Cafeteras DeLonghi: ¡estas cafeteras superautomáticas son todoterreno!

No sé cuántas veces he tenido que revisar este artículo. Nada más decido que esta o aquella cafetera DeLonghi es ganadora de la prueba en un determinado rango de precios, va y a los italianos les da por sacar una nueva máquina.

DeLonghi comparativa de cafeteras superautomáticas

No sé cuántas veces he tenido que revisar este artículo. Nada más decido que esta o aquella cafetera DeLonghi es ganadora de la prueba en un determinado rango de precios, va y a los italianos les da por sacar una nueva máquina.

A veces solo cambia el recipiente para leche o ponen el programa de descalcificación en un menú diferente. Otras veces solo añaden un nuevo color o un nuevo término de marketing (por ejemplo, «One Touch» en lugar de «la espuma de leche y el café salen por la misma boquilla»).

Estas máquinas sienten un amor sobrenatural por los números de serie incomprensibles que ningún ser humano puede distinguir. Aun así, casi todas las categorías que encontrarás en mi comparativa de cafeteras superautomáticas 2021 están actualmente encabezadas por un modelo de DeLonghi. Y si no las lideran están muy arriba.

En el pasado, los italianos solo tenían voz y voto en la gama baja. Ahora están haciendo incursiones en la gama media, alta e incluso en la de lujo. Digamos que hoy en día es completamente normal realizar una comparativa entre una cafetera superautomática de DeLonghi y una cafetera superautomática Jura, por ejemplo.

¿Qué es lo siguiente que está por venir? ¿Una máquina DeLonghi con conexión de agua fija para la hostelería?

Pues, señores, no es tan descabellado, porque cada cafetera que sale al mercado va un poco más lejos en términos de innovación y penetra en nuevos segmentos de mercado. Y, si comparamos los precios, las cosas siguen favorables a DeLonghi.

Puedes comprar prácticamente a ciegas y estar seguro de que obtendrás un excelente latte macchiato, expreso y capuchino en tu taza con todo el confort necesario.

¿Cómo es posible? ¿Qué hace tan interesante a cualquier cafetera superautomática DeLonghi? ¿Qué máquinas deberías conocer, cuáles son las que hacen el mejor expreso, café y capuchino? Y, lo más importante, ¿cómo diferenciar las interminables versiones de cada modelo?

¡Respondamos a estas preguntas!

De la ECAM 22.110.b a la Primadonna Soul: lo esencial que debes saber sobre las cafeteras superautomáticas DeLonghi más importantes

Con modelos como la ESAM 5500S (Perfecta) y la ECAM 22.110 (Magnifica S) hace aproximadamente una década DeLonghi se labró una sólida reputación como proveedor de cafeteras de gama baja y fabricante de máquinas de plástico. En ese entonces, hablar de conexiones de agua y de hostelería habría sido totalmente ridículo; así es como eran las cosas en aquellos tiempos: la gente estaba aprendiendo sobre cafeteras superautomáticas, por lo que bastaba con ofrecer una cafetera superautomática con grupo de infusión, depósito de agua y espumador de leche manual que costara poco y que pudiera hacer café con solo pulsar un botón.

Cafetera superautomática DeLonghi ECAM 22.110.B: preparar espuma de leche

Pantalla, espumador de leche automático, menú atractivo, programa de limpieza oculto o tantas especialidades de café automático como sea posible. Va a ser que no.

Aunque ahora todo el mundo tiene un recipiente para leche favorito e incluso pide cosas como el apagado automático antes de comprar en MediaMarkt, el segmento de cafeteras superautomáticas de gama baja no ha cambiado ni se ha movido de donde estaba.

Sin embargo, esa no es razón por la que estar de morros.

Ten en cuenta que la pantalla táctil, la función «Jarra de café», la espuma de leche ajustable o la pantalla a todo color son prestaciones que simplemente no están en la gama baja. Y una cafetera DeLonghi nos sigue recordando todavía hoy que esas cosas no importan. Además de verdad.

