Cómo preparar un café con hielo: recetas y métodos

En invierno, tomar un buen café caliente es un placer. Pero si el termómetro supera los 20 grados, sería genial tener una buena alternativa, no al café, sino a una bebida caliente: ¡café con hielo! Pero ¿cómo preparo un café frío? No debe ser amargo, pero tampoco ácido ni saber a ceniza.

Café y cubitos

En invierno, tomar un buen café caliente es un placer. Pero si el termómetro supera los 20 grados, sería genial tener una buena alternativa, no al café, sino a una bebida caliente: ¡café con hielo! Pero ¿cómo preparo un café frío? No debe ser amargo, pero tampoco ácido ni saber a ceniza.

En este artículo quiero mostrarte cómo preparo un café con hielo con distintos métodos y recetas.

Lo que puedes encontrar en restaurantes y supermercados como «café frío» no suele tener mucho que ver con un café. Suelen tener poco, nada o muy mal café, y ya ni te cuento de la cantidad de azúcar y sustancias artificiales. Incluso las recetas para un caffé frappé suelen venir del mismo infierno normalmente. Azúcar + café instantáneo: no puede ser peor. Mis recetas no contienen azúcar y naturalmente son con café recién molido.


Métodos para preparar un café frío


Te voy a enseñar cómo puedes preparar un café con hielo de diferentes formas: con la prensa francesa, la AeroPress y la cafetera de filtro manual. Yo suelo utilizar normalmente la prensa francesa para preparar un café con hielo, ya que así puedo preparar algo más de cantidad (por ejemplo: si tengo invitados) que con otros métodos. En un café con hielo no me molestan mucho las posibles partículas de café que pueda haber al prepararlo con una prensa de café.

Café con hielo con la prensa francesa


Ya te he contado todo sobre la prensa francesa en muchos artículos. En un café con hielo solo cambia el estado de una parte del agua empleada. Al preparar un café con la prensa de café de 1 l se emplean aprox. 55 g de café molido para un litro de agua caliente. Si viertes ahora el café sobre el hielo, el café se diluirá.

Pero no quieres beber un café aguado, sino uno que tenga cuerpo, que aunque esté frío, aún sea fuerte y aromático. Así que preparas la misma cantidad de café con la prensa francesa, pero solo con 0,5 l de agua. Viertes el resultado sobre 500 g de hielo y ya tienes el perfecto café con hielo para puristas.

Ingredientes para 1 l de café con hielo:

  • 0,5 l de agua caliente,
  • 500 g de cubitos de hielo,
  • 55 g de café molido grueso.

Preparación del café con hielo con la prensa francesa:

  • Moler el café grueso poco antes.
  • Aprox. 55 g de café por litro.
  • Verter 0,5 l de agua caliente, pero no hirviendo (aprox. 95 grados).
  • Remover una vez.
  • Dejar reposar cuatro minutos. Presionar el émbolo.
  • Verter los 0,5 litros de café sobre los 500 g de cubitos de hielo y remover.

Café con hielo con la AeroPress


La AeroPress es de todo menos nueva en Coffeeness. Lo bueno de la AeroPress es que desde el principio ya se consigue un café muy fuerte. Por eso no es fácil que se agüe demasiado rápido, como puede suceder con la cafetera de filtro manual o la prensa francesa.

Yo te recomendaría primero la preparación normal y, en caso de que quieras un café algo más fuerte, aumentar entonces la dosis de café molido. El resultado de la AeroPress se puede verter directamente en la taza o el vaso. Simplemente pon 150 g de hielo en el vaso antes de verter el café recién hecho en él.

Ingredientes para una taza grande:

  • 22 g de café molido,
  • 150 g de cubitos de hielo,
  • agua caliente.

Preparación:

  • Insertar el émbolo de compresión un poco en el cilindro de infusión.
  • Poner al revés las piezas unidas (los números están ahora del revés).
  • Verter de 15 a 22 gramos de café molido en la AeroPress.
  • Colocar un filtro en el soporte de filtro y humedecerlo por completo con agua caliente.
  • Verter agua caliente a 90 grados hasta la marca superior.
  • Remover fuertemente duramente 10 segundos.
  • Dejar reposar otros 30 segundos.
  • Colocar el soporte de filtro con filtro en el cilindro de infusión.
  • Llenar una taza con 150 g de hielo y colocar sobre ella la AeroPress.
  • Presionar lentamente el émbolo de compresión hacia abajo hasta que la junta de caucho casi alcance el café molido.

Café con hielo con la cafetera de filtro manual


Me encanta preparar café con la cafetera de filtro manual. Todas las mañanas preparo café con la cafetera de filtro manual. Pero ¿cómo puedo hacer café con hielo con un café de filtro?

