recién molido (como el Rommelsbacher, por ejemplo), estos pronto mostrarán sus limitaciones en términos de rendimiento de molienda y calidad de fabricación.

En realidad no importa. Los grados de molienda disponibles así como el nivel de ruido, la calidad de fabricación o la limpieza son mucho más importantes. En general, un mecanismo de molienda de discos se considera de mayor calidad. Sin embargo, esto solo es cierto para discos a partir de determinado diámetro, y estos son más caros.

«Si bebes café de cápsulas, has perdido el control de tu vida». Si bebes café hecho con granos premolidos, vas a tirar tu dinero y los aromas del café por el retrete.

Hasta los granos de café y expreso de mayor calidad pierden gran parte de sus deliciosos aromas y fragancias pocos minutos (¡!) después de la molienda.

Por eso mismo soy tan insistente diciendo que adquirir un buen molinillo de café es, por lo menos, tan importante como optar por un buen tostador de café. Y todavía más importante que el equipo para preparar café.

No es de extrañar que los principiantes se sientan abrumados por la infinita oferta de molinillos de café:

  • ¿Molinillo de café eléctrico o manual?
  • ¿Molinillo todoterreno para expreso y café de filtro o mejor uno específico para cada cosa?
  • ¿Qué tipo de mecanismo de molienda?
  • Y, sobre todo, ¿cuánto dinero invertir?

Los mejores molinillos de café: lo esencial que debes saber

Como verás, no existe el ganador definitivo de la prueba, sino que hay molinillos recomendados por categorías. Esto es así por diversos motivos, que averiguaremos a medida que avance esta guía.

Estas son mis recomendaciones (fecha de consulta de los precios: marzo de 2022):

Para principiantes:

  1. Rommelsbacher EKM 200 a prueba: pequeño molinillo de café eléctrico, ronda los 60 euros
  2. Porlex Tall: mejor molinillo de café manual, ronda los 70 euros
  3. Graef CM800 a prueba: mejor molinillo de expreso eléctrico, ronda los 160 euros

Para usuarios avanzados:

  1. Baratza Encore a prueba: mejor molinillo de café eléctrico, ronda los 190 euros
  2. Eureka Mignon a prueba: mejor molinillo de expreso, ronda los 415 euros
  3. Comandante a prueba: mejor molinillo de café manual, ronda los 290 euros

Híbridos:

  1. Melitta Calibra: molinillo de café eléctrico con balanza, ronda los 140 euros

Ya te habrás dado cuenta de que esta es una actualización de la anterior comparativa de molinillos. En esta nueva edición te presentaré nuevos modelos y me referiré a viejos conocidos, abordaré la relación calidad-precio y te ofreceré consejos que pueden resultarte útiles a la hora de comprar un molinillo.

Desde el accionamiento manual hasta el mecanismo de molienda: así es como se diferencian los molinillos

Antes de elegir los ganadores por categorías y diferenciar los molinillos de café para principiantes de aquellos para usuarios avanzados, vamos a aclarar brevemente cómo se clasifican los modelos en esta guía.

Estas categorías no nos vienen a decir nada sobre la calidad o el rendimiento, pero sí que son pistas muy importantes que pueden ayudarte a la hora de seleccionar cuál es el molinillo que más te conviene a ti.

 

Los molinillos de café manuales requieren trabajo por parte del usuario y solo son capaces de moler pequeñas cantidades de una vez. En cambio, aun siendo más económicos, suelen ser muy precisos, pueden utilizarse en cualquier lugar y no necesitan electricidad.

Los molinillos de café eléctricos hacen el trabajo por ti. Sin embargo, necesitan electricidad y suelen seguir la fórmula de: precio bajo = resultado de molienda más grueso. Por el contrario, a la hora de preparar café te facilitan la vida en muchos aspectos, aunque seas principiante.

Al igual que ocurre con las cafeteras superautomáticas, los molinillos más compactos y económicos suelen traer mecanismos de molienda de muelas cónicas de acero inoxidable, mientras que los de discos cerámicos vienen montados en dispositivos más caros. Sin embargo, hay combinaciones de todo tipo.

En las cafeteras automáticas, el mecanismo de molienda en sí no es una declaración de calidad. En los molinillos, tampoco. Los grados de molienda y la homogeneidad de los resultados son decisivos. En los modelos eléctricos el rendimiento del motor es igual de importante.

Sin embargo, si lees la palabra molinillo de cuchillas (o mecanismo de molienda de cuchillas) en la descripción de un producto, olvídate inmediatamente de él. Los mecanismos de molienda de cuchillas ni ofrecen homogeneidad ni resultados de molienda aceptables.

¿Sabes por qué? Pues porque los granos de café son literalmente destrozados. En breve te cuento más al respecto.

Los molinillos indicados para expreso son fácilmente reconocibles por su diseño alto y esbelto, así como por su estructura con un soporte (fijo) para portafiltros.

En el mejor de los casos, el mecanismo de molienda puede activarse mediante un interruptor de contacto, de modo que el café molido puede dosificarse con gran precisión.