Cafetera superautomática DeLonghi Maestosa: pantalla táctil

Lo principal es moler los granos de café lo más finamente posible, que el grupo de infusión garantice la presión correcta para preparar el café en la taza y listo. Una buena limpieza y un programa de descalcificación a fondo también son importantes, el resto es cosa tuya.

Creo que fue en la feria tecnológica de Berlín IFA 2017 cuando me quedó claro que el fabricante ya no estaba interesado en la gama baja. Que si nos íbamos a tomar un latte macchiato de DeLonghi, en adelante iba a tener el mismo prestigio que la competencia.

Aunque al principio pareciera curioso, este cambio de imagen ha tenido éxito. Actualmente recomiendo cinco máquinas DeLonghi que representan cada rango de precios, así que deberías conocerlas y examinarlas de cerca:

  • DeLonghi Magnifica ECAM 22.110: esta cafetera superautomática es la más exitosa y cuesta aprox. 300 euros.
  • DeLonghi Dinamica ECAM 350.55.B: esta cafetera superautomática es un punto de referencia para las máquinas de aprox. 500 euros.
  • DeLonghi PrimaDonna: esta cafetera superautomática es un clásico de la gama alta de DeLonghi y cuesta aprox. 1000 euros.
  • DeLonghi Maestosa: esta cafetera superautomática supone una gran revolución y tiene un precio extraordinariamente elevado.
  • DeLonghi PrimaDonna Soul: esta cafetera superautomática es un cruce muy logrado entre la Maestosa y la PrimaDonna.

Además del top five, también hay cafeteras menos asombrosas que llevan tiempo en el mercado y que están clasificadas en mi comparativa de cafeteras superautomáticas de una manera más discreta. No tengo nada en contra de la mayoría de ellas, pero prefiero poner mis granos en otros modelos.

Cafeteras superautomáticas DeLonghi ordenadas por precio y año del modelo: accede a todas mis pruebas

Para ser honesto, estoy elaborando esta comparativa también para mí, porque necesito tener una visión general, ver qué máquinas de la marca ya he probado y cuál es mi opinión sobre ellas. Voy a presentarte once cafeteras DeLonghi ordenadas según el precio e indicando su año de lanzamiento y sus prestaciones.

Cafetera superautomática DeLonghi ECAM 350.55.B: latte macchiato

Si buscas información precisa sobre la molienda, sobre cómo preparar un capuchino automático u otros detalles, la encontrarás en las reseñas correspondientes de cada una de las máquinas.

La lista puede volver a cambiar de hoy para mañana, aunque por experiencia los modelos de los italianos suelen ser más eternos que los de la competencia. Sin embargo, esto no se aplica a todas las series sin restricciones.

Las siguientes máquinas solo están disponibles a través de terceros proveedores:

  • DeLonghi ESAM 2900
  • DeLonghi Magnifica ESAM 3500 S

Cafeteras superautomáticas DeLonghi de aprox. 300 euros: ¡la DeLonghi Magnifica S es imprescindible!

En la gama baja, DeLonghi sigue siendo uno de los pocos fabricantes que se puede tomar en serio. Y es que no se me ocurre ninguna cafetera superautomática que ronde los 300 euros que pueda competir con la oferta de DeLonghi.

Si quieres comprar una cafetera superautomática por primera vez y no necesitas un recipiente para leche con luces de discoteca o un sofisticado sistema LatteCrema, te puedo decir que nunca te equivocarás con una cafetera superautomática DeLonghi.

DeLonghi Magnifica S ECAM 22.110.B: la mejor cafetera superautomática pequeña de aprox. 300 euros

Cafetera superautomática DeLonghi ECAM 22.110.B: vista general de Arne

La cafetera superautomática DeLonghi Magnifica S ECAM 22.110.B salió al mercado en 2011 y sigue costando unos 300 euros. En teoría, esa sería una razón para ignorarla.

