AeroPress: ¡todo lo que debes saber sobre este método de preparación por inmersión!

Aunque la cafetera AeroPress pueda parecer una bomba de vacío para pene, el café que prepara está muy rico. En esta reseña te explico las particularidades de este método de preparación y sus instrucciones de uso, así como por qué la AeroPress sigue siendo tendencia.

No recuerdo cuándo fue la primera vez que tuve una AeroPress en mis manos. Solo sé que me fascinó de inmediato ese extraño aparato que estaba compuesto por un montón de piezas. Sin embargo, me llevó un tiempo apreciar realmente las características especiales de este método de preparación.

Esta forma de preparar café —que es una variación innecesariamente compleja de otras opciones de preparación (más simples)— da como resultado un café completamente único que, al ser una mezcla de expreso ligero y de café de filtro a presión, pone de relieve ciertos aromas.

Esa es una de las razones por las que decidí revisar mi antiguo artículo sobre esta cafetera de precio tan asequible. Ahora la información que te doy es más clara e incluye algunas actualizaciones.

Y es que, después de unos cuantos años de uso de la AeroPress, he llegado a una importante conclusión: aunque el aparato parezca complicado, es más sencillo que otros métodos y, además, te permite preparar un montón de recetas y dar rienda suelta a la experimentación.

¿Qué es una AeroPress?

La AeroPress consta de tres componentes básicos:

  1. Cilindro de infusión
  2. Émbolo de compresión
  3. Soporte de filtro (y filtro)

Seguro que ya ves por dónde van los tiros. El cilindro de infusión está perfectamente diseñado para el método de inmersión total, por el que todos y cada uno de los gránulos de café entran en contacto constante con el agua durante todo el tiempo de infusión. En este sentido, la AeroPress es similar a la prensa francesa.

Prensa francesa: Arne posa con el café recién hecho

El émbolo de compresión también podría recordarnos al diseño de la cafetera de émbolo; no obstante, en este caso el estrecho cilindro de infusión proporciona un poco más de presión cuando el café recién hecho tiene que pasar a través del soporte de filtro. Por eso el expreso es ultraligero.

El papel de filtro no solo retiene los restos de café, sino también los aceites y las sustancias amargas, como ocurre con una cafetera de filtro manual convencional.

Estos tres puntos aportan un aroma o estilo de café que los tres métodos de preparación citados no ofrecen.

Proyecto sobre cafeína: Arne posa con las muestras de café

Prueba de ello es también mi gran estudio sobre la cafeína, en el que investigué cuánta cafeína hay realmente en un café. En términos de concentración absoluta de cafeína, la AeroPress ocupa el quinto lugar, justo detrás de todas las versiones de expreso y de la cafetera moka.

En términos de contenido de cafeína según la porción de café habitual, la AeroPress sigue ocupando el quinto lugar, superada únicamente por las variantes de cold brew y cold drip, así como por la prensa francesa.

La AeroPress fue inventada en 2006 por Alan Adler, un auténtico inventor —al más puro estilo del personaje de Disney Ungenio Tarconi— con más de 40 patentes sobre todo tipo de innovaciones aerodinámicas y electrónicas.

Creo que por eso la AeroPress tiene el aspecto que tiene y funciona como funciona. Es más compleja que una prensa francesa, pero más sencilla que una cafetera con portafiltro. Y eso hace que te apetezca probarla.

¿Qué sabor tiene el café preparado con AeroPress?

Básicamente, el café hecho con AeroPress se parece mucho al que preparamos con la prensa francesa pero, a diferencia de lo que ocurre con este método de inmersión total, gracias al filtro la AeroPress impide que lleguen restos de café a la taza.

Dado que el café se muele más fino y el agua fluye a través de ellos con la ayuda de un émbolo hacia el interior de una cámara estrecha, el estilo de café que obtenemos nos recuerda al expreso.

AeroPress: Arne se divierte

Así pues, el café obtenido con la AeroPress tiene menos cuerpo y, al mismo tiempo, nos ofrece claros matices del café de filtro sin crema.

Sin embargo, si preparas tu café con AeroPress verás que tiene más cuerpo que café el filtrado manualmente y, en términos de sabor, es más refinado que el que elabora la prensa francesa.

Pero ¡ten cuidado! Si la utilizas de forma incorrecta o te excedes en la cantidad de café por taza, obtendrás una bebida con sustancias mucho más amargas.

¿Qué café utilizar con la AeroPress?

En lo que respecta a los granos de café, puedes elegirlos con total libertad, ya que la AeroPress combina de manera muy eficaz tres métodos de preparación completamente diferentes. Como ya sabes, soy fan de las variedades más afrutadas con perfiles de tueste más claros.