Los molinillos indicados para café de filtro son más robustos y muelen los granos directamente en un recipiente para café molido. Suelen activarse con un botón y, a menudo, la dosificación es por tazas.

El diseño tampoco es una declaración de calidad. El hecho de que la estructura de un molinillo sea óptima para el café de filtro no significa que no sea recomendable para el expreso.

Lo mismo ocurre a la inversa. Sin embargo, el diseño tiene un impacto en el manejo y en la idoneidad para el uso diario.

Cuanta más precisión muestre un molinillo de café eléctrico en todo el proceso de molienda, mayor será su precio.

Aquí hay límites bastante bien definidos. Los molinillos de entre 50 y 100 euros están dirigidos a los principiantes y suelen ser adecuados para el café de filtro o la Chemex.

A partir de 100 euros entran en juego los molinillos de expreso para principiantes. Para usuarios avanzados empezamos a encontrar modelos interesantes a partir de los 300 euros, y para los molinillos de café profesionales apenas hay límites máximos.

Si quieres obtener buenos resultados para métodos de filtrado, los molinillos de café que rondan los 150 euros suelen ser suficientes, incluso para los expertos.

Los mejores molinillos por categorías: ganadores y alternativas

Basándonos en las categorías anteriores, resulta más fácil ser justos a la hora de evaluar un molinillo determinado. Y es que, en mi opinión, un modelo no debería tener que competir con modelos de gamas distintas o superiores.

Un molinillo de café eléctrico de unos 50 euros no puede competir con un modelo superior de Quick Mill o Mahlkönig. De todas formas, tampoco lo considero necesario. Lo único que hay que hacer es ajustar nuestras expectativas.

Aunque cada vez hay más candidatos en mi comparativa de molinillos de café, la principal recomendación dentro de una categoría concreta rara vez cambia. De esto podemos deducir algo importante:

Por una parte, que apenas hay innovaciones notables que justifiquen un cambio. Por otra, que no tienes por qué comprarte un nuevo modelo si estás contento con el que tienes. Si la calidad de los resultados y de los materiales de fabricación son las que tocan, los molinillos de café pueden durar toda la vida.

Pequeño molinillo de café eléctrico para principiantes: Rommelsbacher EKM 200

Un barista no se fijaría jamás en el Rommelsbacher EKM 200. Su precio (60 euros) es demasiado bajo (fecha de la consulta: marzo de 2022). Sin embargo, este molinillo de café eléctrico tiene una verdadera razón de ser y yo lo recomiendo.

Se trata de un exitoso dispositivo de iniciación que te introduce en el mundo del café recién molido sin necesidad de conocimientos de ningún tipo.

Rommelsbacher EKM 200

Ideal para iniciarte en el mundo del café recién molido.

Muy económico

Muy fácil de manejar

Fácil de configurar

Resultados de molienda bastante homogéneos

Carga electrostática

La limpieza a fondo requiere manipulación

La cantidad de café molido la dosifica por tazas, solo hay que pulsar el botón. Su mecanismo de molienda de discos de acero inoxidable permite ajustar hasta 18 grados de molienda por medio de una rueda de ajuste que no da lugar a equivocaciones.

Aunque los resultados de molienda para el café de filtro o la Chemex tampoco son excepcionales, la diferencia con el café premolido del supermercado es enorme y permite hacer descubrimientos en el sabor.

Eso sí, olvídate de obtener la finura requerida para el expreso, pero seguro que no te sorprende. Si aún no te atreves a comprar un molinillo de verdad, el Rommelsbacher EKM 200 es un buen punto de partida.

A menudo se dice que el Melitta Molino es un competidor directo. Sin embargo, este no ha pasado la prueba. El molinillo de café Severin KM 3873 también es popular, pero tampoco me ha convencido.

Mejor molinillo de café manual para principiantes: Porlex Tall

En realidad, el Porlex Tall, que ronda los 70 euros (fecha de la consulta: marzo de 2022), no es un auténtico ganador en la categoría de molinillos manuales para principiantes. Eso sí, es bastante representativo de muchos modelos similares.

Arne posa sonriente con el molinillo Porlex Tall

Cuesta un poco más que otros molinillos manuales recomendables, pero tiene un molinillo de muelas cónicas cerámicas de alta calidad y una carcasa muy robusta con mucho acero.

El comportamiento de la manivela —es decir, la relación entre la longitud y el manejo de la manivela con respecto al rendimiento de molienda por revolución— es muy convincente en todos los grados de molienda.

Al igual que muchos molinillos de café manuales, el Porlex también se las arregla bien con los grados de molienda finos necesarios para el expreso. Y si quieres moler café para la cafetera moka o similares, aún es capaz de moler más fino.

El único argumento en contra de este molinillo manual para principiantes si lo usas para café de filtro (y métodos por el estilo) son las grandes cantidades de café molido necesarias. Y es que te costará un rato. Y los brazos se te cansarán. No hay otra.