No obstante, en este rango de precios esta pequeña cafetera de plástico con boquilla para espuma manual lo hace todo bien: tiene un molinillo de muelas cónicas de 13 niveles, prepara un café y expreso aceptables, es fácil de manejar y es perfecta para cualquier persona que viva sola.

El café molido podría ser un poco más fino, pero es que el grado de molienda más fino sobrecarga el molinillo. Para la espuma de leche necesitas tener un poco de práctica, y este modelo no es que pueda autolimpiarse demasiado.

Pero, a diferencia de muchos otros modelos antiguos, la Magnifica mini sigue estando disponible y siempre hay promociones en el precio. Eso dice mucho de su estatus de clásica.

DeLonghi ESAM 3000.B: una máquina innecesaria

Cafetera superautomática DeLonghi ESAM 3000.B: vista general de Arne

DeLonghi lleva también desde 2011 tratando de convencernos, con la cafetera superautomática ESAM 3000.B, de que hay una diferencia significativa entre los modelos ECAM y ESAM. Y hasta la fecha no lo han logrado.

En términos de café, expreso y precio, las ESAM (más antiguas) son irrelevantes, mientras que las cafeteras superautomáticas ECAM siempre son un acierto. ¿Estaba pensado para que fuera así? Ni idea.

La ESAM 3000 cuesta poco más de 300 euros y todavía está disponible, sin embargo, no hay ninguna razón por la que deberías comprarla.

DeLonghi ESAM 3200: buen intento

La DeLonghi ESAM 3200, lanzada en 2012, también demuestra que mi tesis ESAM-ECAM es correcta. Esta máquina solo cuesta alrededor de 300 euros pero tampoco nos ofrece ninguna razón para comprarla.

Las diferencias con su hermana la ESAM 3000 están ahí, pero en cualquier caso resultan desventajosas para la 3200.

Cafeteras superautomáticas DeLonghi de aprox. 500 euros: nuevo impulso gracias a la Dinamica

Tengo una tesis rápida: solo la cafetera superautomática DeLonghi Dinamica ha demostrado cuánto potencial hay realmente en el rango de precios alrededor de 500 euros. Algunas clásicas como la Siemens EQ 3 o la Melitta Caffeo CI tienen un precio similar, pero siempre tendrás que hacer pequeñas concesiones. Las cosas estaban claras antes:

Si quieres más, tendrás que pagar más.

Pero entonces llegó la aguafiestas de la Dinamica y cambió las cosas.

DeLonghi Dinamica ECAM 350.55.B: una de las mejores cafeteras superautomáticas de la clase media

Cafetera superautomática DeLonghi ECAM 350.55.B: vista general de Arne

A día de hoy sigo locamente enamorado de este modelo del 2016. La DeLonghi Dinamica ECAM 350.55.B es una de las mejores cafeteras superautomáticas de alrededor de 500 euros y ofrece una calidad excepcional.

Estoy seguro de que en otra máquina pagarías más por los 13 niveles de molienda (en el molinillo de muelas cónicas) y la cantidad de opciones de ajuste que trae esta cafetera, que además te permite configurar el espumador automático (sistema LatteCrema), manejarla a través de una moderna pantalla y tener total libertad en la preparación.

La Dinamica es un modelo de referencia:

Esta cafetera superautomática es capaz de hacer tanto como algunas de las grandes, pero solo cuesta como una máquina de gama media.

Por supuesto que DeLonghi, con esto, se ha tirado piedras contra su propio tejado, porque tiene otros modelos que ya no tienen una verdadera razón de ser en esta gama.