Pesar los granos de café con una balanza de café

De todos modos, como el café hecho con AeroPress se parece en cierto modo al estilo del expreso, podríamos incluso plantearnos probar una mezcla que contenga robusta o, básicamente, echar un vistazo a los tuestes más oscuros.

Como hemos dicho, aquí puedes dar rienda suelta a la experimentación y, por supuesto, eso también se aplica a los granos, a la cantidad y a cualquier receta.

Preparación con AeroPress: parámetros de infusión, dosificación y recomendaciones previas

La AeroPress se compone de un total de siete piezas (incluido el filtro especial AeroPress), lo que deja claro que, durante la preparación, hay que prestar atención.

Antes de adentrarnos en las instrucciones de uso, ocupémonos de los parámetros de infusión más importantes, como son:

  • la indicación de las cantidades,
  • el grado de molienda y
  • la temperatura de infusión.

Sin embargo, con casi ningún otro método de preparación encontramos tantas normas, recomendaciones y variaciones del método original. Yo suelo utilizar esta prensa de café con aspecto de bomba de aire con los siguientes parámetros de infusión:

  • De 15 a 22 g de café por 150 ml de agua
  • Grado de molienda fino (aprox. nivel de molienda 3,5 de 10)
  • Temperatura del agua entre 80 °C y 90 °C (lo principal es que no esté muy caliente)
  • Tiempo de infusión según el método utilizado (normalmente no más de 1,5 minutos)

Al moler el café, es muy importante que tengas en cuenta el tipo de grano. Los tuestes muy claros de pronunciada acidez necesitan un grado de molienda algo más grueso que las variedades con notas de frutos secos.

Comparación del grado de molienda con molinillo de café Solis

Recuerda que, cuando utilices un grado de molienda más grueso, debes aumentar un poco la dosis, de modo que la superficie disponible para la extracción siga siendo la misma.

Sin embargo, no te olvides de que solo es mi recomendación, por lo que también puedes experimentar con el tamaño del grano y la fuerza de compresión resultante. Al fin y al cabo, este es un aparato que se presta estupendamente para ello.

¿Qué filtros utilizar para la AeroPress?

He leído que hay gente que reutiliza los filtros de papel hasta que se deshacen. En principio, si eso no le resta sabor o lo altera, no veo ningún problema.

No obstante, una vez que las fibras de papel se han hinchado, por desgracia ya no tienen la misma capacidad de absorción ni la misma permeabilidad. Los poros se obstruyen rápidamente con los aceites del café. De todos modos, puedo entender que es molesto estar comprando filtros nuevos continuamente.

Eso sí, ten en cuenta que los filtros originales de AeroPress salen bien de precio (a unos 0,018 € el filtro) y los tienes en paquetes de diferentes unidades. Si prefieres no generar residuos, también puedes optar por comprar filtros metálicos.

Un juego de cuatro filtros permanentes para AeroPress con poros de distinto grosor cuesta actualmente unos 12 euros. Hay ofertas de filtros individuales para AeroPress a partir de unos cuatro euros.

Lo principal es que el diámetro del filtro se adapte perfectamente al soporte de filtro para que no se escape café sin filtrar por los lados. Visto así, también podrías recortar un filtro estándar Melitta o Hario a medida. Pero nadie lo hace.

Instrucciones de uso de la AeroPress: el modo clásico

El método clásico, que encontrarás descrito en el manual de instrucciones de la cafetera AeroPress original, consta de diez pasos que debes seguir —al menos inicialmente— para lograr una extracción óptima:

Aeropress: añadir agua utilizando una balanza de café
  1. Coloca el filtro en su soporte.
  2. Humedece el filtro en su conjunto (filtro y soporte) con agua caliente y enróscalo en el cilindro de infusión.
  3. Coloca el cilindro de infusión sobre la taza que vayas a utilizar.
  4. Añade el café molido en el cilindro de infusión.
  5. Vierte agua caliente hasta la marca central.
  6. Remueve enérgicamente durante 10 segundos (con la ayuda del removedor que viene incluido).
  7. Llena la AeroPress con agua hasta la marca superior.
  8. Introduce el émbolo de compresión en el cilindro empujándolo suavemente y súbelo ligeramente para crear un vacío.
  9. Espera aprox. entre 30 y 55 segundos.
  10. Presiona el émbolo de compresión lentamente hacia abajo hasta que la junta de goma casi alcance el café molido.

Si te parece que el café que acabas de preparar está demasiado fuerte, puedes alargarlo con agua en la taza y obtener un americano hecho con AeroPress. Otra opción es dejarlo infusionar menos rato en el paso 9 la próxima vez.