Si quieres gastarte menos dinero, he probado el molinillo Groenenberg y está bien. De todos modos, Groenenberg es un proveedor fiable y asequible de equipos de café.

Primer plano de un molinillo Groenenberg

De la misma marca también tenemos el Porlex Mini, pero es demasiado compacto para moler con rapidez. Por lo demás, es tan convincente como su hermano mayor.

Mejor molinillo de expreso eléctrico para principiantes: Graef CM800

Si quieres moler los granos de expreso con la homogeneidad adecuada directamente en un portafiltro, tenemos que superar la barrera de los 100 euros.

Tanto las muelas cónicas como los discos de molienda deben ser capaces de acercarse lo suficiente entre ellos y moler los granos rápidamente. Y el motor ha de ser potente. Cuanto más tiempo esté el café procesándose, más aroma se perderá.

El Graef CM800, con mecanismo de molienda de muelas cónicas de acero inoxidable, es un clásico de la gama baja para expreso. Con un precio que ronda los 160 euros, lo considero el punto de referencia dentro de esta categoría (fecha de la consulta: marzo de 2022).

Mi equipo lleva usándolo desde hace años y, hasta la fecha, nunca ha dado problemas.

Graef CM800

¡Molinillo todoterreno!

Modelo de gama baja económico

Resultado de molienda homogéneo

Pequeño y elegante

Buen suministro de piezas de repuesto

Muchos grados de molienda (40)

Limpieza a fondo laboriosa

Oficialmente tiene 40 grados de molienda, pero permite un ajuste fino adicional del mecanismo de molienda superior que nos da aún más sutilezas.

Este molinillo se toma muy en serio lo de moler fino, ya que puede con todo —desde el café molido más fino hasta el más grueso—, pero sus resultados son más uniformes para los grados de molienda finos que para los gruesos.

Sus mayores problemas son el nivel de ruido, la carga electrostática y algunas peculiaridades, que trato en detalle en la propia reseña.

Mejor molinillo de café eléctrico para usuarios avanzados: Baratza Encore

Mira que me esfuerzo por encontrar alternativas al Baratza Encore, pero no es tan fácil. Este molinillo de café eléctrico está especializado en café de filtro y variedades similares y, realmente, es un fenómeno haciéndolo.

Baratza Encore

El mejor molinillo de café para cafetera de filtro manual y Chemex.

Poca carga electrostática

Fácil de limpiar

Fácil de ajustar y de reajustar

Compacto y estable

Café molido homogéneo

No adecuado para expreso

Bastante ruidoso

Su precio ronda los 190 euros (fecha de la consulta: marzo de 2022), lo que ya es una cifra importante en comparación con los precios de la gama baja. Eso sí, deja bien claro por qué es una recomendación que nunca pasa de moda.

Sus pros: mecanismo de molienda de muelas cónicas de acero inoxidable ajustable en 40 niveles, poca carga electrostática, dosificación individual, fácil manejo y resultados de molienda muy homogéneos. Su contra: el nivel de ruido.

Al igual que el Graef CM800, el Baratza Encore es un verdadero animal trabajando y te será fiel durante mucho tiempo.

Algunas alternativas como el Solis Scala Plus lo intentan pero, en mi opinión, no son tan convincentes en su relación calidad-precio.

Mejor molinillo de expreso para usuarios avanzados: Eureka Mignon

Liderando esta categoría podríamos encontrarnos también el Baratza Sette 270W, que ronda los 560 euros (fecha de la consulta: marzo de 2022). Este modelo me ha convencido por su calidad casi profesional y, de hecho, es mi molinillo principal para el expreso.

Sin embargo, el Sette, con balanza incorporada y un diseño revolucionario sin espacio muerto (en breve te cuento más sobre este aspecto), está continuamente agotado.

Baratza Sette 270W

Mi molinillo favorito para expreso.

Diseño inteligente con forma de siete

Ajuste continuo del grado de molienda

Manejo muy sencillo

Sin espacio muerto

Mínima carga electrostática

Calidad profesional al alcance del consumidor

El Eureka Mignon, con mecanismo de molienda de discos de acero inoxidable, es mucho más antiguo y menos revolucionario, pero no por ello peor. Al contrario.

Es el molinillo que he tenido mucho tiempo en mi cocina junto a mi cafetera espresso antes de que el Sette lo sustituyera, y podría volver allí en cualquier momento.

Este molinillo ultracompacto y de elevadísima calidad es capaz de moler con la finura que el expreso requiere a un nivel competitivo. Es silencioso, extremadamente duradero y fácil de limpiar. Y todo ello por solo 415 euros (fecha de la consulta: marzo de 2022).

Eureka Mignon

Magnífico molinillo de expreso.

Acabados que le otorgan solidez

Muy poca carga electrostática

Resultados de molienda homogéneos

Molienda esmerada

Fácil de limpiar

Un poco caro

El Eureka Mignon es un molinillo con un montón de acero que es recomendable para todo aquel que sepa lo que es realmente el café molido fino. Por supuesto, también se puede utilizar para el café de filtro, pero su construcción y su diseño están hechos adrede para el portafiltro.