DeLonghi ECAM 23.420.SB: inadvertidamente buena en el expreso y la espuma de la leche

Cafetera superautomática DeLonghi ECAM 23.420.SB: vista general de Arne

La cafetera superautomática DeLonghi ECAM 23.420.SB lleva en el mercado desde 2010 (¡!) y ha pasado prácticamente desapercibida en la gama de máquinas de aprox. 500 euros. Está bien en el mejor sentido de la palabra, aunque parezca descabelladamente antediluviana si la comparamos con la actual gama de productos.

DeLonghi ECAM 23.466.B: preparación bien concebida, funciones que te dejan indiferente

Cafetera superautomática DeLonghi ECAM 23.466.B: vista general de Arne

No estoy muy seguro de lo que este modelo de 2015 por más de 500 euros trata de decirme. La DeLonghi ECAM 23.466.B está bien concebida, pero me resulta indiferente, especialmente en comparación con la Dinamica.

Cafeteras superautomáticas DeLonghi desde 1000 euros: cómo la Soul y la Maestosa han cambiado las cosas

Para mí (y para ti), las cafeteras superautomáticas que cuestan más de 1000 euros siempre deben venir acompañadas de una explicación, ya que ese precio resulta difícil de justificar. Con los italianos, sin embargo, no tengo ese problema.

En vista del alto rendimiento y de la calidad que ofrecen las cafeteras superautomáticas de gama alta de DeLonghi en lo que a café, latte macchiato, etc. se refiere, ¡esos precios me parecen hasta baratos!

DeLonghi PrimaDonna: serie casi indescifrable con cafeteras superautomáticas excepcionales

Cafetera superautomática DeLonghi PrimaDonna: vista general de Arne

El nombre de esta serie de cafeteras superautomáticas que rondan los 1000 euros está bastante bien elegido, pero al principio te mantendrá ocupado durante horas para intentar descifrar las distintas versiones del modelo.

En cada versión clásica, la elegante DeLonghi PrimaDonna ofrece la mezcla idónea de esnobismo y arrogancia, diseño y aroma, manejo, limpieza y rendimiento.

Una PrimaDonna está a la altura de modelos de Siemens o Miele, solo que ofrece más por menos.

DeLonghi Maestosa: y entonces todo cambió

Cafetera superautomática DeLonghi Maestosa: vista general de Arne

Si te soy sincero, de verdad te digo que yo quería odiar con todas mis fuerzas este modelo de 2019 que se lanzó por un precio de 2500 euros. Porque un precio así es de locos.

Pero la DeLonghi Maestosa es, hoy por hoy, la primera cafetera superautomática del mundo con dos molinillos controlables electrónicamente (la Jura Z8 ha seguido el ejemplo). Además, presenta una altísima calidad, es fácil de usar y también hace un café, expreso y capuchino excelentes.

Reconozco que se trata de una máquina excepcional, eso sí, tienes que rascarte el bolsillo.

DeLonghi PrimaDonna Soul: innovación y precio justo

Cafetera superautomática DeLonghi PrimaDonna Soul: vista general de Arne

Si a DeLonghi no se le hubiera ocurrido sacar la PrimaDonna Soul, creo que el mundo se habría perdido un gran invento.

Esta cafetera superautomática representa lo último de lo último y combina el innovador molinillo electrónico de la Maestosa con el confort y el lujo de la PrimaDonna. Y todo ello a un precio asequible.

Me encanta la Soul por su alto rendimiento con un solo botón, la utilísima app Coffee Link, y todas las opciones que trae, que hacen feliz incluso a un profesional. Yo me sorprendo utilizándola cada vez más a menudo… ¡porque es que me parece superdivertida!

La receta del éxito del café con un solo botón: ¿qué hace DeLonghi en comparación con el resto?

Las marcas de cafeteras son como las personas. Siemens es como el profesor que está apartado del mundo y que siempre tiene algo inteligente que aportar. Las cafeteras superautomáticas Melitta son como la madre atenta que siempre te echa una mano. Saeco es el actor que, pasados sus años de gloria, ahora solo recibe papeles secundarios.