Para la limpieza, lo único que tienes que hacer es desenroscar el soporte de filtro y expulsar los restos de café molido y el filtro con un movimiento enérgico.

Otro consejo: si humedeces un poco el émbolo de compresión, te resultará más fácil presionarlo hacia abajo y, así, el movimiento será más suave y uniforme.

Recetas con AeroPress: la técnica invertida

En el mundo de la AeroPress hay un montón de recetas diferentes. De entre ideas como el bypass y otros métodos populares, la llamada técnica invertida es mi favorita y la única que utilizo para prepararme café con AeroPress.

Las instrucciones son las siguientes:

  1. Introduce el émbolo de compresión brevemente dentro del cilindro de infusión.
  2. Pon la AeroPress boca abajo.
  3. Añade el café molido.
  4. Coloca el filtro en su soporte.
  5. Humedece el filtro en su conjunto (filtro y soporte) con agua caliente.
  6. Vierte agua caliente en el cilindro de infusión hasta la marca superior (el 1 del revés).
  7. Remueve enérgicamente durante 10 segundos (con la ayuda del removedor que viene incluido).
  8. Déjalo infusionar de 30 a 55 segundos.
  9. Coloca el soporte de filtro (con el filtro) sobre la AeroPress (desde arriba).
  10. Coloca la taza boca abajo sobre toda la estructura.
  11. Sujetándolo con firmeza, dale la vuelta a todo.
  12. Presiona el émbolo de compresión lentamente hacia abajo hasta que la junta de goma casi alcance el café molido.

El truco de la posición invertida hace que, en conjunto, el café tenga más cuerpo. Además, aunque no lo parezca, es más fácil de manejar. Para la limpieza, el procedimiento es el mismo: desenroscar el soporte de filtro,  expulsar los restos de café molido y el filtro con un poco de brío y ¡listo!

Preparar cold brew con AeroPress: la versión fría

Aunque estemos en octubre, parece que aún nos quedan algunos días de calor, por lo que me apetece tomarme un cold brew coffee.

Cold brew coffee con limón

Y, por supuesto, también puedo preparármelo en la AeroPress. Por si te sirve de ayuda, he escrito una guía sobre cómo hacer cold brew con AeroPress. Los ingredientes más importantes y los parámetros de infusión en frío son:

  • Un poco de film transparente
  • 20 g de café recién molido grueso (por taza)
  • 220 ml de agua fría
  • De 10 a 24 horas de tiempo

El grado de molienda grueso adapta la extracción a este periodo de infusión tan largo (el tamaño de los gránulos de café es más o menos equivalente al utilizado con una jarra de Karlsbad). Por lo demás, el procedimiento es casi como el de la técnica invertida en caliente:

Image
  1. Añade café a la AeroPress
  2. Vierte agua hasta la mitad
  3. Remueve
  4. Vierte el resto de agua

Sin embargo, en este caso, en lugar de colocar el soporte de filtro con el filtro al final, primero se pone film transparente sobre el émbolo y luego se enrosca el soporte.

¿Y por qué lo hermetizamos? La idea es garantizar que, literalmente, el cold brew no se oxide durante un tiempo de infusión tan largo. Esto no solo es indeseable, sino que tampoco es bueno desde el punto de vista de la higiene.

Cuando la infusión se realiza en una jarra de cold brew, se utiliza una tapa.

Arne posa con una jarra de cold brew

Una vez transcurrido el tiempo de infusión, puedes retirar el soporte de filtro, así como el film, y colocar un filtro normal. A continuación, dale la vuelta y presiona el émbolo directamente sobre un vaso frío (con cubitos de hielo, a ser posible).

En cualquier caso, este cold brew es más fuerte que las otras versiones, por lo que puede ser buena idea alargarlo con tónica o preparar con él otras bebidas de autor. También puedes utilizar leche de almendras fría o simplemente agua.

Bebida de autor: nitro cold brew

Ventajas e inconvenientes de la AeroPress: ¿es adecuada para mí?

Además del factor experimentación y de su estética de laboratorio, la AeroPress ofrece los siguientes argumentos de peso para su compra:

  • Gracias al (feo) plástico, te la puedes llevar donde quieras.
  • Todas sus piezas caben en una bolsita.
  • Puedes utilizarla tanto al aire libre como, por ejemplo, en el tren.
  • La limpieza es extremadamente fácil y, por lo tanto, muy higiénica.
  • El café recién hecho no contiene residuos de partículas.
  • El contacto breve pero total del café molido con el agua garantiza la máxima extracción de los aromas.
  • La AeroPress original ronda los 30 euros en Amazon.
  • Es perfecta para probar nuevos tuestes.