La interacción especial de todos los componentes de un producto es lo que lo hace recomendable o no. En el caso de los molinillos de café, no se trata solo de las ventajas objetivas, sino que también depende mucho de la intuición del usuario a la hora de utilizarlos.

Mejor molinillo de café manual para usuarios avanzados y profesionales: Comandante C40

Sin duda, hay que ser un trotamundos o un auténtico friki del café para gastarse 300 euros en un molinillo manual.

Yo soy ambas cosas, y por eso nunca me cansaré de elogiar lo bueno que es el molinillo de café Comandante C40 (tanto en su versión MK3 como MK4), con mecanismo de molienda de muelas cónicas de acero inoxidable.

Molinillo Comandante C40

El rey de los molinillos de café manuales.

Compacto

Diseño elegante

La «navaja suiza» de los molinillos de café manuales

Excelentes resultados de molienda

Fabricado con componentes de calidad

Precio bastante elevado

Ningún molinillo manual tiene una manivela tan ergonómica y eficiente ni ofrece resultados de molienda más rápidos o más uniformes. Y, además, sirve para cualquier método de preparación del café. De ahí que podamos aceptar que su peso no sea tan liviano ni su precio tan asequible.

Este molinillo de café mecánico no ha reinventado el proceso de molienda, pero lo ha elevado al mejor nivel mecánico hasta la fecha con una de las carcasas más duraderas de la historia. No estoy exagerando.

Molinillo de café eléctrico con balanza: Melitta Calibra

Si un buen café en grano y un buen molinillo de café son importantes, una balanza de café tampoco puede faltar en tu cocina.

No basta con moler los mejores granos con el grado de molienda perfecto. Hay que saber cuánto café molido se necesita para un capuchino o una prensa francesa Bodum, por ejemplo.

Arne posa sonriente con una prensa francesa y una taza de Coffeeness

Si no tienes ganas de entretenerte con una balanza —que, además, es un dispositivo bastante caro—, puedes recurrir a los molinillos con balanzas incorporadas, como el Melitta Calibra, con mecanismo de molienda de muelas cónicas de acero inoxidable.

Aunque ese molinillo no es un fuera de serie, desde el principio me convenció en muchos aspectos.

Arne posa sonriente con el molinillo Melitta Calibra

Por unos 140 euros (fecha de la consulta: marzo de 2022), tienes un molinillo de café para amantes de los métodos de filtrado que pesa con mucha precisión, trae varios programas de molienda (por peso o tiempo) y una pantalla clara.

Aunque los granos de café no lloren de alegría con el rendimiento de molienda y el café molido resultante, los resultados son más que satisfactorios, y así te ahorras tener que adquirir un dispositivo adicional.

Sin embargo, al igual que en otras categorías de productos, la funcionalidad híbrida siempre implica tener que hacer concesiones. Por eso mismo, este molinillo no supera la gama baja.

¿Qué molinillo es apropiado para cada método de preparación de café?

Los mismos granos de café pueden desarrollar aromas completamente diferentes dependiendo del grado de molienda. Cuanto más fina sea la molienda, mayor será la superficie de extracción.

Arne posa con el molinillo Baratza Encore y diferentes ejemplos de grados de molienda distintos

Dependiendo de método de preparación, el café molido pasa más o menos tiempo de contacto con el agua y tiene mayor o menor superficie de extracción. En el mejor de los casos, la relación de todas estas variables será perfecta.

Si estás buscando un molinillo de café manual o eléctrico, lo primero que debes preguntarte es cómo prefieres preparar tu café molido. Para determinados métodos, bastará con un molinillo que no sea perfecto o un modelo económico con pocas opciones de ajuste.

Molinillo para hacer expreso con la cafetera con portafiltro

El tiempo de contacto más corto entre el agua y el café molido se da en la cafetera espresso. Además de esto, necesitamos presión. Por ello, el café molido debe molerse con especial finura y homogeneidad, así como dosificarse adecuadamente.

Como ya he mencionado antes, las muelas cónicas o los discos de molienda deben ser capaces de acercarse mucho entre ellos. Y necesitamos poder ajustar el grado de molienda con mucha precisión: hasta la más pequeña desviación tiene un gran impacto en el sabor.

Un molinillo manual económico suele arreglárselas mejor que un molinillo eléctrico de café de precio medio. Cuando no hay motor, se tiene más influencia sobre el mecanismo de molienda. Dado que la cantidad de llenado del portafiltro es limitada, tampoco hay que darle demasiadas vueltas a la manivela.

Si prefieres un molinillo eléctrico de café, decántate por modelos con soporte para portafiltros e interruptor de contacto o que traigan función de molienda bajo demanda o por tiempo (ajustable por segundos a ser posible), y gástate, por lo menos, 100 euros.