Antes, para mí DeLonghi solía ser como aquel que intenta ir de gala con ropa de saldo sabiendo que ese no es su lugar. Sin embargo, en los últimos tiempos las tornas han cambiado, porque cada nueva cafetera superautomática que ha lanzado al mercado ha demostrado que DeLonghi se ha convertido en una marca empoderada por mérito propio.

Las cafeteras superautomáticas DeLonghi son ahora un poco como los productos de Apple, excepto por el hecho de que producen menos furor en los usuarios y ofrecen unas características más convincentes por un precio equilibrado.

A continuación enumero todos los aspectos que podemos pedirle a una cafetera superautomática:

  1. Hasta el modelo más barato tiene como mínimo 13 niveles de ajuste del grado de molienda.
  2. La temperatura, la intensidad del café y la cantidad de llenado siempre son ajustables.
  3. Si trae un espumador de leche automático, el usuario tiene que poder configurarlo.
  4. Las dimensiones son relativamente compactas.
  5. El precio siempre está por debajo del precio habitual en su gama.
  6. Ofrece resultados constantemente buenos para el expreso, el café y la espuma de leche.
  7. No es necesario tener cerca el manual de instrucciones: el manejo es intuitivo la mayoría de las veces.
  8. La limpieza es fácil y minuciosa: el grupo de infusión es extraíble.
  9. Las opciones tecnológicas (app, etc.) son siempre opcionales, nunca obligatorias.
  10. El diseño es cada vez más moderno, sin renunciar al estilo DeLonghi.
  11. Las reparaciones y los repuestos son asequibles.

Los majísimos responsables de prensa de DeLonghi me confirmaron en la IFA 2019, por ejemplo, que los cambios que está llevando a cabo DeLonghi son enormes. Sin embargo, si bien los italianos quieren deshacerse de su fama de marca barata, siguen fabricando cafeteras superautomáticas a un precio justo, por lo que al parecer les está costando sentirse cómodos en su nuevo rol.

Cafetera superautomática DeLonghi Maestosa: recipiente para granos

Por ejemplo, en el terreno de los granos de café de comercio justo el enfoque de la empresa familiar es francamente nefasto, y sigue sin saber cómo presentar la tremenda funcionalidad de sus máquinas a un público objetivo joven y con voluntad de comprar.

Además de la cuestión de los granos, encontramos los siguientes aspectos criticables desde el punto de vista funcional en una cafetera superautomática DeLonghi:

  1. El molinillo, el grupo de infusión y la bomba se sobrecargan rápidamente en máquinas baratas si escogemos el grado de molienda más fino. El café no siempre puede molerse tan fino como se necesita para un expreso.
  2. Para cada serie la empresa lanza versiones de los modelos que no tienen sentido, abruman al cliente y lo asustan.
  3. El plástico parece el comodín en las cafeteras de precio bajo y hasta las máquinas de alta gama tienen demasiado plástico para mi gusto.

En especial el segundo punto me pone de los nervios. Porque esta es una táctica para crear confusión salida del neuromarketing que pretende que el usuario se gaste el dinero a causa del popular FOMO (fear of missing out o miedo a perderse algo). Si no sabes qué es lo que realmente diferencia a las máquinas, lo que harás será comprarte el siguiente producto más caro. O invertir en una actualización inútil.

Un depósito de agua un poco más grande o una pantalla con más colores, sin embargo, no son argumentos suficientes para comprarte una nueva cafetera. El recipiente para leche, las opciones de molienda y, en última instancia, el café siempre son iguales dentro de una misma serie. Mis pruebas lo demuestran una y otra vez.

Los códigos de DeLonghi: ¿qué significan los nombres de los modelos?