Igual que hago en la prensa francesa, solo utilizo la mitad de agua caliente. Los cubitos de café regularán la intensidad. He visto y leído numerosas veces que muchas personas dejan caer el café directamente sobre los cubitos de hielo en la jarra de café. Yo no soy muy partidario de esto. Mi recomendación es filtrar el café como siempre (solo que con el doble de intensidad) y, cuando termine, verterlo sobre los cubitos de hielo. Opino que con este método el café puede desprender mejor todos sus aromas que si «cae directamente sobre el hielo».

Ingredientes:

  • 150 ml de agua caliente,
  • 150 g de cubitos de hielo,
  • 30 g de café molido.

Preparación:

  • Moler el café poco antes.
  • Doblar la bolsa de filtro por la costura y colocarla en el filtro. Humedecerla con bastante agua, girarla y evacuar el agua.
  • Dejar reposar el agua unos segundos tras su ebullición.
  • Añadir el café molido. Sacudirlo brevemente en el filtro para que se forme una superficie plana. Ahora humedecer poco a poco el café de manera uniforme hasta que esté totalmente mojado, pero el café no debe llegar a nadar en el agua. Ahora dejar reposar un momento. Debe empaparse bien y uniformemente aprox. 30 segundos.
  • Ahora, verter el agua restante lentamente en movimientos circulares hasta que llegue casi al borde del filtro y parar. Si aún queda agua, esperar hasta que el agua del primer paso haya pasado completamente.
  • Verter el café sobre los cubitos de hielo.

Cold brewed coffee


Cold brewed coffee o cold brewed drip coffee es un método de extracción con agua fría. El resultado tiene un sabor extraordinario. De hecho, a menudo me preparo así los cafés fríos.

También escribí un artículo detallado sobre el cold brewed coffee (próximamente en español). Allí puedes averiguar más sobre los distintos métodos para preparar café frío. Hay varias recetas y te explico en detalle lo que necesitas.

Recetas de café con hielo


Ahora ya conoces tres formas para preparar un buen café solo con hielo. Sin calorías, refrescante y perfecto para tomar en la playa en verano. Pero ¿qué otras opciones hay para preparar un caffè latte con hielo u otra bebida? En todas las recetas que te muestro siempre tengo en cuenta dos normas: «cuantos menos ingredientes, mejor» y «nada de sustancias artificiales o azúcar refinado».

Café con leche (caffè latte) y hielo


Nos encanta un buen café con leche, un caffè latte, un macchiato o un capuchino. Pertenezco a los baristas que prepara las bebidas frías sin espuma de leche, por eso no tiene mucho sentido para mí hablar de capuchino o macchiato. Todo depende de la leche, pero un café con leche y hielo se puede preparar con cualquier tipo de leche conocida. Siempre que se pueda, recomiendo utilizar leche entera fresca. Cuanto más grasa tenga la leche, más sabor del expreso podrá soportar.

Ingredientes:

  • 100 g de cubitos de hielo,
  • 250 ml de leche (según el sabor y la tolerancia),
  • un expreso doble.

Quien no tenga una cafetera expreso, puede preparar sin problemas un caffè misto. Para ello se puede emplear café de la cafetera de filtro manual o de la prensa francesa.

Ingredientes:

  • 100 ml de café,
  • 100 ml de leche (según el sabor y la tolerancia),
  • 150 g de cubitos de hielo.

Preparación

  • Preparar un vaso (mejor si estaba dentro del frigorífico).
  • Preparar un expreso doble (o café).
  • Dejar reposar el expreso lo mínimo posible, mezclarlo con hielo y leche (lo mismo se aplica para la variante con café, pero con el expreso urge bastante).

Iced black eye


Es temprano, hace calor y tienes que levantarte. ¿Te sientes cansado y debes espabilarte para el trabajo o el deporte? La solución es un iced black eye, una auténtica bomba de cafeína. Un black eye es un café de filtro con un expreso doble. Sabe bien y espabila. Otra ventaja de la variante fría es que se puede beber rápido.

Ingredientes:

  • 200 g de cubitos de hielo,
  • 150 g de café (de la prensa francesa o la cafetera de filtro manual),
  • un expreso doble.

Preparación

  • Preparar el café.
  • Preparar el expreso doble directamente sobre los cubitos de hielo.
  • Verter el café.

Iced bulletproof coffee


Ya he escrito un largo artículo sobre el bulletproof coffee (próximamente en español). Es una bebida interesante, con mucha energía y muchas calorías. Puedes leer el artículo y conocer las ventajas y desventajas de esta bebida. Aquí solo mencionaré brevemente los ingredientes y cómo se prepara.