En el campo de los molinillos de café manuales, mi recomendación es, por supuesto, el Comandante. Eso sí, no tengo absolutamente nada en contra de los modelos robustos de las gamas de precios inferiores. En el campo de los eléctricos, un buen molinillo de expreso debería funcionar, por lo menos, como el Graef CM800.

Molinillo para hacer expreso con la cafetera moka Bialetti

Las cafeteras moka como las de la marca Bialetti también requieren un grado de molienda fino, que debe estar ligeramente por encima del nivel de la cafetera con portafiltro. Por ello, para elegir el molinillo adecuado aquí se aplican los mismos requisitos básicos.

Arne posa sonriente con una cafetera moka en la mano

Sin embargo, creo que no tiene sentido comprar un molinillo de café de precio elevado (como, por ejemplo, de marcas como  Smeg) para usarlo solo con la Bialetti. Esta preparación es bastante imprecisa en sí misma, por lo que también te perdona que los granos no hayan sido molidos de manera uniforme.

De ahí que los modelos eléctricos asequibles no sean una idea descabellada. El molinillo de café Rommelbacher EKM 200, que cuesta menos de 60 euros, es una buena opción en este caso. Su mecanismo de molienda muele con la finura suficiente, aunque sus resultados no sean recomendables para un verdadero expreso.

Arne posa sonriente con el molinillo de café Rommelsbacher EKM 200

Molinillo para la cafetera de filtro manual

Para mí, el método de filtrado manual es la preparación que mejor te permite experimentar todos los matices de sabor de un grano de café. Para ello, necesitamos moler una cantidad de café bastante limitada con un grado de molienda medio.

Si entendemos el filtro de mano como una herramienta de precisión, soy de la opinión de que no bastará con un molinillo medianamente bueno.

Al igual que en el caso del expreso, aquí es esencial que los granos se muelan con una homogeneidad absoluta, que la dosificación sea correcta y que la molienda sea rápida.

Por lo tanto, lo ideal es que tus granos de café se muelan en un molinillo manual con un manejo estupendo o en un molinillo apto para café de filtro con un rendimiento adecuado. La cantidad de llenado no solo debe ser ajustable por tazas, sino que queremos que indique los gramos con precisión.

Puedes optar por un molinillo de café con balanza integrada (véase el Melitta Calibra), adquirir un modelo como el Baratza Encore con una balanza aparte o darte un capricho y decantarte por modelos más recientes como el molinillo de café Mahlkönig Vario Home V3, con mecanismo de molienda de discos.

Molinillo para Chemex

La única diferencia real entre una cafetera de filtro manual y una Chemex es la cantidad de llenado habitual por extracción. El grado de molienda y los requisitos del molinillo siguen siendo los mismos.

Arne posa con un par de cafeteras Chemex de varios tamaños y una taza de Coffeeness

No obstante, la capacidad habitual de una Chemex, que suele ser de un litro por jarra, descalifica a cualquier molinillo manual. A menos que te apetezca moler a mano unos 65 gramos de café. Y, además, con la mayor rapidez posible para que el calor no arruine el aroma de los granos.

De ahí que en este caso prefiramos la electricidad y apostemos por clásicos como el Baratza Encore y cualquier molinillo aceptable para café de filtro con mecanismo de molienda de discos cerámicos o muelas cónicas de acero inoxidable de calidad y un motor potente.

Molinillo para cafetera de goteo: ¡la Moccamaster se lo merece!

Cuando pronuncio las palabras cafetera de goteo y molinillo en la misma frase, muchos todavía me miran con recelo. Después de todo, las cafeteras de goteo de Melitta y similares se inventaron para usar con café premolido.

Aunque sea así, es una tontería. Con la llegada de la Moccamaster, lo que era una preparación poco esmerada dejó de serlo, y el café de filtro hecho con esta cafetera pasó a ser elegante; tanto, que no tiene nada que envidiarle al preparado con filtro manual.

Para ello, utilizamos granos de café de calidad y los molemos justo antes de la preparación. No hay más que decir.

Arne posa sonriente con la cafetera de goteo Moccamaster y varios tipos de filtros

Al igual que sucede con la Chemex, la cantidad de preparación habitual en una cafetera así es bastante alta. Por lo tanto, un molinillo manual acabará desquiciándote. Además, de algún modo esto contradice la filosofía de una cafetera de goteo, que lo que pretende es supuestamente ahorrarte trabajo.

La buena noticia es que aquí también funcionan bastante bien los molinillos de café económicos, tipo Rommelsbacher o Rosenstein & Söhne, ya que la mayoría de cafeteras de goteo no son tan precisas como el filtro manual (a excepción de la Beem Basic Selection Pour Over, quizás).

Molinillo para prensa francesa

La prensa francesa es un método de inmersión total y, por tanto, presenta el mayor tiempo de contacto entre el café molido y el agua. De ahí que baste con un café molido con grado de molienda de medio a grueso.

En comparación, se suele decir que las cafeteras de émbolo son un método de preparación muy tosco que solo resalta los aromas superficiales.