Sin embargo, en comparación con otros métodos de preparación, la AeroPress también tiene algunas desventajas claras:

  • El café que produce en cada extracción es escaso. Si quieres una cafetera para tu empresa, con la AeroPress el proceso es demasiado laborioso, así que decántate por una cafetera de otro tipo.
  • El hecho de que el material de que está hecha sea 100 % plástico no es óptimo.
  • Los filtros especiales que necesita suponen costes adicionales.
  • Cuesta un poco de tiempo encontrar el método y los ratios de extracción perfectos.

En otras palabras: olvídate de desembalar la AeroPress, ponerte manos a la obra y disfrutar del café de inmediato. No funciona así. Eso sí, si quieres obtener un café especial sin tener que comprar una cafetera cara, hacer café con AeroPress puede resultarte emocionante.

AeroPress: visión general con Arne

¿Necesito accesorios para mi AeroPress?

Por supuesto, el éxito de la AeroPress también ha atraído a imitadores de esta cafetera de la marca Aerobie y ha animado a otros fabricantes a desarrollar accesorios para esta cafetera.

Por ejemplo, han sacado un organizador especial para AeroPress. No tiene mala pinta, pero es completamente innecesario y lo que era un aparato que ocupaba poco acaba convirtiéndose en algo mucho más voluminoso.

También existe la AeroPress Go, cuyo diseño compacto incluye un vasito en el que cabe la propia AeroPress. En teoría, este modelo es ideal para llevar, y es una alternativa interesante para los campistas y trotamundos. La AeroPress Go cuesta más o menos como la original, pero yo aún no la he probado.

Otra cosa es el accesorio Fellow Prismo para AeroPress, que se coloca en lugar del soporte de filtro que viene incluido en la AeroPress original.

Esta válvula accionada por presión, que incluye un filtro permanente de metal, convierte la AeroPress original en una cafetera expreso manual portátil al más puro estilo de la popular Nanopresso by Wacaco (por supuesto, el modelo sin café de cápsulas).

Y es que, como ya sabes, «si bebes café de cápsulas, has perdido el control de tu vida», y esto también se aplica a las cafeteras manuales portátiles.

Sobre si se puede preparar expreso con Aeropress, he probado la válvula Fellow Prismo y la conclusión es que el sabor se vuelve aún más completo y convincente, pero todavía estamos lejos de lo que es un expreso. Nada a favor, nada en contra.

Si te gustaría que tu AeroPress te acompañara en tus aventuras por el mundo, no te olvides de incluir en tu mochila el molinillo de café adecuado.

Personalmente, siempre llevo mi molinillo Comandante conmigo, pero puedo recomendarte el molinillo Porlex Tall como una alternativa económica (y superrobusta).

También hay quienes meten en su mochila una balanza de café, pero no sé qué decirte. Dado que utilizamos un rango de dosificación bastante amplio y que las marcas que trae la AeroPress nos ayudan a saber rápidamente qué cantidad hay en cada sitio, el juicio visual suele ser más que suficiente.

Cafetera de filtro manual o AeroPress: ¿en realidad estamos ante un duelo?

Siempre me preguntáis si el café hecho con cafetera de filtro manual y el café hecho con AeroPress se parecen. Seguro que lo hacéis porque sabéis que soy superfan de la cafetera de filtro manual. En lugar de seguir hablando de ello, he resumido las diferencias más importantes en una tabla.

 Cafetera de filtro manualAeroPress
MétodoFiltrado por goteoInmersión total
Estilo de caféDelicado, aromático, versátilIntenso, aromático, versátil
Precisión necesariaAltaDe baja a intermedia
Costes del equipoMuy bajosBajos
Mayor ventajaExcelente control de los parámetros de infusiónExcelentes opciones de experimentación y personalización
Mayor desventajaEs muy fácil cometer erroresSolo pueden prepararse pequeñas cantidades de café

Solo leyendo el método en el que se circunscribe una y otra cafetera ya queda claro que las cafeteras de filtro manual y las cafeteras AeroPress van por derroteros muy diferentes y, por lo tanto, son difícilmente comparables entre sí.

Aun así, si a ti el café de filtro te resulta demasiado flojo o aburrido, una taza de café hecho con AeroPress te va a hacer, sin lugar a dudas, muy feliz.

No dudes en plantear más preguntas y comentarios, ¡seguro que, a su debido tiempo, también acabarán incluidas en la próxima actualización de esta guía!

Subscribe
Notify of
guest
0 Kommentare
Inline Feedbacks
View all comments
Índice de contenidos