Iced bulletproof coffee

Ingredientes:

  • un buen café solo (150 ml, con la intensidad que te comentaba anteriormente),
  • mantequilla de pasto (12 – 24 g),
  • aceite de coco (12 – 24 g),
  • 150 g de cubitos de hielo.

Preparación

  • Preparar el café con una prensa francesa o una cafetera de filtro manual y utilizar dos veces la cantidad de café molido.
  • Añadir la mantequilla de pasto, el aceite de coco y el café en una batidora de vaso y batir bien.
  • Verter la mezcla sobre los cubitos de hielo.

Expreso con hielo


He de reconocer que este punto no merece mucho la pena. El expreso se tiene que preparar únicamente con la cantidad de hielo deseada. Para la mayoría con un cubito de hielo es suficiente. Una buena posibilidad para preparar un ristretto, ya que en él la mezcla con el agua adicional no se nota demasiado.

Café con hielo y helado de vainilla


Reconozco que no soy un experto en helados. Si se tiene el tiempo y los conocimientos, recomiendo siempre hacerlo uno mismo. Procedería como en la receta de café con leche, pero cambiaría parte de la cantidad de cubitos de hielo por helado de vainilla.

Ingredientes:

  • 100 ml de café,
  • 100 ml de leche (según el sabor y la tolerancia),
  • 50 g de cubitos de hielo,
  • 100 g de helado de vainilla.

Preparación

  • Preparar un vaso (mejor si estaba dentro del frigorífico).
  • Preparar un expreso doble (o café).
  • Dejar reposar el expreso lo mínimo posible, mezclarlo con hielo y leche.
  • Primero verter los cubitos de hielo y colocar encima el helado de vainilla.

Consejos y recomendaciones


¿Espuma de leche para una bebida fría?


Ya te he comentado que no pongo espuma de leche en las bebidas frías. Por mí experiencia no combina nada bien con el resto de la bebida, ya que cuando terminas de beber se puede ver en el fondo del vaso como queda ahí sin más pena que gloria. Pero naturalmente me parece bien añadir espuma de leche a todas las bebidas que presento, le da un aspecto perfecto, pero no cambiará nada en el sabor. La nata fresca batida casera puede ser una auténtica delicia (con canela sin azúcar) para aquellos que no tengan miedo a añadirla y perder la figura para el verano con esta bebida refrescante.

¿Qué tipos de café son adecuados para un café con hielo?


Buena pregunta y que nunca es fácil de responder. Básicamente puedo decir que un buen café es aquel que se pueda saborear cuando se haya enfriado. Un buen café también sabe bien frío. Cuando el café sabe ácido una vez se ha enfriado (eso se nota por la cara de amargado que se pone al beberlo), el café es malo y contiene demasiado ácido clorogénico.

Por mi experiencia para esto suelen ser buenos los cafés procesados en húmedo que vienen de distintos países africanos, como Etiopía, Kenia o Tanzania. Estos cafés tienen a menudo una acidez viva y agradable, son muy adecuados para el verano y fríos saben impresionantes (cuando tienen la calidad correspondiente).

La combinación de café con hielo y cítricos


Antes decía que los frappés vienen directamente del infierno. Opino que el azúcar no merece la pena y los aromas artificiales tienen en mí el mismo efecto que un repelente para los mosquitos. Pero ¿dónde queda la diversión y la variedad?

Café con hielo y limón

Tengo una idea: ¡cítricos! El café puede tener un sabor espectacular con limón, kumquat o pomelo. Por supuesto, si son frutas ecológicas mucho mejor. Lo recomiendo encarecidamente para las recetas mencionadas con café puro + hielo. Con leche es difícil de combinar. Los cafés africanos que mencionaba anteriormente son perfectos para esto. En cualquier caso, primero deberías probar. Puede suceder que la combinación sea estupenda, pero también que sepa a hierba.

Tienes dos opciones, o bien añades unas gotas de zumo, por ejemplo, de un limón en el café con hielo ya terminado, o bien comes la fruta (entonces mejor que sea un kumquat o un pomelo) tomando el café. ¡Riquísimo! Ya tienes la bebida baja en calorías perfecta para llevarte a la playa.

Espero que hayas leído alguna novedad interesante en este artículo y estaría bien saber cómo tomas tu café frío o si ya has probado alguna de mis recetas de café con hielo. Me encantará leer tus comentarios.

2 comentarios

    Muy buen artículo. Bien expresado y fácil de entender. Para apuntar.

    Responder

    ¡Mil gracias, Luna! Me alegro de que te haya gustado y te haya resultado de ayuda 🙂

    Responder

¡Envíame tus comentarios! Ya sabes que me encanta leerte.

Índice de contenidos