Aunque esto sea cierto, el café hecho con prensa francesa a mí parece fascinante y se acerca mucho al método que utilizan los profesionales para degustar el café de especialidad. Así que casi no hay nada más puro, directo y, por tanto, inequívoco que esto.

El grado de molienda apto para la prensa francesa lo consigue cualquier molinillo que no sea un completo fracaso. Manual, eléctrico, caro, barato… no importa. El Rommelsbacher EKM 200 es tan recomendable como el Baratza Encore.

Arne posa sonriente con el molinillo Rommelsbacher EKM 200

Para este método de preparación no se necesitan molinillos de café profesionales caros. Los molinillos manuales también funcionan, ya que también hay cafeteras de émbolo de capacidad menor.

Molinillo para AeroPress

La AeroPress tiene muchos fans, ya que se permite preparar un café único con un sabor muy característico y ofrece muchas posibilidades de experimentación. También es el método de preparación perfecto para llevarte allá donde vayas.

Arne posa sonriente con una AeroPress y una taza de Coffeeness

El grado de molienda de fino a medio también se puede conseguir con molinillos eléctricos, pero en este caso creo que la mejor recomendación es un molinillo manual, ya que es totalmente suficiente y tiene mucho sentido sobre todo si utilizas la AeroPress de viaje o fuera de casa.

Hay muchos modelos que están bien, pero supongo que no te sorprenderá que mi preferencia sea el Comandante.

Molinillo para percolador

No hace mucho probé el C3 Percolator Basic y debo admitir que me tiene enamorado. El café se prepara según el principio de la Bialetti, pero la capacidad es mayor.

El aroma está a medio camino entre el café hecho con prensa francesa y el de filtro. El grado de molienda óptimo para el café molido también se encuentra en algún punto intermedio.

Primer plano del C3 Percolator Basic junto con un paquete de café de Coffeeness

En mi equipo hay algunos fans de los percoladores. Y, no te lo pierdas: el molinillo que usan para ello es un antiguo molinillo que extrajeron de una cafetera superautomática DeLonghi. Y se ve que funciona perfectamente.

Un grado de molienda de medio a grueso es fácil de conseguir. El Rommelsbacher también dio buenos resultados para ello en la prueba.

Por lo tanto, basta con utilizar un molinillo de café eléctrico de precio asequible. Dado que el percolador necesita bastante café molido, un molinillo manual no sería la opción más acertada en este caso.

Mecanismo de molienda, manejo, rendimiento: ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar un molinillo?

Ya hemos mencionado muchos puntos que distinguen a los molinillos de calidad de aquellos menos aceptables. Lo más importante es que tengas clara tu preparación habitual y que decidas si te conviene más un molinillo eléctrico de café o uno manual.

En general, cualquier modelo debe tener un concepto coherente y moler los granos de café con rapidez, que se genere poco calor y que el manejo sea fácil. Los mejores molinillos se caracterizan por cumplir los siguientes puntos en la medida de sus posibilidades (esto es, según su precio):

  1. El grado de molienda se puede ajustar sin escalonamiento
  2. El proceso de molienda es rápido y bastante silencioso
  3. El molinillo es estable y se sostiene con seguridad sobre la superficie de trabajo
  4. El motor y el mecanismo de molienda no calientan el café molido
  5. La carga electrostática es escasa o inexistente
  6. Los ajustes son lógicos y comprensibles

¿Qué mecanismo de molienda es el mejor?

Se suele decir que entre un mecanismo de molienda de muelas cónicas de acero inoxidable y uno de discos cerámicos hay una gran diferencia en términos de calidad, pero yo no sería tan simplista. Hay muchos matices.

Ambos tipos tienen sus ventajas y sus desventajas, y en los rangos de precios más bajos encontramos incluso formas mixtas.

Un molinillo manual Groenenberg, por ejemplo, trae un mecanismo de molienda de muelas cónicas cerámicas, mientras que un Rommelsbacher trae uno de discos de acero inoxidable.

El mecanismo de molienda de discos se considera la mejor opción para una molienda fina y homogénea con una generación de calor muy baja. Sin embargo, el diámetro de los discos y el número de revoluciones son decisivos para ello. Los molinillos con mecanismos de molienda de discos también necesitan ser más grandes, sobre todo si están accionados por motor.

El molinillo manual Comandante también tiene un mecanismo de molienda de discos pero, si lo comparas con otros colegas manuales, verás que es más grande.

En el mecanismo de molienda de muelas cónicas, los granos de café pasan por el extremo ancho de la pieza con forma de cono y van cayendo hasta que salen por el extremo estrecho.

Este tipo de mecanismo de molienda es más compacto y, a menudo, más económico, y se supone que calienta menos los granos durante la molienda. Aunque sea de acero inoxidable. Para ello, el motor debe ser potente, pero no hace falta que lo sea tanto como si fuera de discos.

