Cafetera Philips 2200 a prueba: el fabricante brilla en lo simple

Después de trabajar como barista profesional durante muchos años, Arne Preuss fundó Coffeeness en 2008.

¿Es solo mi impresión o a Philips le cuesta consolidarse en el mercado de las cafeteras superautomáticas? Puede que debido a la supremacía de marcas como DeLonghi o Melitta, a Philips no le quedaban muchas opciones en el terreno de las cafeteras superautomáticas de gama baja.

Arne posa sonriente con la cafetera superautomática Philips EP2220/10 SensorTouch

¿Es solo mi impresión o a Philips le cuesta consolidarse en el mercado de las cafeteras superautomáticas? Puede que debido a la supremacía de marcas como DeLonghi o Melitta, a Philips no le quedaban muchas opciones en el terreno de las cafeteras superautomáticas de gama baja.

Philips ha logrado posicionarse en buen lugar con el espumador de leche sin tubo flexible «LatteGo», especialmente con la cafetera Philips 3200, pero por lo demás la empresa se ha mantenido sin un perfil claro, aburrida y sin ningún valor intrínseco real.

Sin embargo, con la entrada en escena de la cafetera Philips serie 2200 las tornas podrían cambiar. Porque esta pequeña máquina de algo más de 300 euros le está haciendo la competencia a un verdadero clásico de mi comparativa de cafeteras superautomáticas: la antiquísima DeLonghi Magnifica S.

Y ya sabes que para mí la DeLonghi Magnifica es un punto de referencia en términos de buen expreso y buena espuma de leche preparados con una máquina económica fabricada de plástico.

No te creas que el modelo de Philips te ofrece mucho más. Solo que es un poco más nuevo, algo más adaptado a nuestro tiempo y nos presenta algunas particularidades.

Con esto acabamos de inaugurar el duelo «barato contra barato». Si quieres saber quién ganará la batalla, sigue leyendo esta reseña.

¡Aire fresco para la gama baja!

Cafetera Philips 2200

Philips brilla en lo simple.

Manejo fácil e intuitivo

Temperatura de las bebidas adecuada

Buen expreso y espuma de leche

Excelente relación calidad-precio

Recipiente para granos bastante grande

Bomba algo ruidosa

Toda de plástico

Cafetera Philips 2200: lo esencial que debes saber

Plástico, plástico y más plástico: cada centímetro cuadrado de la superficie de la cafetera Philips serie 2200 está hecho de plástico. Incluso detalles que pueden ser de metal, como por ejemplo la tapa de la bandeja de goteo, aquí solo están hechos de plástico.

CategoríaEntrada
FabricantePhilips
NombreEP2220/10
TipoCafetera superautomática
Grupo de infusión extraíble
Material de la carcasaPlástico negro
Espumador de lecheManual
PantallaNo
AppNo
Perfiles de usuarioNo
Depósito de agua1,8 l
Altura máx. de la taza 15 cm
MolinilloMolinillo de discos cerámicos
Recipiente para granos de café275 g
Doble compartimento/cámara para granos No
Grados de molienda 12 niveles
Compartimento para café molido
Función «Jarra de café»No
Preparación de bebidas con un solo botónExpreso, agua caliente, café
Temperatura del café ajustableSí (3 niveles)
Temperatura de la (espuma de) leche ajustableNo
Función dos tazas
Función de agua caliente
Función de leche caliente
Dispensar solo espumaNo
¿Se puede usar filtro de agua?
Peso7,5 kg
Dimensiones (altura x anchura x profundidad)37,1 x 24,6 x 43,3 cm

Esto es, por supuesto, una clara característica de la gama de precios en que se encuentra esta cafetera. Pero al menos esta montaña de plástico no apesta a nada cuando la desembalas.

Por lo demás, a primera vista el diseño de la cafetera Philips 2200 es una versión reducida de la ya mencionada Philips serie 3200 EP3246/70. En este caso también tenemos un panel de botones táctiles que dominan la parte frontal de la máquina.

Manejo de la cafetera Philips 2200: primer plano del panel de control

Desde lejos estas dos máquinas parece que tengan pantalla. Pero solo son luces de fondo, escalas luminosas y botones táctiles. Sin embargo, tengo que admitir que con un panel de control así no echo de menos una pantalla.

Después de todo, no hay mucho que ajustar y puedes ver exactamente lo que estás haciendo en cada momento.

En lugar del espumador integrado sin tubo flexible, esta máquina de 300 euros únicamente trae un tubo espumador manual. Además, esta cafetera solo puede preparar dos variantes de café directamente: café o expreso, eso es todo. Con la serie 3200 podías preparar cuatro.