Como he mencionado antes, hay una diferencia entre los modelos ESAM y ECAM, con lo que cada vez es más evidente que la clase ECAM ganará la batalla a largo plazo. Esto se debe a que las mejores cafeteras superautomáticas de DeLonghi son siempre ECAM:

El modelo de lujo EPAM 960.75.GLM Maestosa es una excepción, ya que abre las puertas a una nueva gama de máquinas y, por lo tanto, merece una nueva abreviatura.

Cafetera superautomática DeLonghi Maestosa: todas las bebidas de café

Además, en DeLonghi puedes deducir la gama de precios aproximada a partir del código numérico: cuanto más alto sea el número antes del primer punto, más cara será la cafetera superautomática. Los números de tres dígitos suelen reservarse para los modelos superiores o como indicación de que se trata de un modelo ECAM reciente.

Estos números también muestran una jerarquía en las prestaciones básicas de los modelos. Por ejemplo, todas las versiones de DeLonghi se forman a partir del esquema 2X.XXX.X.

Para los números después del primer punto, parece ser al revés: si es solo de dos dígitos, el modelo es más nuevo y mejor, un valor de dos dígitos más alto indica un acabado más lujoso, más funciones y más especialidades de café programadas.

En cuanto a las combinaciones de letras del final, estoy 100 % seguro de lo que significan. No indican nada más que el color de la carcasa. La B significa negro; la MS, metal/plata; la T, titanio, etc. Como ves, las siglas se toman a partir del nombre en inglés.

No te dejes engañar por esas letras: solo porque diga «metal» no significa que la carcasa sea de acero inoxidable. Ese lujo solo está disponible a partir de 500 euros.

Tabla comparativa DeLonghi: ¿qué máquina prepara el expreso y el capuchino de manera más automatizada?

Me he divertido comparando las cuatro cafeteras superautomáticas DeLonghi más fascinantes. Aunque he de admitir que esta batalla no es justa, sí que muestra lo que DeLonghi es capaz de ofrecer constantemente y qué es aquello que justifica un salto en el precio.

 Magnifica SDinamicaMaestosaSoul
MolinilloMolinillo de muelas cónicas de acero inoxidable Molinillo de muelas cónicas de acero inoxidable 2x molinillo de discos de acero inoxidableMolinillo de discos de acero inoxidable
Niveles de ajuste del grado de molienda1313Adaptativo (tecnología Adaptive Grinding)Adaptativo (tecnología Adaptive Grinding)
Control / presentaciónBotonesBotones táctiles y pantallaPantalla táctil TFTPantalla táctil, app
Bebidas preajustadasNo4>2021
Perfiles de bebidasNo63
Intensidad de café / temperatura / cantidad de llenado ajustable
Espumador de lecheBoquilla de vaporIntegradoIntegrado y boquilla para espumaIntegrado
Capacidad del depósito de agua1,8 l1,8 l2,1 l2,2 l
Capacidad del recipiente para granos250 g300 g2 x 290 g500 g
CarcasaPlásticoPlásticoAcero inoxidablePlástico
Precio aproximado en euros en el momento de la reseña33065025001100

Conclusiones: todo bajo control

Cafetera superautomática DeLonghi ECAM 23.466: expreso listo

Si nos olvidamos del recipiente para leche, de las dimensiones del compartimento para granos de café, del moderno apagado automático y, por supuesto, de los puntos de innovación, la diferencia más importante entre las máquinas es la facilidad con la que el café molido se transforma en una bebida terminada.

DeLonghi realmente cumple los requisitos básicos que se les piden a las mejores cafeteras superautomáticas del mercado: el usuario puede ajustar con precisión los elementos más importantes para conseguir un excelente expreso hecho con cafetera superautomática.

Honestamente, ¿qué más se puede pedir?

¿Qué piensas de DeLonghi? ¿Tienes alguna pregunta? ¡Te espero ansioso en los comentarios!

Subscribe
Notify of
guest
4 Kommentare
Newest
Oldest
Inline Feedbacks
View all comments
Índice de contenidos