Los mecanismos de molienda de muelas cónicas no suelen poder ajustarse sin escalonamiento. Sin embargo, este tipo de mecanismo tiene la ventaja de lograr con mayor facilidad el grado de molienda para el expreso, ya que los granos recorren toda la longitud del cono y, por tanto, suelen molerse con más finura que en un disco de poca calidad.

Como puedes ver, en el mundo de los mecanismos de molienda no todo es blanco o negro. Depende mucho de la calidad de fabricación.

De todas formas, ya sabes que la forma del mecanismo de molienda por sí sola no influye en absoluto en la calidad del café molido, sino que se trata de una suma de muchos factores.

Por ello, es importante tener en cuenta todo el conjunto: el mecanismo de molienda, el motor y el diseño del molinillo.

No quería acabar esta sección sin mencionar brevemente los molinillos de cuchillas, que encontramos por doquier en el segmento de precios más bajo.

Te habrás dado cuenta de que NO te estoy enlazando ningún molinillo de este tipo, porque es que realmente no puedo recomendárselo a nadie.

Un mecanismo de cuchillas funciona como una batidora de vaso, o mejor dicho, es el mismo mecanismo que se utiliza en las batidoras de vaso. Se trata de un par de cuchillas giratorias que trocean al azar los granos de café que van pillando dentro del recipiente. 

Primer plano de las cuchillas de la batidora de vaso Bosch SilentMixx Pro

Algunas partes se pulverizan, otras permanecen gruesas. O sea, lo que vendría siendo una molienda muy poco homogénea.

No te lo vas a creer pero he leído comentarios de gente que muele el café y la pimienta con el mismo molinillo. La verdad, yo así no puedo…

Una anécdota: descubrí en casa de mis padres un molinillo del año de la polca que pertenecía a mi abuela, un Krups Type309. Estos dispositivos son prácticamente indestructibles. Me imagino que este molinillo de café de cuchillas habrá molido café durante un puñado de décadas.

¿Cuántos grados de molienda son realmente necesarios?

Cada grado de molienda adicional te da otorga más libertad con tus granos de café.

Aunque a veces menos es más, sí que es cierto que para obtener la finura necesaria para el expreso cada grado de molienda extra muchas veces es determinante para una extracción perfecta.

Primer plano de la escala de ajuste del grado de molienda del molinillo Melitta Calibra

Ten en cuenta que cada tueste nuevo que queramos probar requiere un proceso de molienda optimizado especialmente para él, incluso con un grado de molienda medio. Por lo tanto, más es más, pero también cuesta más.

¿Qué material es el mejor?

Mientras que el mecanismo de molienda está hecho de acero inoxidable o de cerámica, sobre todo los molinillos económicos suelen traer mucho plástico en la carcasa, el recipiente para granos, la tapa, etc.

El problema es que el plástico se carga electrostáticamente y el café molido se queda adherido. Esto dificulta la dosificación y ensucia en seguida los molinillos.

Otros aspecto es lo que se conoce como espacio muerto: dependiendo del diseño del molinillo, a menudo quedan muchos restos de café o expreso en las proximidades del mecanismo de molienda.

En la mayoría de los casos, esta zona no es accesible ni cuando se limpia, lo que hace que se desperdicie café y, de nuevo, contamina el molinillo.

Los molinillos de café de calidad resuelven mucho mejor el problema del espacio muerto que los modelos más baratos, ya que contienen más acero inoxidable que plástico y también están diseñados de forma más inteligente.

¿Qué funciones adicionales son interesantes?

Las dos funciones de dosificación más importantes de un molinillo de café se denominan Grind on Time (molienda por tiempo) y Grind on Demand (molienda bajo demanda). La primera de ellas consiste en un temporizador que hace que el molinillo se apague después de un intervalo de tiempo preprogramado.

Los molinillos de café eléctricos económicos muelen el café utilizando la dosificación por tazas, como podemos ver claramente con el Rommelsbacher EKM 200, por ejemplo.

Rommelsbacher EKM 200: primer plano de la rueda de ajuste de la cantidad de café molido

La ventaja es que con establecer el número de tazas deseado, arreglado; no hay que preocuparse de nada más. La desventaja es que solo se puede influir en la cantidad deseada de café molido de forma indirecta, deteniendo el proceso de molienda antes de tiempo.

Los molinillos de mayor calidad traen opciones directas de ajuste del tiempo de molienda o permiten la molienda bajo demanda.

Se trata básicamente de una conexión directa entre el mecanismo de molienda y el pulsador o interruptor de contacto: el mecanismo de molienda solo funciona cuando se acciona el interruptor.

En teoría, en este caso habría que utilizar la balanza de café o un molinillo con balanza incorporada (véase la Melitta Calibra). No obstante, como ya he dicho, los mejores molinillos no necesitan balanza ni pantalla, sino que se preocupan por ofrecer más grados de molienda y un mayor rendimiento.

Ajustar el molinillo correctamente: algunos consejos

Lo ideal es reajustar el molinillo de café con cada nuevo grano y tueste. Por ejemplo, lo notarás cuando, de repente, la nueva mezcla de café empiece a salir del molinillo con mayor o menor rapidez aun con el mismo ajuste. 