Arne espuma leche con la cafetera Philips 2200

Por cierto, a Philips también le chifla confundir al cliente, porque en una sola página de productos de Amazon se muestran tres dispositivos diferentes con distintos precios:

En las dos cafeteras que estamos contrastando, la Philips está a la par con la DeLonghi en el molinillo, que se puede ajustar con bastante precisión. El de DeLonghi tiene 13 niveles y este trae 12.

DeLonghi ha montado un molinillo de muelas cónicas de acero inoxidable, mientras que Philips ha optado por un molinillo de discos cerámicos. Más adelante veremos si esto se nota de alguna manera.

Para mi gusto, el recipiente para granos de café de Philips es un poco demasiado grande, pero por lo demás todos los componentes parecen muy bien concebidos.

Creo que es excelente poder ajustar fácilmente todos los aspectos importantes para preparar un buen expreso (temperatura, cantidad de llenado, cantidad de café). En particular las cafeteras automáticas de alta calidad suelen ser mucho más complejas.

Primer plano del recipiente para granos de café de la Philips 2200

Por todo lo que acabamos de exponer, tenía claro desde el principio que la relación calidad-precio de esta cafetera Philips de gama baja era absolutamente correcta.

Tal y como sucede con DeLonghi, tienes que prescindir de la comodidad de un espumador de leche automático, pero el panel de control está muy bien concebido y te ofrece un mapa muy claro del funcionamiento de la máquina.

Eso sí, con la DeLonghi puedes ajustar los parámetros del expreso con mayor precisión.

Configurar la cafetera Philips 2200: una concepción un poco distinta

Por alguna razón, Philips va por su cuenta con la cantidad de dispensación preestablecida y el nivel de llenado es mucho más bajo de lo normal. Es bastante raro que yo tenga que aumentar la cantidad de dispensación al configurar una cafetera automática por primera vez.

Las opciones de ajuste para la cantidad de café son bajo, medio y alto, y solo se puede programar la cantidad máxima predeterminada de una bebida. No sé qué sentido tiene esto. Pero bueno, ha funcionado, eso sí, siguiendo el manual de instrucciones.

Por lo demás, he podido configurar esta máquina Philips sin problemas y de manera fácil, y ese es uno de los puntos más importantes cuando evalúo cafeteras en este rango de precios.

Configurar el molinillo: ¡típico de los utilitarios!

Una cafetera superautomática con 12 niveles de molienda y un molinillo de discos cerámicos es un buen reclamo, y sobre todo una declaración de guerra a DeLonghi. Los italianos presumen de ofrecer máquinas con 13 grados de molienda en todas las categorías de precios. Nadie más se atreve a hacer eso.

Al igual que DeLonghi, Philips también fracasa un poco en los niveles más finos, por lo que prefiero que mi cafetera Philips serie 2200 empiece a trabajar en el nivel 3 de 12, tal y como ocurre con el modelo de DeLonghi.

Arne sostiene en la mano una pastilla de café

En un utilitario como el que tenemos delante es muy fácil que se produzcan atascos o que la bomba se sobrecargue, entre otros. Y debemos evitarlo a toda costa.

Y hay algo que debemos tener claro: el amplio rango de niveles de molienda también es un poco de marketing para atraer a la gente hacia las máquinas de gama baja, haciendo ver que tienen algo de idea sobre cómo preparar café.

El ajuste se realiza pulsando y girando la rueda de configuración del molinillo situada en el compartimento para granos de café, que solo debes regular con la máquina en marcha y, por supuesto, nunca con el compartimento vacío.

Configurar el expreso: cualquiera puede hacerlo

Cuando hice mi comparativa de cafeteras superautomáticas me acostumbré a usar siempre los ajustes aproximados para un expreso doble, porque la mayoría de las máquinas tienen un nivel de llenado mínimo demasiado alto.

Con esta Philips no habría tenido ese problema, pero para poder hacer la comparación, una vez más lo he unificado a 40 mililitros.

Dispensando un expreso con la cafetera Philips 2200

Adicionalmente, he regulado la escala de tres niveles correspondiente al máximo y, con ello, he modificado la cantidad de café y la temperatura. Ha sido muy fácil con las teclas táctiles del panel, que tienen una iluminación muy clara.

Hacer expreso con la cafetera Philips 2200: está logrado, pero no lo borda

Lo que más me ha impresionado ha sido la temperatura del expreso preparado, que después de todo está muy por encima del caldo tibio que ofrecen la mayoría de cafeteras automáticas y también de cafeteras con portafiltro de gama baja.

Primer plano de un expreso recién hecho con la cafetera Philips 2200: vista desde arriba

Mi expreso ha salido relativamente claro y la crema conseguida tampoco era demasiado impresionante. Como he utilizado un tueste bastante claro, no tiene por qué ser necesariamente un problema de la máquina, aunque creo que puede haber influido que el grado de molienda era demasiado grueso.

Por cierto, el molinillo tiene un sonido bastante agudo, pero bueno, diría que el nivel de ruido es intermedio.

En comparación, la bomba es el elemento más ruidoso.

Este es un problema típico de las cafeteras de gama baja de Philips. Sé de conocidos que se deshicieron en su momento de cafeteras expreso Philips automáticas modelo HD por ese motivo. Pero también he de decir que eran muy sensibles.

Café de Coffeeness específico para cafeteras superautomáticas

Hacer espuma de leche con la cafetera Philips 2200: nada complicado, no hace falta ser un experto

Muchos usuarios se sobresaltan cuando tienen que usar un tubo espumador manual. Pero con una jarra en condiciones no hay problema en hacer una buena espuma de leche a mano.

Con esta máquina expreso Philips automática debes proceder de la siguiente manera: llenas la jarra de leche, insertas el tubo en el centro de la jarra, pulsas el botón de vapor, a continuación pulsas el botón de inicio/parada y esperas hasta que la jarra se caliente.

Preparando espuma de leche con la cafetera Philips 2200

Sin necesidad de ser un barista, puedes obtener un volumen decente con una consistencia aceptable. Podría darte algunos trucos para que la espuma de leche te salga mejor con el tubo espumador de una cafetera automática, pero creo que es una tontería en este caso.

Vertemos en un vaso la espuma preparada con la cafetera Philips 2200

Y esto es así porque el tubo espumador solo tiene un radio de acción muy limitado y el volumen de vapor que puede producir es predecible. Esta es una razón importante por la que la microespuma elaborada con una cafetera superautomática de gama baja tan solo es cuestión de suerte.

Por lo tanto, no te compliques demasiado las cosas, seguro que el resultado dejará satisfechos a la mayoría.

Limpiar la cafetera Philips 2200: como era de esperar, coser y cantar

No necesito decir mucho sobre la limpieza básica y la descalcificación de la máquina expreso Philips 2200 automática: funciona bien y es sencillo de hacer.

Arne muestra el grupo de infusión extraído de la cafetera Philips 2200

Como siempre, el grupo de infusión se puede limpiar porque es extraíble, y eso se hace apagando la máquina, abriendo la puerta de servicio, retirando el grupo de infusión y enjuagándolo bajo el grifo.

Y para el resto de componentes lo mismo: depósito para posos de café, bandeja de goteo y depósito de agua.

Para descalcificar la cafetera Philips 2200, sigue el manual de instrucciones y presta atención a las indicaciones habituales sobre la dureza del agua.

El depósito de agua está hecho de un plástico ligeramente flexible, pero al mismo tiempo muy estable.

Arne muestra el depósito de agua extraído de la cafetera Philips 2200

Este plástico permite que el depósito sea fácil de manipular al extraerlo, limpiarlo y volverlo a colocar. También tengo la impresión de que este plástico no se romperá si se cae. Casi todos los demás depósitos de agua son superdelicados.

Conclusiones sobre la cafetera Philips 2200: no es la mejor, pero me ha dejado satisfecho

Me temía tener que reescribir mi comparativa de cafeteras superautomáticas para darle a la cafetera Philips 2200 su merecido puesto como la mejor cafetera superautomática por 300 euros.

¡Aire fresco para la gama baja!

Cafetera Philips 2200

Philips brilla en lo simple.

Manejo fácil e intuitivo

Temperatura de las bebidas adecuada

Buen expreso y espuma de leche

Excelente relación calidad-precio

Recipiente para granos bastante grande

Bomba algo ruidosa

Toda de plástico

Sin embargo, esta corona todavía pertenece a DeLonghi Magnifica S (¡pero ha ganado por los pelos!).

El modelo Philips es un poco más tosco en la preparación de bebidas y las opciones de ajuste, también un poco más ruidoso y no tan convincente en lo que al resultado de las bebidas se refiere.

Sin embargo, es mucho más moderno y da el pego, porque colocado en tu cocina no parece que sea el montón de plástico barato que es. Sé que esto no dejan de ser cosas de diseño, pero son importantes para muchos. También encuentro que la cafetera Philips 2200 es más intuitiva y fácil de usar.

Así que te toca a ti decidir: ¿prefieres que sea fácil de manejar o que el resultado de las bebidas sea muy convincente? Tanto la nueva Philips como la clásica DeLonghi son dos máquinas que están muy bien. ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

Suscribirme
Notificarme de
guest
16 COMENTARIOS
Más recientes
Más antiguos
Opiniones integradas
Ver todos los comentarios
Índice de contenidos