Por eso mismo, no soy el único que posee varios molinillos de café. En las cocinas de los baristas amateurs es fácil ver al menos un molinillo de expreso y uno para café de filtro.

Si te tomas un expreso hecho con cafetera con portafiltro con la misma frecuencia con la que te tomas un café hecho con prensa francesa —por poner un ejemplo—, no te quedará otra que tener dos molinillos.

Que los dos modelos deban ser gama alta es lo discutible. En mi opinión, tener un molinillo de expreso de calidad es mucho más importante que un buen molinillo de café. Para garantizar que tus granos se muelan de forma óptima, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. No todos los modelos tienen marcas claras para el grado de molienda correcto. Especialmente si hay muchos grados de molienda, te aconsejo hacer una marca en el anillo o escala de ajuste del grado de molienda con un rotulador permanente, y así te resultará más fácil y rápido volver a encontrar los ajustes, incluso después de la limpieza.
  2. Ajusta el grado de molienda en los pasos más pequeños posibles y, entre ajuste y ajuste, comprueba los resultados en la taza. Esto puede llevarte un buen rato, especialmente con las sutilezas para el expreso. Las recomendaciones generales para el grado de molienda son las siguientes: para la Chemex, no es necesario empezar por el nivel más fino, sino empezar por el medio. Para el expreso, según la escala, debes empezar tres niveles por encima de la posición más fina.

Para comprobar si los ajustes del molinillo son los correctos, confía en tus ojos.

Un café de filtro como toca se reconoce por tener mucho cuerpo y no ser demasiado oscuro, con una tonalidad de color que oscila entre el ámbar y el azúcar quemado, según el tueste. En cuanto a la velocidad de filtrado, el flujo de café debería ser constante pero sin caer de golpe.

Si el agua fluye demasiado rápido es porque el grado de molienda es demasiado grueso. Si no ocurre casi nada durante la infusión incluso después de humedecer el café molido (blooming o floración), es que es demasiado fino.

Si el café está muy amargo puede ser el resultado de un grado de molienda que, sin querer, es demasiado fino.

Si bien es muy fácil reconocer en la taza cuándo el grado de molienda para el expreso es perfecto, encontrarlo es dificilísimo.

Sin duda alguna, será demasiado fino si ves que al café molido le cuesta salir o si sale con grumos del conducto de salida para ir a parar al portafiltro. Si cae con demasiada facilidad, es que es demasiado grueso.

A la hora de optimizar la molienda para el expreso es vital llevar a cabo los cambios en los pasos más pequeños posibles. Este ajuste gradual es más importante aquí que en cualquier otro método de preparación.

Si tienes un molinillo sin escalonamiento, solo tienes que mover el dial con un breve movimiento del pulgar (a menos que los ajustes sean totalmente erróneos).

Limpiar el molinillo

Un molinillo de café es menos propenso a la acumulación de suciedad que una cafetera de goteo con molinillo o una cafetera superautomática. No obstante, los granos de café siempre sueltan aceite durante el proceso de molienda.

Por eso mismo, aquí tampoco te vas a librar de la limpieza, pero es bastante fácil y puede hacerse de dos maneras:

  1. Realizar ciclos de molienda con gránulos de limpieza especiales para molinillos, granos de limpieza o similares
  2. Desmontar y aspirar el molinillo

Yo prefiero la segunda opción, porque se puede hacer sin problemas en la mayoría de modelos (en los rangos de precios más altos).

Uno de los dos componentes del mecanismo de molienda (muelas cónicas o discos) es móvil y puedes extraerlo del mecanismo de molienda siguiendo las instrucciones de uso. Para ello, primero debes retirar el recipiente para granos y —posiblemente— desbloquear un par de mecanismos.

Frota las partes extraíbles con un cepillo o enjuágalas brevemente; el resto lo puedes limpiar con una aspiradora. Al volver a montarlas, asegúrate de que las piezas estén colocadas correctamente ya que, de lo contrario, los anillos o los conos podrían dejar de engranar correctamente.

La primera opción es popular porque te ahorras tener que desmontar el molinillo. Está bien, pero me parece más económico el método manual. Y así me aseguro de hacer una limpieza muy a fondo.

A menudo nos olvidamos de limpiar el recipiente para granos, pero ahí también se acumula mucho aceite. Te aconsejo que lo desmontes, lo limpies a mano con detergente apto para alimentos y lo dejes secar bien antes de volver a colocarlo.

Molinillo KitchenAid: primer plano del recipiente para granos

Sé que hay un montón de molinillos que todavía no he probado. Me encantaría que en los comentarios me sugirieras molinillos que te gustaría que probase. Intentaré satisfacer tus deseos, como el genio de la lámpara. ¡Ten paciencia, poco a poco lo conseguiré!

Suscribirme
Notificarme de
guest
2 COMENTARIOS
Más recientes
Más antiguos
Opiniones integradas
Ver todos los comentarios
Índice de contenidos